/ domingo 26 de junio de 2016

Reubicará HSBC empleos de Londres a París si Reino Unido se sale de UE

Londres.- Tras el resultado del referendo del jueves en el que una mayoría votó en favor de salirse de la Unión Europea, el banco HSBC reubicará empleos de Londres a París si el Reino Unido se sale del mercado común europeo.

La cadena británica BBC reportó que el banco multinacional reubicará a mil empleados de su sede central en la capital británica si el resultado de las negociaciones con los 27 países del bloque no le favorecen al Reino Unido.

Los analistas económicos advirtieron antes del referendo del pasado jueves que una eventual salida del Reino Unido de Europa provocaría pérdida de empleos en el estratégico sector de servicios financieros de la City of London y Canary Wharf, que es la espina dorsal de la economía de Londres.

El presidente del Eurogrupo de ministros de Finanzas del Consejo Europeo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, confirmó estos temores al afirmar que un acceso limitado al mercado común de más de 500 millones de consumidores es el “precio” que el Reino Unido tiene que pagar al dejar la Unión Europea.

/cpg

Londres.- Tras el resultado del referendo del jueves en el que una mayoría votó en favor de salirse de la Unión Europea, el banco HSBC reubicará empleos de Londres a París si el Reino Unido se sale del mercado común europeo.

La cadena británica BBC reportó que el banco multinacional reubicará a mil empleados de su sede central en la capital británica si el resultado de las negociaciones con los 27 países del bloque no le favorecen al Reino Unido.

Los analistas económicos advirtieron antes del referendo del pasado jueves que una eventual salida del Reino Unido de Europa provocaría pérdida de empleos en el estratégico sector de servicios financieros de la City of London y Canary Wharf, que es la espina dorsal de la economía de Londres.

El presidente del Eurogrupo de ministros de Finanzas del Consejo Europeo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, confirmó estos temores al afirmar que un acceso limitado al mercado común de más de 500 millones de consumidores es el “precio” que el Reino Unido tiene que pagar al dejar la Unión Europea.

/cpg