/ viernes 3 de abril de 2020

¿Qué significado tiene en 2020 la Semana Santa?

Diez sacerdotes reflexionan sobre una de las celebraciones más importantes para la religión católica

¿CUÁLES SON LOS MODERNOS FARISEOS DE LOS QUE LA IGLESIA DEBE ALEJARSE?

Hay que entender que la Iglesia no se aleja de nadie, la Iglesia llama a la conversión, actitudes de fariseos que en el grupo de Jesús eran aquellos que se sentían buenos, en el mundo hay mucha gente soberbia que se cree buena, no solo en la Iglesia católica, sino en cualquier grupo social, esos son los nuevos fariseísmos, aquellos que se creen que cumplen, que se creen buenos y discriminan a los demás. El mensaje de la Iglesia es para todos dentro y fuera de ella: hay estos nuevos fariseísmos, en pocas palabras los soberbios.

Padre Larios, Coordinador de Comunicación de la Diócesis de Parral, Chihuahua

Son las personas que tienen esa máscara distinta, que en el camino van pregonando el amor, que pueden decir muchas cosas, pero actuar otras diferentes, en el camino van pregonando quizá la bondad, el amor, respeto, al final se violan estos con los actos que promueven.

Padre Alfredo Aguilar Ruiz, La Paz, BCS

El “fariseísmo” moderno está también en los políticos cuyo discurso va por un lado y su vida va por otro, cuando las promesas son ambiciosas pero sus resultados son muy pobres o cuando nos damos cuenta que no sostienen sus ideales y que los atrapa el poder, la ambición, la corrupción y la mentira. (…) Creo que cuando hay actores políticos y gobernantes que, ya instalados en el poder, critican las anteriores administraciones o incluso se burlan de la corrupción en la que cayeron otros están muy propensos a caer en lo mismo o en cosas peores como lamentablemente estamos viendo en este gobierno.

Padre José Juan Sánchez Jácome, párroco de la iglesia San José, Xalapa, Veracruz

Los modernos fariseos, el Papa en una de sus cartas, hablaba de dos erigías que se han renovado, la Iglesia como es el neohegelianismo y neo gnosticismo, que a grande rasgos significan desviaciones y excesos en la fe. Desde un exceso de piedad infundado hasta un desprecio de la piedad, es muy común en estos fieles hacerlo, en este tiempo en que ha sido la emergencia sanitaria se ha sugerido por ejemplo la comunión en la mano y mucha gente alegando una piedad excesiva, ha despreciado esto, llegando a decir que es indigno, es un sacrilegio, que es algo que Dios no quiere y es algo falso. En este tiempo nos hemos dado cuenta que si hay esa tendencia a un exceso de piedad infundada y no una sana piedad, sino una sana piedad infundada e irrazonable, también nos damos cuenta del otro extremo que es el desprecio total a lo sagrado y a Dios, entonces si son dos excesos que hemos notado en la comunidad y estos son modernos fariseos y tendencias de la Iglesia.

Luis Miguel Pintor Paulín, vicario de la Parroquia de San Juan Bautista, San Juan Del Río, Querétaro

Los fariseos eran los acérrimos seguidores de la ley, pero el detalle era que se olvidaban de la esencia que es la caridad y el amor al prójimo. Basándonos en esto, los modernos fariseos son quienes no aman a los demás, quienes no hacen el bien, son las personas que no saben salvaguardar el orden. Hay creyentes que caen en malos pasos y en la violencia, la Iglesia no excluye a nadie, nuestro señor Jesucristo nos dejó en claro que se aborrece el pecado, pero no al pecador, a ellos se les invita a que se conviertan, regresen al orden y no vuelvan a cometer actos ilícitos.

