/ martes 16 de mayo de 2017

Hallan fósil de dragón de Game of Thrones

La revista "The National Geographic" ha publicado las sorprendentes imágenes de un fósil de un dinosaurio 'blindado' hallado en excelente estado de conservación en el norte de la provincia canadiense de Alberta, en una enorme región de arenas petrolíferas que en tiempos remotos albergó un mar.

Los científicos que hallaron el fósil aseguran que esta "momia" es la muestra mejor conservada de un nodosáurido, no sólo por el estado de su piel fosilizada, sino porque se ha conservado incluso el contenido de su vientre.

El cuerpo momificado de este espécimen fue descubierto en 2011 por los trabajadores de una empresa privada durante una excavación, pero sus imágenes han salido a luz por primera vez en la última edición de "The National Geographic".

Este herbívoro que vivió hace unos 110 millones de años habría vagado a través de lo que ahora es el oeste de Canadá, hasta que un río desbordado lo arrastró al mar abierto.

Según la revista, gracias a este "entierro submarino" la "armadura" del dinosaurio se conservó de forma excelente. Su cráneo todavía presenta las placas de forma de baldosa y una pátina gris de pieles fosilizadas.

La antigüedad del nodosáurido y su increíble estado de conservación hacen de este descubrimiento algo asombroso y sin precedentes. Curiosamente, no se aprecian los huesos, ya que la mayor parte del esqueleto está cubierto por la piel fosilizada.

/afa

La revista "The National Geographic" ha publicado las sorprendentes imágenes de un fósil de un dinosaurio 'blindado' hallado en excelente estado de conservación en el norte de la provincia canadiense de Alberta, en una enorme región de arenas petrolíferas que en tiempos remotos albergó un mar.

Los científicos que hallaron el fósil aseguran que esta "momia" es la muestra mejor conservada de un nodosáurido, no sólo por el estado de su piel fosilizada, sino porque se ha conservado incluso el contenido de su vientre.

El cuerpo momificado de este espécimen fue descubierto en 2011 por los trabajadores de una empresa privada durante una excavación, pero sus imágenes han salido a luz por primera vez en la última edición de "The National Geographic".

Este herbívoro que vivió hace unos 110 millones de años habría vagado a través de lo que ahora es el oeste de Canadá, hasta que un río desbordado lo arrastró al mar abierto.

Según la revista, gracias a este "entierro submarino" la "armadura" del dinosaurio se conservó de forma excelente. Su cráneo todavía presenta las placas de forma de baldosa y una pátina gris de pieles fosilizadas.

La antigüedad del nodosáurido y su increíble estado de conservación hacen de este descubrimiento algo asombroso y sin precedentes. Curiosamente, no se aprecian los huesos, ya que la mayor parte del esqueleto está cubierto por la piel fosilizada.

/afa