/ sábado 9 de julio de 2016

Se compromete PGJ en la atención de víctimas de trata

Atender a víctimas de trata y coadyuvar en la labor de restaurarles su día a día de manera positiva es prioritario para los organismos de justicia estatales, aseveró el procurador General de Justicia capitalina, Rodolfo Ríos Garza.

El funcionario del Gobierno de la Ciudad de México subrayó que el cumplimiento de ese compromiso se verá reflejado en el fortalecimiento del tejido social, pues ese acto ilícito denigra la dignidad humana y lesiona gravemente a la sociedad.

Durante la XXXV Asamblea Plenaria de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, celebrada en Campeche, expuso que esa actividad puede adquirir dimensiones inimaginables si no se orienta la mayor cantidad de esfuerzos y recursos para hacerle frente.

El titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México planteó que lejos de ser obligación ineludible, el combate a ese delito y la atención de mujeres, niñas y niños agraviados debe ser una convicción de quienes tienen esa responsabilidad.

Ante la procuradora General de la República, Arely Gómez González, y sus homólogos de todo el país, comentó la experiencia desarrollada en esa materia por la dependencia a su cargo, en especial en el Refugio Especializado para Mujeres, Niñas y Niños Víctimas del Delito de Trata de Personas.

Ríos Garza hizo énfasis en la atención, la intervención y los servicios especializados que se ofrecen en ese lugar, que se rigen por el respeto a los derechos humanos y bajo principios de “perspectiva de género, interés superior de la niñez e interés superior de la víctima”.

La actuación de esos especialistas en diferentes materias se ajusta a normas jurídicas y principios diseñados para promover la seguridad, el bienestar y la protección, así como el restablecimiento de sus derechos humanos y, sobre todo, la confidencialidad de su trabajo.

El funcionario externó que garantizar las acciones de protección, atención y asistencia, en el marco de las atribuciones previstas en la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a Víctimas de esos delitos, es prioridad de las acciones en tal sentido.

Por último puso a disposición de los demás procuradores el Modelo de Atención del Refugio Especializado para Mujeres, Niñas y Niños Víctimas del Delito de Trata de Personas, a efecto de que funja como referencia para el que pudieran aplicar en otras entidades.

Atender a víctimas de trata y coadyuvar en la labor de restaurarles su día a día de manera positiva es prioritario para los organismos de justicia estatales, aseveró el procurador General de Justicia capitalina, Rodolfo Ríos Garza.

El funcionario del Gobierno de la Ciudad de México subrayó que el cumplimiento de ese compromiso se verá reflejado en el fortalecimiento del tejido social, pues ese acto ilícito denigra la dignidad humana y lesiona gravemente a la sociedad.

Durante la XXXV Asamblea Plenaria de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, celebrada en Campeche, expuso que esa actividad puede adquirir dimensiones inimaginables si no se orienta la mayor cantidad de esfuerzos y recursos para hacerle frente.

El titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México planteó que lejos de ser obligación ineludible, el combate a ese delito y la atención de mujeres, niñas y niños agraviados debe ser una convicción de quienes tienen esa responsabilidad.

Ante la procuradora General de la República, Arely Gómez González, y sus homólogos de todo el país, comentó la experiencia desarrollada en esa materia por la dependencia a su cargo, en especial en el Refugio Especializado para Mujeres, Niñas y Niños Víctimas del Delito de Trata de Personas.

Ríos Garza hizo énfasis en la atención, la intervención y los servicios especializados que se ofrecen en ese lugar, que se rigen por el respeto a los derechos humanos y bajo principios de “perspectiva de género, interés superior de la niñez e interés superior de la víctima”.

La actuación de esos especialistas en diferentes materias se ajusta a normas jurídicas y principios diseñados para promover la seguridad, el bienestar y la protección, así como el restablecimiento de sus derechos humanos y, sobre todo, la confidencialidad de su trabajo.

El funcionario externó que garantizar las acciones de protección, atención y asistencia, en el marco de las atribuciones previstas en la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a Víctimas de esos delitos, es prioridad de las acciones en tal sentido.

Por último puso a disposición de los demás procuradores el Modelo de Atención del Refugio Especializado para Mujeres, Niñas y Niños Víctimas del Delito de Trata de Personas, a efecto de que funja como referencia para el que pudieran aplicar en otras entidades.