/ martes 3 de septiembre de 2019

Argentinos hacen fila en bancos para sacar ahorros

Las medidas de restricción para retirar divisas por parte del gobierno de Mauricio Macri puso en alerta a la población

Algunos argentinos formaban largas filas frente a bancos en Buenos Aires desde una hora antes de su apertura, esperando para poder retirar sus ahorros, luego de que el gobierno dispuso restricciones cambiarias para lidiar con la crisis financiera que golpea al país.

"Saqué mi plata del banco por precaución, creo que es un momento en donde nos estamos llevando muchas sorpresas. Mañana nos podemos levantar y ver que todo cambió, prefiero ser precavida y no arrepentirme después", comentó Catalina Pedace, una empleada y estudiante universitaria de 25 años, a la salida de un banco en el centro de Buenos Aires.

Habituados a los descalabros económicos y a perder sus ahorros, los argentinos son capaces de oler una crisis a distancia y las medidas anunciadas por el gobierno son una señal de alerta.

"La inestabilidad y la poca información generan miedo, y creo que muchos estamos actuando por ese miedo que nos genera el no saber qué es lo que puede pasar", agregó Pedace.

En las crisis de 1989/1990 y de 2001/02, muchos ahorradores perdieron su dinero por el congelamiento y confiscación de depósitos, recuerdos que están vivos en el centro financiero de Buenos Aires.

La victoria de la oposición de centroizquierda en elecciones primarias del 11 de agosto, que anticipaban un triunfo en las presidenciales de octubre, provocó inestabilidad financiera en un país golpeado por la alta inflación y el alza en la pobreza.

El resultado dejó al presidente neoliberal Mauricio Macri, el candidato favorito de los mercados, con pocas probabilidades de ser reelecto y desencadenó un derrumbe de la confianza de los inversores y de la moneda local.

"Esta afluencia de gente es fundamentalmente atribuible al nuevo esquema de medidas que se vienen sucediendo en el sistema financiero", dijo el portavoz de un importante banco argentino.

A las puertas de varios bancos, los clientes se quejaban de las largas filas para sacar el dinero de sus cuentas y también de problemas de los sistemas de banca digital, que en ocasiones impedían realizar operaciones.

"No anda nada, se cayeron todos los sistemas. Hay un lío de gente en el centro (en la zona bancaria) que no se puede caminar", explicó Pablo Ferro, un abogado de 41 años que insistía con reiniciar el teléfono para hacer funcionar la aplicación móvil de su banco.

"Yo no tengo depósitos en dólares. Tengo ahorros en dólares que no están depositados porque hace dos años atrás empecé a oler un poquito mal esta situación, pero me preocupa y me apena ver a toda esta gente fuera de los bancos esperando que les reintegren sus depósitos", contó Liliana Ibarra, una jubilada de 60 años.

Algunos argentinos formaban largas filas frente a bancos en Buenos Aires desde una hora antes de su apertura, esperando para poder retirar sus ahorros, luego de que el gobierno dispuso restricciones cambiarias para lidiar con la crisis financiera que golpea al país.

"Saqué mi plata del banco por precaución, creo que es un momento en donde nos estamos llevando muchas sorpresas. Mañana nos podemos levantar y ver que todo cambió, prefiero ser precavida y no arrepentirme después", comentó Catalina Pedace, una empleada y estudiante universitaria de 25 años, a la salida de un banco en el centro de Buenos Aires.

Habituados a los descalabros económicos y a perder sus ahorros, los argentinos son capaces de oler una crisis a distancia y las medidas anunciadas por el gobierno son una señal de alerta.

"La inestabilidad y la poca información generan miedo, y creo que muchos estamos actuando por ese miedo que nos genera el no saber qué es lo que puede pasar", agregó Pedace.

En las crisis de 1989/1990 y de 2001/02, muchos ahorradores perdieron su dinero por el congelamiento y confiscación de depósitos, recuerdos que están vivos en el centro financiero de Buenos Aires.

La victoria de la oposición de centroizquierda en elecciones primarias del 11 de agosto, que anticipaban un triunfo en las presidenciales de octubre, provocó inestabilidad financiera en un país golpeado por la alta inflación y el alza en la pobreza.

El resultado dejó al presidente neoliberal Mauricio Macri, el candidato favorito de los mercados, con pocas probabilidades de ser reelecto y desencadenó un derrumbe de la confianza de los inversores y de la moneda local.

"Esta afluencia de gente es fundamentalmente atribuible al nuevo esquema de medidas que se vienen sucediendo en el sistema financiero", dijo el portavoz de un importante banco argentino.

A las puertas de varios bancos, los clientes se quejaban de las largas filas para sacar el dinero de sus cuentas y también de problemas de los sistemas de banca digital, que en ocasiones impedían realizar operaciones.

"No anda nada, se cayeron todos los sistemas. Hay un lío de gente en el centro (en la zona bancaria) que no se puede caminar", explicó Pablo Ferro, un abogado de 41 años que insistía con reiniciar el teléfono para hacer funcionar la aplicación móvil de su banco.

"Yo no tengo depósitos en dólares. Tengo ahorros en dólares que no están depositados porque hace dos años atrás empecé a oler un poquito mal esta situación, pero me preocupa y me apena ver a toda esta gente fuera de los bancos esperando que les reintegren sus depósitos", contó Liliana Ibarra, una jubilada de 60 años.

Sociedad

No cabe ni un alma. Panteón de Acapulco, saturado por Covid-19

De abril a la fecha se han realizado 270 servicios de inhumación en panteón de El Palmar

México

Pfizer solicita a Cofepris registro sanitario para vacuna contra Covid

El subsecretario Hugo López-Gatell confirmó en conferencia que la farmacéutica ya hizo entrega de la solicitud a la comisión

CDMX

Defenderse a sí misma, un calvario para Karla Daniela

Karla Daniela tiene cinco carpetas de investigación por riesgo feminicida, pero aún no logra justicia para ella y su hijo

Mundo

EU y China aprietan a Brasil por red 5G

La relación con Pekín es clave, dice vicepresidente tras los ataques a Huawei y el plan “clean network”

Mundo

Con bicis, Teherán busca convertirse en Ámsterdam

La alcaldía de la capital iraní cuenta con el programa Bdood, que tiene 147 estaciones de bicicletas en autoservicio

Doble Vía

Kult | La infidelidad virtual aumento 160% durante la pandemia

Una encuesta de la plataforma para infieles señala que los mexicanos han extrañado más a su amante que a cualquier otra persona en el confinamiento

Finanzas

China acusa maniobra política en Red Limpia

El Gobierno de México como los mexicanos “saben identificar la verdad de la mentira”, dice la embajada

Finanzas

Urgen estímulos para la economía: Heath

El subgobernador estima que la economía mexicana tardará entre dos y seis años en recuperarse

CDMX

Llega la recta final para modernizar la Línea 1 del Metro

El Sistema de Transporte Colectivo Metro define hoy qué empresa se encargará del proyecto de renovación