/ viernes 16 de diciembre de 2016

Ganaron la Lotería y no se volvieron locos

¿Qué pasa a los dos años de ganar la lotería de Navidad? Enel madrileño barrio de Almagro a uno le tocaron más de tresmillones de euros, a otros algo más de cien mil. Pero la razón seimpuso y ninguno perdió el rumbo tras haber ganado el "Gordo", quecada 22 de diciembre reparte suerte en España.

Lo peculiar de aquel 2014 es que el 80 por ciento del primerpremio se vendió en este céntrico barrio de Madrid, donde la AFPinvestigó para saber cómo iba la vida de los ganadores dos añosdespués.

Según pudo conocer, buena parte de los afortunados sigue en elmismo trabajo. Los de más edad adelantaron la jubilación,algunos abrieron un nuevo negocio, y un muchacho, adicto a lasquinielas de futbol, lo apostó todo y perdió.

El perfil de los agraciados por el premio conocido como el"Gordo" fue de lo más variopinto: los 32 empleados del museo deCera (de los cuales un 80% continúa trabajando allí), los delClub Financiero Génova, un exclusivo círculo empresarial,comerciantes, corredores de seguros, monjas...

La más increíble es la historia de Arturo Aguirre, propietariode la papelería Kalko y agraciado aquel día con 320 mil euros, elpremio correspondiente a un décimo del número ganador.

"El miércoles firmé el crédito con el banco (para comprar ellocal), el jueves me regaló un décimo el lotero y el lunes (22 dediciembre de 2014) me tocó el premio. Cuando oigo los cuentos deNavidad me río...", explica Aguirre. "Esto es como si te operarande los nervios", añade este padre de dos hijos adolescentes en latrastienda de su papelería, heredada de su padre en una zonaestratégica llena de embajadas y estudios de arquitectura.

El artífice de su suerte fue Lino Cuervo, administrador delpunto de venta de lotería situado a pocos metros de la papelería,en el 26 de la calle Zurbano.

Él fue el "papá Noel" que vendió aquel año 1.300 décimosdel "Gordo", o lo que es lo mismo, 416 millones de euros netos enpremios (el total en toda España fueron 2.240 millones).

Para el propio Lino la alegría fue doble, ya que a su familiale tocó el primer premio, y con el jolgorio de la celebración,una de sus hijas se puso de parto y dio a luz al díasiguiente.

- La importancia de la gestión -

La decisión de muchos afortunados de continuar en sus puestosno es sorprendente: un estudio de la universidad de Gotemburgo(Suecia) efectuado en 2005 (Gambling Windfall Decisions: LotteryWinners and Employment Behavior) señalaba que el 62% de losganadores suecos de lotería habían seguido trabajando.

Otro estudio publicado en 2010 por tres investigadoresestadounidenses (The Ticket to Easy Street? The FinancialConsequences of Winning the Lottery) analizó la evolución de casi35.000 ganadores de la lotería en Florida entre 1993 y 2002.

El resultado arrojó que entre los agraciados con entre 50.000 y150.000 dólares, el premio "no hace más que posponer labancarrota", un fenómeno que se observa con mayor frecuenciapasados tres años.

Javier Gaite, un asesor financiero especializado en la gestiónde renta, aconseja por ello ahorrar dinero (para futuros gastosimprevistos), liquidar deudas e "invertir con cabeza".

Muchos ganadores del Gordo de 2014 siguieron esas pautas, entreellos varios de los 25 empleados del restaurante El Mentidero de laVilla, en la misma calle Zurbano. Empezando por el que entonces erasu chef, José Ynglada, premiado con 3,5 millones de euros graciasa que su hija quiso comprar ese número.

"Todavía no lo he tocado (el dinero). Está en un fondo de mishijas, en el banco", afirma Ynglada, quien trabaja ahora en otrorestaurante y tiene muy claro que de los fogones no se va a alejar:"ésta es mi devoción", dice.

El mismo reflejo, aunque con mucho menos dinero (algo más de100.000 euros) tuvo el ecuatoriano Daniel Drouet, que sigue decamarero en El Mentidero de la Villa.

