/ sábado 17 de octubre de 2020

Capítulo 9 | El Contador de El Mayo

"Cuando nací mi padre me llamó Jesús y él dijo, bueno, el rey nació, Rey" Zambada

“Bueno, cuando nací, cuando nací mi padre me llamó Jesús y él dijo, bueno, el rey nació, Rey. Y siempre me llamó Rey, king, todo el tiempo, como consecuencia todo mundo me llama Rey”, dijo Jesús Zambada a Gina Parlovecchio, la representante del gobierno de Estados Unidos en el juicio contra El Chapo.

—¿Cuál es tu orden de nacimiento, en tu familia?

—Soy el último.

—¿Eres el más joven?

—El más joven.

—Declaraste ayer que comenzaste a trabajar en el negocio de las drogas ayudándole a tu hermano el Mayo con las cuentas de las drogas.

—Así es.

—¿Por qué comenzaste a ayudar a tu hermano con su contabilidad?

—Bueno, me lo pidió porque estaba teniendo problemas con su negocio.

—¿Tuviste algún tipo de entrenamiento especial que te permitiera hacerlo?

—Sí, claro. Obtuve mi título en contabilidad.

—¿Tuviste algún trabajo legal antes de trabajar con tu hermano Mayo?

—Sí, por supuesto.

—¿Qué hacías?

—Yo era el gerente general de una compañía en la Ciudad de México.

—¿Dejaste tu trabajo una vez que comenzaste a ayudarle a Mayo?

—Es correcto.

—Brevemente, ¿podrías decirnos por qué tuviste que dejar tu trabajo legal?

—Bueno, en ese momento mi hermano Mayo comenzaba a figurar como una importante figura pública como traficante de drogas y el dueño y los socios de la compañía veían las noticias, en las noticias. Ellos me preguntaron qué relación tenía con esa persona. Les dije que él era mi hermano y ellos dijeron que ya no necesitaban mis servicios de contabilidad, porque ya no confiaban en mí.

—¿Hubo algún período en tu pasado en el que usaste drogas o alcohol más allá de su uso social?

—Sí.

—Llevando tu atención hacia 2006, ¿Qué tan seguido tomabas alcohol en ese periodo?

—Al menos cada fin de semana por un periodo de al menos seis meses, más o menos.

—¿Eso afectó tu habilidad de entender qué es lo que sucedía a tu alrededor?

—Definitivamente no, pero, sí, perdí tiempo mientras consumía alcohol.

—¿Cuándo fue la última vez que te drogaste o tomaste alcohol?

—En el año 2008, antes de mi arresto.

—¿Has utilizado documentos falsos para esconder tu identidad?

—Sí.

—¿En qué documentos utilizaste nombres falsos?

—Bueno, utilicé nombres falsos en credenciales para votar, licencias de conducir y obtuve una visa para entrar a Estados Unidos con un nombre falso.

—¿Alguna vez tuviste un arma?

—Sí, por supuesto.

—¿Qué tipo de armas?

—Yo normalmente usaba una pistola .380.

—¿Alguna vez le reportaste al Gobierno de México el dinero que ganabas por el tráfico de drogas?

—No.

—¿Alguna vez participaste en intentos de asesinato?

—Sí.

—¿Mataste a alguien personalmente?

—No.

—¿En las ocasiones en las que participaste en asesinatos cuál fue tu rol?

—A veces localizar a la gente, los objetivos, y pasar el mensaje a los sicarios para que completaran la orden.

—¿Cuántas veces lo hiciste?

—Lo hice tres veces.

—¿Quiénes generalmente eran los individuos que iban a matar?

—Agentes de policía, comandantes que estaban al servicio de Arturo Beltrán.

—¿Siempre sabías cuando el asesinato se cometía?

—Normalmente.

—Declaraste ayer que fuiste arrestado por tu actividad criminal en octubre 20, del 2008.

—Eso es correcto.

—¿Dónde te arrestaron?

—En la Ciudad de México.

—Dando unos pasos atrás, después de que fuiste arrestado en México, cuáles eran los cargos criminales que ese país tenía contra ti.

—Crimen organizado, posesión de armas y posesión de cartuchos.

—¿Después de que te arrestaron Estados Unidos impuso cargos contra usted?

—Eso es correcto.

—¿Qué cargos?

—Importación, distribución y venta de cocaína, y pertenecer a una empresa criminal.

—¿Esos cargos en contra de usted en Estados Unidos estaban en más de una jurisdicción?

—Sí.

—¿Cuál era la jurisdicción?

—Una Washington DC, otra acá en Nueva York, en el condado de Brooklyn.

—¿Y qué cargos particularmente contra usted en Brooklyn?

—Vida.

—¿Cuál fue el cargo señor?

—Los cargos aquí en Brooklyn son por continuar con la empresa criminal.