Padre Pedro Guerrero, vicario de la Parroquia del Nuestra Señora del Carmen, Celaya, Guanajuato

Bueno, la palabra fariseo significa en la Biblia una persona que conoce perfectamente la ley, lo que tiene que hacer, pero lamentablemente nunca lo cumple. Entonces, fariseo, en el sentido pasado, presente o futuro, es toda aquella persona que no vive de acuerdo a como predica, no vive de acuerdo a como se supone tiene que vivir, de acuerdo a las leyes, a los preceptos, a los dogmas, de acuerdo a lo que cada persona cree.

Padre José de Jesús Aguilar, colonia San Rafael, CdMx

Foto: Cuartoscuro

En primer lugar, la Iglesia no podría alejarse de nadie, la Iglesia llama a la conversión a todos, ciertamente el fariseo es una persona que la relacionamos con la hipocresía, personas que dice creer o que se dan golpes de pecho en el templo, pero que en verdad no vive la fe que profesan, entonces no es que la Iglesia se aleje de estas personas, la Iglesia quiere ayudar a estas personas a descubrir su verdadera fe, a descubrir a Dios para poder transformar su persona. La Iglesia no nos aleja, la Iglesia nos acerca para quitarnos a todos lo fariseo.

Padre Eduardo Hayen, párroco de la Catedral de Ciudad Juárez

Las modernas actitudes farisaicas, actuales, son las mismas actitudes con las que Jesús se encontró con hombres de su tiempo, personajes públicos que les gustaba que la gente los alabara porque se creían buenos, pero en realidad transmitían una cosa y en el fondo hacían otra.

Padre Roberto Guerrero Velázquez, párroco del templo de Nuestra Señora de Czestochowa, León, Guanajuato

Son más bien actitudes de que empiecen a sentirse más y mejor que los demás, ser despiadado, indiferente, estos son los modernos fariseos, más que personas son actitudes.

Padre Juan Javier Padilla Cervantes, párroco de Nuestra Señora del Divino Amor de la Arquidiócesis de Guadalajara

Hoy en día siguen siendo sobre todo las tendencias de los pensamientos que tienden como a la división, al distanciamiento y al aislamiento, todas esas motivaciones a ensimismarse a no compartir y no cuidar el sentido común, el bienestar común y la paz que se debe de generar alrededor de uno.

Padre Yoshio Chao, responsable de la Parroquia del Espíritu Santo en Mexicali, BC

Los nuevos fariseos son aquellos que se preocupan más por cumplir normas que por poner a la persona al centro, hay gente que piensa que por ir a misa es suficiente, hay gente que piensa que por no comer carne los viernes es suficiente, ellos se quedan en normas y no están preocupados por las personas, son los que viven de apariencias ante los demás.

Padre Sergio Luis Montoya, rector del Templo de Santiaguito, Irapuato, Guanajuato

Foto: Cuartoscuro

¿SEMANA SANTA SE HA VUELTO EQUIVALENTE A VACACIONES, FIESTAS, DESTRAMPE?

La invitación este año es que recuerden que no es un periodo vacacional sino de cuarentena, deben cumplir las medidas de seguridad que la Secretaría de Salud indica, estar en oración en sus hogares y aprovechar para que se unan en familia.

Padre Pedro Guerrero, vicario de la Parroquia del Nuestra Señora del Carmen, Celaya, Guanajuato

Ciertamente ha faltado esa formación a la comunidad y se toma así, por ejemplo, antes no se prendía ni el radio, habiendo silencio total e incluso en la semana Santa no se hacían ni ceremonias de 15 años, matrimonios y ese tipo de eventos.

Toda la cuaresma no es para celebrar una Semana Santa, son para celebrar el gran misterio de la pasión, muerte y resurrección de Cristo, entonces a veces viven los tiempos individuales, no está mal, pero se pierde el fin.

Padre Juan Manuel Molina, párroco de la Iglesia San Juan de los Lagos de Mexicali, BC

Para algunos católicos, que no tienen otro tiempo de vacaciones, esto puede ser una etapa en que se puede convivir perfectamente la etapa de descanso con la etapa de oración y acercamiento a Dios. No está peleado el descanso con el acercamiento a Dios.

