/ sábado 4 de marzo de 2017

María Espinoza es duda para Campeonato Mundial de Muju

La triple medallista olímpica María Espinoza no confirmó su participación en el Campeonato Mundial de Muju, Corea del Sur, a desarrollarse del 24 a 30 de junio, esto antes de partir al campamento que realizará en Seúl, junto al equipo nacional integrado por 22 exponentes de primera fuerza y juveniles.

María ya perdió la cuenta de sus visitas a Corea del Sur, pero en su calidad de capitana de la escuadra tricolor, no sólo va a conocer a sus futuras rivales del ciclo olímpico, sino a apoyar con su experiencia a sus nuevos compañeros preselecciondos.

La sinaloense es la mayor del equipo mexicano con 29 años y tres Juegos Olímpicos en su haber.  Va a Corea del Sur con la mentalidad de aprender, a diferencia del pasado no se presiona en los entrenamientos, y conforme vaya evolucionando tomará la decisión de asistir o no al Mundial de Muju.

María tiene una preparación personalizada, un proceso más lento en relación a sus compañeros, “si es la misma exigencia, pero no hay ese apuro de competir, de colocarme en la clasificación, me preparo por cualquier cosa, inclusive si voy o no al Mundial”.

De acuerdo a los planes del cuerpo técnico y la Federación se realizan dos Campeonatos Nacionales en el año, porque siempre hay generaciones que quieren colocarse en el equipo nacional, para ellos son muy peleados los lugares y es bueno tener competencia.

Lo más importante para la selección en Corea es tomar el ritmo de combate, porque muchos no asistieron al Abierto de Estados Unidos. Van con la idea de adecuarse al nuevo reglamento y tener el roce internacional en esta etapa de la preparación.

En el aeropuerto internacional Benito Juárez, el equipo de taekwondo se distingue además del uniforme, por sus caretas a la espalda. No las llevan dentro del equipaje, porque se maltrata.

La triple medallista olímpica María Espinoza no confirmó su participación en el Campeonato Mundial de Muju, Corea del Sur, a desarrollarse del 24 a 30 de junio, esto antes de partir al campamento que realizará en Seúl, junto al equipo nacional integrado por 22 exponentes de primera fuerza y juveniles.

María ya perdió la cuenta de sus visitas a Corea del Sur, pero en su calidad de capitana de la escuadra tricolor, no sólo va a conocer a sus futuras rivales del ciclo olímpico, sino a apoyar con su experiencia a sus nuevos compañeros preselecciondos.

La sinaloense es la mayor del equipo mexicano con 29 años y tres Juegos Olímpicos en su haber.  Va a Corea del Sur con la mentalidad de aprender, a diferencia del pasado no se presiona en los entrenamientos, y conforme vaya evolucionando tomará la decisión de asistir o no al Mundial de Muju.

María tiene una preparación personalizada, un proceso más lento en relación a sus compañeros, “si es la misma exigencia, pero no hay ese apuro de competir, de colocarme en la clasificación, me preparo por cualquier cosa, inclusive si voy o no al Mundial”.

De acuerdo a los planes del cuerpo técnico y la Federación se realizan dos Campeonatos Nacionales en el año, porque siempre hay generaciones que quieren colocarse en el equipo nacional, para ellos son muy peleados los lugares y es bueno tener competencia.

Lo más importante para la selección en Corea es tomar el ritmo de combate, porque muchos no asistieron al Abierto de Estados Unidos. Van con la idea de adecuarse al nuevo reglamento y tener el roce internacional en esta etapa de la preparación.

En el aeropuerto internacional Benito Juárez, el equipo de taekwondo se distingue además del uniforme, por sus caretas a la espalda. No las llevan dentro del equipaje, porque se maltrata.