—¿Tienes algunos coacusados en tu caso en Brooklyn?

—Sí.

—¿Quiénes son ellos?

—Uno de ellos es Joaquín Guzmán Loera, El Chapo. Otro es Ismael Zambada García El Mayo. Otro es Arturo Beltrán Leyva, Héctor Beltrán Leyva e Ignacio Coronel, Nacho.

—¿Cuál es su sentencia luego de que se declaró culpable?

—Vida.

—¿Hay otra sentencia que puedes enfrentar con tu declaración de culpable?

—Sí.

—¿Qué?

—De 10 años a cadena perpetua.

—Bajo tu acuerdo, ¿estás obligado a pagar una multa?

—Eso es correcto.

—¿Cuál fue su castigo financiero?

—Tres millones de dólares.

—¿Ya pagaste?

—Eso es correcto.

—Como parte de tu declaración de culpabilidad, ¿firmaste algún acuerdo con el gobierno?

—Eso es correcto.

—¿Cómo se le llama a ese acuerdo?

—Acuerdo de cooperación.

—¿Qué prometiste?

—Cooperar diciendo la verdad acerca de todo lo que se requiera para aclarar mi caso, y en otras situaciones de tráfico de drogas de las que yo tuviera conocimiento.

—¿El gobierno prometió algo por acatar el acuerdo?

—Ellos prometieron elaborar una carta de recomendación para el Juez explicando todo lo que tuve que hacer para el Gobierno, explicando que todo lo que me preguntaron o me pidieron era verdad. Las buenas cosas y las malas cosas en mi caso.

Foto Reuters

—¿Cómo se llama a esta carta?

—5k1.

—¿Qué se supone que hace esta carta 5k1 por ti?

—Bueno, cuando vaya a sentencia con esta carta el Juez la puede tomar en cuenta para decidir mi sentencia.

—¿Quién decidirá tu sentencia?

—El Juez.

—¿El Gobierno recomendará alguna sentencia en particular?

—No.

—El Juez está obligado a ser más indulgente en su sentencia después de recibir la carta 5k1?

—No.

—¿El llenado de esa carta 5k1 depende del desenlace de este caso?

—No.

—¿El Gobierno estuvo de acuerdo en darte beneficios adicionales como resultado de tu cooperación?

—Sí.

—¿Qué beneficios adicionales?

—Bueno, me ayudaron a traer a mi familia desde México aquí, a Estados Unidos, por su seguridad.

—¿Cuál es el propósito de tener a tu familia en Estados Unidos?

—Así no sufrirán ellos atentados contra su vida.

***

Era 1994, probablemente 1995. El Rey Zambada vivía en la Ciudad de México y un día estaba en una tienda comprando algunas cosas, cuando unos sicarios lo interceptaron. Le dispararon a la distancia y le pegaron en la cabeza. Se cayó al suelo.

“Afortunadamente no quedé inconsciente, y salté inmediatamente con mi pistola en mano, comencé a pelear con ellos. Se sorprendieron porque creyeron que estaba muerto. Se cubrieron. Me cubrí. Estábamos intercambiando disparos. Alcancé a herir a uno de esos sicarios y estaba pidiendo ayuda a uno de sus colegas porque estaba tirado, gritando, que lo sacaran de ahí, que lo sacaran porque lo iba a matar. Continúe soltando disparos con otro que estaba del lado izquierdo pero llegó el punto en que salió corriendo, afortunadamente, salí con vida”.

Está vivo porque la bala no penetró en su cráneo, pero le dejó un gran canal en la cabeza. Esos hombres armados trabajaban para Ramón y Benjamín Arellano Félix. Su hermano El Mayo y El Chapo eran amigos y estaban unidos en una guerra contra ellos. En esa guerra mataron a su otro hermano, Vicente Zambada García.

“Mi hermano vivía en Cancún y era un hombre que no estaba involucrado en ningún negocio extraño. Él vivía bien. Él no usaba armas. Tenía una vida social estable y los Arellano Félix fueron a matarlo a la puerta de su casa”, recuerda El Rey.

➡️ Descarga aquí "Los compas del Chapo. Por esta información mataban"




“Bueno, cuando nací, cuando nací mi padre me llamó Jesús y él dijo, bueno, el rey nació, Rey. Y siempre me llamó Rey, king, todo el tiempo, como consecuencia todo mundo me llama Rey”, dijo Jesús Zambada a Gina Parlovecchio, la representante del gobierno de Estados Unidos en el juicio contra El Chapo.

—¿Cuál es tu orden de nacimiento, en tu familia?

—Soy el último.

—¿Eres el más joven?

—El más joven.

—Declaraste ayer que comenzaste a trabajar en el negocio de las drogas ayudándole a tu hermano el Mayo con las cuentas de las drogas.

—Así es.

