/ sábado 10 de diciembre de 2022

Francia vence a Inglaterrra y está en semifinales de Qatar 2022

Harry Kane falló el penalti que le hubiera dado a Inglaterra el empate ante Francia y tal vez prolongar a tiempos extra

Al Khor.- Francia no quiere despertar del sueño y desea extender su eterno romance con la afición para que el 18 de diciembre en la gran final pueda levantar nuevamente la gloria y con ello reinar en tierras árabes como hace cuatro años lo hizo en Rusia, pues lleva paso de campeón, impone su ley y con una generación dorada que no tiene límites hace añicos a cualquier rival como en esta ocasión lo fue Inglaterra, que nuevamente se quedó en el camino y sumó un nuevo fracaso en su intento de terminar con la sequía de títulos que data desde 1966.

Harry Kane tuvo la oportunidad de llevar el duelo a tiempo extra, su error desde los once pasos y los lamentos dibujaron la eliminación inglesa al son del 1-2. Tchouameni y Giroud cargaron con el triunfo francés que sin ser una aplanadora, alcanzó para superar al rival. Francia nuevamente dio cátedra de cómo se juegan los duelos importantes, sus figuras defenderán a muerte la gloria que obtuvieron en Luzhniki y ahora desean repetir, pero ahora en Lusail. Antes deberán medirse ante Marruecos en una de las antesalas que promete mayor espectáculo.

En la final adelantada como medio mundo lo etiquetaba, Francia e Inglaterra solamente tuvieron diez minutos de estudio previo a comenzar con las verdaderas emociones dentro del terreno de juego. Los Galos fueron los más animados y los primeros en pisar el acelerador bajo una propuesta rápida y ofensiva de 4-5-1; generaron las primeras de peligro pasado este tiempo en la testa de Olivier Giroud y un fuerte disparo de Kylian Mbappé, para más tarde, éste último se abrió espacio, jaló la marca de tres defensores ingleses y sirvió a Aurelien Tchouameni para que al minuto 16 inmediatamente marcara la diferencia con un disparo colocado a la base de la meta defendida por Jordan Pickford.

Francia mostraba alegría, pero tampoco sin sofocar al rival. Los hombres de Didier Deschamps jugaron simple y sencillo. Con dos o tres toques y de manera rápida pisaron los terrenos ingleses, que en par de ocasiones Rabiot y Dembele pusieron en aprietos. Inglaterra, mesurada, esperó en su terreno, pero con el gol en contra avanzó líneas al grado de poner en peligro a Hugo Lloris, quien respondió a los fuertes dardos de Harry Kane y Phil Foden.

Inglaterra no se halló durante la primera media hora y al momento de ir a los vestidores, no podía hacer frente a los campeones, sin que éstos fueran un torbellino, apelaron a cualquier jugada polémica que terminara en penalti gracias al VAR, pero no era concedido el premio.

Francia cerraba con la ventaja, pero la parte complementaria tuvo un inicio frenético. Bellingham probó su brillo y nuevamente Lloris negó esa oportunidad. Inglaterra, con la obligación y con más espacios, encontró la estrategia que buscaba desde la primera parte: el penalti, sin miramientos y objeciones se decretó la pena máxima en una falta de Tchoumameni a Bukayo Saka.

Harry Kane tomó el esférico y cual líder de la escuadra de la Rosa, mandó a guardar la pelota con un buen engaño sobre Lloris. El duelo se igualaba y venía la mejor parte. Francia no se hizo menos y de inmediato probó un tiro lejano con Rabiot que atajó Pickford. El duelo tenia ida y vuelta, y eso lo aplaudía el respetable desde el impresionante Al Bayt.

Aún encendidos, Bellingham probó de distancia y pasó a centímetros. Francia no se quedaba con los brazos cruzados y volvió al futbol vistoso y que la daba dividendos. Giroud dio indicios de la voltereta, pero Pickford aguantó y atajó.

