/ sábado 9 de enero de 2016

Alejandro Rubido, de los funcionarios cesados por la fuga de “El Chapo”

Redacción / El Sol de México

Ciudad de México.- Monte Alejandro Rubido, excomisionado nacional de Seguridad, encabeza la lista de los funcionarios que fueron cesados y que eventualmente se les investigó, e incluso se les consignó por presuntos vínculos que coadyuvaron para hacer realidad la fuga de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", el pasado 11 de julio.

En efecto, Rubido García fue titular de la CNS del 20 de marzo de 2014 al 27 de agosto de 2015, es decir, duró en el cargo solo 45 días después de que el jefe del cártel de Sinaloa saliese del penal de El Altiplano en el Estado de México, a través de un túnel sin que nadie le impidiese el paso.

También fueron entonces investigados por la PGR y cesados por la Secretaría de Gobernación, Valentín Cárdenas Lerma, Celina Oseguera Parra, Juan Ignacio Hernández Mora, José Francisco Layseca y siete custodios, presuntamente involucrados en estos hechos. Los cargos fueron corrupción y, en el menor de los casos, ineficiencia.

Cárdenas Lerma fue el director del penal de El Altiplano; Oseguera Parra, era encargada de los centros federales de readaptación social (Ceferesos), Hernández Mora, se desempeñaba como comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social y Layseca, era director de Obra Pública, Recursos Materiales y Servicios Generales del Órgano Administrativo de Prevención y Readaptación Social (Oadprs), es decir, era el responsable de los planos del penal.

Oseguera Parra, en la década de los 90 habría sido directora del penal federal de Puente Grande, instalación de donde se escapó por primera vez Guzmán Loera, mientras que Valentín Cárdenas estuvo hasta 2014 al frente del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 8 ubicado en Sinaloa, entidad considerada el corazón operativo del cártel respectivo.

Juan Ignacio Hernández, titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, era inexperto en las labores de penales federales y con todo y eso, fue designado como cabeza de todo el sistema carcelario hace dos años.

Redacción / El Sol de México

Ciudad de México.- Monte Alejandro Rubido, excomisionado nacional de Seguridad, encabeza la lista de los funcionarios que fueron cesados y que eventualmente se les investigó, e incluso se les consignó por presuntos vínculos que coadyuvaron para hacer realidad la fuga de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", el pasado 11 de julio.

En efecto, Rubido García fue titular de la CNS del 20 de marzo de 2014 al 27 de agosto de 2015, es decir, duró en el cargo solo 45 días después de que el jefe del cártel de Sinaloa saliese del penal de El Altiplano en el Estado de México, a través de un túnel sin que nadie le impidiese el paso.

También fueron entonces investigados por la PGR y cesados por la Secretaría de Gobernación, Valentín Cárdenas Lerma, Celina Oseguera Parra, Juan Ignacio Hernández Mora, José Francisco Layseca y siete custodios, presuntamente involucrados en estos hechos. Los cargos fueron corrupción y, en el menor de los casos, ineficiencia.

Cárdenas Lerma fue el director del penal de El Altiplano; Oseguera Parra, era encargada de los centros federales de readaptación social (Ceferesos), Hernández Mora, se desempeñaba como comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social y Layseca, era director de Obra Pública, Recursos Materiales y Servicios Generales del Órgano Administrativo de Prevención y Readaptación Social (Oadprs), es decir, era el responsable de los planos del penal.

Oseguera Parra, en la década de los 90 habría sido directora del penal federal de Puente Grande, instalación de donde se escapó por primera vez Guzmán Loera, mientras que Valentín Cárdenas estuvo hasta 2014 al frente del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 8 ubicado en Sinaloa, entidad considerada el corazón operativo del cártel respectivo.

Juan Ignacio Hernández, titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, era inexperto en las labores de penales federales y con todo y eso, fue designado como cabeza de todo el sistema carcelario hace dos años.