—¿Por qué comenzaste a ayudar a tu hermano con su contabilidad?

—Bueno, me lo pidió porque estaba teniendo problemas con su negocio.

—¿Tuviste algún tipo de entrenamiento especial que te permitiera hacerlo?

—Sí, claro. Obtuve mi título en contabilidad.

—¿Tuviste algún trabajo legal antes de trabajar con tu hermano Mayo?

—Sí, por supuesto.

—¿Qué hacías?

—Yo era el gerente general de una compañía en la Ciudad de México.

—¿Dejaste tu trabajo una vez que comenzaste a ayudarle a Mayo?

—Es correcto.

—Brevemente, ¿podrías decirnos por qué tuviste que dejar tu trabajo legal?

—Bueno, en ese momento mi hermano Mayo comenzaba a figurar como una importante figura pública como traficante de drogas y el dueño y los socios de la compañía veían las noticias, en las noticias. Ellos me preguntaron qué relación tenía con esa persona. Les dije que él era mi hermano y ellos dijeron que ya no necesitaban mis servicios de contabilidad, porque ya no confiaban en mí.

—¿Hubo algún período en tu pasado en el que usaste drogas o alcohol más allá de su uso social?

—Sí.

—Llevando tu atención hacia 2006, ¿Qué tan seguido tomabas alcohol en ese periodo?

—Al menos cada fin de semana por un periodo de al menos seis meses, más o menos.

—¿Eso afectó tu habilidad de entender qué es lo que sucedía a tu alrededor?

—Definitivamente no, pero, sí, perdí tiempo mientras consumía alcohol.

—¿Cuándo fue la última vez que te drogaste o tomaste alcohol?

—En el año 2008, antes de mi arresto.

—¿Has utilizado documentos falsos para esconder tu identidad?

—Sí.

—¿En qué documentos utilizaste nombres falsos?

—Bueno, utilicé nombres falsos en credenciales para votar, licencias de conducir y obtuve una visa para entrar a Estados Unidos con un nombre falso.

—¿Alguna vez tuviste un arma?

—Sí, por supuesto.

—¿Qué tipo de armas?

—Yo normalmente usaba una pistola .380.

—¿Alguna vez le reportaste al Gobierno de México el dinero que ganabas por el tráfico de drogas?

—No.

—¿Alguna vez participaste en intentos de asesinato?

—Sí.

—¿Mataste a alguien personalmente?

—No.

—¿En las ocasiones en las que participaste en asesinatos cuál fue tu rol?

—A veces localizar a la gente, los objetivos, y pasar el mensaje a los sicarios para que completaran la orden.

—¿Cuántas veces lo hiciste?

—Lo hice tres veces.

—¿Quiénes generalmente eran los individuos que iban a matar?

—Agentes de policía, comandantes que estaban al servicio de Arturo Beltrán.

—¿Siempre sabías cuando el asesinato se cometía?

—Normalmente.

—Declaraste ayer que fuiste arrestado por tu actividad criminal en octubre 20, del 2008.

—Eso es correcto.

—¿Dónde te arrestaron?

—En la Ciudad de México.

—Dando unos pasos atrás, después de que fuiste arrestado en México, cuáles eran los cargos criminales que ese país tenía contra ti.

—Crimen organizado, posesión de armas y posesión de cartuchos.

—¿Después de que te arrestaron Estados Unidos impuso cargos contra usted?

—Eso es correcto.

—¿Qué cargos?

—Importación, distribución y venta de cocaína, y pertenecer a una empresa criminal.

—¿Esos cargos en contra de usted en Estados Unidos estaban en más de una jurisdicción?

—Sí.

—¿Cuál era la jurisdicción?

—Una Washington DC, otra acá en Nueva York, en el condado de Brooklyn.

—¿Y qué cargos particularmente contra usted en Brooklyn?

—Vida.

—¿Cuál fue el cargo señor?

—Los cargos aquí en Brooklyn son por continuar con la empresa criminal.

—¿Tienes algunos coacusados en tu caso en Brooklyn?

—Sí.

—¿Quiénes son ellos?

—Uno de ellos es Joaquín Guzmán Loera, El Chapo. Otro es Ismael Zambada García El Mayo. Otro es Arturo Beltrán Leyva, Héctor Beltrán Leyva e Ignacio Coronel, Nacho.

—¿Cuál es su sentencia luego de que se declaró culpable?

—Vida.

—¿Hay otra sentencia que puedes enfrentar con tu declaración de culpable?

—Sí.

—¿Qué?

—De 10 años a cadena perpetua.

—Bajo tu acuerdo, ¿estás obligado a pagar una multa?

—Eso es correcto.

—¿Cuál fue su castigo financiero?

—Tres millones de dólares.

—¿Ya pagaste?

—Eso es correcto.