Padre José de Jesús Aguilar, colonia San Rafael, CdMx

Yo creo que no para todos, siempre hemos tenido modelos de bautizados ejemplares, prueba de ellos son todos los que están alrededor de la representación del Viacrucis que en muchos lugares de nuestras parroquias, de nuestra diócesis hay una participación no solamente de actores, sino de files que asisten, los mismos oficios que se realizan hay una participación y es evidente la gente que participa desde el Domingo de Ramos y en los oficios. Yo no diría que son vacaciones para todos, más bien vuelvo al punto anterior, la catequesis, quien está catequizado y convencido de su fe la vive.

Ezequiel Muñoz García, asesor espiritual de la peregrinación de mujeres al Tepeyac de la Diócesis de Querétaro

La Semana Santa para muchos es una experiencia muy viva. La experiencia que se tiene entre los jóvenes, sobre todo, los misioneros. Muchos jóvenes principalmente de escuelas católicas –aquí en Chihuahua particularmente de La Salle como de otras- que van a las misiones a las comunidades rurales, con la gente sencilla. Y gracias a Dios se vive esta experiencia de fe. Pero también es cierto, no podemos negar ese otro aspecto, que hay muchos que aprovechan este tiempo de Semana Santa, como vacaciones de primavera, y entonces, desgraciadamente, al amparo de las celebraciones de estos, días santos, se cometen muchas cosas impropias que cuestionan la manear cómo hemos evangelizado.

Pbro. Gustavo Sánchez Prieto, rector del Santuario de San Judas Tadeo, en el ejido Tomás García, de la zona rural del municipio de Chihuahua

Para una mentalidad secular, que no vive en lo religioso la Semana Santa es un tiempo de vacaciones, relajamiento y descanso; ciertamente, eso también para nosotros lo es, es un tiempo de descanso, pero nosotros los católicos, practicantes y creyentes, lo vivimos descansando en Dios. Es válido tomarse un descanso, pero sin olvidarnos de la práctica religiosa, porque son las fiestas religiosas más importantes del año.

Padre Eduardo Hayen, párroco de la Catedral de Ciudad Juárez

Con las debidas proporciones, la gente prefiere descansar en estos días, pero en comparación a otras fiestas, en la Iglesia vemos en estos días a más jóvenes, adolescentes, niños.

Padre Juan Javier Padilla Cervantes, párroco de Nuestra Señora del Divino Amor de la Arquidiócesis de Guadalajara

Realmente son muchos los factores que propician que la Semana Santa, la Semana Mayor para los católicos vaya perdiendo su auténtico sentido, el tiempo vacacional del turismo, aprovechan, oferta atractivo paquetes para el esparcimiento, existen nuevos espacios de esparcimiento y relajación humana, hay muchísima apatía a los (eventos) religiosos.

Padre Roberto Guerrero Velázquez, párroco del templo de Nuestra Señora de Czestochowa, León, Guanajuato

No necesariamente. Es un periodo vacacional común, al contrario, creo que más bien cada vez está adquiriéndose mayor conciencia de que es un periodo de que la semana como para permanecer con mayor quietud, reflexión, convivencia, estar en familia.

Padre Yoshio Chao, responsable de la Parroquia del Espíritu Santo en Mexicali, BC

Sí y eso no lo podemos evitar. No podemos prohibir que vayan de vacaciones porque mucha gente aprovecha ese tiempo porque no tienen otros tiempos para vacacionar. Es bueno que lo tomen como descanso, pero que no se olviden que donde estén siempre habrá una iglesia cercana, habrá un Viacrucis en la playa, podrán pasar a un sagrario a hacer oración o ir a alguna de las celebraciones de la Semana Santa. Si hay distractores y para los que se van, es imposible que nosotros nos pongamos apostrofarios y cada quien puede hacer lo que la conciencia les dicte.

