/ viernes 1 de julio de 2022

La gran renuncia: miles dijeron adiós a sus trabajos durante la pandemia

Una tendencia magnificada por la pandemia, que se generó cuando Estados Unidos registró fuertes alzas de dimisiones en el mercado laboral durante 2021 debido al agotamiento laboral o el regreso a las oficinas

El 2021 nos dejó muchas historias y una de ellas es el fenómeno en el mercado laboral bautizado como La Gran Renuncia, una tendencia de dimisiones registrada a partir de abril de ese año que reportó “cifras récord” de personas que dejaron voluntariamente sus áreas de trabajo en masa durante la pandemia de Covid-19.

Quién lo inventó

El término fue acuñado por Anthony Klotz, profesor de administración en la Escuela de Administración del University College London, en mayo de 2021, cuando predijo un éxodo masivo sostenido

La tendencia comenzó a registrarse en Estados Unidos, las cifras reportadas por el Departamento del Trabajo eran brutales, según su conteo, 4.5 millones de personas abandonaron voluntariamente sus puestos de trabajo en noviembre de 2021. Los meses previos la tendencia era muy similar, en abril de 2021 renunciaron 4 millones, en mayo fueron 3.6 y en junio 3.9 millones de personas, lo que fue catalogado por la dependencia estadounidense como “máximos históricos” aunque sus reportes comenzaron a realizarse en el año 2000, por lo que los datos sugieren es que en 23 años han sido las cifras más elevadas.

Los motivos de las renuncias son variables, desde el estancamiento de los salarios en medio del aumento del costo de vida, agotamiento laboral o insatisfacción laboral, incluso el regreso a las oficinas en una era de pospandemia, entre otras. Los sectores más afectados fueron salud, hotelería, restaurantes, ventas y servicios sociales.

En total, desde abril de 2021 a finales del mismo año renunciaron cerca de 33 millones de empleados, o más de una quinta parte de la fuerza laboral total de Estados Unidos.

Foto: Pexels

Aunque la cifra es bastante escandalosa, la realidad es que podría estar lejos de la adjetivación de “cifras récord”, considerando que el Departamento del Trabajo de EU comenzó a crear un registro de desempleo y deserciones laborales en el año 2000, previamente se vivieron fenómenos en el mercado laboral como por ejemplo la burbuja del punto-com, un periodo comprendido entre 1997 y 2000 en el que se produjo el auge de las empresas relacionadas con el internet y el crecimiento de sus valores económicos, lo que provocó una fuerte burbuja económica que causó la quiebra de una gran cantidad de empresas, millones de despidos y renuncias.

Por otro lado, los 33 millones de trabajadores que dejaron su trabajo voluntariamente en Estados Unidos no deja de ser una cifra impresionante, sin embargo, una gran parte de la fuerza laboral del país hace esto todos los años. En 2019, por ejemplo, alrededor del 28 por ciento de la fuerza laboral renunció.

Los trabajadores tampoco están renunciando en masa en todos los sectores de la economía. Si bien los abandonos son más altos de lo habitual en la mayoría de las industrias, algunos sectores son responsables de la mayor parte de la facturación, con algunos por debajo de sus picos recientes.

La tasa de abandono más alta se encuentra en los servicios de hotelería y alimentación. Alrededor del 6.9 por ciento de las personas que trabajan en hoteles, moteles, restaurantes y bares se dieron de baja en sus puestos de trabajo, si bien es el nivel más alto desde 2000, la rotación voluntaria en este sector suele ser alta, dada la naturaleza del trabajo, y ha estado por encima del cinco por ciento muchas veces durante las últimas dos décadas, según datos del Departamento del Trabajo de EU.

La segunda tasa de abandono más alta de noviembre, con un 4.4 por ciento, fue el comercio minorista, que incluye a los trabajadores de tiendas y comercios.

Foto: Pexels

Las cifras también reflejaron que los jóvenes constituyen la mayor parte de las personas que cambian de trabajo. Según la agencia del manejo de datos de Recursos Humanos de las altas tasas anuales de abandono significan que muchos trabajadores no están satisfechos con el salario, los beneficios o las condiciones de trabajo, pero desde finales de 2021 a la actualidad se sumó el regreso a trabajar en las oficinas y desplazar el trabajo en casa, que en la mayoría de los casos de los trabajadores representaba mejores comodidades, tanto personales, productivos y económicos.

