/ jueves 13 de agosto de 2020

Daniel Radcliffe olvida a Harry Potter y se convierte en un activista sudafricano

Daniel Radcliffe deja atrás la varita de mago y se convierte en un activista sudafricano que escapa de una cárcel de alta seguridad en la película Fuga de Pretoria, el londinense habló en exclusiva con El Sol de México

Contar una historia que reflejara el coraje y los principios humanos fue lo que llevó a Daniel Radcliffe a interpretar un pasaje de la vida de Tim Jenkin en la cinta Fuga de Pretoria, un filme de TNT Original y la primera producción del sello cinematográfico Particular Crowd que ya se puede ver en los cines del país.

El actor que dio vida a Harry Potter platicó en exclusiva para Latinoamérica con El Sol de México sobre esta película acerca de dos activistas sudafricanos blancos, Tim Jenkin y Stephen Lee, que en los años setenta fueron arrestados por difundir comunicados que iban contra el apartheid en Sudáfrica.

➡️ Harry Potter renace en voz de su estrella Daniel Radcliffe

“Estamos viviendo un momento en el que es importante contar las historias de gente que tiene cualidades heroicas que deben celebrarse, de personas con un coraje enorme, pero que a la vez tienen grandes principios y sacrifican tanto por sus ideales. Eso siempre es algo importante como actor”, cuenta Radcliffe vía telefónica desde Londres.

Dirigida por Francis Annan, Fuga de Pretoria es un thriller que cuenta el minucioso plan que Tim Jenkin y Stephen Lee elaboraron para escapar de la cárcel tras ser sentenciados a 12 y ocho años de prisión, respectivamente. La idea consistió en fabricar llaves talladas en madera y con las que abrieron cada reja y puerta de esta prisión ubicada en la capital sudafricana.

“Es una historia increíble que surge de una idea muy simple, pero que a la vez tiene una dificultad de ejecución que requiere de una gran habilidad y paciencia. Creo que lo que Tim hizo no tiene precedentes.

Yo pude haber estado en prisión 100 años y jamás habría pensando en hacer lo que él hizo –dice soltando una risa ligera–; es como una clase de genio anticipado”.

Para dar vida a este hombre, Radcliffe dedicó tres meses de preparación en los que aprendió a modular su voz para lograr un acento sudafricano y revisó varias veces el libro en el que el activista relata su experiencia dentro de la cárcel, así como el plan de escape. Pero lo más importante fue conocer al propio Jenkin y escuchar de viva voz sus experiencias.

“Hablamos mucho sobre lo que significó crecer en Sudáfrica y cómo fue el despertar social ante el apartheid. Me relató el día a día de las protestas, cómo fue llegar a prisión y el plan paso a paso de la fuga; eso me ayudó a tener detalles prácticos de cómo y dónde escondía las herramientas para lijar la madera o la técnica para hacerlo, entre muchas otras cosas. Fue muy raro escuchar todas estas historias viniendo directamente de él”, relata.

La interacción entre ambos también llegó al set de filmación, donde Radcliffe compartió cuadro con el propio Jenkin en una aparición especial que el activista hizo para la película. “Puedo decir que yo estaba más nervioso que él. Se puso el traje de prisionero, tú como actor lo haces para interpretar unas líneas, pero Tim estaba reviviendo un momento personal. Y fue muy lindo al apoyar al equipo con todas las necesidades o dudas que había; estaba muy contento de que la película sobre su historia se estuviera realizando”.

Fuga de Pretoria dista mucho de las historias fantásticas y de aventuras que el actor de 31 años contó durante su infancia y adolescencia en la saga de Harry Potter.

Ello tiene que ver con que decidió enfocar su carrera a explorar las emociones humanas a través de la actuación.

La oportunidad de hacerlo la encontró mayormente en filmes de corte independiente como Un cadáver para sobrevivir, por la que fue reconocido como Mejor Actor en el Festival de Sitges, que premia a lo mejor del cine fantástico, o la serie de comedia Miracle workers donde además de producir interpreta a un tímido ángel que labora en la burocrática oficina de Dios y que en Latinoamérica se ve por TNT Series.

“Comencé muy joven, ahora tengo más autonomía para elegir los proyectos en los que quiero participar. Me siento profundamente afortunado de tener la oportunidad de escoger cosas porque las amo o porque me emocionan, como fue el caso de Fuga de Pretoria”, finaliza.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Contar una historia que reflejara el coraje y los principios humanos fue lo que llevó a Daniel Radcliffe a interpretar un pasaje de la vida de Tim Jenkin en la cinta Fuga de Pretoria, un filme de TNT Original y la primera producción del sello cinematográfico Particular Crowd que ya se puede ver en los cines del país.

El actor que dio vida a Harry Potter platicó en exclusiva para Latinoamérica con El Sol de México sobre esta película acerca de dos activistas sudafricanos blancos, Tim Jenkin y Stephen Lee, que en los años setenta fueron arrestados por difundir comunicados que iban contra el apartheid en Sudáfrica.