Padre Rafael González, parroquia de María Madre de la Iglesia, Xalapa, Veracruz

Foto: Archivo Cuartoscuro

¿EL AYUNO Y LA ABSTINENCIA SON MEJOR APROVECHADOS POR QUIENES VENDEN PESCADOS Y MARISCOS QUE POR LOS PESCADORES DE ALMAS?

Muy posiblemente sí, aunque está bien que las personas que se dedican a la venta de pescados y mariscos les vaya bien, nuestro señor es un Dios misericordioso, y mientras a la gente le vaya bien en su trabajo, en lo que hace, todos ganamos, porque estamos bien con Dios. Nuestro templo tiene las puertas abiertas a quienes deseen venir, quienes quieran abrir su corazón y acercarse con fe a nuestro señor.

Padre Alfredo Aguilar Ruiz, La Paz, BCS

No tengo el dato preciso, porque yo no me dedico a la compra y venta de mariscos, pero los sacerdotes seguimos pescando a las almas, ayudando a los que tienen la necesidad de Dios.

Padre Pedro Guerrero, vicario de la Parroquia del Nuestra Señora del Carmen. Celaya, Guanajuato

Efectivamente no se trata de un cambio en el menú de nuestra mesa (…) El tapabocas que tanto nos insisten, sobre todo para los que se encuentran vulnerables y enfermos es ese guardar silencio, dejar a un lado las palabras agresivas, el ayuno, la abstinencia de cerrar nuestra boca, ser más prudentes, de tener esa capacidad de escuchar al interpretar los signos de los tiempos.

Padre Roberto Guerrero Velázquez, párroco del templo de Nuestra Señora de Czestochowa, León, Guanajuato

Qué bueno que los establecimientos comerciales se encargan de hacer publicidad, al tiempo de la Cuaresma, como cambio de dieta, cambio de menú. Es un reflejo cómo el ambiente cultural en el que nos movemos está impregnado de experiencia católica. Pero es al mismo tiempo un reto, una lástima advertir que en muchas ocasiones se ha quedado solamente en lo folclórico, en lo dietético y se ha perdido la dimensión espiritual. La Sagrada Escritura es muy clara, cuando nos llama por principio de cuentas Jesús mismo, a hacer penitencia, y los salmos: por ejemplo, el Salmo 50, el Salmo 49, llamadas muy bonitas y la predicación de los profetas Jonás, Isaías, que nos están llamando a convertir, a cambiar el corazón, no simplemente la dieta.

Pbro. Gustavo Sánchez Prieto, rector del Santuario de San Judas Tadeo en el ejido Tomás García, del municipio de Chihuahua

La Iglesia propone que esta cuaresma sea un tiempo de penitencia, un tiempo en el que nos hacemos algunas privaciones voluntarias y sacrificios, en vista de ir ordenando nuestra vida, ir quitándola de cosas superficiales y de placeres que pueden ser hasta nocivos, y para no dejarnos atrapar, la iglesia llama e invita a ciertas prácticas devocionales para poder purificarnos en el corazón.

Padre Eduardo Hayen, párroco de la Catedral de Ciudad Juárez

Roberto Hernández

Es triste porque desvirtuas el sentido, algunos dicen que no come carne el viernes pero se comen sus mariscos con su cerveza y eso ya no tiene el espíritu de sacrificio, no tiene nada de malo tomarte una cerveza o dos, pero desdibujamos y vaciamos el contenido real de estos días, ya no es el espíritu de sacrificio.

Padre Sergio Luis Montoya, rector del Templo de Santiaguito, Irapuato

No creo. Creo que cada vez captamos y entendemos más que el ayuno va a más allá de solo lo comestible, más bien va en orientación a la abstinencia de aquello que no nos ayuda a concentrarnos o a poder centrarnos en aquello que es más importante.

