/ lunes 12 de octubre de 2015

Cuatro de cada 10 botellas en el mercado nacional, con licor adulterado: COFEPRIS

Itzel Molina || Diario de Xalapa

Xalapa.-  Cuatro de cada diez botellas que se venden en el mercado nacional contienen licor adulterado, señaló la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Advierte que cuando se ofrecen a precio de  “ganga”, existe mayor riesgo de que sea adulterado.

La dependencia solicita a la población, principalmente joven, extremar precauciones, sobre el consumo de bebidas alcohólicas.

“Las bebidas adulteradas presentan el doble de riesgo para la salud que por sí solo tiene el alcohol y la posibilidad de que el consumidor tome alguna de estas bebidas es de hasta el 40 por ciento, situación que se podría disminuir con la precaución necesaria”, explica la Cofepris.

Y es que la dependencia establece que consumir bebidas adulteradas implica múltiples reacciones, las cuales inician con mareos y dolor abdominal; sin embargo, pueden llegar a convulsiones, alteraciones visuales como ceguera temporal o permanente e incluso estado de coma o la muerte.

Esto debido a que, según explica la Cofepris, el licor adulterado contienen metanol, sustancia altamente tóxica que desde dosis pequeñas puede generar graves daños al organismo y que provoca efectos entre los 30 minutos y las 72 horas después de haber sido ingerido.

“Esta sustancia que puede generar daños irreversibles afecta con mayor regularidad al nervio óptico, cerebro, corazón, hígado y páncreas”, expone.

Ante ello, se pide a la población aplicar precauciones básicas como revisar el estado de las botellas en bares, cantinas y discotecas, realizar la compra en sitios debidamente autorizados y formalmente establecidos; así como exigir al mesero que abra la botella frente a los consumidores.

Aunado a ello, la dependencia manifiesta que se debe dudar de cualquier promoción, por ejemplo en las barras libres y ofertas de shots, debido a que son ideales para introducir licor adulterado.

En el caso de los propietarios de discotecas, bares, cantinas y demás centros donde se oferte licor, se solicita que todas las botellas sean destruidas al estar vacías, a fin de que se evite su relleno con bebidas adulteradas, ya que son el principal activo de la falsificación en el mercado negro.

Itzel Molina || Diario de Xalapa

Xalapa.-  Cuatro de cada diez botellas que se venden en el mercado nacional contienen licor adulterado, señaló la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Advierte que cuando se ofrecen a precio de  “ganga”, existe mayor riesgo de que sea adulterado.

La dependencia solicita a la población, principalmente joven, extremar precauciones, sobre el consumo de bebidas alcohólicas.

“Las bebidas adulteradas presentan el doble de riesgo para la salud que por sí solo tiene el alcohol y la posibilidad de que el consumidor tome alguna de estas bebidas es de hasta el 40 por ciento, situación que se podría disminuir con la precaución necesaria”, explica la Cofepris.

Y es que la dependencia establece que consumir bebidas adulteradas implica múltiples reacciones, las cuales inician con mareos y dolor abdominal; sin embargo, pueden llegar a convulsiones, alteraciones visuales como ceguera temporal o permanente e incluso estado de coma o la muerte.

Esto debido a que, según explica la Cofepris, el licor adulterado contienen metanol, sustancia altamente tóxica que desde dosis pequeñas puede generar graves daños al organismo y que provoca efectos entre los 30 minutos y las 72 horas después de haber sido ingerido.

“Esta sustancia que puede generar daños irreversibles afecta con mayor regularidad al nervio óptico, cerebro, corazón, hígado y páncreas”, expone.

Ante ello, se pide a la población aplicar precauciones básicas como revisar el estado de las botellas en bares, cantinas y discotecas, realizar la compra en sitios debidamente autorizados y formalmente establecidos; así como exigir al mesero que abra la botella frente a los consumidores.

Aunado a ello, la dependencia manifiesta que se debe dudar de cualquier promoción, por ejemplo en las barras libres y ofertas de shots, debido a que son ideales para introducir licor adulterado.

En el caso de los propietarios de discotecas, bares, cantinas y demás centros donde se oferte licor, se solicita que todas las botellas sean destruidas al estar vacías, a fin de que se evite su relleno con bebidas adulteradas, ya que son el principal activo de la falsificación en el mercado negro.