/ domingo 30 de abril de 2017

América pierde en el Azteca ante el Atlas

Herido, desconcertado y extraviado sobre el terreno de juego. América tuvo una noche de pesadilla en el estadio Azteca ante un Atlas que supo aprovechar sus carencias y obtuvo un triunfo que de paso les dio el boleto a la Liguilla.

Y es que aunque los azulcremas no salieron de los ocho primeros, comprometieron su pase, ya que una derrota la semana entrante podría significar la eliminación en este torneo en su fase regular, cosa que no ocurría desde el Apertura 2011.

Parece que todos los movimientos directivos terminaron por afectar sobre el terreno de juego a un América sacudido que necesita una reacción inmediata si no quiere decir adiós de manera prematura: 1-2 final y doloroso para un América que volvió a postergar la clasificación para la semana entrante.

EL JUEGO

La ecuación era simple: el equipo que ganara aseguraría su presencia en la Liguilla. El paso como local de América en este torneo parecía darle un esbozo de esperanza de amarrar anoche su pase a la Fiesta Grande. Sin embargo, no contaría con el atrevimiento de un Atlas que antes de los 20 minutos ya había encaminado las acciones a su favor de forma considerable.

Primero, un gol de vestidor de Leitón Jiménez y un segundo tanto de Matías Alustiza, Oribe Peralta marcó el de la honrra para las golpeadas Águilas.

Herido, desconcertado y extraviado sobre el terreno de juego. América tuvo una noche de pesadilla en el estadio Azteca ante un Atlas que supo aprovechar sus carencias y obtuvo un triunfo que de paso les dio el boleto a la Liguilla.

Y es que aunque los azulcremas no salieron de los ocho primeros, comprometieron su pase, ya que una derrota la semana entrante podría significar la eliminación en este torneo en su fase regular, cosa que no ocurría desde el Apertura 2011.

Parece que todos los movimientos directivos terminaron por afectar sobre el terreno de juego a un América sacudido que necesita una reacción inmediata si no quiere decir adiós de manera prematura: 1-2 final y doloroso para un América que volvió a postergar la clasificación para la semana entrante.

EL JUEGO

La ecuación era simple: el equipo que ganara aseguraría su presencia en la Liguilla. El paso como local de América en este torneo parecía darle un esbozo de esperanza de amarrar anoche su pase a la Fiesta Grande. Sin embargo, no contaría con el atrevimiento de un Atlas que antes de los 20 minutos ya había encaminado las acciones a su favor de forma considerable.

Primero, un gol de vestidor de Leitón Jiménez y un segundo tanto de Matías Alustiza, Oribe Peralta marcó el de la honrra para las golpeadas Águilas.