Padre Yoshio Chao, responsable de la Parroquia del Espíritu Santo en Mexicali, BC

El ayuno y la abstinencia son normas generales que tiene la Iglesia, pero que en la particularidad de cada país, cada región van cambiando, por eso la Conferencia del Episcopado de México y además la pobreza que existe, pues ve que no es tan riguroso el realizar el ayuno y asistencia de esta forma, es más bien, el privarse de alguna cosa que representa un gusto, un sacrificio y tener una incidencia social, que ayude este sacrificio a quien más lo necesita.

Padre Luis Miguel Pintor Paulín, vicario de la Parroquia de San Juan Bautista en San Juan del Río, Querétaro

El consumo sí se ha desvirtuado porque lejos de ser actos penitenciales se convierten en banquetes para quienes pueden porque incluso con vino o cerveza lo acompañan. No digo que esto sea malo, sino que desvirtúan la idea inicial. Pero si nosotros nos atenemos al ayuno y la abstinencia podemos ver que, desde las culturas más ancestrales, los han tenido como una fuente de energía espiritual y el cristianismo lo ponen muy en alto.

Padre Rafael González, parroquia de María Madre de la Iglesia. Xalapa, Veracruz

Foto: Cuartoscuro

¿QUÉ TAN LEJOS VE A LA IGLESIA DE LAS REDES SOCIALES? ¿IMAGINA UN EVANGELIO DE YOUTUBE, FACEBOOK O INSTAGRAM?

La iglesia no está peleada con la nueva tecnología, ahora con todo esto de Facebook y las redes sociales podemos llegar a mas creyentes, a más fieles, los medios de comunicación pueden llegar a ser una gran ventaja para la iglesia, sólo que por el momento quien sienta en su corazón acercarse a la iglesia, al templo, puede hacerlo. Nosotros tenemos esa labor en nuestras manos de atender a la gente que lo necesite. No creo que estemos tan lejos de ser alcanzados por las redes sociales, sin embargo no creo que sea todavía el tiempo para dar un evangelio en Youtube o Facebook, todo a su debido tiempo.

Padre Alfredo Aguilar Ruiz, La Paz, BCS

La Iglesia no se mueve por el marketing y nuestra filosofía no es utilizar los mecanismos modernos de la publicidad para atraer a los feligreses porque las cosas de Dios crecen en silencio y por contagio, es decir, por el testimonio que nosotros pudiéramos dar con la integridad de vida. No hay propiamente una directriz pastoral en nuestras diócesis en donde se privilegie la evangelización por medio de las redes sociales. De manera estructural ahí nos está faltando ser más puntuales, pero de manera personal hay muchísimas iniciativas. Algunos tenemos nuestra página de Facebook, Twitter, algunos incursionan en el Instagram, tenemos páginas web, blogs y muchas expresiones personales, pero nos falta una estructura más sólida que capte y que pueda potenciar el uso de las redes sociales. Yo comparto la fe y acompaño espiritualmente a mucha gente por medio del Twitter y del Facebook, pero tengo pendiente la transmisión de la misa.

José Juan Sánchez Jácome, párroco de la iglesia San José, Xalapa, Veracruz

La Iglesia aprovecha no solamente el púlpito, sino también todos los escritos que se hacen en distintas instituciones eclesiásticas, los retiros, los encuentros y sobre todo las redes sociales para que la gente comprenda más, en primer lugar, el significado de la Cuaresma y la Semana Santa; en segundo lugar, ya comprendiéndolos, asista; y en tercer lugar los goce.

Padre José de Jesús Aguilar, colonia San Rafael, CdMx

Creo que necesitamos generar espacios, estrategias que lleguen al corazón de cada ser humano, que lleguen a su conciencia y no se limiten a prácticas externas. Creo que aún no hemos logrado que nuestra presencia en las redes sociales sea totalitaria, pero creo que sí hay muy buenos avances, hay espacios y realidades que como iglesia sí hemos sabido aprovechar para brindar el evangelio. Sí es una buena alternativa y sumamente necesaria.

