/ sábado 4 de febrero de 2017

Un proyecto muy Gallo con Jaime Lozano

Renovación en el futbol mexicano. El término es utilizado frecuentemente en cuanto se habla de plantillas y jugadores. Sin embargo, parece que la baraja de técnicos en la Liga MX empieza a apuntar a esto, y como ejemplo se encuentra la designación de Jaime Lozano en Querétaro tras la salida de Víctor Manuel Vucetich.

Pese a la poca experiencia que se pueda tener del “Jimmy”, el presidente deportivo de los Gallos Blancos, Joaquín Beltrán, resaltó la confianza que tienen en este nuevo proyecto, el cual no sólo está enfocado en Lozano, ya que también quieren encaminarse a ser una institución generadora de sus propios futbolistas.

“Se hizo una restructuración en las fuerzas básicas y afortunadamente muchos jugadores han ido creciendo y parte fundamental es generar nuestros propios elementos. Jaime (Lozano) y Gerardo (Galindo) llevan rato trabajando en fuerzas básicas, lo han hecho muy bien la formación de futbolistas”, expuso el directivo, y añadió que “no dudamos en tomar esta apuesta porque estamos convencidos que Jaime está preparado al 100 por ciento, conoce el plantel de Primera y a los jóvenes de club. Es una decisión pensada”.

Aunado a esto, el “Capi” fue claro al mencionar que “la juventud no está peleada con la capacidad”, ya que en Lozano ve a un entrenador sumamente preparado y listo para tomar las riendas del cuadro queretano.

“Estamos convencidos, hemos seguido el trabajo que lleva Jaime con nosotros en poco más de dos años. Tiene una gran preparación, y es cierto que no se puede dejar de lado, pero le confiamos que el club va a repuntar”, explicó.

Para concluir, Beltrán reiteró que la confianza en su nuevo cuerpo técnico es total y gracias a la relación que tiene con Lozano y su asistente Gerardo Galindo desde que eran compañeros  en Pumas, la comunicación será abierta y fluida, además de que jerárquicamente mantendrá una exigencia constante.

“La confianza es al 100 por ciento, más allá de los puestos, por supuesto coincidimos en la filosofía de trabajo, en lo que queremos para los Gallos Blancos, y el diálogo será fluido, será amplio, de frente, con las cosas que se tengan que decir; mi labor es sugerir, cuestionar, exigir, así ha sido mi trato, el cual será de ahora en adelante por el beneficio de la institución”, concluyó.

Renovación en el futbol mexicano. El término es utilizado frecuentemente en cuanto se habla de plantillas y jugadores. Sin embargo, parece que la baraja de técnicos en la Liga MX empieza a apuntar a esto, y como ejemplo se encuentra la designación de Jaime Lozano en Querétaro tras la salida de Víctor Manuel Vucetich.

Pese a la poca experiencia que se pueda tener del “Jimmy”, el presidente deportivo de los Gallos Blancos, Joaquín Beltrán, resaltó la confianza que tienen en este nuevo proyecto, el cual no sólo está enfocado en Lozano, ya que también quieren encaminarse a ser una institución generadora de sus propios futbolistas.

“Se hizo una restructuración en las fuerzas básicas y afortunadamente muchos jugadores han ido creciendo y parte fundamental es generar nuestros propios elementos. Jaime (Lozano) y Gerardo (Galindo) llevan rato trabajando en fuerzas básicas, lo han hecho muy bien la formación de futbolistas”, expuso el directivo, y añadió que “no dudamos en tomar esta apuesta porque estamos convencidos que Jaime está preparado al 100 por ciento, conoce el plantel de Primera y a los jóvenes de club. Es una decisión pensada”.

Aunado a esto, el “Capi” fue claro al mencionar que “la juventud no está peleada con la capacidad”, ya que en Lozano ve a un entrenador sumamente preparado y listo para tomar las riendas del cuadro queretano.

“Estamos convencidos, hemos seguido el trabajo que lleva Jaime con nosotros en poco más de dos años. Tiene una gran preparación, y es cierto que no se puede dejar de lado, pero le confiamos que el club va a repuntar”, explicó.

Para concluir, Beltrán reiteró que la confianza en su nuevo cuerpo técnico es total y gracias a la relación que tiene con Lozano y su asistente Gerardo Galindo desde que eran compañeros  en Pumas, la comunicación será abierta y fluida, además de que jerárquicamente mantendrá una exigencia constante.

“La confianza es al 100 por ciento, más allá de los puestos, por supuesto coincidimos en la filosofía de trabajo, en lo que queremos para los Gallos Blancos, y el diálogo será fluido, será amplio, de frente, con las cosas que se tengan que decir; mi labor es sugerir, cuestionar, exigir, así ha sido mi trato, el cual será de ahora en adelante por el beneficio de la institución”, concluyó.