Aún así, el alza de renuncias en EU obedece a una tendencia ya esperada, y no precisamente por la pandemia, aunque en 2020 hubo una pronunciada baja, los expertos y analistas consideran que ese año se postergaron las dimisiones de trabajadores por la incertidumbre de los trabajos y el futuro del mercado laboral.

Aún así, las renuncias masivas pueden ser una gran pérdida de tiempo y dinero tanto para las empresas como para los trabajadores. Contratar y capacitar a los trabajadores es costoso. Y buscar nuevos trabajos y cambiar de empleo es física y emocionalmente difícil para los trabajadores.

México y Europa

La pandemia de Covid-19 permitió a millones de trabajadores de todo el mundo repensar sus objetivos laborales a largo plazo, además de la adaptación del trabajo en casa ayudo a que los trabajadores, sobre todo jóvenes, encontraran la flexibilidad de horarios que les permitiera hacer un equilibrio con la vida personal. Esta tendencia fue registrada tanto en Europa como en otras partes del mundo, incluido México.

El siglo XXI ha traído consigo varias crisis, en 2008 fuimos golpeados por una fuerte crisis económica, y en esta década nos ha golpeado la crisis sanitaria de Covid-19 que ha provocado una crisis económica, inflaciones exorbitantes, falla en las cadenas de suministros, además de las crisis derivadas de la guerra en Ucrania, que está causando un mayor impacto a la economía global y una nueva crisis alimentaria y estos hechos también provocan el aumento de empleos mal pagados y el trabajo precario que causa una pérdida del poder adquisitivo de la fuerza laboral peor pagada, entre ellos los jóvenes que se incorporan al mercado laboral.

Frente a un modelo de sociedad neoliberal donde los empleados se explotan voluntariamente creyendo que se están realizando y se imponen el imperativo de tener que rendir cada vez más, las nuevas generaciones perciben que el empleo "está perdiendo utilidad como vía para integrarse en la sociedad" y sus rendimientos económicos no permiten acceder a bienes de consumo ni a una vivienda digna.

Ante esta situación, las renuncias o los deseos de dejar de laborar en una empresa se ha disparado en varios países europeos, respondiendo a la tendencia de “La Gran Renuncia”.

Foto: Pixabay

El informe Future Forum publicado en enero de 2022 encontró que el 53 por ciento de los trabajadores en Francia y el 55 por ciento en Alemania y Japón están abiertos a buscar nuevos trabajos el próximo año. Ese número aumenta al 64 por ciento en Australia y al 60 por ciento en el Reino Unido.

La realidad es que en varios países europeos las cifras de renuncias no fueron muy elevadas, aunque sí mostraron una variación al alza, sin embargo, a diferencia de Estados Unidos, la mayoría de los trabajadores que solicitaron una renuncia acordaron mantener sus puestos ya que algunos gobiernos entregaron subsidios a empresas para evitar una fuga de empleados, además, los trabajadores en Europa cuentan con un respaldo fijo de los sindicatos.

Europa cuenta con un índice de actividad que mide el nivel de empleo de un país, y en el caso de la eurozona, bajó del 73.4 por ciento al 71.6 por ciento en un año, específicamente durante el confinamiento. Menos de dos puntos porcentuales de retroceso de 2020 a 2021.

Para el caso de México, la tendencia se ha mostrado moderada y la mayoría de casos están enfocados en puestos con perfiles ejecutivos de mando medio que buscan mejores condiciones laborales con flexibilidad de horarios.

Según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de los dos millones de personas desempleadas en el país, el 27 por ciento renunciaron durante el 2021, según el análisis de datos es la misma tendencia promedio de los últimos años.

El 2021 nos dejó muchas historias y una de ellas es el fenómeno en el mercado laboral bautizado como La Gran Renuncia, una tendencia de dimisiones registrada a partir de abril de ese año que reportó “cifras récord” de personas que dejaron voluntariamente sus áreas de trabajo en masa durante la pandemia de Covid-19.

Quién lo inventó

El término fue acuñado por Anthony Klotz, profesor de administración en la Escuela de Administración del University College London, en mayo de 2021, cuando predijo un éxodo masivo sostenido

La tendencia comenzó a registrarse en Estados Unidos, las cifras reportadas por el Departamento del Trabajo eran brutales, según su conteo, 4.5 millones de personas abandonaron voluntariamente sus puestos de trabajo en noviembre de 2021. Los meses previos la tendencia era muy similar, en abril de 2021 renunciaron 4 millones, en mayo fueron 3.6 y en junio 3.9 millones de personas, lo que fue catalogado por la dependencia estadounidense como “máximos históricos” aunque sus reportes comenzaron a realizarse en el año 2000, por lo que los datos sugieren es que en 23 años han sido las cifras más elevadas.

