/ martes 25 de octubre de 2016

Sin presupuesto, crisis de abasto de agua en dos años

El director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), Ramón Aguirre Díaz, advirtió ayer que con el recorte presupuestario de  casi el 60 por ciento que registrará el organismo para 2017, la Capital  tendrá un grave problema de abasto del líquido en menos de dos años que afectará a millones de capitalinos.

Sobre todo cuando en la capital prevalece una de las demandas de agua más altas del mundo, indicó tras lamentar que el presupuesto de inversión del organismo disminuya de 989 millones de pesos este año, a 309 para el próximo año, dinero que “no alcanza para nada”.

Al comparecer ante la Comisión Integral del Agua de la Asamblea Legislativa, señaló los ajustes de 69 por ciento al Fondo Metropolitano y de 72 a organismos operadores de agua potable del país previstos en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017.

Señaló que las necesidades anuales de presupuesto para inversión de acuerdo con el plan que hizo el organismo a su cargo está proyectado para más de 25 años es de 8 mil millones de pesos al año, “el presupuesto que ha tenido en los últimos años es de 2 mil 600 en inversión, bueno el Programa de Apoyo a los Organismos de Agua que nos dio este año 989 millones se está bajando a 309”, reiteró.

Aguirre Díaz destacó la necesidad de retomar el modelo híbrido en la capital, toda vez que ya se tienen problemas de abastecimiento en varias colonias, que ubican al Valle de México en una de las zonas con nivel hídrico comparable con desiertos africanos y arábigo.

“Hay un gran riesgo con la sequía, ya se tuvo una en 2009 muy severa, que se resolvió en 2010 por una lluvia extraordinaria”, recordó.

En este sentido, citó que más de 100 acuíferos están sobreexplotados en la República Mexicana, aunque la problemática se acentúa en esta urbe, donde “la recarga es de mil 266, y lo que se consume es de mil 895; hay un déficit de 764 millones de metros cúbicos al año”.

Aguirre Díaz abundó que el 41 por ciento del agua se pierde en pequeñas fugas que se van al drenaje, al subsuelo y se evaporan, es decir, unos 12 mil litros de líquido se pierden en los más de 13 mil kilómetros de tuberías en la capital mexicana.

Por ello, subrayó la necesidad de meter orden en el consumo de agua con medidores y tarifa diferenciada, además de sancionar el desperdicio del vital líquido.

A su reclamo de presupuesto, se unió el asambleísta Armando López Velarde, de Movimiento Ciudadano, quien apeló a los legisladores federales para que se atienda el reclamo y no haya marcha atrás en el tema del agua para que no se detengan programas y obras en marcha.

De igual forma, los coordinadores priísta y Partido Verde Ecologista de México, Israel Betanzos Cortés y Xavier López Adame, dijeron que buscarán el presupuesto para el Sacmex y que acompañarán las propuestas para que no se reduzca el presupuesto para el 2017.

Finalmente, Wendy González Urrutia, presidenta la Comisión de Gestión Integral del Agua e integrante del Partido Acción Nacional (PAN), también criticó que haya un recorte presupuestal a un organismo que se encarga del agua. “No es justo que los ciudadanos seamos la zanahoria política del Gobierno federal”, resaltó.

El director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), Ramón Aguirre Díaz, advirtió ayer que con el recorte presupuestario de  casi el 60 por ciento que registrará el organismo para 2017, la Capital  tendrá un grave problema de abasto del líquido en menos de dos años que afectará a millones de capitalinos.

Sobre todo cuando en la capital prevalece una de las demandas de agua más altas del mundo, indicó tras lamentar que el presupuesto de inversión del organismo disminuya de 989 millones de pesos este año, a 309 para el próximo año, dinero que “no alcanza para nada”.

Al comparecer ante la Comisión Integral del Agua de la Asamblea Legislativa, señaló los ajustes de 69 por ciento al Fondo Metropolitano y de 72 a organismos operadores de agua potable del país previstos en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017.

Señaló que las necesidades anuales de presupuesto para inversión de acuerdo con el plan que hizo el organismo a su cargo está proyectado para más de 25 años es de 8 mil millones de pesos al año, “el presupuesto que ha tenido en los últimos años es de 2 mil 600 en inversión, bueno el Programa de Apoyo a los Organismos de Agua que nos dio este año 989 millones se está bajando a 309”, reiteró.

Aguirre Díaz destacó la necesidad de retomar el modelo híbrido en la capital, toda vez que ya se tienen problemas de abastecimiento en varias colonias, que ubican al Valle de México en una de las zonas con nivel hídrico comparable con desiertos africanos y arábigo.

“Hay un gran riesgo con la sequía, ya se tuvo una en 2009 muy severa, que se resolvió en 2010 por una lluvia extraordinaria”, recordó.

En este sentido, citó que más de 100 acuíferos están sobreexplotados en la República Mexicana, aunque la problemática se acentúa en esta urbe, donde “la recarga es de mil 266, y lo que se consume es de mil 895; hay un déficit de 764 millones de metros cúbicos al año”.

Aguirre Díaz abundó que el 41 por ciento del agua se pierde en pequeñas fugas que se van al drenaje, al subsuelo y se evaporan, es decir, unos 12 mil litros de líquido se pierden en los más de 13 mil kilómetros de tuberías en la capital mexicana.

Por ello, subrayó la necesidad de meter orden en el consumo de agua con medidores y tarifa diferenciada, además de sancionar el desperdicio del vital líquido.

A su reclamo de presupuesto, se unió el asambleísta Armando López Velarde, de Movimiento Ciudadano, quien apeló a los legisladores federales para que se atienda el reclamo y no haya marcha atrás en el tema del agua para que no se detengan programas y obras en marcha.

De igual forma, los coordinadores priísta y Partido Verde Ecologista de México, Israel Betanzos Cortés y Xavier López Adame, dijeron que buscarán el presupuesto para el Sacmex y que acompañarán las propuestas para que no se reduzca el presupuesto para el 2017.

Finalmente, Wendy González Urrutia, presidenta la Comisión de Gestión Integral del Agua e integrante del Partido Acción Nacional (PAN), también criticó que haya un recorte presupuestal a un organismo que se encarga del agua. “No es justo que los ciudadanos seamos la zanahoria política del Gobierno federal”, resaltó.