No obstante, el propio Olivier Giroud le metió hombría a la situación y con la cabeza aprovechó un largo servicio de Griezmann para firmar la voltereta. Francia tomaba nuevamente las riendas, pero en cuestión de un parpadeo, Theo Hernández detuvo a Mason Mount y se pitó la pena máxima. Había partido de nueva cuenta.

Sin embargo, Harry Kane falló a su talento, no repitió la misma dosis desde los once pasos y le metió mucha emoción al disparo para volar la mejor manifiesta de gol. La igualada se escapaba y lo lamentaban. El tiempo claudicaba, ocho minutos agregados fueron eternos para la causa del campeón, Inglaterra buscaba exprimir cada segundo y las emociones las vivieron al límite en busca de la paridad que los llevara a tiempo extra.

Marcus Rashford aún tuvo la última en sus botines, tomó la pelota en tiro libre y con soberbio disparo, la pelota pasó a centímetros. Kane lamentaba su error desde los once pasos y la campeona Francia festejaba sin que tocara nuevamente la meta inglesa, la tarea estaba hecha y el pase a las semifinales se pintaba de azul, blanco y rojo en donde ahora los Galos se medirán a la sorpresiva representación de Marruecos.

El campeón está en pie de lucha en busca de refrendar su corona. Mbappé, Giroud, Griezmann, Dembele, Tchouameni y Lloris le recetaron un nuevo fracaso a Inglaterra que vive de viejos recuerdos positivos. El romance eterno que tienen con su afición es un elemento más la gloria como hace cuatro años, pero ahora en Qatar quieren ser los señores Emir.

Nota publicada en ESTO

Al Khor.- Francia no quiere despertar del sueño y desea extender su eterno romance con la afición para que el 18 de diciembre en la gran final pueda levantar nuevamente la gloria y con ello reinar en tierras árabes como hace cuatro años lo hizo en Rusia, pues lleva paso de campeón, impone su ley y con una generación dorada que no tiene límites hace añicos a cualquier rival como en esta ocasión lo fue Inglaterra, que nuevamente se quedó en el camino y sumó un nuevo fracaso en su intento de terminar con la sequía de títulos que data desde 1966.

Harry Kane tuvo la oportunidad de llevar el duelo a tiempo extra, su error desde los once pasos y los lamentos dibujaron la eliminación inglesa al son del 1-2. Tchouameni y Giroud cargaron con el triunfo francés que sin ser una aplanadora, alcanzó para superar al rival. Francia nuevamente dio cátedra de cómo se juegan los duelos importantes, sus figuras defenderán a muerte la gloria que obtuvieron en Luzhniki y ahora desean repetir, pero ahora en Lusail. Antes deberán medirse ante Marruecos en una de las antesalas que promete mayor espectáculo.

En la final adelantada como medio mundo lo etiquetaba, Francia e Inglaterra solamente tuvieron diez minutos de estudio previo a comenzar con las verdaderas emociones dentro del terreno de juego. Los Galos fueron los más animados y los primeros en pisar el acelerador bajo una propuesta rápida y ofensiva de 4-5-1; generaron las primeras de peligro pasado este tiempo en la testa de Olivier Giroud y un fuerte disparo de Kylian Mbappé, para más tarde, éste último se abrió espacio, jaló la marca de tres defensores ingleses y sirvió a Aurelien Tchouameni para que al minuto 16 inmediatamente marcara la diferencia con un disparo colocado a la base de la meta defendida por Jordan Pickford.

Francia mostraba alegría, pero tampoco sin sofocar al rival. Los hombres de Didier Deschamps jugaron simple y sencillo. Con dos o tres toques y de manera rápida pisaron los terrenos ingleses, que en par de ocasiones Rabiot y Dembele pusieron en aprietos. Inglaterra, mesurada, esperó en su terreno, pero con el gol en contra avanzó líneas al grado de poner en peligro a Hugo Lloris, quien respondió a los fuertes dardos de Harry Kane y Phil Foden.