Los motivos de las renuncias son variables, desde el estancamiento de los salarios en medio del aumento del costo de vida, agotamiento laboral o insatisfacción laboral, incluso el regreso a las oficinas en una era de pospandemia, entre otras. Los sectores más afectados fueron salud, hotelería, restaurantes, ventas y servicios sociales.

En total, desde abril de 2021 a finales del mismo año renunciaron cerca de 33 millones de empleados, o más de una quinta parte de la fuerza laboral total de Estados Unidos.

Foto: Pexels

Aunque la cifra es bastante escandalosa, la realidad es que podría estar lejos de la adjetivación de “cifras récord”, considerando que el Departamento del Trabajo de EU comenzó a crear un registro de desempleo y deserciones laborales en el año 2000, previamente se vivieron fenómenos en el mercado laboral como por ejemplo la burbuja del punto-com, un periodo comprendido entre 1997 y 2000 en el que se produjo el auge de las empresas relacionadas con el internet y el crecimiento de sus valores económicos, lo que provocó una fuerte burbuja económica que causó la quiebra de una gran cantidad de empresas, millones de despidos y renuncias.

Por otro lado, los 33 millones de trabajadores que dejaron su trabajo voluntariamente en Estados Unidos no deja de ser una cifra impresionante, sin embargo, una gran parte de la fuerza laboral del país hace esto todos los años. En 2019, por ejemplo, alrededor del 28 por ciento de la fuerza laboral renunció.

Los trabajadores tampoco están renunciando en masa en todos los sectores de la economía. Si bien los abandonos son más altos de lo habitual en la mayoría de las industrias, algunos sectores son responsables de la mayor parte de la facturación, con algunos por debajo de sus picos recientes.

La tasa de abandono más alta se encuentra en los servicios de hotelería y alimentación. Alrededor del 6.9 por ciento de las personas que trabajan en hoteles, moteles, restaurantes y bares se dieron de baja en sus puestos de trabajo, si bien es el nivel más alto desde 2000, la rotación voluntaria en este sector suele ser alta, dada la naturaleza del trabajo, y ha estado por encima del cinco por ciento muchas veces durante las últimas dos décadas, según datos del Departamento del Trabajo de EU.

La segunda tasa de abandono más alta de noviembre, con un 4.4 por ciento, fue el comercio minorista, que incluye a los trabajadores de tiendas y comercios.

Foto: Pexels

Las cifras también reflejaron que los jóvenes constituyen la mayor parte de las personas que cambian de trabajo. Según la agencia del manejo de datos de Recursos Humanos de las altas tasas anuales de abandono significan que muchos trabajadores no están satisfechos con el salario, los beneficios o las condiciones de trabajo, pero desde finales de 2021 a la actualidad se sumó el regreso a trabajar en las oficinas y desplazar el trabajo en casa, que en la mayoría de los casos de los trabajadores representaba mejores comodidades, tanto personales, productivos y económicos.

Aún así, el alza de renuncias en EU obedece a una tendencia ya esperada, y no precisamente por la pandemia, aunque en 2020 hubo una pronunciada baja, los expertos y analistas consideran que ese año se postergaron las dimisiones de trabajadores por la incertidumbre de los trabajos y el futuro del mercado laboral.

Aún así, las renuncias masivas pueden ser una gran pérdida de tiempo y dinero tanto para las empresas como para los trabajadores. Contratar y capacitar a los trabajadores es costoso. Y buscar nuevos trabajos y cambiar de empleo es física y emocionalmente difícil para los trabajadores.

México y Europa

La pandemia de Covid-19 permitió a millones de trabajadores de todo el mundo repensar sus objetivos laborales a largo plazo, además de la adaptación del trabajo en casa ayudo a que los trabajadores, sobre todo jóvenes, encontraran la flexibilidad de horarios que les permitiera hacer un equilibrio con la vida personal. Esta tendencia fue registrada tanto en Europa como en otras partes del mundo, incluido México.

