/ viernes 2 de junio de 2017

Aplauden en avión a corredor rarámuri por su triunfo en Francia

La voz de la sobrecargo del vuelo 292 de Aeroméxico sorprendióa los pasajeros instalados para hacer su viaje a la ciudad deChihuahua el pasado lunes 29. “Señores pasajeros, para nosotros,como tripulación de este vuelo, es un honor comentarles quetenemos como pasajero distinguido a un mexicano que viene deEuropa, donde representó a México en un maratón de más de cienkilómetros.

“Me enorgullece -dijo con voz emocionada la jefa desobrecargos- que nos acompaña un mexicano ejemplar, que corre esasdistancias sin tenis, sólo con su atuendo de su raza y sussandalias, por lo cual les pido un fuerte aplauso a nuestrodistinguido pasajero”.

Así fue como recibieron en el avión de Aeroméxico a SilvinoCubésare, en su regreso a su tierra natal.

Corredor desde niño

“Francia tiene mucho tráfico, pero no está tan bonito comoCosta Rica o Japón”, señala Silvino Cubésare, indígena de laetnia rarámuri, originario de Huisuchi, en Batopilas, quien elpasado viernes compitió en la Ultimate Race Marsielle 2017, enFrancia, quedando en sexto lugar en la carrera de los 65kilómetros, y el primero en la categoría Máster.

El indígena de la Sierra Tarahumara comenzó a correr desde queera un niño, participaba en la carrera de La Bola, que organizabanlos adultos en la localidad de Huisuchi, pero fue hasta los 16años cuando comenzó a ganar por medio de este juego, por lo quede ahí decidió que ganaría dinero a través de las carreras.

A los 16 años ya formaba parte de las carreras de adultos,donde competían por dinero, animales y maíz, “empecé a ganardinero por las carreras, entonces comencé a soñar que un díacompetiría en carreras grandes, pero nunca pensé que viajaría aotros países, y menos que me subiría a un avión grande, esos queveía pasar desde mi casa”, cuenta Silvino.

Foto: El Heraldo de Chihuahua

Su primera carrera importante fue en el 2002, en elUltramaratón de los Cañones en el municipio de Guachochi, la cualno terminó porque no tenía la condición; al siguiente añovolvió a inscribirse y quedó en el tercer lugar, ahí fue cuandocomenzó a ganar dinero por medio de los ultramatarones, volviendoestas competencias en su modo de vida.

Ha participado en los ultramaratones de Caballo Blanco y el deLos Cañones en innumerables ocasiones, obteniendo los primeroslugares, ganando tanta fama que decidieron invitarlo a participaren carreras de largas distancia fuera del país, siendo Austria, enEuropa, el primer lugar donde viajó fuera.

“Era como un sueño subirme a un avión grande, los veíapasar por el cielo desde mi casa (Huisuchi), no me hubieraimaginado que iría a otro país en ellos”, señala SilvinoCubésare, quien gracias a su talento ha viajado a Asia, Américadel Sur y Europa.

Dentro de los ultramaratones, a los cuales ha sido invitado, leha tocado viajar una vez a Brasil, una vez a Austria, una vez aJapón, tres veces a España, una vez a Francia y dos veces a CostaRica. Recientemente los invitaron a participar en las 100 millas enel Desierto de Atacama, en Chile, pero no aceptó debido a queguarda energía para el Ultramaratón de los Cañones, enGuachochi.

“Los lugares que más me han gustado de los que conozco son:Japón, Costa Rica y Austria, me gustan cómo se ven, verdes y conmucha lluvia”, indica Silvino, orgulloso de haber logrado tantoen su vida, cumplir sus sueños de correr en ultramaratones y darleese extra con los viajes.

Al menos cinco años más, Silvino piensa dedicarse a losultramaratones, ya que de ahí paga los estudios de sus hijos ymantiene a la familia, se dedica también a la siembra de maíz,pero la mayor ganancia sale de las competencias.

“Me fui a la buena de Dios a la carrera de Francia”:Silvino.

Respecto a su preparación para la carrera Ultimate RaceMarsielle 2017, en Marsella, Francia, Silvino admite que no sepreparó, ya que estaba sembrando maíz y ayudaba a sus hermanos asembrar, por lo que se fue a la buena de Dios a dar lo mejor de síen el Ultramaratón.

La Ultimate Race Marsielle 2017 constaba de la categoría de los131 kilómetros y los 65, pero Silvino no quiso participar en los131 debido a que quiere guardar energía para el Ultramaratón delos Cañones, en Guachochi, el próximo mes de julio.

Señaló que esta carrera estuvo muy pesada, debido a que teníamuchas subidas y bajadas por terrenos muy accidentados, con muchaspiedras y lajas, caminos que no está acostumbrado, aun así logróun sexto puesto general, un primer sitio en la categoría de los 35a 40 años, esto aunado a que se perdió en el trayecto.

