/ jueves 12 de octubre de 2017

Margarita Zavala se registra como candidata independiente a la Presidencia rumbo al 2018

Entregó su solicitud correspondiente ante el INE

Rodeada de sus simpatizantes y hasta con rondalla, Margarita Zavala presentó su registro como aspirante a la candidatura independiente a la Presidencia de la República para el 2018, tras haber renunciado al PAN tras 33 años de militancia.

Entre porras y seguidores, y sin su esposo el expresidente Felipe Calderón, llegó Zavala a las instalaciones del INE, donde realizó los trámites correspondientes ante la ventanilla de la Oficialía de Partes.

Posteriormente, mostró a la prensa su respectiva solicitud de registro y ofreció un mensaje en el que afirmó que “este es un acto de libertad e inicia un nuevo camino”.

"Yo no busco una desbanda en el PAN, lo que busco es el voto ciudadano”, aseguró la ex panista.

Añadió que ella ha tenido que luchar para que la reconozcan en la política, ya que muchos la llaman como si fuera un objeto propiedad de su esposo.

Como argumento, afirmó que ella tiene mucha experiencia en la administración pública y en la política, e incluso afirmó que conoce muy bien el país gracias a su labor en la administración de su marido.

 

Foto: Daniel Galeana

 

 

Durante su registro estuvo acompañada del exdirector de de Conagua, José Luis Tamargo.

En entrevista con El Sol de México en pasados días, Margarita Zavala rechazó que con su renuncia al PAN haya fragmentado el voto para el 2018 y haya dejado la mesa puesta al PRI y a Andrés Manuel López Obrador.

Y admitió que con su salida busca sacudir a aquellos panistas que se han resignado a la crisis del PAN.

“Ojalá mi renuncia realmente sacuda a muchos resignados (…) Mi salida y mi renuncia no es causa de división, es la consecuencia de una división interna que ha aislado a quienes piensan distinto de Ricardo Anaya; eso es lo que ha pasado, esa es la división”, dijo.

La ex primera dama argumentó que “lo que beneficia a López Obrador como al PRI es la indefinición de Acción Nacional, las decisiones antidemocráticas, el no cuidar al partido”.

Reprochó a Anaya controlar los órganos de gobierno interno del PAN y cerrar la puerta a los ciudadanos.

 

Foto: Daniel Galeana

 

Rodeada de sus simpatizantes y hasta con rondalla, Margarita Zavala presentó su registro como aspirante a la candidatura independiente a la Presidencia de la República para el 2018, tras haber renunciado al PAN tras 33 años de militancia.

Entre porras y seguidores, y sin su esposo el expresidente Felipe Calderón, llegó Zavala a las instalaciones del INE, donde realizó los trámites correspondientes ante la ventanilla de la Oficialía de Partes.

Posteriormente, mostró a la prensa su respectiva solicitud de registro y ofreció un mensaje en el que afirmó que “este es un acto de libertad e inicia un nuevo camino”.

"Yo no busco una desbanda en el PAN, lo que busco es el voto ciudadano”, aseguró la ex panista.

Añadió que ella ha tenido que luchar para que la reconozcan en la política, ya que muchos la llaman como si fuera un objeto propiedad de su esposo.

Como argumento, afirmó que ella tiene mucha experiencia en la administración pública y en la política, e incluso afirmó que conoce muy bien el país gracias a su labor en la administración de su marido.

 

Foto: Daniel Galeana

 

 

Durante su registro estuvo acompañada del exdirector de de Conagua, José Luis Tamargo.

En entrevista con El Sol de México en pasados días, Margarita Zavala rechazó que con su renuncia al PAN haya fragmentado el voto para el 2018 y haya dejado la mesa puesta al PRI y a Andrés Manuel López Obrador.

Y admitió que con su salida busca sacudir a aquellos panistas que se han resignado a la crisis del PAN.

“Ojalá mi renuncia realmente sacuda a muchos resignados (…) Mi salida y mi renuncia no es causa de división, es la consecuencia de una división interna que ha aislado a quienes piensan distinto de Ricardo Anaya; eso es lo que ha pasado, esa es la división”, dijo.

La ex primera dama argumentó que “lo que beneficia a López Obrador como al PRI es la indefinición de Acción Nacional, las decisiones antidemocráticas, el no cuidar al partido”.

Reprochó a Anaya controlar los órganos de gobierno interno del PAN y cerrar la puerta a los ciudadanos.

 

Foto: Daniel Galeana