Padre Daniel Millán, rector del Seminario Mayor de Hermosillo

Esto es algo que se necesita más que nunca, es más sencillo llegar a más personas a través de los medios de comunicación, porque facilita las cosas incluso en tiempos. Afortunadamente la Iglesia ya tiene todas esas redes sociales.

Padre Pedro Guerrero, vicario de la Parroquia del Nuestra Señora del Carmen. Celaya, Guanajuato

La campaña está desde el púlpito y ahora desde los medios de comunicación y las redes que también usamos, pero es como el llamado de la campana: suena y viene a misa quien quiere. La iglesia llama, muchos responden y muchos no. Si se ocupan las plataformas, la iglesia universal las tiene, las diócesis las tienen y las parroquias las tenemos y llegamos a muchos fieles. Yo lo he realizado dando misa en la radio que la inicié en Xalapa, lo hice por 12 años consecutivos y aún lo hago.

Padre Rafael González, parroquia de María Madre de la Iglesia, Xalapa, Veracruz

Gracias a Dios, en la misma Iglesia, especialmente, la Pastoral Juvenil, las nuevas generaciones, que logran conjugar el adelanto científico y tecnológico con la experiencia de fe, aprovechan esto, y podrá advertir que tanto en el Youtube, como en el Whatsapp se multiplican los mensajes evangelizadores. Desgraciadamente, así como nos llegan muchos mensajes bonitos, hay que lamentar que también circula mucha basura. Es parte del reto que viene desde el mismo evangelio: el trigo y la cizaña, florecen, crecen juntos. Pero estamos llamados a vivir la alegría de nuestra fe, aprovechar los recursos con los que se cuentan ahora y dejar aquello que va contrario al evangelio.

Pbro. Gustavo Sánchez Prieto, rector del Santuario de San Judas Tadeo, en el ejido Tomás García, del municipio de Chihuahua

Más que marketing en el entendido comercial y empresarial, en la iglesia es un marketing religioso y conectarse con la gente y conocer sus necesidades y responder a ellas. La iglesia ya utiliza estas formas para comunicarse, no está lejos de las redes sociales y para comunicarse lo hace también a través de estos medios digitales.

Padre Juan Javier Padilla Cervantes, párroco de Nuestra Señora del Divino Amor de la Arquidiócesis de Guadalajara

La Iglesia no hace proselitismo, la Iglesia anuncia y, tenemos que ser mas creativos en como anunciar con nuevas formas el mismo mensaje. El Obispo ha tomado iniciativas importantes, está transmitiendo la misa por los diversos medios electrónicos a las siete de la noche, tenemos un contacto telefónico del Obispo con feligreses con mas de 3 mil personas donde el envía el Evangelio diario.

Padre Sergio Luis Montoya, rector del Templo de Santiaguito, Irapuato

Hay muchos sacerdotes que estamos presentes en redes sociales, que usamos estos medios para poder llegar a nuestros fieles, ellos siguen a sacerdotes, predicadores, a personas que comunican la fe de manera muy ingeniosa y creativa a través de las redes sociales, la iglesia está muy cercana a las redes sociales, el Papa Francisco utiliza las mismas redes para poder compartir sus mensajes.

Padre Eduardo Hayen, párroco de la Catedral de Ciudad Juárez

En estos tiempos desde luego tenemos que aprovechar lo que el Papa y nuestro Obispo aquí local, don Alfonso dice que tenemos que entrar en una nueva evangelización, caminar juntos de manera sinodal y sobre todo ser más coherente con la vida. (…) Desde luego que tenemos ahora los medios sociales, las plataformas digitales, etcétera, los medios de comunicación que socializan las buenas noticias los debemos de aprovechar por este tiempo solamente pues vamos a tener que usar estos medios de evangelización visual y auditiva para que las personas que de verdad lo piden, mucha gente mientras que va camino, los enfermos que están en casa lo pueden aprovechar muy bien.