—Como parte de tu declaración de culpabilidad, ¿firmaste algún acuerdo con el gobierno?

—Eso es correcto.

—¿Cómo se le llama a ese acuerdo?

—Acuerdo de cooperación.

—¿Qué prometiste?

—Cooperar diciendo la verdad acerca de todo lo que se requiera para aclarar mi caso, y en otras situaciones de tráfico de drogas de las que yo tuviera conocimiento.

—¿El gobierno prometió algo por acatar el acuerdo?

—Ellos prometieron elaborar una carta de recomendación para el Juez explicando todo lo que tuve que hacer para el Gobierno, explicando que todo lo que me preguntaron o me pidieron era verdad. Las buenas cosas y las malas cosas en mi caso.

Foto Reuters

—¿Cómo se llama a esta carta?

—5k1.

—¿Qué se supone que hace esta carta 5k1 por ti?

—Bueno, cuando vaya a sentencia con esta carta el Juez la puede tomar en cuenta para decidir mi sentencia.

—¿Quién decidirá tu sentencia?

—El Juez.

—¿El Gobierno recomendará alguna sentencia en particular?

—No.

—El Juez está obligado a ser más indulgente en su sentencia después de recibir la carta 5k1?

—No.

—¿El llenado de esa carta 5k1 depende del desenlace de este caso?

—No.

—¿El Gobierno estuvo de acuerdo en darte beneficios adicionales como resultado de tu cooperación?

—Sí.

—¿Qué beneficios adicionales?

—Bueno, me ayudaron a traer a mi familia desde México aquí, a Estados Unidos, por su seguridad.

—¿Cuál es el propósito de tener a tu familia en Estados Unidos?

—Así no sufrirán ellos atentados contra su vida.

***

Era 1994, probablemente 1995. El Rey Zambada vivía en la Ciudad de México y un día estaba en una tienda comprando algunas cosas, cuando unos sicarios lo interceptaron. Le dispararon a la distancia y le pegaron en la cabeza. Se cayó al suelo.

“Afortunadamente no quedé inconsciente, y salté inmediatamente con mi pistola en mano, comencé a pelear con ellos. Se sorprendieron porque creyeron que estaba muerto. Se cubrieron. Me cubrí. Estábamos intercambiando disparos. Alcancé a herir a uno de esos sicarios y estaba pidiendo ayuda a uno de sus colegas porque estaba tirado, gritando, que lo sacaran de ahí, que lo sacaran porque lo iba a matar. Continúe soltando disparos con otro que estaba del lado izquierdo pero llegó el punto en que salió corriendo, afortunadamente, salí con vida”.

Está vivo porque la bala no penetró en su cráneo, pero le dejó un gran canal en la cabeza. Esos hombres armados trabajaban para Ramón y Benjamín Arellano Félix. Su hermano El Mayo y El Chapo eran amigos y estaban unidos en una guerra contra ellos. En esa guerra mataron a su otro hermano, Vicente Zambada García.

“Mi hermano vivía en Cancún y era un hombre que no estaba involucrado en ningún negocio extraño. Él vivía bien. Él no usaba armas. Tenía una vida social estable y los Arellano Félix fueron a matarlo a la puerta de su casa”, recuerda El Rey.

➡️ Descarga aquí "Los compas del Chapo. Por esta información mataban"




CDMX

Explosión en restaurante de Azcapotzalco deja dos heridos

Debido a la explosión se desalojaron los inmuebles de zonas aledañas

Mundo

Asesinan a Mohsen Fakhrizadeh, destacado científico nuclear de Irán

El Ministerio de Defensa de Irán calificó el ataque de terrorista, sin embargo, se desconoce por el momento la autoría

Finanzas

China acusa maniobra política en Red Limpia

El Gobierno de México como los mexicanos “saben identificar la verdad de la mentira”, dice la embajada

CDMX

Explosión en restaurante de Azcapotzalco deja dos heridos

Debido a la explosión se desalojaron los inmuebles de zonas aledañas

Finanzas

Balanza comercial logra nuevo superávit histórico 

La balanza comercial registró un superávit de seis mil 223.8 millones de dólares en octubre, el saldo resulta de un crecimiento a tasa anual de 2.9% en las exportaciones

Finanzas

SFP suspende inhabilitación a PISA y DIMESA 

Con esta suspensión ambas empresas pueden seguir participando en procedimientos de contrataciones públicas

Mundo

Acusan que hackers norcoreanos intentaron acceder al sistema de AstraZeneca

Fuentes indicaron a Reuters que hackers se hicieron pasar por reclutadores en LinkedIn y WhatsApp para proponer a empleados falsas ofertas de trabajo

Finanzas

SAT liga a funcionarios con saturación y venta de citas

La titular del SAT dijo que a este modus operandi estarían coludidos algunos funcionarios del propio sistema tributario