/ miércoles 24 de mayo de 2017

Sergio Checo Pérez, en el GP de Mónaco

Estos 25, 27 y 28 de mayo se disputa la sexta ronda del Campeonato del Mundo de Fórmula Uno con el denominado Gran Premio de Mónaco, la carrera más prestigiosa y de mayor glamour de la máxima categoría, y a la que arribará el mexicano Sergio Pérez Mendoza en pos de otro podio, tras conseguirlo el pasado año.

Con racha a cuestas de 15 Grandes Premios puntuando, la cual comenzó la pasada temporada con el GP alemán, el originario de Jalisco, México, apunta sus baterías al Principado de Mónaco y su sinuoso trazado callejero, buscando no solamente hilar un top-10 más a su cuenta, sino coadyuvar a su equipo, el Force India y sello Claro-Telmex-Telcel-Infinitum, a incrementar los puntos y estar en posición de pelear por el tercer lugar del Mundial de Constructores.

El pasado año Pérez, quien había salido séptimo en esa sexta ronda puntuable del Campeonato del Mundo de F1 2016, aprovechó al máximo la estrategia y la administración de las llantas para colocarse desde el primer tercio de carrera en la tercera posición, sitio que pudo conservar hasta al final del Gran Premio monegasco de 78 vueltas al circuito urbano de 3.337 kilómetros de extensión.

De modo que Sergio Pérez Mendoza va con toda la intención de seguir avanzando en el clasificador del Mundial de Pilotos, donde por ahora se ubica séptimo con 34 puntos, empezando las práctica libres 1 y 2 el día jueves “como ya es tradición en el Principado- y reanudándose las acciones el sábado con la práctica 3 y la calificación, y ya el domingo 28 el Gran Premio pactado a 78 giros al trazado de 3.337 kilómetros de largo.

Por lo pronto, Checo ya apostó en la estrategia de llantas, al escoger 10 juegos de neumáticos ultra blandos, dos de súper blandos y uno de blandos.

Checo Pérez: “Cuando se piensa en la Fórmula Uno, se piensa en Mónaco. Es la carrera más importante y la que todos queremos ganar. Cuando era un niño, soñé pilotar por las famosas calles y todavía me siento emocionado cada año que corro allá. Terminar en el podio el año pasado muestra que todo es posible en esta carrera única y cumbre de la temporada.

“Mónaco es mi pista favorita porque es el mayor desafío. Creo que la contribución del piloto es mayor en comparación con otras pistas. No hay espacio para errores y hay que tomar pequeños riesgos para encontrar un rendimiento extra. Es una prueba de concentración durante casi dos horas, por ello es una carrera tan difícil.

“Las mejores partes de la vuelta son las secciones rápidas. La Piscina es impresionante porque llevamos mucha velocidad y tienes que ser muy preciso en los bordillos. El Casino también es muy rápido y con estos autos será todo un reto. No hay lugar para el error, de modo que debes tener cuidado de que el coche no se salga de la línea en estas partes de la vuelta”.

Estos 25, 27 y 28 de mayo se disputa la sexta ronda del Campeonato del Mundo de Fórmula Uno con el denominado Gran Premio de Mónaco, la carrera más prestigiosa y de mayor glamour de la máxima categoría, y a la que arribará el mexicano Sergio Pérez Mendoza en pos de otro podio, tras conseguirlo el pasado año.

Con racha a cuestas de 15 Grandes Premios puntuando, la cual comenzó la pasada temporada con el GP alemán, el originario de Jalisco, México, apunta sus baterías al Principado de Mónaco y su sinuoso trazado callejero, buscando no solamente hilar un top-10 más a su cuenta, sino coadyuvar a su equipo, el Force India y sello Claro-Telmex-Telcel-Infinitum, a incrementar los puntos y estar en posición de pelear por el tercer lugar del Mundial de Constructores.

El pasado año Pérez, quien había salido séptimo en esa sexta ronda puntuable del Campeonato del Mundo de F1 2016, aprovechó al máximo la estrategia y la administración de las llantas para colocarse desde el primer tercio de carrera en la tercera posición, sitio que pudo conservar hasta al final del Gran Premio monegasco de 78 vueltas al circuito urbano de 3.337 kilómetros de extensión.

De modo que Sergio Pérez Mendoza va con toda la intención de seguir avanzando en el clasificador del Mundial de Pilotos, donde por ahora se ubica séptimo con 34 puntos, empezando las práctica libres 1 y 2 el día jueves “como ya es tradición en el Principado- y reanudándose las acciones el sábado con la práctica 3 y la calificación, y ya el domingo 28 el Gran Premio pactado a 78 giros al trazado de 3.337 kilómetros de largo.

Por lo pronto, Checo ya apostó en la estrategia de llantas, al escoger 10 juegos de neumáticos ultra blandos, dos de súper blandos y uno de blandos.

Checo Pérez: “Cuando se piensa en la Fórmula Uno, se piensa en Mónaco. Es la carrera más importante y la que todos queremos ganar. Cuando era un niño, soñé pilotar por las famosas calles y todavía me siento emocionado cada año que corro allá. Terminar en el podio el año pasado muestra que todo es posible en esta carrera única y cumbre de la temporada.

“Mónaco es mi pista favorita porque es el mayor desafío. Creo que la contribución del piloto es mayor en comparación con otras pistas. No hay espacio para errores y hay que tomar pequeños riesgos para encontrar un rendimiento extra. Es una prueba de concentración durante casi dos horas, por ello es una carrera tan difícil.

“Las mejores partes de la vuelta son las secciones rápidas. La Piscina es impresionante porque llevamos mucha velocidad y tienes que ser muy preciso en los bordillos. El Casino también es muy rápido y con estos autos será todo un reto. No hay lugar para el error, de modo que debes tener cuidado de que el coche no se salga de la línea en estas partes de la vuelta”.