/ sábado 4 de febrero de 2017

Carlos Vives cimbró el Auditorio Nacional

Tras poco más de un año de no presentarse en México, la noche del jueves Carlos Vives y su vallenato hicieron vibrar al Auditorio Nacional, en el que por dos horas y media los 10 mil asistentes disfrutaron del recorrido musical que ofreció el colombiano.

Desde el inicio de la presentación, Vives salió a entregarse en el escenario y qué mejor tema para empezar que La Bicicleta, la cual ha rebasado la cifra de 210 mil descargas en las plataformas digitales a nivel mundial.

Portando un pantalón de mezclilla, playera negra y chamarra de cuero del mismo color, el intérprete se dijo emocionado y sorprendido por la respuesta de la gente que abarrotó el Auditorio Nacional para verlo actuar. Temas como La Gota Fría, Carito, Cañahuetera, Pa’ Mayte, Ella es mi Fiesta, Quiero Verte Sonreír y Déjame Entrar, fueron algunas de las melodías con las que el colombiano pudo a bailar a la gente que, sin reparo, se levantó de sus asientos para moverse al ritmo de las mismas. Con el show convertido ya en una fiesta latina, Vives no perdió el tiempo para bailar con sus coristas, dominar un balón de futbol y convivir con el público que le mostró su cariño ondeando banderas de Colombia, Venezuela, México y Panamá que convirtieron el concierto en una fiesta latina. MENSAJE DE UNIÓN

Luego de unas pequeñas palabras de unión entre Colombia y México, el momento nacional llegó cuando se comenzaron a escuchar las primeras notas de Volver, Volver, lo que provocó gran alboroto y ovación de la gente, para continuar con No Volveré que causó la misma sensación.

La parte romántica la encabezó una pareja de novios que fue invitada por el cantautor a subir al escenario mientras cantaba Volví a Nacer. Para sorpresa de la joven, su novio sacó un anillo para proponerle matrimonio frente a 10 mil almas que aplaudieron, chiflaron y gritaron en apoyo a la propuesta.

El gran festejo que armó el cantante no podría haber terminado mejor que como comenzó, así que La Bicicleta fue el tema elegido para cerrar el concierto, no sin antes pedirle a los asistentes que le ayudaran a grabar un mensaje de felicitación por el cumpleaños de su amiga y compatriota Shakira.

Tras poco más de un año de no presentarse en México, la noche del jueves Carlos Vives y su vallenato hicieron vibrar al Auditorio Nacional, en el que por dos horas y media los 10 mil asistentes disfrutaron del recorrido musical que ofreció el colombiano.

Desde el inicio de la presentación, Vives salió a entregarse en el escenario y qué mejor tema para empezar que La Bicicleta, la cual ha rebasado la cifra de 210 mil descargas en las plataformas digitales a nivel mundial.

Portando un pantalón de mezclilla, playera negra y chamarra de cuero del mismo color, el intérprete se dijo emocionado y sorprendido por la respuesta de la gente que abarrotó el Auditorio Nacional para verlo actuar. Temas como La Gota Fría, Carito, Cañahuetera, Pa’ Mayte, Ella es mi Fiesta, Quiero Verte Sonreír y Déjame Entrar, fueron algunas de las melodías con las que el colombiano pudo a bailar a la gente que, sin reparo, se levantó de sus asientos para moverse al ritmo de las mismas. Con el show convertido ya en una fiesta latina, Vives no perdió el tiempo para bailar con sus coristas, dominar un balón de futbol y convivir con el público que le mostró su cariño ondeando banderas de Colombia, Venezuela, México y Panamá que convirtieron el concierto en una fiesta latina. MENSAJE DE UNIÓN

Luego de unas pequeñas palabras de unión entre Colombia y México, el momento nacional llegó cuando se comenzaron a escuchar las primeras notas de Volver, Volver, lo que provocó gran alboroto y ovación de la gente, para continuar con No Volveré que causó la misma sensación.

La parte romántica la encabezó una pareja de novios que fue invitada por el cantautor a subir al escenario mientras cantaba Volví a Nacer. Para sorpresa de la joven, su novio sacó un anillo para proponerle matrimonio frente a 10 mil almas que aplaudieron, chiflaron y gritaron en apoyo a la propuesta.

El gran festejo que armó el cantante no podría haber terminado mejor que como comenzó, así que La Bicicleta fue el tema elegido para cerrar el concierto, no sin antes pedirle a los asistentes que le ayudaran a grabar un mensaje de felicitación por el cumpleaños de su amiga y compatriota Shakira.