➡️ Harry Potter renace en voz de su estrella Daniel Radcliffe

“Estamos viviendo un momento en el que es importante contar las historias de gente que tiene cualidades heroicas que deben celebrarse, de personas con un coraje enorme, pero que a la vez tienen grandes principios y sacrifican tanto por sus ideales. Eso siempre es algo importante como actor”, cuenta Radcliffe vía telefónica desde Londres.

Dirigida por Francis Annan, Fuga de Pretoria es un thriller que cuenta el minucioso plan que Tim Jenkin y Stephen Lee elaboraron para escapar de la cárcel tras ser sentenciados a 12 y ocho años de prisión, respectivamente. La idea consistió en fabricar llaves talladas en madera y con las que abrieron cada reja y puerta de esta prisión ubicada en la capital sudafricana.

“Es una historia increíble que surge de una idea muy simple, pero que a la vez tiene una dificultad de ejecución que requiere de una gran habilidad y paciencia. Creo que lo que Tim hizo no tiene precedentes.

Yo pude haber estado en prisión 100 años y jamás habría pensando en hacer lo que él hizo –dice soltando una risa ligera–; es como una clase de genio anticipado”.

Para dar vida a este hombre, Radcliffe dedicó tres meses de preparación en los que aprendió a modular su voz para lograr un acento sudafricano y revisó varias veces el libro en el que el activista relata su experiencia dentro de la cárcel, así como el plan de escape. Pero lo más importante fue conocer al propio Jenkin y escuchar de viva voz sus experiencias.

“Hablamos mucho sobre lo que significó crecer en Sudáfrica y cómo fue el despertar social ante el apartheid. Me relató el día a día de las protestas, cómo fue llegar a prisión y el plan paso a paso de la fuga; eso me ayudó a tener detalles prácticos de cómo y dónde escondía las herramientas para lijar la madera o la técnica para hacerlo, entre muchas otras cosas. Fue muy raro escuchar todas estas historias viniendo directamente de él”, relata.

La interacción entre ambos también llegó al set de filmación, donde Radcliffe compartió cuadro con el propio Jenkin en una aparición especial que el activista hizo para la película. “Puedo decir que yo estaba más nervioso que él. Se puso el traje de prisionero, tú como actor lo haces para interpretar unas líneas, pero Tim estaba reviviendo un momento personal. Y fue muy lindo al apoyar al equipo con todas las necesidades o dudas que había; estaba muy contento de que la película sobre su historia se estuviera realizando”.

Fuga de Pretoria dista mucho de las historias fantásticas y de aventuras que el actor de 31 años contó durante su infancia y adolescencia en la saga de Harry Potter.

Ello tiene que ver con que decidió enfocar su carrera a explorar las emociones humanas a través de la actuación.

La oportunidad de hacerlo la encontró mayormente en filmes de corte independiente como Un cadáver para sobrevivir, por la que fue reconocido como Mejor Actor en el Festival de Sitges, que premia a lo mejor del cine fantástico, o la serie de comedia Miracle workers donde además de producir interpreta a un tímido ángel que labora en la burocrática oficina de Dios y que en Latinoamérica se ve por TNT Series.

“Comencé muy joven, ahora tengo más autonomía para elegir los proyectos en los que quiero participar. Me siento profundamente afortunado de tener la oportunidad de escoger cosas porque las amo o porque me emocionan, como fue el caso de Fuga de Pretoria”, finaliza.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Política

Senadores de varios partidos crean nuevo grupo parlamentario

Senadores como Emilio Álvarez Icaza, Gustavo Madero, Germán Martínez, entre otros, aseguraron que la ciudadanía en México no se siente bien representada

Sociedad

Lluvias vuelven a provocar inundaciones en Tula

Elementos de Protección Civil están en alerta máxima hoy por el fenómeno meteorológico

Sociedad

Norma 237 dejaría desempleados a trabajadores de escuelas privadas

Tras la entrada en vigor de la Norma 237, hasta 18 mil escuelas privadas a nivel nacional cerraría de manera definitiva

Finanzas

Suspende EU a dos exdirectivos de Homex

Los exdirectivos de Homex, según la denuncia de la SEC, proporcionaron información falsa al mercado de valores

Tecnología

Conoce el nombre original de Google y otras curiosidades

Durante el lanzamiento, Google utilizaba los servidores de la universidad y en un garaje alquilado, y no fue hasta más tarde que establecieron su sede en Mountain View

Sociedad

Lluvias vuelven a provocar inundaciones en Tula

Elementos de Protección Civil están en alerta máxima hoy por el fenómeno meteorológico

Ecología

El Pico de Orizaba ya no pertenece a Veracruz

Existe otra recategorización en Veracruz, ya que el Volcán Naucampatepetl (Cofre de Perote) ahora es catalogado como un cerro

Sociedad

Así es como mujeres transgénero de Guerrero buscan traspasar fronteras con sus huipiles

A través de las redes sociales muestran al mundo sus prendas que elaboran de tres a ocho meses

Sociedad

Identifican fallas en Aprende en Casa 2021

El Coneval encontró que el programa adolece de indicadores que permitieran verificar si se cumplió con la estrategia