El siglo XXI ha traído consigo varias crisis, en 2008 fuimos golpeados por una fuerte crisis económica, y en esta década nos ha golpeado la crisis sanitaria de Covid-19 que ha provocado una crisis económica, inflaciones exorbitantes, falla en las cadenas de suministros, además de las crisis derivadas de la guerra en Ucrania, que está causando un mayor impacto a la economía global y una nueva crisis alimentaria y estos hechos también provocan el aumento de empleos mal pagados y el trabajo precario que causa una pérdida del poder adquisitivo de la fuerza laboral peor pagada, entre ellos los jóvenes que se incorporan al mercado laboral.

Frente a un modelo de sociedad neoliberal donde los empleados se explotan voluntariamente creyendo que se están realizando y se imponen el imperativo de tener que rendir cada vez más, las nuevas generaciones perciben que el empleo "está perdiendo utilidad como vía para integrarse en la sociedad" y sus rendimientos económicos no permiten acceder a bienes de consumo ni a una vivienda digna.

Ante esta situación, las renuncias o los deseos de dejar de laborar en una empresa se ha disparado en varios países europeos, respondiendo a la tendencia de “La Gran Renuncia”.

Foto: Pixabay

El informe Future Forum publicado en enero de 2022 encontró que el 53 por ciento de los trabajadores en Francia y el 55 por ciento en Alemania y Japón están abiertos a buscar nuevos trabajos el próximo año. Ese número aumenta al 64 por ciento en Australia y al 60 por ciento en el Reino Unido.

La realidad es que en varios países europeos las cifras de renuncias no fueron muy elevadas, aunque sí mostraron una variación al alza, sin embargo, a diferencia de Estados Unidos, la mayoría de los trabajadores que solicitaron una renuncia acordaron mantener sus puestos ya que algunos gobiernos entregaron subsidios a empresas para evitar una fuga de empleados, además, los trabajadores en Europa cuentan con un respaldo fijo de los sindicatos.

Europa cuenta con un índice de actividad que mide el nivel de empleo de un país, y en el caso de la eurozona, bajó del 73.4 por ciento al 71.6 por ciento en un año, específicamente durante el confinamiento. Menos de dos puntos porcentuales de retroceso de 2020 a 2021.

Para el caso de México, la tendencia se ha mostrado moderada y la mayoría de casos están enfocados en puestos con perfiles ejecutivos de mando medio que buscan mejores condiciones laborales con flexibilidad de horarios.

Según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de los dos millones de personas desempleadas en el país, el 27 por ciento renunciaron durante el 2021, según el análisis de datos es la misma tendencia promedio de los últimos años.

Finanzas

Citibanamex ve cierre de año positivo para México

Para finales de 2022, el Producto Interno Bruto crecerá 2.1 %, aunque para 2023 habrá una expansión de apenas 1.2%

Mundo

Argentina ordena incautar avión venezolano a petición de EU

El avión que la compañía iraní, Mahan Air, había vendido a la aerolínea venezolana de transporte Emtrasur fue inmovilizado en junio por funcionarios argentinos

Política

ONU-DH exhorta a México a mantener la naturaleza civil de la Guardia Nacional

Michelle Bachelet expresó su disposición en proporcionar asistencia técnica al Estado mexicano para “fortalecer las instituciones civiles”

Política

Acotar financiamiento privado en elecciones, proponen expertos

La consejera del INE, Carla Humphrey, mencionó que el financiamiento público ha permitido acotar el espacio de entrada del crimen organizado

Sociedad

No más "Anivdelarev"; Registro Civil pide no dar nombres burlones a niños

Si algún menor de edad  siente que vulneran su identidad jurídica siendo víctima de bullying, se puede tramitar la corrección de su acta de nacimiento por enmienda

Finanzas

Citibanamex ve cierre de año positivo para México

Para finales de 2022, el Producto Interno Bruto crecerá 2.1 %, aunque para 2023 habrá una expansión de apenas 1.2%

Sociedad

Reportan incendios en comercios y ataques armados tras motín en Cereso de Ciudad Juárez

Luego de los ataques en Jalisco y Guanajuato, ahora fue en Cd. Juárez donde se registró una ola de violencia

Sociedad

Usan helicóptero de la Marina para show de la mascota de Olmecas

Este hecho fue cuestionado en redes sociales por aficionados, ahí se abrió el debate si fue exageración o no utilizar un vehículo oficial

Sociedad

Sedena asegura más de una tonelada y media de drogas en Sonora

Un tracto camión cargado con más de una tonelada y media de distintas drogas fue asegurado este jueves en el puesto de revisión militar de Querobabi