“Me gustó mucho el paisaje de la carrera, montañas a laorilla del mar, estuve tentado a participar en los 131 kilómetros,porque Miguel Lara (otro competidor rarámuri) no quería correr denoche y solo, pero quiero guardar energía, además estoy malo deun pie, tanto que necesito hacerme una radiografía”, señalóSilvino, quien desde hace medio año tiene problemas en su piederecho y no ha descansado como el doctor le ha sugerido.

“No puedo dejar de moverme, aparte de que no me gusta estar enun solo lugar, tengo que trabajar, tengo que sembrar y participaren las carreras, de ahí sale para mantener la casa, la familia,los estudios de los hijos y poder levantar una casa en Huisuchi”,señaló el ultramaratonista.

La familia de Silvino

El corredor internacional, quien ya es abuelo, tiene cincohijos: Eleazar y Elizabeth, quienes estudian segundo y primero desecundaria, respectivamente; los pequeños Aristeo y Víctor,quienes estudian quinto y primero de primaria; y su hija mayor Luz,quien ya es casada y tiene un bebé de año y medio.

“Mi familia quiere que pase días con ellos, me dicen que sipor qué viajo tanto, pero tengo que buscar el dinero para susestudios”, señaló Silvino, quien se está uno días enGuachochi, donde estudian sus hijos y otros tantos días enHuisuchi, donde está su casa.

Foto: El Heraldo de Chihuahua

“Ahorita estoy levantando otra casa en Huisuchi, es de adobe ymaterial, quiero que sea muy grande, de seis cuartos, porque vienemucha gente a visitarme y a hacerme entrevistas y no tengo dóndese queden”, cuenta Silvino, quien trabaja en este proyecto.

El lunes por la noche arribó a la ciudad de Chihuahua desdeFrancia, ayer por la tarde viajó hasta Guachochi para estar un parde días con su esposa y sus hijos y después de eso, volverá a surancho natal, Huisuchi, a ver la siembra y seguirle a laconstrucción de la casa.

Además de estos trabajos, tiene pendiente por hacer 70 pares dehuaraches, mismos que enviará a Nueva York, en Estados Unidos, sonotros de los trabajos que realiza para ganar dinero, “cuando nogano muchas carreras, agarro como 25 mil pesos al año, y con esedinero tengo que sembrar, mantener a la familia, pagar los estudiosy comprar material para la casa”, señaló Silvino.

A los 44 años aproximadamente, Silvino piensa retirarse de lascarreras, señala que aunque aún tiene la condición y que graciasa los ultramaratones mantiene a su familia, las lesiones yacomienzan a molestarle, ya que desde hace seis meses tiene un doloren el pie que no se le ha quitado y con el paso de los años, loslugares en las carreras irán bajando, y como su única meta decorrer es ganar dinero para su familia, no tendría caso seguir sino hay ganancia.

“Antes de irme a Francia fui con un doctor particular y mepuso una inyección para el dolor, me dijo que tenía que sacarmeunos rayos X, en Guachochi lo voy a hacer, como ando de arriba paraabajo ni tiempo le he dedicado, además pienso que se me va aquitar el dolor, pero sólo se va por ratos”, detalla el atleta,quien aunque tiene el Seguro Popular, dice que en esta ocasión nolo utilizó, ya que necesitaba el remedio inmediato para podercorrer en Marsella, Francia.

“Ya fui lo que quise ser, me soñaba en las carreras desdeniño y participé en las carrera de bola, participé en losultramaratones, y viajé a otras parte del mundo”, presumeSilvino, mientras muestra su pasaporte con los diferentes sellos delas fronteras que ha cruzado.

/afa

La voz de la sobrecargo del vuelo 292 de Aeroméxico sorprendióa los pasajeros instalados para hacer su viaje a la ciudad deChihuahua el pasado lunes 29. “Señores pasajeros, para nosotros,como tripulación de este vuelo, es un honor comentarles quetenemos como pasajero distinguido a un mexicano que viene deEuropa, donde representó a México en un maratón de más de cienkilómetros.

“Me enorgullece -dijo con voz emocionada la jefa desobrecargos- que nos acompaña un mexicano ejemplar, que corre esasdistancias sin tenis, sólo con su atuendo de su raza y sussandalias, por lo cual les pido un fuerte aplauso a nuestrodistinguido pasajero”.

Así fue como recibieron en el avión de Aeroméxico a SilvinoCubésare, en su regreso a su tierra natal.

