/ lunes 25 de abril de 2022

Gobierno federal reconoce incremento en robo de combustible

El presidente López Obrador reconoció que el huachicoleo está incrementando, con la extracción de hasta cinco mil barriles diario

El presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó que su gobierno todavía tiene problemas para terminar con el delito de robo de combustibles, mejor conocido como huachicol, y que este delito va en ascenso.

Durante su conferencia de prensa matutina de este lunes, el mandatario federal reconoció que “todavía estamos batallando con lo del huachicol, porque es de todos los días”.

A pesar de que el presidente había asegurado con anterioridad que en su administración se había terminado con el robo de combustibles, y que con el combate al huachicoleo —del 21 de diciembre de 2018 al 15 de diciembre de 2020— se había ahorrado 119 mil 156 millones de pesos por este concepto, este lunes aceptó que su gobierno tiene “un promedio de cuatro mil o cinco mil barriles diarios de robo de gasolinas y se nos está subiendo”.

López Obrador dijo durante su conferencia de prensa que “se nos está subiendo a seis mil” los barriles robados diariamente, aunque agregó que “todo eso se está corrigiendo”.

Durante su pasado Informe de Gobierno por los primero 100 días de su cuarto año de gobierno, el presidente había asegurado que el robo de combustible había disminuido en 95 por ciento, pero hoy subraya lo contrario.

De acuerdo con la Gerencia de Estrategia y Sistemas de Seguridad y Monitoreo de Pemex, los estados que más robo de combustibles registran son Hidalgo, Estado de México, Puebla, Guanajuato y Veracruz.

Durante la conferencia el presidente fue cuestionado por un youtuber sobre la presunta corrupción que existe en las casetas de peaje de parte de una empresa transportista de Pemex, a lo que el mandatario sostuvo que la corrupción es una “peste” y que se debe seguir denunciando.

En el marco de este cuestionamiento, el mandatario aseguró que la corrupción es un mal que viene de administraciones anteriores, donde se promovió el modelo neoliberal y aprovechó para hablar del incremento del delito de robo de combustibles, aunque matizó que antes se robaban 80 mil barriles diarios.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Asimismo, dijo que en Caminos y Puentes Federales (Capufe) había una gran corrupción y que solo en manejo de casetas había grupos que tomaban casetas y sacaban “muchísimo dinero”, pero aseguró que eso se ha ido corrigiendo.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

El presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó que su gobierno todavía tiene problemas para terminar con el delito de robo de combustibles, mejor conocido como huachicol, y que este delito va en ascenso.

Durante su conferencia de prensa matutina de este lunes, el mandatario federal reconoció que “todavía estamos batallando con lo del huachicol, porque es de todos los días”.

A pesar de que el presidente había asegurado con anterioridad que en su administración se había terminado con el robo de combustibles, y que con el combate al huachicoleo —del 21 de diciembre de 2018 al 15 de diciembre de 2020— se había ahorrado 119 mil 156 millones de pesos por este concepto, este lunes aceptó que su gobierno tiene “un promedio de cuatro mil o cinco mil barriles diarios de robo de gasolinas y se nos está subiendo”.

López Obrador dijo durante su conferencia de prensa que “se nos está subiendo a seis mil” los barriles robados diariamente, aunque agregó que “todo eso se está corrigiendo”.

Durante su pasado Informe de Gobierno por los primero 100 días de su cuarto año de gobierno, el presidente había asegurado que el robo de combustible había disminuido en 95 por ciento, pero hoy subraya lo contrario.

De acuerdo con la Gerencia de Estrategia y Sistemas de Seguridad y Monitoreo de Pemex, los estados que más robo de combustibles registran son Hidalgo, Estado de México, Puebla, Guanajuato y Veracruz.

Durante la conferencia el presidente fue cuestionado por un youtuber sobre la presunta corrupción que existe en las casetas de peaje de parte de una empresa transportista de Pemex, a lo que el mandatario sostuvo que la corrupción es una “peste” y que se debe seguir denunciando.

En el marco de este cuestionamiento, el mandatario aseguró que la corrupción es un mal que viene de administraciones anteriores, donde se promovió el modelo neoliberal y aprovechó para hablar del incremento del delito de robo de combustibles, aunque matizó que antes se robaban 80 mil barriles diarios.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Asimismo, dijo que en Caminos y Puentes Federales (Capufe) había una gran corrupción y que solo en manejo de casetas había grupos que tomaban casetas y sacaban “muchísimo dinero”, pero aseguró que eso se ha ido corrigiendo.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

New Articles

Detienen a cuatro supuestos involucrados en el homicidio del ex alcalde de Ixtapaluca

Este mismo miércoles Fernando Fernández fue acribillado por unos motociclistas

Metrópoli

Vuelca Mexibus en Ecatepec; hay tres lesionados

Una unidad de la línea 4 del Mexibus volcó a la altura de Venta de Carpio, en Ecatepec

Sociedad

México es muchísimo más peligroso que hace 18 años: Amnistía Internacional

Amnistía Internacional sostuvo que México comete múltiples fallas en materia de derechos, lo que lo vuelve un país más peligroso

Elecciones 2024

Candidatos de Xochimilco debaten en menos tiempo y sin confrontaciones

Los tres candidatos no agotaron el tiempo disponible para el diálogo y debate

Sociedad

Ocho estados concentran casi el 80% de los casos de dengue en el país

En México hay 10 mil 291 casos de dengue concentrados en Guerrero, Tabasco, Veracruz, Quintana Roo, Colima, Michoacán, Chiapas y Campeche

Mundo

“No les tenemos miedo”: universitarios de Texas y California se enfrentan a policías

Estos enfrentamientos en las universidades de Texas y California muestran la tensión que vive EU a raíz de las protestas propalestinas