/ miércoles 16 de septiembre de 2015

Podría cada cien años ocurrir un sismo como el del 85 en México

México.- Un sismo cómo el que cimbró la capitaldel país el 19 de septiembre de 1985 podría volver a ocurrirhasta en un periodo de cien años, proveniente de un epicentrosimilar, aunque esto no excluye la posibilidad de que antes sucedaotro con origen distinto.

Por sus características, el periodo de retorno deeste sismo sería de entre 50 y 100 años, pero “eso no quieredecir que no vaya a pasar un sismo similar antes, porque puedevenir de otro lugar”, advirtió la jefa del Servicio SismológicoNacional, Xyoli Pérez Campos.

Para explicar el periodo de retorno, la experta serefirió a un juguete dentro de una caja, a la cual se le danvueltas y vueltas con una manivela para comprimir un resorte y aldestaparla, sale la figura, por ejemplo de un payasito, por laenergía que se libera.

“La placa de Cocos que está tratando de metersepor debajo de la placa de Norteamérica, aproximadamente a seiscentímetros por año, entonces llega un momento en que se haacumulado tanto esfuerzo que la placa de Norteamérica no resistemás, se rompe el material, se desliza la placa y eso es unsismo”, explicó.

La encargada del organismo dependiente de la UNAMagrega que al ser un movimiento constante, se acumulará un ciertoesfuerzo durante varios años.

Entonces el periodo de retorno “es el tiempo que vaa tardar en que yo le este girando la manivela y salga el payasito,y luego lo vuelvo a meter, giro la manivela y aproximadamente va aser un tiempo similar cada vez que lo hace”, expresó enentrevista con Notimex.

De manera que, “aproximadamente pues tenemostiempos similares entre un sismo y otro, y depende de la zona,estamos hablando de 30 años, 70 años, 100 años, pero no sólo esde la zona, sino de las características de un sismo”.

Ante esto, el organismo tiene la función deregistrar e “informar los parámetros de localización y demagnitud de todos los sismos que se registran en el territoriotanto a las autoridades como a la población civil en tiempo yforma”.

Aunque no siempre un alertamiento es posible, ycuando se da, “debemos tomar en cuenta que si tenemos unalertamiento no sabemos realmente cuanto tiempo tenemos antes deque lleguen las ondas sísmicas”, señala Pérez Campos.

Así, puede pasar más de un minuto o incluso nada detiempo tras el alertamiento para sentir un sismo, cuando “elepicentro se encuentra muy cercano a nosotros, entonces estaríanllegando primero las ondas antes que la alerta”.

Aunado a esto, detalló que en México “existenzonas más sísmicas que otras, la costa del Pacífico mexicano esla zona más activa sísmicamente hablando. La zona del Golfo deCalifornia sería la segunda y de ahí va disminuyendo lafrecuencia de sismos y las magnitudes hacia el interior delpaís”.

Por lo que es necesario continuar trabajando en lapreparación de la población, “lo que tenemos que trabajar ahoraes en la seguridad personal”, para que estén preparadas paratomar las mejeros acciones a realizar durante un sismo.

Ya que los sismos no se pueden predecir, “lo quepodemos decir es que esperamos en un rango de años que con ciertaprobabilidad ocurra un sismo, pero así como poner el punto en elaño y el lugar y la magnitud, eso si no podemos”, aclaró.(Notimex)

México.- Un sismo cómo el que cimbró la capitaldel país el 19 de septiembre de 1985 podría volver a ocurrirhasta en un periodo de cien años, proveniente de un epicentrosimilar, aunque esto no excluye la posibilidad de que antes sucedaotro con origen distinto.

Por sus características, el periodo de retorno deeste sismo sería de entre 50 y 100 años, pero “eso no quieredecir que no vaya a pasar un sismo similar antes, porque puedevenir de otro lugar”, advirtió la jefa del Servicio SismológicoNacional, Xyoli Pérez Campos.

Para explicar el periodo de retorno, la experta serefirió a un juguete dentro de una caja, a la cual se le danvueltas y vueltas con una manivela para comprimir un resorte y aldestaparla, sale la figura, por ejemplo de un payasito, por laenergía que se libera.