Corredor desde niño

“Francia tiene mucho tráfico, pero no está tan bonito comoCosta Rica o Japón”, señala Silvino Cubésare, indígena de laetnia rarámuri, originario de Huisuchi, en Batopilas, quien elpasado viernes compitió en la Ultimate Race Marsielle 2017, enFrancia, quedando en sexto lugar en la carrera de los 65kilómetros, y el primero en la categoría Máster.

El indígena de la Sierra Tarahumara comenzó a correr desde queera un niño, participaba en la carrera de La Bola, que organizabanlos adultos en la localidad de Huisuchi, pero fue hasta los 16años cuando comenzó a ganar por medio de este juego, por lo quede ahí decidió que ganaría dinero a través de las carreras.

A los 16 años ya formaba parte de las carreras de adultos,donde competían por dinero, animales y maíz, “empecé a ganardinero por las carreras, entonces comencé a soñar que un díacompetiría en carreras grandes, pero nunca pensé que viajaría aotros países, y menos que me subiría a un avión grande, esos queveía pasar desde mi casa”, cuenta Silvino.

Foto: El Heraldo de Chihuahua

Su primera carrera importante fue en el 2002, en elUltramaratón de los Cañones en el municipio de Guachochi, la cualno terminó porque no tenía la condición; al siguiente añovolvió a inscribirse y quedó en el tercer lugar, ahí fue cuandocomenzó a ganar dinero por medio de los ultramatarones, volviendoestas competencias en su modo de vida.

Ha participado en los ultramaratones de Caballo Blanco y el deLos Cañones en innumerables ocasiones, obteniendo los primeroslugares, ganando tanta fama que decidieron invitarlo a participaren carreras de largas distancia fuera del país, siendo Austria, enEuropa, el primer lugar donde viajó fuera.

“Era como un sueño subirme a un avión grande, los veíapasar por el cielo desde mi casa (Huisuchi), no me hubieraimaginado que iría a otro país en ellos”, señala SilvinoCubésare, quien gracias a su talento ha viajado a Asia, Américadel Sur y Europa.

Dentro de los ultramaratones, a los cuales ha sido invitado, leha tocado viajar una vez a Brasil, una vez a Austria, una vez aJapón, tres veces a España, una vez a Francia y dos veces a CostaRica. Recientemente los invitaron a participar en las 100 millas enel Desierto de Atacama, en Chile, pero no aceptó debido a queguarda energía para el Ultramaratón de los Cañones, enGuachochi.

“Los lugares que más me han gustado de los que conozco son:Japón, Costa Rica y Austria, me gustan cómo se ven, verdes y conmucha lluvia”, indica Silvino, orgulloso de haber logrado tantoen su vida, cumplir sus sueños de correr en ultramaratones y darleese extra con los viajes.

Al menos cinco años más, Silvino piensa dedicarse a losultramaratones, ya que de ahí paga los estudios de sus hijos ymantiene a la familia, se dedica también a la siembra de maíz,pero la mayor ganancia sale de las competencias.

“Me fui a la buena de Dios a la carrera de Francia”:Silvino.

Respecto a su preparación para la carrera Ultimate RaceMarsielle 2017, en Marsella, Francia, Silvino admite que no sepreparó, ya que estaba sembrando maíz y ayudaba a sus hermanos asembrar, por lo que se fue a la buena de Dios a dar lo mejor de síen el Ultramaratón.

La Ultimate Race Marsielle 2017 constaba de la categoría de los131 kilómetros y los 65, pero Silvino no quiso participar en los131 debido a que quiere guardar energía para el Ultramaratón delos Cañones, en Guachochi, el próximo mes de julio.

Señaló que esta carrera estuvo muy pesada, debido a que teníamuchas subidas y bajadas por terrenos muy accidentados, con muchaspiedras y lajas, caminos que no está acostumbrado, aun así logróun sexto puesto general, un primer sitio en la categoría de los 35a 40 años, esto aunado a que se perdió en el trayecto.

“Me gustó mucho el paisaje de la carrera, montañas a laorilla del mar, estuve tentado a participar en los 131 kilómetros,porque Miguel Lara (otro competidor rarámuri) no quería correr denoche y solo, pero quiero guardar energía, además estoy malo deun pie, tanto que necesito hacerme una radiografía”, señalóSilvino, quien desde hace medio año tiene problemas en su piederecho y no ha descansado como el doctor le ha sugerido.

“No puedo dejar de moverme, aparte de que no me gusta estar enun solo lugar, tengo que trabajar, tengo que sembrar y participaren las carreras, de ahí sale para mantener la casa, la familia,los estudios de los hijos y poder levantar una casa en Huisuchi”,señaló el ultramaratonista.

La familia de Silvino

El corredor internacional, quien ya es abuelo, tiene cincohijos: Eleazar y Elizabeth, quienes estudian segundo y primero desecundaria, respectivamente; los pequeños Aristeo y Víctor,quienes estudian quinto y primero de primaria; y su hija mayor Luz,quien ya es casada y tiene un bebé de año y medio.