Inglaterra no se halló durante la primera media hora y al momento de ir a los vestidores, no podía hacer frente a los campeones, sin que éstos fueran un torbellino, apelaron a cualquier jugada polémica que terminara en penalti gracias al VAR, pero no era concedido el premio.

Francia cerraba con la ventaja, pero la parte complementaria tuvo un inicio frenético. Bellingham probó su brillo y nuevamente Lloris negó esa oportunidad. Inglaterra, con la obligación y con más espacios, encontró la estrategia que buscaba desde la primera parte: el penalti, sin miramientos y objeciones se decretó la pena máxima en una falta de Tchoumameni a Bukayo Saka.

Harry Kane tomó el esférico y cual líder de la escuadra de la Rosa, mandó a guardar la pelota con un buen engaño sobre Lloris. El duelo se igualaba y venía la mejor parte. Francia no se hizo menos y de inmediato probó un tiro lejano con Rabiot que atajó Pickford. El duelo tenia ida y vuelta, y eso lo aplaudía el respetable desde el impresionante Al Bayt.

Aún encendidos, Bellingham probó de distancia y pasó a centímetros. Francia no se quedaba con los brazos cruzados y volvió al futbol vistoso y que la daba dividendos. Giroud dio indicios de la voltereta, pero Pickford aguantó y atajó.

No obstante, el propio Olivier Giroud le metió hombría a la situación y con la cabeza aprovechó un largo servicio de Griezmann para firmar la voltereta. Francia tomaba nuevamente las riendas, pero en cuestión de un parpadeo, Theo Hernández detuvo a Mason Mount y se pitó la pena máxima. Había partido de nueva cuenta.

Sin embargo, Harry Kane falló a su talento, no repitió la misma dosis desde los once pasos y le metió mucha emoción al disparo para volar la mejor manifiesta de gol. La igualada se escapaba y lo lamentaban. El tiempo claudicaba, ocho minutos agregados fueron eternos para la causa del campeón, Inglaterra buscaba exprimir cada segundo y las emociones las vivieron al límite en busca de la paridad que los llevara a tiempo extra.

Marcus Rashford aún tuvo la última en sus botines, tomó la pelota en tiro libre y con soberbio disparo, la pelota pasó a centímetros. Kane lamentaba su error desde los once pasos y la campeona Francia festejaba sin que tocara nuevamente la meta inglesa, la tarea estaba hecha y el pase a las semifinales se pintaba de azul, blanco y rojo en donde ahora los Galos se medirán a la sorpresiva representación de Marruecos.

El campeón está en pie de lucha en busca de refrendar su corona. Mbappé, Giroud, Griezmann, Dembele, Tchouameni y Lloris le recetaron un nuevo fracaso a Inglaterra que vive de viejos recuerdos positivos. El romance eterno que tienen con su afición es un elemento más la gloria como hace cuatro años, pero ahora en Qatar quieren ser los señores Emir.

Nota publicada en ESTO

Política

"Gabinete de Sheinbaum garantiza continuidad con cambio": AMLO

El mandatario aseguró que la virtual presidenta electa "supo escoger muy bien" a los integrantes de su gabinete presidencial

Finanzas

Productores de aguacate, maniatados y en la incertidumbre ante pausa de importaciones a EU

Se han dejado de exportar desde Michoacán hacia el país vecino 20 mil toneladas de este fruto

CDMX

Comisión de Derechos Humanos en CDMX atendió mil 205 quejas por ciudad hostil en 2023

Las autoridades más mencionadas fueron la Secretaría de Salud y el Sistema de Aguas

Finanzas

PIB podría crecer hasta 5% impulsado por el nearshoring: Altagracia Gómez

La asesora económica de Sheinbaum comentó que se requieren inversiones de 150 mil mdp adicionales

CDMX

Estiran fondos para extender el programa Alto al Fuego en CDMX

El programa que busca prevenir el delito amplió su cobertura a 3 alcaldías, pero con el mismo presupuesto

CDMX

Himno de la Ciudad de México: esta es la letra del nuevo símbolo para los capitalinos

El Himno de la Ciudad de México es el primero creado 100% por mujeres