“La placa de Cocos que está tratando de metersepor debajo de la placa de Norteamérica, aproximadamente a seiscentímetros por año, entonces llega un momento en que se haacumulado tanto esfuerzo que la placa de Norteamérica no resistemás, se rompe el material, se desliza la placa y eso es unsismo”, explicó.

La encargada del organismo dependiente de la UNAMagrega que al ser un movimiento constante, se acumulará un ciertoesfuerzo durante varios años.

Entonces el periodo de retorno “es el tiempo que vaa tardar en que yo le este girando la manivela y salga el payasito,y luego lo vuelvo a meter, giro la manivela y aproximadamente va aser un tiempo similar cada vez que lo hace”, expresó enentrevista con Notimex.

De manera que, “aproximadamente pues tenemostiempos similares entre un sismo y otro, y depende de la zona,estamos hablando de 30 años, 70 años, 100 años, pero no sólo esde la zona, sino de las características de un sismo”.

Ante esto, el organismo tiene la función deregistrar e “informar los parámetros de localización y demagnitud de todos los sismos que se registran en el territoriotanto a las autoridades como a la población civil en tiempo yforma”.

Aunque no siempre un alertamiento es posible, ycuando se da, “debemos tomar en cuenta que si tenemos unalertamiento no sabemos realmente cuanto tiempo tenemos antes deque lleguen las ondas sísmicas”, señala Pérez Campos.

Así, puede pasar más de un minuto o incluso nada detiempo tras el alertamiento para sentir un sismo, cuando “elepicentro se encuentra muy cercano a nosotros, entonces estaríanllegando primero las ondas antes que la alerta”.

Aunado a esto, detalló que en México “existenzonas más sísmicas que otras, la costa del Pacífico mexicano esla zona más activa sísmicamente hablando. La zona del Golfo deCalifornia sería la segunda y de ahí va disminuyendo lafrecuencia de sismos y las magnitudes hacia el interior delpaís”.

Por lo que es necesario continuar trabajando en lapreparación de la población, “lo que tenemos que trabajar ahoraes en la seguridad personal”, para que estén preparadas paratomar las mejeros acciones a realizar durante un sismo.

Ya que los sismos no se pueden predecir, “lo quepodemos decir es que esperamos en un rango de años que con ciertaprobabilidad ocurra un sismo, pero así como poner el punto en elaño y el lugar y la magnitud, eso si no podemos”, aclaró.(Notimex)

Justicia

Bajo el puño de la ley: Víctimas denuncian abuso policiaco

Relatan cómo elementos de la Policía capitalina cometieron excesos en el uso de la fuerza con lo que se violaron sus derechos humanos

Finanzas

Declaración de guerra: Campaña #SinPopote amenaza a 60 empresas

Industriales preparan una defensa legal contra los efectos negativos sociales y económicos de la campaña

Metrópoli

Ofrecen colaborar empresas para remediar daños por derrumbe en Plaza Artz

Permanecerá cerrada hasta terminar peritajes, informa la Procuraduría de Justicia capitalina; advierten que la pena por negligencia es de seis años

Política

Luego de la derrota en las elecciones, Panal y PES, sin dinero público

Las cifras pueden variar ante impugnaciones al Tribunal Electoral local que corresponda, y después ante el federal

Política

Incumple PRD renovación de su dirigencia; de no cumplirla perderá el registro

El mandato es inatacable, se tiene que cumplir y se acordó que la fecha sea en el mes de octubre, dice Granados, actual presidente

Celebridades

La Guarachera mayor, Celia Cruz siempre en nuestros corazones

El cáncer mató a Celia Cruz. Paseó su canto por diversos escenarios y fue gran amiga de México

Celebridades

Regresa a la televisión, el programa que va por el rating y las risas, La Parodia

Se estrena hoy con la producción de Reynaldo López, la dirección, guión y dirección de escena de Manuel Rodríguez Ajenjo

Celebridades

Desde pequeños, grandes estrellas; probaron la fama a temprana edad

La televisión y la música ha revelado grandes talentos, pero sólo unos pocos han aumentado su popularidad

CDMX

AEP debe manejar parquímetros en Condesa: Rafael Guarneros

La Secretaría de Movilidad (Semovi) no tiene personal capacitado para operarlo ni la partida presupuestaria a fin de hacer obras con los recursos recaudados