/ martes 4 de abril de 2017

Industria electrónica y de TI prevé crecer entre 3 y 5% este año

Salvador Guerrero

A pesar de enfrentar un entorno económico complejo a nivel local e internacional, la Cámara Nacional de la industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canienti) espera crecer este año entre el tres y el cinco por ciento, señaló el presidente del organismo empresarial, Mario de la Cruz Sarabia.

El dirigente empresarial, quien tomó posesión por segundo periodo consecutivo del organismo, dijo que los resultados han sido buenos, sin embargo, ante los recientes cambios de la política económica de Estados Unidos, el reto es aún importante.

Los grandes retos de la actualidad, dijo, consisten en garantizar el libre acceso a la información y el impulso a la economía digital, donde la ciberseguridad lleva un papel fundamental y exige una estrategia nacional para este efecto, donde Canieti pone un grano de arena con un estudio sobre ciberseguridad que sirve para hacer políticas públicas al respecto. Es fundamental basar la estrategia de seguridad informática en tres ejes rectores: seguridad infantil, financiera y ciudadana a fin de garantizar el acceso a las nuevas tecnologías y permitir el desarrollo social.

Este año será de grandes desafíos que desde hace décadas no se enfrentaban, comentó, donde factores externos e internos con variables como la renegociación del TLCAN, el entorno cambiario, entre otros, demandan mayor esfuerzo.

Ante el reto Canieti buscará incrementar el número de afiliados; diversificará las fuentes de financiamiento a las empresas ante los recortes presupuestales, establecerá una nueva política industrial ante los cambios que presente la renegociación del TLCAN, fortalecerá a las empresas del sector, buscará la generación de más infraestructura, fomentará la innovación y el uso de las TIC.

Destacó los resultados alcanzados en 2016, donde se logró un registro de más de 10 mil empresas tecnológicas, lo que representó un crecimiento del 300 por ciento en las actividades de negocios, se impulsó el desarrollo de la Industria 4.0 de la mano de la Concamin y el Conacyt.

Asimismo, subrayó la colaboración con el Sistema de Administración Tributaria (SAT), donde se logró implementar un sistema de exportación e importación electrónica que agiliza los procesos aduanales.

Queremos un decreto que impulse al sector de la electrónica que busca encadenar a proveedores locales con productos de alta manufactura, dijo.

En materia de tecnologías de la información, de la mano del Gobierno, en 10 años México se ha posicionado en el tercer lugar en exportación de servicios de TI.

En telecomunicaciones, la reforma al sector, a la que calificó como la más exitosa de las reformas del actual Gobierno, en agenda conjunta con la SCT, se han alcanzado facilitar la acción en la infraestructura pasiva para el desarrollo del sector y se avanza en la regulación por parte del IFT, donde, dijo, hace falta poner un alto en el camino para reflexionar hacía a dónde vamos y qué queremos para nuestro sistema ecodigital en los próximos 20 años, una vez que se superó la etapa crítica.

Salvador Guerrero

A pesar de enfrentar un entorno económico complejo a nivel local e internacional, la Cámara Nacional de la industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canienti) espera crecer este año entre el tres y el cinco por ciento, señaló el presidente del organismo empresarial, Mario de la Cruz Sarabia.

El dirigente empresarial, quien tomó posesión por segundo periodo consecutivo del organismo, dijo que los resultados han sido buenos, sin embargo, ante los recientes cambios de la política económica de Estados Unidos, el reto es aún importante.

Los grandes retos de la actualidad, dijo, consisten en garantizar el libre acceso a la información y el impulso a la economía digital, donde la ciberseguridad lleva un papel fundamental y exige una estrategia nacional para este efecto, donde Canieti pone un grano de arena con un estudio sobre ciberseguridad que sirve para hacer políticas públicas al respecto. Es fundamental basar la estrategia de seguridad informática en tres ejes rectores: seguridad infantil, financiera y ciudadana a fin de garantizar el acceso a las nuevas tecnologías y permitir el desarrollo social.

Este año será de grandes desafíos que desde hace décadas no se enfrentaban, comentó, donde factores externos e internos con variables como la renegociación del TLCAN, el entorno cambiario, entre otros, demandan mayor esfuerzo.

Ante el reto Canieti buscará incrementar el número de afiliados; diversificará las fuentes de financiamiento a las empresas ante los recortes presupuestales, establecerá una nueva política industrial ante los cambios que presente la renegociación del TLCAN, fortalecerá a las empresas del sector, buscará la generación de más infraestructura, fomentará la innovación y el uso de las TIC.

Destacó los resultados alcanzados en 2016, donde se logró un registro de más de 10 mil empresas tecnológicas, lo que representó un crecimiento del 300 por ciento en las actividades de negocios, se impulsó el desarrollo de la Industria 4.0 de la mano de la Concamin y el Conacyt.

Asimismo, subrayó la colaboración con el Sistema de Administración Tributaria (SAT), donde se logró implementar un sistema de exportación e importación electrónica que agiliza los procesos aduanales.

Queremos un decreto que impulse al sector de la electrónica que busca encadenar a proveedores locales con productos de alta manufactura, dijo.

En materia de tecnologías de la información, de la mano del Gobierno, en 10 años México se ha posicionado en el tercer lugar en exportación de servicios de TI.

En telecomunicaciones, la reforma al sector, a la que calificó como la más exitosa de las reformas del actual Gobierno, en agenda conjunta con la SCT, se han alcanzado facilitar la acción en la infraestructura pasiva para el desarrollo del sector y se avanza en la regulación por parte del IFT, donde, dijo, hace falta poner un alto en el camino para reflexionar hacía a dónde vamos y qué queremos para nuestro sistema ecodigital en los próximos 20 años, una vez que se superó la etapa crítica.