De momento tiene el premio en un fondo en dólares de un bancointernacional, a la espera de saber si quiere abrir un negocio másadelante. "No quiero tener prisa, quiero pensarlo y ver",señala.

Quien sí dejó los fogones fue el que por entonces ejercía dejefe de cocina del Mentidero, Daniel Domingo.

Su idea fue sorprendente: comprar una administración delotería junto con su mujer Greys Vicente y otro compañero delrestaurante, que sigue allí de aparcacoches, gracias al premioreunido por los tres, 360.000 euros.

Negocio propio, más tiempo disponible, una hipoteca máspequeña: "esto te cambia la vida para bien", asegura GreysVicente, cubana de Camagüey, mientras le responde por teléfono aun cliente que el número 11.111 está agotado.

La suerte cayó en el mejor momento para Domingo. Y es que desdeque fuera padre hace cuatro años, se estaba planteando dejar lahostelería para poder pasar más tiempo en familia. "Buscábamosla calidad de vida y la hemos encontrado".

Varios de los agraciados contactados por la AFP, en cambio, senegaron a dar detalles. Un prurito de discreción que según LinoCuervo tiene mucho de cultural: "yo lo atribuyo al espíritu de laeducación judeocristiana, a eso de que hemos venido a este mundo asufrir mucho, y que no hay que demostrar que eres feliz".

¿Qué pasa a los dos años de ganar la lotería de Navidad? Enel madrileño barrio de Almagro a uno le tocaron más de tresmillones de euros, a otros algo más de cien mil. Pero la razón seimpuso y ninguno perdió el rumbo tras haber ganado el "Gordo", quecada 22 de diciembre reparte suerte en España.

Lo peculiar de aquel 2014 es que el 80 por ciento del primerpremio se vendió en este céntrico barrio de Madrid, donde la AFPinvestigó para saber cómo iba la vida de los ganadores dos añosdespués.

Según pudo conocer, buena parte de los afortunados sigue en elmismo trabajo. Los de más edad adelantaron la jubilación,algunos abrieron un nuevo negocio, y un muchacho, adicto a lasquinielas de futbol, lo apostó todo y perdió.

El perfil de los agraciados por el premio conocido como el"Gordo" fue de lo más variopinto: los 32 empleados del museo deCera (de los cuales un 80% continúa trabajando allí), los delClub Financiero Génova, un exclusivo círculo empresarial,comerciantes, corredores de seguros, monjas...

La más increíble es la historia de Arturo Aguirre, propietariode la papelería Kalko y agraciado aquel día con 320 mil euros, elpremio correspondiente a un décimo del número ganador.

"El miércoles firmé el crédito con el banco (para comprar ellocal), el jueves me regaló un décimo el lotero y el lunes (22 dediciembre de 2014) me tocó el premio. Cuando oigo los cuentos deNavidad me río...", explica Aguirre. "Esto es como si te operarande los nervios", añade este padre de dos hijos adolescentes en latrastienda de su papelería, heredada de su padre en una zonaestratégica llena de embajadas y estudios de arquitectura.

El artífice de su suerte fue Lino Cuervo, administrador delpunto de venta de lotería situado a pocos metros de la papelería,en el 26 de la calle Zurbano.

Él fue el "papá Noel" que vendió aquel año 1.300 décimosdel "Gordo", o lo que es lo mismo, 416 millones de euros netos enpremios (el total en toda España fueron 2.240 millones).

Para el propio Lino la alegría fue doble, ya que a su familiale tocó el primer premio, y con el jolgorio de la celebración,una de sus hijas se puso de parto y dio a luz al díasiguiente.

- La importancia de la gestión -

La decisión de muchos afortunados de continuar en sus puestosno es sorprendente: un estudio de la universidad de Gotemburgo(Suecia) efectuado en 2005 (Gambling Windfall Decisions: LotteryWinners and Employment Behavior) señalaba que el 62% de losganadores suecos de lotería habían seguido trabajando.

Otro estudio publicado en 2010 por tres investigadoresestadounidenses (The Ticket to Easy Street? The FinancialConsequences of Winning the Lottery) analizó la evolución de casi35.000 ganadores de la lotería en Florida entre 1993 y 2002.

