/ martes 25 de octubre de 2016

Sentencian a 25 años de cárcel a tres exmilitares en Nuevo León

Monterrey, N.L.- Al comprobarles su participación en el crimen de un vendedor de autos, 3 ex militares fueron sentenciados a 25 años de prisión. Por unanimidad, 3 jueces que integraron el Juzgado Colegiado de Juicio Oral Penal, los declararon culpables. Los ex militares son Magdiel de Jesús Sánchez Pereira, de 22 años; Arnol Cruz Cortez y Jonathan Serrano Cervantes, ambos de 23. Este último fue condenado por el plagio de una mujer, en el municipio de Apodaca, y su pena sumó 60 años de cárcel.

Ellos participaron en la ejecución de Ricardo Guadalupe Treviño Guerra el 20 de junio del 2015 y el cual se dedicaba a la compra y venta de autos y cuya ejecución fue afuera de una casa ubicada en Portal de Soria y la Carretera a Dulces Nombres, en la Colonia Portal de Huinalá, en Apodaca.

En agosto del año pasado fueron detenidos los ex soldados.

En el otro hecho, se comprobó la participación de Serrano Cervantes, el 11 de julio del 2015, cuando una mujer de 61 años fue secuestrada cuando atendía la carnicería de su hijo, en Apodaca donde 2 hombres armados la sacaron del negocio para llevarla a una casa de seguridad donde exigieron por su liberación 500 mil pesos.

Al no recibir el dinero la llevaron a otro domicilio donde la acuchillaron y luego huyeron pero logró sobrevivir y tras denunciar reconoció al ex soldado como uno de los secuestradores.

Monterrey, N.L.- Al comprobarles su participación en el crimen de un vendedor de autos, 3 ex militares fueron sentenciados a 25 años de prisión. Por unanimidad, 3 jueces que integraron el Juzgado Colegiado de Juicio Oral Penal, los declararon culpables. Los ex militares son Magdiel de Jesús Sánchez Pereira, de 22 años; Arnol Cruz Cortez y Jonathan Serrano Cervantes, ambos de 23. Este último fue condenado por el plagio de una mujer, en el municipio de Apodaca, y su pena sumó 60 años de cárcel.

Ellos participaron en la ejecución de Ricardo Guadalupe Treviño Guerra el 20 de junio del 2015 y el cual se dedicaba a la compra y venta de autos y cuya ejecución fue afuera de una casa ubicada en Portal de Soria y la Carretera a Dulces Nombres, en la Colonia Portal de Huinalá, en Apodaca.

En agosto del año pasado fueron detenidos los ex soldados.

En el otro hecho, se comprobó la participación de Serrano Cervantes, el 11 de julio del 2015, cuando una mujer de 61 años fue secuestrada cuando atendía la carnicería de su hijo, en Apodaca donde 2 hombres armados la sacaron del negocio para llevarla a una casa de seguridad donde exigieron por su liberación 500 mil pesos.

Al no recibir el dinero la llevaron a otro domicilio donde la acuchillaron y luego huyeron pero logró sobrevivir y tras denunciar reconoció al ex soldado como uno de los secuestradores.