/ miércoles 21 de octubre de 2015

Convenio de cielos abiertos entre México y EU no perjudicará aerolíneas nacionales: Yuriria Mascott

Ciudad de México.- El convenio bilateral de cielos abiertos entre México y Estados Unidos no perjudicará a las aerolíneas nacionales ya que permitirá potenciar el sector y mejorar los servicios y tarifas en beneficios de los usuarios, afirmó la subsecretaria de Transportes, de la SCT, Yuriria Mascott Pérez.

En reunión de trabajo con la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado de la República, que preside el senador panista Javier Lozano Alarcón, aseguró que este convenio no perjudicará a las líneas aéreas mexicanas. La industria aérea nacional en su conjunto está de acuerdo con este convenio y abierta a la competencia, expresó.

Se inscribe en la visión aeronáutica del gobierno federal que busca establecer las condiciones para una máxima seguridad  en la prestación de los servicios, impulsar la conectividad regional y ampliar la participación de la industria aérea mexicana en otros mercados.

“Para nosotros como mexicanos, es muy importante nuestra conectividad regional y es muy importante crear nuevas rutas regionales. De hecho, en esta administración hay 56 rutas regionales y no son suficientes. Hay que ir por más. Queremos tener competencia entre todos los destinos internos del país”, precisó Mascott Pérez.

Aseveró que con el nuevo convenio, cualquier aerolínea, mexicana o estadounidense podrá volar de un aeropuerto en cualquier parte de México a otro de los Estados Unidos y viceversa, sin límite de frecuencias o en capacidad de las aeronaves, ya que actualmente sólo se permiten dos aerolíneas por país.

Habló de los beneficios y dijo que son mejorar los servicios al fomentar más rutas, frecuencias y por tanto, mejores precios. Se promoverá el desarrollo regional al fomentar la creación de nuevas rutas.

Sin embargo, reconoció que las líneas aéreas nacionales ven un punto polémico en este acuerdo: el de solicitar autorización para hacer alianzas a fin de competir de manera efectiva.

En este sentido, dijo la funcionaria de la SCT, que el convenio estableció el marco para que las alianzas puedan revisarse por sus propios méritos.

“En eso ni el gobierno federal ni el Senado podemos intervenir. Si la alianza persiste, si pasa o no pasa, eso lo ve en los Estados Unidos, el Departamento de Transporte junto con el Departamento de Justicia y en México, la Comisión Federal de Competencia”.

También hizo hincapié en que el acuerdo bilateral, prohíbe expresamente el cabotaje. “En México está prohibido el cabotaje. Explicó que el cabotaje es que una aerolínea que no sea mexicana  o una empresa de autotransporte de carga que no sea mexicana, que no sea permisionaria pueda ir de un punto a otro dentro de la República Mexicana a otro punto”.

O sea, ninguna línea aérea extranjera puede volar rutas internas en territorio nacional y lo mismo para el transporte de carga. A eso se le llama cabotaje y México lo prohíbe.

Respecto al crecimiento de la industria aérea en el país dijo que es del 9%. A nivel internacional de esta industria es del 5%.

En este encuentro, el presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, el senador panista Javier Lozano Alarcón adelantó que se llevará a cabo un foro público para analizar el nuevo Convenio Bilateral Aéreo México-Estados Unidos antes de proceder a su ratificación, porque hay dudas de todos los senadores.

/rp

Ciudad de México.- El convenio bilateral de cielos abiertos entre México y Estados Unidos no perjudicará a las aerolíneas nacionales ya que permitirá potenciar el sector y mejorar los servicios y tarifas en beneficios de los usuarios, afirmó la subsecretaria de Transportes, de la SCT, Yuriria Mascott Pérez.

En reunión de trabajo con la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado de la República, que preside el senador panista Javier Lozano Alarcón, aseguró que este convenio no perjudicará a las líneas aéreas mexicanas. La industria aérea nacional en su conjunto está de acuerdo con este convenio y abierta a la competencia, expresó.

Se inscribe en la visión aeronáutica del gobierno federal que busca establecer las condiciones para una máxima seguridad  en la prestación de los servicios, impulsar la conectividad regional y ampliar la participación de la industria aérea mexicana en otros mercados.

“Para nosotros como mexicanos, es muy importante nuestra conectividad regional y es muy importante crear nuevas rutas regionales. De hecho, en esta administración hay 56 rutas regionales y no son suficientes. Hay que ir por más. Queremos tener competencia entre todos los destinos internos del país”, precisó Mascott Pérez.

Aseveró que con el nuevo convenio, cualquier aerolínea, mexicana o estadounidense podrá volar de un aeropuerto en cualquier parte de México a otro de los Estados Unidos y viceversa, sin límite de frecuencias o en capacidad de las aeronaves, ya que actualmente sólo se permiten dos aerolíneas por país.

Habló de los beneficios y dijo que son mejorar los servicios al fomentar más rutas, frecuencias y por tanto, mejores precios. Se promoverá el desarrollo regional al fomentar la creación de nuevas rutas.

Sin embargo, reconoció que las líneas aéreas nacionales ven un punto polémico en este acuerdo: el de solicitar autorización para hacer alianzas a fin de competir de manera efectiva.

En este sentido, dijo la funcionaria de la SCT, que el convenio estableció el marco para que las alianzas puedan revisarse por sus propios méritos.

“En eso ni el gobierno federal ni el Senado podemos intervenir. Si la alianza persiste, si pasa o no pasa, eso lo ve en los Estados Unidos, el Departamento de Transporte junto con el Departamento de Justicia y en México, la Comisión Federal de Competencia”.

También hizo hincapié en que el acuerdo bilateral, prohíbe expresamente el cabotaje. “En México está prohibido el cabotaje. Explicó que el cabotaje es que una aerolínea que no sea mexicana  o una empresa de autotransporte de carga que no sea mexicana, que no sea permisionaria pueda ir de un punto a otro dentro de la República Mexicana a otro punto”.

O sea, ninguna línea aérea extranjera puede volar rutas internas en territorio nacional y lo mismo para el transporte de carga. A eso se le llama cabotaje y México lo prohíbe.

Respecto al crecimiento de la industria aérea en el país dijo que es del 9%. A nivel internacional de esta industria es del 5%.

En este encuentro, el presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, el senador panista Javier Lozano Alarcón adelantó que se llevará a cabo un foro público para analizar el nuevo Convenio Bilateral Aéreo México-Estados Unidos antes de proceder a su ratificación, porque hay dudas de todos los senadores.

/rp