/ miércoles 6 de marzo de 2024

Trabajadora de SpaceX demanda a directivos por prejuicios sexuales y represalias

Michelle Dopak, coordinadora de producción en la sede de SpaceX, dijo que la compañía intenta obligarla a renunciar sobrecargándola de trabajo

El fabricante de cohetes SpaceX ha sido acusado en una nueva demanda de negarse a ascender a una trabajadora de producción, remunerarla menos que a sus colegas masculinos y tomar represalias contra ella por denunciar acoso sexual por parte de su jefe.

Michelle Dopak, coordinadora de producción en la sede de SpaceX en California, dijo en la demanda presentada ante un tribunal estatal el martes que los funcionarios de la empresa, incluido el presidente y director de operaciones Gwynne Shotwell, han hecho caso omiso de las denuncias presentadas por ella y otros empleados de sesgo generalizado contra las mujeres.

Dopak también afirmó que su supervisor, casado, la presionó para que mantuviera una relación sexual que resultó en un embarazo. Le ofreció 100 mil dólares para que abortara, a lo que ella se negó, y después SpaceX le autorizó transferir 3.7 millones de dólares en acciones a su nombre para evitar pagar la manutención de los hijos de la demandante, afirma Dopak.

La demanda refiere que SpaceX intenta obligar a Dopak a renunciar sobrecargándola de trabajo, a pesar de las prestaciones a las que tiene derecho para hacer frente al estrés laboral.

SpaceX no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios el miércoles.

Dopak acusa a SpaceX de discriminación, acoso, represalias y de pagar menos que a los hombres con empleos similares, en violación de la legislación de California. Solicita una indemnización no especificada.

La denuncia ocurre en un momento en que SpaceX está involucrada en otra demanda colectiva presentada en octubre en la que se señala que paga y asciende a las mujeres y a las minorías menos que a los hombres blancos.

Mientras tanto, una agencia de derechos civiles de California está investigando las quejas de un grupo de antiguas ingenieras que afirman que la empresa tolera la discriminación y el acoso desenfrenado contra las empleadas.

En otro caso ante una junta laboral estadounidense, se acusa a SpaceX de que esas mismas ingenieras fueron despedidas ilegalmente por difundir una carta en la que acusaban de sexismo a su fundador y presidente ejecutivo, Elon Musk.

La empresa ha negado haber actuado mal y ha presentado una demanda para bloquear el caso alegando que la estructura de la junta laboral y los procedimientos internos de ejecución violan la Constitución de Estados Unidos.

El fabricante de cohetes SpaceX ha sido acusado en una nueva demanda de negarse a ascender a una trabajadora de producción, remunerarla menos que a sus colegas masculinos y tomar represalias contra ella por denunciar acoso sexual por parte de su jefe.

Michelle Dopak, coordinadora de producción en la sede de SpaceX en California, dijo en la demanda presentada ante un tribunal estatal el martes que los funcionarios de la empresa, incluido el presidente y director de operaciones Gwynne Shotwell, han hecho caso omiso de las denuncias presentadas por ella y otros empleados de sesgo generalizado contra las mujeres.

Dopak también afirmó que su supervisor, casado, la presionó para que mantuviera una relación sexual que resultó en un embarazo. Le ofreció 100 mil dólares para que abortara, a lo que ella se negó, y después SpaceX le autorizó transferir 3.7 millones de dólares en acciones a su nombre para evitar pagar la manutención de los hijos de la demandante, afirma Dopak.

La demanda refiere que SpaceX intenta obligar a Dopak a renunciar sobrecargándola de trabajo, a pesar de las prestaciones a las que tiene derecho para hacer frente al estrés laboral.

SpaceX no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios el miércoles.

Dopak acusa a SpaceX de discriminación, acoso, represalias y de pagar menos que a los hombres con empleos similares, en violación de la legislación de California. Solicita una indemnización no especificada.

La denuncia ocurre en un momento en que SpaceX está involucrada en otra demanda colectiva presentada en octubre en la que se señala que paga y asciende a las mujeres y a las minorías menos que a los hombres blancos.

Mientras tanto, una agencia de derechos civiles de California está investigando las quejas de un grupo de antiguas ingenieras que afirman que la empresa tolera la discriminación y el acoso desenfrenado contra las empleadas.

En otro caso ante una junta laboral estadounidense, se acusa a SpaceX de que esas mismas ingenieras fueron despedidas ilegalmente por difundir una carta en la que acusaban de sexismo a su fundador y presidente ejecutivo, Elon Musk.

La empresa ha negado haber actuado mal y ha presentado una demanda para bloquear el caso alegando que la estructura de la junta laboral y los procedimientos internos de ejecución violan la Constitución de Estados Unidos.

Política

"No soy antialiancista, soy anti PRIAN", dice el senador panista Damián Zepeda

Acusa que el PRI "fue un lastre" para Acción Nacional en la pasada elección y exige que el partido se abra a la ciudadanía en el cambio de la dirigencia nacional

Sociedad

Balean oficinas del Diario Adiscusión en Culiacán, Sinaloa

En el sitio se observaron disparos contra la fachada y se encontraron casquillos de bala

CDMX

Depositan 13 monedas a cambio de encontrar el amor: chilangos se encomiendan a San Antonio

Ayer las mujeres y familias visitaron a San Antonio, quien ayuda a las cosas y causas perdidas

Sociedad

“Esperemos que honre ser mujer”, dice buscadora sobre llegada de Sheinbaum a la presidencia

La buscadora y activista destacó que hay muchos pendientes que debe atender Sheinbaum

Sociedad

Tila, el pueblo de Chiapas que se apagó por la violencia

El Ejército Mexicano instaló en las instalaciones del Colegio de Bachilleres, un centro de atención para la población

Mundo

Cifra de personas refugiadas en el mundo alcanza niveles récord

La movilización forzosa de una población alcanzó niveles récord gracias al cambio climático y las guerras