“Mi familia quiere que pase días con ellos, me dicen que sipor qué viajo tanto, pero tengo que buscar el dinero para susestudios”, señaló Silvino, quien se está uno días enGuachochi, donde estudian sus hijos y otros tantos días enHuisuchi, donde está su casa.

Foto: El Heraldo de Chihuahua

“Ahorita estoy levantando otra casa en Huisuchi, es de adobe ymaterial, quiero que sea muy grande, de seis cuartos, porque vienemucha gente a visitarme y a hacerme entrevistas y no tengo dóndese queden”, cuenta Silvino, quien trabaja en este proyecto.

El lunes por la noche arribó a la ciudad de Chihuahua desdeFrancia, ayer por la tarde viajó hasta Guachochi para estar un parde días con su esposa y sus hijos y después de eso, volverá a surancho natal, Huisuchi, a ver la siembra y seguirle a laconstrucción de la casa.

Además de estos trabajos, tiene pendiente por hacer 70 pares dehuaraches, mismos que enviará a Nueva York, en Estados Unidos, sonotros de los trabajos que realiza para ganar dinero, “cuando nogano muchas carreras, agarro como 25 mil pesos al año, y con esedinero tengo que sembrar, mantener a la familia, pagar los estudiosy comprar material para la casa”, señaló Silvino.

A los 44 años aproximadamente, Silvino piensa retirarse de lascarreras, señala que aunque aún tiene la condición y que graciasa los ultramaratones mantiene a su familia, las lesiones yacomienzan a molestarle, ya que desde hace seis meses tiene un doloren el pie que no se le ha quitado y con el paso de los años, loslugares en las carreras irán bajando, y como su única meta decorrer es ganar dinero para su familia, no tendría caso seguir sino hay ganancia.

“Antes de irme a Francia fui con un doctor particular y mepuso una inyección para el dolor, me dijo que tenía que sacarmeunos rayos X, en Guachochi lo voy a hacer, como ando de arriba paraabajo ni tiempo le he dedicado, además pienso que se me va aquitar el dolor, pero sólo se va por ratos”, detalla el atleta,quien aunque tiene el Seguro Popular, dice que en esta ocasión nolo utilizó, ya que necesitaba el remedio inmediato para podercorrer en Marsella, Francia.

“Ya fui lo que quise ser, me soñaba en las carreras desdeniño y participé en las carrera de bola, participé en losultramaratones, y viajé a otras parte del mundo”, presumeSilvino, mientras muestra su pasaporte con los diferentes sellos delas fronteras que ha cruzado.

/afa

Sociedad

Dirección de Aeronáutica Civil aclara sobre causas de avionazo en Cuba

La compañía mexicana Aerolíneas Damojh (Global Air) informó que se revisaron las cajas negras y concluyeron que se debió a un error en el despegue

Finanzas

Recibirán liquidación siete mil empleados de Mexicana de Aviación

El monto del acuerdo proviene de la venta de nueve aviones y 20 motores de aeronaves que equivalen a poco más de 11 millones de dólares

Sociedad

Localizan fuente radiactiva robada en Álvaro Obregón; levantan alerta

Aproximadamente a la 12:00 horas, el representante legal de la empresa recibió una llamada anónima para informarle del hallazgo del contenedor

Justicia

Procuraduría de Colima niega muerte de "Simón el Americano"

La aclaración surge después de que medios de comunicación, informaran que el Gobierno del Estado de Colima, confirmaba la muerte del exlíder de autodefensas

Finanzas

Recibirán liquidación siete mil empleados de Mexicana de Aviación

El monto del acuerdo proviene de la venta de nueve aviones y 20 motores de aeronaves que equivalen a poco más de 11 millones de dólares

Mundo

Uber bajo la lupa en EU por casos de discriminación de género

De acuerdo con el medio estadounidense The Wall Street Journal la compañía tiene una serie de averiguaciones federales

OMG!

Alejandro Fernández y Los Tigres del Norte apoyarán a "dreamers"

Durante sus presentaciones habrá asientos reservados para esos jóvenes que ingresaron de manera ilegal a EU cuando eran niños y que ahora enfrentan un futuro incierto por las políticas del presidente Donald Trump

CDMX

Claudia Sheinbaum presentará este domingo a su gabinete

Su equipo estará conformado por especialistas que vienen de la academia y personas que tienen experiencia en el servicio público

Sociedad

Localizan fuente radiactiva robada en Álvaro Obregón; levantan alerta

Aproximadamente a la 12:00 horas, el representante legal de la empresa recibió una llamada anónima para informarle del hallazgo del contenedor