/ martes 17 de enero de 2017

Ante crisis presupuestal Poder Judicial no debe ser indiferente: ministro

||Con información de Notimex|| 

Ante las circunstancias globales y la suma de factores económicos y negativos que importan severas restricciones en el ejercicio presupuestal, el Poder Judicial de la Federación no puede ni debe permanecer ajeno e indiferente, por lo que el juzgador debe velar no sólo por la legalidad de sus fallos, sino cumplir con las bases constitucionales de ahorro, combate al dispendio, racionalidad y eficiencia en el ejercicio de los recursos, afirmó el ministro Alberto Pérez Dayán.

Lo anterior, durante la toma de protesta de 29 magistrados de Circuito y 3 jueces de distrito, en donde el Ministro Pérez Dayán invitó a los juzgadores a velar por la legalidad de sus fallos, pero también a cumplir con las bases constitucionales de ahorro, combate al dispendio, racionalidad y eficiencia en el ejercicio de los recursos. El mensaje es claro y no deja lugar a interpretación; tendremos que hacer más con lo mismo, o lo mismo con menos, cualquiera que sea el caso”, expuso ante los plenos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF). En el Salón de Plenos de la Corte, hizo hincapié en que es una prioridad inaplazable y un compromiso del Poder Judicial de la Federación frente a la sociedad a la que siempre debe honrar, escuchar y servir.

Destacó que ante la suma de factores económicos que tienen efecto en el Estado y su erario, “la jurisdicción no puede ni debe soslayarlo, ya que hacerlo significaría permanecer irresponsablemente ajeno e indiferente frente a la realidad”.

Las medidas institucionales tomadas con ese propósito ya se han hecho públicas “y esperamos sinceramente que resulten cabalmente comprendidas por todos”, confió.

Lee también | 

Por ello, exhortó a los juzgadores del Poder Judicial de la Federación a revisar con profundidad sus procedimientos de trabajo, a implementar esquemas de operación viables y a abrir ventanas de oportunidad para economizar sus funciones y tareas. Además, a los magistrados y jueces que rindieron protesta les recordó que el nuevo reto que impone la labor de impartir justicia se complementa enormemente a partir de la reforma constitucional en materia de derechos humanos de 2011. Por tal razón, refirió que la corte se ha dado a la tarea de revisitar e interpretar los principios consagrados en la Carta Magna, para hacer plenamente efectivos aquellos derechos, construyendo con sus decisiones mecanismos objetivos que faciliten el entendimiento del control de constitucionalidad y de convencionalidad en el orden jurídico nacional.

En su momento, el ministro Luis María Aguilar Morales, presidente de la Suprema Corte y del Consejo de la Judicatura Federal, tomó la protesta a los magistrados de Circuito y a los jueces de Distrito y les entregó un distintivo y la credencial.

||Con información de Notimex|| 

Ante las circunstancias globales y la suma de factores económicos y negativos que importan severas restricciones en el ejercicio presupuestal, el Poder Judicial de la Federación no puede ni debe permanecer ajeno e indiferente, por lo que el juzgador debe velar no sólo por la legalidad de sus fallos, sino cumplir con las bases constitucionales de ahorro, combate al dispendio, racionalidad y eficiencia en el ejercicio de los recursos, afirmó el ministro Alberto Pérez Dayán.

Lo anterior, durante la toma de protesta de 29 magistrados de Circuito y 3 jueces de distrito, en donde el Ministro Pérez Dayán invitó a los juzgadores a velar por la legalidad de sus fallos, pero también a cumplir con las bases constitucionales de ahorro, combate al dispendio, racionalidad y eficiencia en el ejercicio de los recursos. El mensaje es claro y no deja lugar a interpretación; tendremos que hacer más con lo mismo, o lo mismo con menos, cualquiera que sea el caso”, expuso ante los plenos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF). En el Salón de Plenos de la Corte, hizo hincapié en que es una prioridad inaplazable y un compromiso del Poder Judicial de la Federación frente a la sociedad a la que siempre debe honrar, escuchar y servir.

Destacó que ante la suma de factores económicos que tienen efecto en el Estado y su erario, “la jurisdicción no puede ni debe soslayarlo, ya que hacerlo significaría permanecer irresponsablemente ajeno e indiferente frente a la realidad”.

Las medidas institucionales tomadas con ese propósito ya se han hecho públicas “y esperamos sinceramente que resulten cabalmente comprendidas por todos”, confió.

Lee también | 

Por ello, exhortó a los juzgadores del Poder Judicial de la Federación a revisar con profundidad sus procedimientos de trabajo, a implementar esquemas de operación viables y a abrir ventanas de oportunidad para economizar sus funciones y tareas. Además, a los magistrados y jueces que rindieron protesta les recordó que el nuevo reto que impone la labor de impartir justicia se complementa enormemente a partir de la reforma constitucional en materia de derechos humanos de 2011. Por tal razón, refirió que la corte se ha dado a la tarea de revisitar e interpretar los principios consagrados en la Carta Magna, para hacer plenamente efectivos aquellos derechos, construyendo con sus decisiones mecanismos objetivos que faciliten el entendimiento del control de constitucionalidad y de convencionalidad en el orden jurídico nacional.

En su momento, el ministro Luis María Aguilar Morales, presidente de la Suprema Corte y del Consejo de la Judicatura Federal, tomó la protesta a los magistrados de Circuito y a los jueces de Distrito y les entregó un distintivo y la credencial.