El resultado arrojó que entre los agraciados con entre 50.000 y150.000 dólares, el premio "no hace más que posponer labancarrota", un fenómeno que se observa con mayor frecuenciapasados tres años.

Javier Gaite, un asesor financiero especializado en la gestiónde renta, aconseja por ello ahorrar dinero (para futuros gastosimprevistos), liquidar deudas e "invertir con cabeza".

Muchos ganadores del Gordo de 2014 siguieron esas pautas, entreellos varios de los 25 empleados del restaurante El Mentidero de laVilla, en la misma calle Zurbano. Empezando por el que entonces erasu chef, José Ynglada, premiado con 3,5 millones de euros graciasa que su hija quiso comprar ese número.

"Todavía no lo he tocado (el dinero). Está en un fondo de mishijas, en el banco", afirma Ynglada, quien trabaja ahora en otrorestaurante y tiene muy claro que de los fogones no se va a alejar:"ésta es mi devoción", dice.

El mismo reflejo, aunque con mucho menos dinero (algo más de100.000 euros) tuvo el ecuatoriano Daniel Drouet, que sigue decamarero en El Mentidero de la Villa.

De momento tiene el premio en un fondo en dólares de un bancointernacional, a la espera de saber si quiere abrir un negocio másadelante. "No quiero tener prisa, quiero pensarlo y ver",señala.

Quien sí dejó los fogones fue el que por entonces ejercía dejefe de cocina del Mentidero, Daniel Domingo.

Su idea fue sorprendente: comprar una administración delotería junto con su mujer Greys Vicente y otro compañero delrestaurante, que sigue allí de aparcacoches, gracias al premioreunido por los tres, 360.000 euros.

Negocio propio, más tiempo disponible, una hipoteca máspequeña: "esto te cambia la vida para bien", asegura GreysVicente, cubana de Camagüey, mientras le responde por teléfono aun cliente que el número 11.111 está agotado.

La suerte cayó en el mejor momento para Domingo. Y es que desdeque fuera padre hace cuatro años, se estaba planteando dejar lahostelería para poder pasar más tiempo en familia. "Buscábamosla calidad de vida y la hemos encontrado".

Varios de los agraciados contactados por la AFP, en cambio, senegaron a dar detalles. Un prurito de discreción que según LinoCuervo tiene mucho de cultural: "yo lo atribuyo al espíritu de laeducación judeocristiana, a eso de que hemos venido a este mundo asufrir mucho, y que no hay que demostrar que eres feliz".

Finanzas

Cofece investiga prácticas monopólicas en distribución y comercialización de gas LP

La Comisión Reguladora de Energía identificó comportamientos potencialmente anticompetitivos en el mercado

Mundo

Dimite subdirector de Unicef, acusado de conducta inapropiada hacia mujeres

Cuando Justin Forsyth dejó su puesto en Save the Children, tres trabajadoras lo denunciaron

Mundo

Mexicano libra pena de muerte en EU acusado de dos homicidios

Brandon Alejandro Flores, de 23 años, fue detenido este miércoles en el Aeropuerto Intercontinental Bush en Houston

Finanzas

En 2017, 39.3 millones de turistas internacionales visitaron México

El secretario de Turismo, Enrique de la Madrid destacó que el superávit de 10 mil 504 millones de dólares registrados

Ciencia

Lanzan con éxito al cohete Space X Falcon 9 desde California

El lanzamiento originalmente estaba programado para el sábado pasado

Política

Acusaciones de lavado de dinero de Anaya deben preocupar a todos: Meade

El candidato de Todos por México dijo que el deslinde de responsabilidades del desvío de recursos de Sedesol lo tiene que resolver la PGR

Futbol

Encarcelan a jugador del Villarreal acusado de homicidio

El club dijo que "se asegurará de tomar las medidas disciplinarias oportunas con el máximo rigor y contundencia en base a la gravedad de los hechos"

Cine

Festival de documentales de París selecciona dos producciones mexicanas

Ambas cintas participarán en la 40 edición del Festival Cinema du Reel

Ecología

Hasta siempre Miztli: muere puma emblema de la UNAM

La universidad dio a conocer que murió a los 14 años y diez meses; su sucesora será Iyari