/ lunes 24 de abril de 2017

Latinoamérica presenta economía sana ante la era de Donald Trump

Silvia Bautista

La turbulencia política y la incertidumbre económica frente a la nueva administración estadunidense, así como la reciente activación del Artículo 50 en el Reino Unido, han presionado una baja en la actividad del Mercado Global de Fusiones y Adquisiciones (M&A). Pese a esto, el Índice de Fusiones y Adquisiciones Transfronterizas de Baker&McKenzie para el primer trimestre de 2017 revela que Latinoamérica mantiene activa su economía.

El documento detalla que hubo un total de 71 transacciones transfronterizas hacia Latinoamérica con un valor total de 6.6 mil millones de dólares, mientras que se realizaron 15 transacciones transfronterizas desde Latinoamérica por un valor total de 4.6 mil millones de dólares.

En este panorama, el valor de las transacciones intra-regionales observó un incremento del 46 por ciento durante el primer trimestre de 2017, en comparación con el del año anterior a nivel global. Se efectuaron mil 238 transacciones transfronterizas mundialmente, con un valor total de 331.2 mil millones de dólares, lo que representa una caída del 23 por ciento en el volumen de las transacciones y del 16 por ciento en el valor de las mismas, en comparación con el primer trimestre de 2016.

América Latina registró 71 transacciones por un total de 6.4 mil millones de dólares. La Unión Europea fue la región más activa en concretar estas inversiones en Latinoamérica tanto en volumen de operaciones, con 33, como en su valor, que representaron 2.8 mil millones de dólares, seguido por Norteamérica, con un total de 21 transacciones que totalizaron mil millones de dólares.

“El mercado de fusiones y adquisiciones se mantiene activo en América Latina, a pesar de la incertidumbre política y económica. La mayoría de las transacciones provinieron de la Unión Europea y de Norteamérica, y de Latinoamérica se ejecutaron transacciones principalmente en Norteamérica y en la propia región de América Latina”, comentó Liliana Espinosa Reboa, líder de la práctica de Fusiones y Adquisiciones de Baker&McKenzie para Latinoamérica.

Agregó que “Hay muchas oportunidades de inversión a largo plazo y esperamos que la actividad de M&A siga creciendo durante el resto del año”.

Norteamérica fue la región hacia donde se dirigió más inversión Latinoamericana, con un total de siete transacciones por 2.5 mil millones de dólares. En segundo lugar, se situó la inversión intra-regional, con cinco transacciones de este tipo registradas durante el primer trimestre del año por un valor de 1.7 mil millones de dólares.

Dado que la turbulencia política del 2016 muestra pocos signos de desaparecer, los inversionistas parecen seguir teniendo en cuenta la volatilidad de los mercados. Globalmente, hubo mil 238 transacciones transfronterizas por un valor de 333.2 mil millones de dólares, lo que representa una caída del 18 por ciento en el volumen de operaciones, pero solo del tres por ciento en el valor total, en comparación con las cifras del primer trimestre de 2016.

China, por su parte, redujo su participación en inversiones transfronterizas debido al incremento de regulaciones gubernamentales, y en su lugar Japón está elevando su liderazgo como inversionista en operaciones de M&A transfronterizas dentro de la región de Asia Pacífico.

Finalmente el índice registra una creciente ola de actividad de fusiones y adquisiciones en el sector industrial, con un alza en el volumen registrado del 2.5 por ciento en comparación con el año anterior y un incremento en el valor de las transacciones en este sector del 48 por ciento, comparado con 2015.

Silvia Bautista

La turbulencia política y la incertidumbre económica frente a la nueva administración estadunidense, así como la reciente activación del Artículo 50 en el Reino Unido, han presionado una baja en la actividad del Mercado Global de Fusiones y Adquisiciones (M&A). Pese a esto, el Índice de Fusiones y Adquisiciones Transfronterizas de Baker&McKenzie para el primer trimestre de 2017 revela que Latinoamérica mantiene activa su economía.

El documento detalla que hubo un total de 71 transacciones transfronterizas hacia Latinoamérica con un valor total de 6.6 mil millones de dólares, mientras que se realizaron 15 transacciones transfronterizas desde Latinoamérica por un valor total de 4.6 mil millones de dólares.

En este panorama, el valor de las transacciones intra-regionales observó un incremento del 46 por ciento durante el primer trimestre de 2017, en comparación con el del año anterior a nivel global. Se efectuaron mil 238 transacciones transfronterizas mundialmente, con un valor total de 331.2 mil millones de dólares, lo que representa una caída del 23 por ciento en el volumen de las transacciones y del 16 por ciento en el valor de las mismas, en comparación con el primer trimestre de 2016.

América Latina registró 71 transacciones por un total de 6.4 mil millones de dólares. La Unión Europea fue la región más activa en concretar estas inversiones en Latinoamérica tanto en volumen de operaciones, con 33, como en su valor, que representaron 2.8 mil millones de dólares, seguido por Norteamérica, con un total de 21 transacciones que totalizaron mil millones de dólares.

“El mercado de fusiones y adquisiciones se mantiene activo en América Latina, a pesar de la incertidumbre política y económica. La mayoría de las transacciones provinieron de la Unión Europea y de Norteamérica, y de Latinoamérica se ejecutaron transacciones principalmente en Norteamérica y en la propia región de América Latina”, comentó Liliana Espinosa Reboa, líder de la práctica de Fusiones y Adquisiciones de Baker&McKenzie para Latinoamérica.

Agregó que “Hay muchas oportunidades de inversión a largo plazo y esperamos que la actividad de M&A siga creciendo durante el resto del año”.

Norteamérica fue la región hacia donde se dirigió más inversión Latinoamericana, con un total de siete transacciones por 2.5 mil millones de dólares. En segundo lugar, se situó la inversión intra-regional, con cinco transacciones de este tipo registradas durante el primer trimestre del año por un valor de 1.7 mil millones de dólares.

Dado que la turbulencia política del 2016 muestra pocos signos de desaparecer, los inversionistas parecen seguir teniendo en cuenta la volatilidad de los mercados. Globalmente, hubo mil 238 transacciones transfronterizas por un valor de 333.2 mil millones de dólares, lo que representa una caída del 18 por ciento en el volumen de operaciones, pero solo del tres por ciento en el valor total, en comparación con las cifras del primer trimestre de 2016.

China, por su parte, redujo su participación en inversiones transfronterizas debido al incremento de regulaciones gubernamentales, y en su lugar Japón está elevando su liderazgo como inversionista en operaciones de M&A transfronterizas dentro de la región de Asia Pacífico.

Finalmente el índice registra una creciente ola de actividad de fusiones y adquisiciones en el sector industrial, con un alza en el volumen registrado del 2.5 por ciento en comparación con el año anterior y un incremento en el valor de las transacciones en este sector del 48 por ciento, comparado con 2015.