/ viernes 6 de octubre de 2023

Ideas para disfrazarte y su significado

Desde las raíces paganas hasta las influencias culturales modernas

Halloween, la festividad anual que nos permite jugar en el mundo de lo desconocido, ha evolucionado significativamente a lo largo de los siglos. Los disfraces han sido una parte esencial de esta celebración y por ello te contaremos la historia detrás de esta tradición y también podrás encontrar algunas ideas.

Por qué nos empezamos a disfrazar

Halloween tiene sus raíces en el festival celta de Samhain, que marcaba el final del verano y el comienzo de la mitad "más oscura" del año. Se creía que el mundo de los dioses se hacía visible para los humanos, lo que provocaba travesuras sobrenaturales. Para protegerse de los espíritus errantes, las personas se vestían con disfraces, como pieles y cabezas de animales.

Con la llegada del cristianismo, el 31 de octubre se convirtió en la víspera del Día de Todos los Santos, conocida como "All Hallows Eve" o Halloween. Sin embargo, muchas de las tradiciones paganas, incluidos los disfraces, se mantuvieron y se incorporaron a la festividad cristiana.

Si quieres asustar, utiliza esta máscara realista, cuenta con agujeros sobre los ojos y puedes respirar con facilidad.

En los primeros años del siglo XX, los disfraces eran aterradores y morbosos. La festividad estaba profundamente vinculada a fantasmas y supersticiones. La gente optaba por disfraces más siniestros y serios que los inspirados en la cultura pop de hoy en día. Máscaras espeluznantes y atuendos aterradores eran esenciales para celebrar esta noche "fuera de lo normal".

Si buscas una opción clásica, opta por este disfraz de Plague Doctor, disponible en diferentes tamaños.

Su popularidad en Estados Unidos

Cuando los inmigrantes irlandeses y escoceses llegaron a los Estados Unidos en el siglo XVIII, llevaron consigo las tradiciones y los disfraces de Halloween. La festividad se arraigó en la cultura estadounidense y comenzó a extenderse rápidamente.

En las décadas de 1920 y 1930, las mascaradas eran populares tanto entre adultos como niños. Los disfraces eran hechos en casa con sábanas, maquillaje y máscaras improvisadas. Al caer entre el verano y la Navidad, Halloween también se convirtió en una forma de unión antes del cambio de temporada.

Si buscas una opción aterradora un disfraz de payaso nunca fallará, hecho de tela suave y transparente.

El impacto en la cultura pop

En las décadas de 1970 y 1980, las películas de terror, como "Halloween" de John Carpenter y "Pesadilla en Elm Street" de Wes Craven, influyeron en la elección de disfraces. Los personajes de estas películas se convirtieron en opciones populares para aquellos que buscaban caracterizarse.

Hoy en día, se ha convertido en una celebración global, centrada en expresar las fantasías de las personas y en la creatividad en la elección de personajes. Sin embargo, en comparación con los primeros días, muchas personas ahora optan por comprar disfraces prefabricados en lugar de crear los suyos.

A pesar de estos cambios, la tradición de jugar a ser otra criatura sigue siendo una parte esencial de la festividad, recordándonos sus raíces paganas y sus influencias culturales a lo largo de la historia.

Una figura icónica es el disfraz de Morticia Adams, y la clave es este vestido para caracterizarse.

Ideas para disfrazarte

Si estás buscando inspiración, aquí te dejamos algunas inspiradas en películas de terror:

Michael Myers de "Halloween": Con su icónica máscara blanca y traje oscuro, este personaje es un clásico del terror.

Elige este disfraz de Michael Myers para adultos, cuenta con máscara, cuchillo, sangre y overol.

Freddy Krueger de "Pesadilla en Elm Street": Con su guante con cuchillas y su rostro quemado, Freddy es un disfraz aterrador.

Jason Voorhees de "Viernes 13": Este asesino en serie con su máscara de hockey es una elección impactante.

Regan MacNeil de "El Exorcista": Con su maquillaje espeluznante y su vestido blanco, este disfraz es perfecto para los amantes del horror.

Las gemelas de "El Resplandor": Viste aterradoramente igual que las niñas en la famosa película de Stanley Kubrick.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, El Sol de México puede recibir una comisión.

Te recomendamos este podcast ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcast, Deezer y Amazon Music


Halloween, la festividad anual que nos permite jugar en el mundo de lo desconocido, ha evolucionado significativamente a lo largo de los siglos. Los disfraces han sido una parte esencial de esta celebración y por ello te contaremos la historia detrás de esta tradición y también podrás encontrar algunas ideas.

Por qué nos empezamos a disfrazar

Halloween tiene sus raíces en el festival celta de Samhain, que marcaba el final del verano y el comienzo de la mitad "más oscura" del año. Se creía que el mundo de los dioses se hacía visible para los humanos, lo que provocaba travesuras sobrenaturales. Para protegerse de los espíritus errantes, las personas se vestían con disfraces, como pieles y cabezas de animales.

