/ viernes 16 de diciembre de 2016

México saldrá bien librado de la coyuntura actual, asegura la BMV

A pesar de la incertidumbre por las amenazas en materia comercial e inmigración del presidente electo de Estados Unidos (EU), Donald Trump, así como de la turbulencia internacional, el alza del dólar y los bajos precios del petróleo, México logrará salir sin mayor problema de esta coyuntura y los embates no serán “tan graves” como se piensa, consideró la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Jaime Ruiz Sacristán, presidente de BMV, destacó la condición favorable que registran las fundamentales de la economía, como las reservas internacionales y la inflación, toda vez que permitirán al país enfrentar el complejo escenario internacional y mantener tasas positivas de crecimiento.

De esta manera, en el marco de la emisión del primer Bono Verde de la Ciudad de México en la BMV, el directivo recordó que en épocas de adversidad, siempre se abren las mejores oportunidades para invertir y crecer, por lo que invitó a la clase empresarial a seguir confiando en el mercado mexicano pese al complejo escenario.

“México tiene muchas fortalezas, en estos retos también hay muchas oportunidades, yo he oído a muchos empresarios, hay unos preocupados, pero hay otros, que lo que ven como una oportunidad, yo creo que si podemos ver volatilidad en los mercados, como lo hemos visto en el último año, pero a la larga México está preparado, su fortaleza económica, sus empresas, los mexicanos vamos a buscar de salir de esto y creo que no va a ser tan grave como mucha gente piensa”, señaló.

Al respecto, Jaime Ruíz Sacristán afirmó que la emisión del primer Bono Verde de la Ciudad de México mercado bursátil, abre oportunidades para que nuevos Gobiernos utilicen este instrumento, el cual tiene como propósito financiar proyectos amigables con el medio ambiente.

“El calentamiento global, la contaminación de nuestros entornos y la sobreexplotación que hemos hecho de los recursos naturales, son temas que cada día cobran mayor relevancia y que nos obligan a emprender estrategias y acciones para aminorar el impacto en nuestra vida diaria”, aseguró el presidente de la BMV.

Ante ese escenario, agregó, los Gobiernos y más empresas tienen que empezar a modificar su relación con el medio ambiente y la Bolsa Mexicana de Valores está decidida a emprender aquellas acciones que mejoren esta relación.

Por ello, desde el año 2011, recordó, la BMV promueve el desarrollo sustentable de las organizaciones, con el único objetivo de asegurar su crecimiento económico y que sean más competitivas en el largo plazo, explicó.

El monto emitido fue de mil millones de pesos, bajo el amparo de un programa total autorizado de cuatro mil 500 millones de pesos, a un plazo de cinco años, donde el intermediario colocador fue HSBC Casa de Bolsa.

Por su parte, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, destacó la responsabilidad que tienen las autoridades locales en preservar la estabilidad económica del país, como parte de la estrategia integral para enfrentar el adverso contexto internacional.

“Hemos tenido noticias de este aumento de la Reserva Federal de Estados Unidos como estrategia, también de presión financiera y seguramente nuestro Banco de México, estará ya preparando el terreno que dé esta estabilidad al país; en las ciudades, nosotros lo que debemos cuidar, es la disciplina financiera, la Ciudad de México, su techo de endeudamiento está controlado por la Secretaría de Hacienda, nosotros no podemos hacer endeudamientos a diestra y siniestra, sino que tiene que estar perfectamente soportado”, comentó.

A pesar de la incertidumbre por las amenazas en materia comercial e inmigración del presidente electo de Estados Unidos (EU), Donald Trump, así como de la turbulencia internacional, el alza del dólar y los bajos precios del petróleo, México logrará salir sin mayor problema de esta coyuntura y los embates no serán “tan graves” como se piensa, consideró la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Jaime Ruiz Sacristán, presidente de BMV, destacó la condición favorable que registran las fundamentales de la economía, como las reservas internacionales y la inflación, toda vez que permitirán al país enfrentar el complejo escenario internacional y mantener tasas positivas de crecimiento.

De esta manera, en el marco de la emisión del primer Bono Verde de la Ciudad de México en la BMV, el directivo recordó que en épocas de adversidad, siempre se abren las mejores oportunidades para invertir y crecer, por lo que invitó a la clase empresarial a seguir confiando en el mercado mexicano pese al complejo escenario.

“México tiene muchas fortalezas, en estos retos también hay muchas oportunidades, yo he oído a muchos empresarios, hay unos preocupados, pero hay otros, que lo que ven como una oportunidad, yo creo que si podemos ver volatilidad en los mercados, como lo hemos visto en el último año, pero a la larga México está preparado, su fortaleza económica, sus empresas, los mexicanos vamos a buscar de salir de esto y creo que no va a ser tan grave como mucha gente piensa”, señaló.

Al respecto, Jaime Ruíz Sacristán afirmó que la emisión del primer Bono Verde de la Ciudad de México mercado bursátil, abre oportunidades para que nuevos Gobiernos utilicen este instrumento, el cual tiene como propósito financiar proyectos amigables con el medio ambiente.

“El calentamiento global, la contaminación de nuestros entornos y la sobreexplotación que hemos hecho de los recursos naturales, son temas que cada día cobran mayor relevancia y que nos obligan a emprender estrategias y acciones para aminorar el impacto en nuestra vida diaria”, aseguró el presidente de la BMV.

Ante ese escenario, agregó, los Gobiernos y más empresas tienen que empezar a modificar su relación con el medio ambiente y la Bolsa Mexicana de Valores está decidida a emprender aquellas acciones que mejoren esta relación.

Por ello, desde el año 2011, recordó, la BMV promueve el desarrollo sustentable de las organizaciones, con el único objetivo de asegurar su crecimiento económico y que sean más competitivas en el largo plazo, explicó.

El monto emitido fue de mil millones de pesos, bajo el amparo de un programa total autorizado de cuatro mil 500 millones de pesos, a un plazo de cinco años, donde el intermediario colocador fue HSBC Casa de Bolsa.

Por su parte, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, destacó la responsabilidad que tienen las autoridades locales en preservar la estabilidad económica del país, como parte de la estrategia integral para enfrentar el adverso contexto internacional.

“Hemos tenido noticias de este aumento de la Reserva Federal de Estados Unidos como estrategia, también de presión financiera y seguramente nuestro Banco de México, estará ya preparando el terreno que dé esta estabilidad al país; en las ciudades, nosotros lo que debemos cuidar, es la disciplina financiera, la Ciudad de México, su techo de endeudamiento está controlado por la Secretaría de Hacienda, nosotros no podemos hacer endeudamientos a diestra y siniestra, sino que tiene que estar perfectamente soportado”, comentó.