/ lunes 29 de enero de 2024

Adiós, boleto del Metro: ¿cómo fue su primera edición?

El primero boleto que circuló en 1969 venía desde Francia y tenía un costo de 1 peso con 20 centavos

Una era llegó a su fin en el Sistema de Transporte Colectivo Metro, la impresión de boletos magnéticos tendrá su última edición.

Una vez que esta serie sea utilizada por los usuarios del transporte, la única forma de acceder será a través de la Tarjeta de Movilidad Integrada.

La historia de los boletos del metro se remontan 50 años atrás, en ellos se han conmemorado distintas fechas, homenajes a personajes destacados y también han funcionado para difundir campañas de salud o alertar por fenómenos meteorológicos.

¿Cómo fue la primera edición del boleto del Metro?

Para despedir con más nostalgia al boleto magnético del Metro, Guillermo Calderón Aguilera, el director general del Sistema de Transporte Colectivo Metro, dio a conocer que la última edición del boleto es una semblanza del primer boleto que circuló en 1969.

“Tiene la evocación de lo que fue el primer boleto en ‘69, primer boleto que se emitió, las mismas características de tamaño y de la cinta magnética, que es el elemento lector en los torniquetes”, dijo Guillermo Calderón.

El primero boleto que circuló en 1969 venían desde Francia, en donde se fabricaban, estos eran de color rosa y naranja y tenían un costo de 1 peso con 20 centavos al menudeo y 1 peso si comprabas un bono de 5 boletos.

El primer boleto del Metro se imprio en 1969. / Foto: Cortesía

Este 2024, la última edición del boleto tendrá un tiraje de 14 millones y habrá un periodo de transición, en donde los usuarios podrán acceder con el boleto unitario en las estaciones de la Línea 2 y 3 del Metro hasta el último día de febrero.

¿Qué pasará con las taquilleras?

Las famosas taquilleras del Metro, las mujeres que se encargande vender los boletos en las estaciones del sistema de transporte, no dejarán sus puestos aún con la desaparición de estos.

De acuerdo con lo informado por el gobierno de la Ciudad de México, las trabajadoras continuarán siendo parte de la institución y se encargarán de vender y recargar lo saldos de las Tarjetas de Movilidad Integrada.

“Esta revolución tecnológica, sin embargo, no afectará a las trabajadoras, a las taquilleras del Metro, van a seguir estando en sus mismos sitios de trabajo; las taquillas ahora ya no venderán boletos del Metro, sino que van a vender Tarjetas de Movilidad Integrada o van a recargar las Tarjetas de Movilidad Integrada", aseguró Martí Batres, jefe de gobierno de la CDMX.

Una era llegó a su fin en el Sistema de Transporte Colectivo Metro, la impresión de boletos magnéticos tendrá su última edición.

Una vez que esta serie sea utilizada por los usuarios del transporte, la única forma de acceder será a través de la Tarjeta de Movilidad Integrada.

La historia de los boletos del metro se remontan 50 años atrás, en ellos se han conmemorado distintas fechas, homenajes a personajes destacados y también han funcionado para difundir campañas de salud o alertar por fenómenos meteorológicos.

¿Cómo fue la primera edición del boleto del Metro?

Para despedir con más nostalgia al boleto magnético del Metro, Guillermo Calderón Aguilera, el director general del Sistema de Transporte Colectivo Metro, dio a conocer que la última edición del boleto es una semblanza del primer boleto que circuló en 1969.

“Tiene la evocación de lo que fue el primer boleto en ‘69, primer boleto que se emitió, las mismas características de tamaño y de la cinta magnética, que es el elemento lector en los torniquetes”, dijo Guillermo Calderón.

El primero boleto que circuló en 1969 venían desde Francia, en donde se fabricaban, estos eran de color rosa y naranja y tenían un costo de 1 peso con 20 centavos al menudeo y 1 peso si comprabas un bono de 5 boletos.

El primer boleto del Metro se imprio en 1969. / Foto: Cortesía

Este 2024, la última edición del boleto tendrá un tiraje de 14 millones y habrá un periodo de transición, en donde los usuarios podrán acceder con el boleto unitario en las estaciones de la Línea 2 y 3 del Metro hasta el último día de febrero.

¿Qué pasará con las taquilleras?

Las famosas taquilleras del Metro, las mujeres que se encargande vender los boletos en las estaciones del sistema de transporte, no dejarán sus puestos aún con la desaparición de estos.

De acuerdo con lo informado por el gobierno de la Ciudad de México, las trabajadoras continuarán siendo parte de la institución y se encargarán de vender y recargar lo saldos de las Tarjetas de Movilidad Integrada.

“Esta revolución tecnológica, sin embargo, no afectará a las trabajadoras, a las taquilleras del Metro, van a seguir estando en sus mismos sitios de trabajo; las taquillas ahora ya no venderán boletos del Metro, sino que van a vender Tarjetas de Movilidad Integrada o van a recargar las Tarjetas de Movilidad Integrada", aseguró Martí Batres, jefe de gobierno de la CDMX.

Finanzas

EU pide segundo panel laboral con México por denuncia de telefonistas

Telefonistas denunciaron que Atento Servicios interfirió en la actividad sindical, al grado de amenazar y despedir a trabajadores

Finanzas

FMI recorta a 2.4% proyección del PIB de México en 2024

Al dar a conocer sus nuevas proyecciones de crecimiento para la economía mundial, el FMI precisó que el crecimiento de este año estará respaldado por una expansión fiscal

CDMX

Colapsa una casa en Tlalpan tras explosión por acumulación de gas

El cuerpo de bomberos detalló que 4 personas resultaron heridas

Mundo

Se incendia el edificio de la Bolsa de Copenhague

Es una de las construcciones más antiguas de Copenhague, y en ella se estaban realizando obras de renovación

Finanzas

Citibanamex no tuvo a Luis Miguel, pero sí a Taylor Swift

En medio del proceso de venta, Citibanamex mantiene un gran optimismo por el mercado mexicano, especialmente cuando se trata de conciertos y eventos de entretenimiento en el país

Política

Candidatos pagan viáticos de su escolta

Algunos candidatos con protección señalaron de que ellos tienen que pagar los viáticos de sus escoltas, debido a que el INE no consideraba la seguridad como gasto de campaña