/ viernes 24 de junio de 2022

Todo se volvió negro: nadadora habla sobre el momento antes de desmayarse en una piscina

Anita Álvarez competía en el Campeonato Mundial de Natación cuando perdió el conocimiento dentro de la piscina

Anita Álvarez, la nadadora que le dio la vuelta al mundo luego de desmayarse en plena competencia, comentó en una entrevista con el medio El País que "todo se volvió negro" antes de que se hundiera al fondo de la piscina.

"No. Solo sentí que estaba dejando todo en la piscina", afirmó la competidora de nado sincronizado, de 25 años, al ser preguntada sobre si se dio cuenta de que estaba llegando a su límite.

Te puede interesar: En Debate | Nadadoras transexuales

"En la última figura, donde tengo que despedirme levantando un brazo, me recuerdo pensando: '¡Empuja ese brazo! ¡No abandones ahora! ¡Dalo todo hasta el último segundo!'", afirmó en la entrevista que publica este viernes el diario español.

"En el pasado he sentido que me desvanecía. Esta vez creo que estaba muy conectada mentalmente, tan metida en mi papel, viviendo el momento tan intensamente, que estaba realmente disfrutando de mi actuación. Seguí, seguí, seguí…", relató la nadadora estadounidense.

"En esta rutina me encontraba genial, tan cansada como siempre pero disfrutando. Y cuando sentí que por fin podía permitirme relajarme fue cuando todo se volvió negro", explicó.

"No recuerdo nada más", añadió Álvarez, que se quedó desmayada en la piscina, a la que saltó su entrenadora, Andrea Fuentes, para sacarla del agua.

La nadadora afirmó que "al principio me "chocaron" las fotos de su rescate en el fondo de la piscina, pero "después me lo tomé con calma".

"Ahora pienso que las fotos son hermosas de alguna manera. Verme ahí abajo en el agua, tan en paz, tan en silencio, y ver a Andrea bajando con su brazo extendido intentando alcanzarme, como una superheroína…", afirmó.

"En las fotos parece todo muy natural, aunque coger a una persona del fondo de una piscina y levantarla hacia la superficie es muy difícil", explica.

Pese a lo ocurrido, Álvarez está dispuesta a seguir compitiendo con su equipo.

"Siento mi cuerpo totalmente normal. Es algo que ya me ha ocurrido", afirma, en referencia a algunos desmayos esporádicos anteriores. "Descansas y al día siguiente vuelves al agua. Tienes que hacerlo así para no cargar tu cabeza de miedo", afirmó.

"Quiero terminar esta competición, que ha sido la mejor de Estados Unidos en mucho tiempo. Estoy muy contenta con mi solo, y ahora no quiero faltar al compromiso con mi equipo en la final del libre. Quiero acabar con la cabeza alta", concluyó.

Estados Unidos participa este viernes en la final del ejercicio libre por equipos en el Mundial de Natación de Budapest

Anita Álvarez, la nadadora que le dio la vuelta al mundo luego de desmayarse en plena competencia, comentó en una entrevista con el medio El País que "todo se volvió negro" antes de que se hundiera al fondo de la piscina.

"No. Solo sentí que estaba dejando todo en la piscina", afirmó la competidora de nado sincronizado, de 25 años, al ser preguntada sobre si se dio cuenta de que estaba llegando a su límite.

Te puede interesar: En Debate | Nadadoras transexuales

"En la última figura, donde tengo que despedirme levantando un brazo, me recuerdo pensando: '¡Empuja ese brazo! ¡No abandones ahora! ¡Dalo todo hasta el último segundo!'", afirmó en la entrevista que publica este viernes el diario español.

"En el pasado he sentido que me desvanecía. Esta vez creo que estaba muy conectada mentalmente, tan metida en mi papel, viviendo el momento tan intensamente, que estaba realmente disfrutando de mi actuación. Seguí, seguí, seguí…", relató la nadadora estadounidense.

"En esta rutina me encontraba genial, tan cansada como siempre pero disfrutando. Y cuando sentí que por fin podía permitirme relajarme fue cuando todo se volvió negro", explicó.

"No recuerdo nada más", añadió Álvarez, que se quedó desmayada en la piscina, a la que saltó su entrenadora, Andrea Fuentes, para sacarla del agua.

La nadadora afirmó que "al principio me "chocaron" las fotos de su rescate en el fondo de la piscina, pero "después me lo tomé con calma".

"Ahora pienso que las fotos son hermosas de alguna manera. Verme ahí abajo en el agua, tan en paz, tan en silencio, y ver a Andrea bajando con su brazo extendido intentando alcanzarme, como una superheroína…", afirmó.

"En las fotos parece todo muy natural, aunque coger a una persona del fondo de una piscina y levantarla hacia la superficie es muy difícil", explica.

Pese a lo ocurrido, Álvarez está dispuesta a seguir compitiendo con su equipo.

"Siento mi cuerpo totalmente normal. Es algo que ya me ha ocurrido", afirma, en referencia a algunos desmayos esporádicos anteriores. "Descansas y al día siguiente vuelves al agua. Tienes que hacerlo así para no cargar tu cabeza de miedo", afirmó.

"Quiero terminar esta competición, que ha sido la mejor de Estados Unidos en mucho tiempo. Estoy muy contenta con mi solo, y ahora no quiero faltar al compromiso con mi equipo en la final del libre. Quiero acabar con la cabeza alta", concluyó.

Estados Unidos participa este viernes en la final del ejercicio libre por equipos en el Mundial de Natación de Budapest

CDMX

CNTE ahorcará la CDMX: estos son los bloqueos que realizarán los maestros el 28 de mayo

Las protestas de los maestros de la CNTE comenzarán desde las 9 de la mañana

Metrópoli

Incendio consume oficinas en avenida Patriotismo, alcaldía Miguel Hidalgo

El incendio se originó en una estación eléctrica de la colonia Escandón

Finanzas

Aeroméxico suspende los vuelos entre CDMX y Ecuador; esto puedes hacer

Desde abril, cuando México rompió relaciones diplomáticas con Ecuador, Aeroméxico disminuyó el número de vuelos que salían a ese país

Mundo

Las imágenes son horribles, dice la ONU sobre ataque de Israel a campo de desplazados en Gaza

Volker Türk, el jefe de Derechos Humanos de la ONU, pidió que Israel cumpla con la orden de la Corte Internacional de Justicia y que detenga su ofensiva militar en Gaza

CDMX

La Comar ya no se mudará a la Anzures y busca otras opciones

Desde el domingo, vecinos de la colonia Verónica Anzures realizaron una protesta para que la Comar no mude a esa zona sus oficinas de atención a migrantes