Con la llegada del cristianismo, el 31 de octubre se convirtió en la víspera del Día de Todos los Santos, conocida como "All Hallows Eve" o Halloween. Sin embargo, muchas de las tradiciones paganas, incluidos los disfraces, se mantuvieron y se incorporaron a la festividad cristiana.

Si quieres asustar, utiliza esta máscara realista, cuenta con agujeros sobre los ojos y puedes respirar con facilidad.

En los primeros años del siglo XX, los disfraces eran aterradores y morbosos. La festividad estaba profundamente vinculada a fantasmas y supersticiones. La gente optaba por disfraces más siniestros y serios que los inspirados en la cultura pop de hoy en día. Máscaras espeluznantes y atuendos aterradores eran esenciales para celebrar esta noche "fuera de lo normal".

Si buscas una opción clásica, opta por este disfraz de Plague Doctor, disponible en diferentes tamaños.

Su popularidad en Estados Unidos

Cuando los inmigrantes irlandeses y escoceses llegaron a los Estados Unidos en el siglo XVIII, llevaron consigo las tradiciones y los disfraces de Halloween. La festividad se arraigó en la cultura estadounidense y comenzó a extenderse rápidamente.

En las décadas de 1920 y 1930, las mascaradas eran populares tanto entre adultos como niños. Los disfraces eran hechos en casa con sábanas, maquillaje y máscaras improvisadas. Al caer entre el verano y la Navidad, Halloween también se convirtió en una forma de unión antes del cambio de temporada.

Si buscas una opción aterradora un disfraz de payaso nunca fallará, hecho de tela suave y transparente.

El impacto en la cultura pop

En las décadas de 1970 y 1980, las películas de terror, como "Halloween" de John Carpenter y "Pesadilla en Elm Street" de Wes Craven, influyeron en la elección de disfraces. Los personajes de estas películas se convirtieron en opciones populares para aquellos que buscaban caracterizarse.

Hoy en día, se ha convertido en una celebración global, centrada en expresar las fantasías de las personas y en la creatividad en la elección de personajes. Sin embargo, en comparación con los primeros días, muchas personas ahora optan por comprar disfraces prefabricados en lugar de crear los suyos.

A pesar de estos cambios, la tradición de jugar a ser otra criatura sigue siendo una parte esencial de la festividad, recordándonos sus raíces paganas y sus influencias culturales a lo largo de la historia.

Una figura icónica es el disfraz de Morticia Adams, y la clave es este vestido para caracterizarse.

Ideas para disfrazarte

Si estás buscando inspiración, aquí te dejamos algunas inspiradas en películas de terror:

Michael Myers de "Halloween": Con su icónica máscara blanca y traje oscuro, este personaje es un clásico del terror.

Elige este disfraz de Michael Myers para adultos, cuenta con máscara, cuchillo, sangre y overol.

Freddy Krueger de "Pesadilla en Elm Street": Con su guante con cuchillas y su rostro quemado, Freddy es un disfraz aterrador.

Jason Voorhees de "Viernes 13": Este asesino en serie con su máscara de hockey es una elección impactante.

Regan MacNeil de "El Exorcista": Con su maquillaje espeluznante y su vestido blanco, este disfraz es perfecto para los amantes del horror.

Las gemelas de "El Resplandor": Viste aterradoramente igual que las niñas en la famosa película de Stanley Kubrick.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, El Sol de México puede recibir una comisión.

Te recomendamos este podcast ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcast, Deezer y Amazon Music


Política

Clara Brugada se reúne con Claudia Sheinbaum para dialogar sobre mejoras a la CDMX

Clara Brugada detalló a su llegada al la casa de transición de Claudia Sheinbaum que discutirían sobre mejoras para CDMX en materia de agua, movilidad y seguridad

Finanzas

Banxico activará medidas si hay mayor volatilidad del peso

La Comisión de Cambios, que conforma el Banxico junto con Hacienda, está preparada para actuar ante una mayor depreciación cambiaria y volatilidad financiera

Finanzas

EU pide que se respeten reglas del T-MEC ante eventual reforma judicial en México

Brian A. Nichols, subsecretario de Estado de Estados Unidos, dijo que los países firmantes del T-MEC deben proteger la inversión extranjera

Finanzas

Profeco da 48 horas a Ticketmaster para eliminar nueva cláusula de reembolso

Profeco dio a Ticketmaster 48 horas para eliminar una nueva cláusula con la que eliminaba el reembolso a usuarios cuando un artista cancelara su presentación en un festival

Política

Suman 232 impugnaciones contra la elección presidencial

El 13 de junio vence el plazo para solicitar la nulidad de la elección presidencial ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación

Mundo

Senado argentino da luz verde a la ley Bases, proyecto estrella del Gobierno de Milei

La también conocida como ley ómnibus tiene como finalidad "modernizar y dinamizar" Argentina, reduciendo el rol del Estado en la economía