Padre Roberto Guerrero Velázquez, párroco del templo de Nuestra Señora de Czestochowa, León, Guanajuato

Foto: AFP

Como Iglesia no es que tengamos que ir hacia las redes sociales hoy en día, abarcan a la iglesia, como que no hay realidades que no sean abarcadas por las redes, creo que por el contrario, todos los usuarios tenemos más acceso a la Iglesia, a la misma evangelización, a la catequesis a través de las redes sociales

Padre Yoshio Chao, responsable de la Parroquia del Espíritu Santo en Mexicali, BC

Pues ya existe, lo malo es que hemos ido despacio, mientras la tecnología y los medios avanzan de forma rápida, vertiginosa, nosotros como comunidad creyente vamos despacio, entonces sí, ya podemos difundir el Evangelio a través de las redes y de los medios aunque vamos muy atrás, lo importante es no olvidar la esencia del Evangelio, siempre será la comunicación de persona a persona, nunca de dispositivo a dispositivo aunque se emplee uno de ellos, siempre será imaginario pensar que detrás de un dispositivo hay una persona, entonces el Evangelio tiene esa característica de fluir a través de estos medios novedosos que nos van a ayudar mucho en esta contingencia.

Padre Luis Miguel Pintor Paulín, vicario de la Parroquia de San Juan Bautista en San Juan del Río, Querétaro

El papa Benedicto XVI y el papa Francisco ya decían que la iglesia no puede ser confundida como un grupo social, a nosotros nos mueve la fe, lo que hace la iglesia es evangelizar, hay otras herramientas como el marketing digital, campañas publicitarias en Facebook, lo utilizan mucho los jóvenes para sus actividades pero no son la herramienta el medio, no es lo que garantiza los frutos en la evangelización.

La evangelización es sobre todo por el testimonio y se da a través de todos estos medios digitales, si utilizamos muchos medios pero no son aquellos que van a dar los frutos que uno espera, porque veces el testimonio de una persona en silencio puede transformar muchos corazones y el grito de muchos puede no convencer a nadie.

Padre Larios, coordinador de Comunicación de la Diócesis de Parral

Ya se tiene la práctica, varias diócesis, la misma diócesis de Querétaro comparte el evangelio día con día, dejar la celebración, se comparte la reflexión para dar una aplicación general, ya cada cual escuchando el evangelio aplica acorde a la situación que se está viviendo, pero creo que no estamos ajenos, al contrario estamos integrados, los mismos fieles están dentro de las redes sociales y es un compartir y llegamos incluso a personas que no tienen la oportunidad por diversos motivos de acercarse a la eucaristía por medio del Facebook o Twitter.

Padre Ezequiel Muñoz García, asesor espiritual de la peregrinación de mujeres al Tepeyac de la Diócesis de Querétaro

Foto: Cuartoscuro

EL CORONAVIRUS AFECTA LOS ACTOS DE ESTA SEMANA SANTA, ¿ESTE TIPO DE PANDEMIAS NOS DICEN ALGO A LOS CREYENTES?

Nos dicen muchísimo. Desde luego que no es un castigo de Dios y no podemos interpretar en esos términos lo que está pasando pero, para el creyente, nada pasa desapercibido y creo que en este ambiente de preocupación e incertidumbre tenemos que dar una mirada profunda para saber todo lo que hemos hecho mal y para lamentar los errores que hemos cometido. Todo el deterioro y desastre que hay a distintos niveles nosotros los hemos causado.

Esto es una llamada de atención para regresar a Dios y para regresar a los valores, a cuidar nuestras tradiciones religiosas y de sentirnos orgullosos de las familias que son las que están dado la cara y sacando adelante en estos días de contingencia y el miedo que nos rebasa en muchas maneras.

Padre José Juan Sánchez Jácome, párroco de la iglesia San José, Xalapa, Veracruz

Ya nos afectó de manera colectiva, pero cada persona puede entrar en reflexión. Aquí lo más importante es salvaguardar nuestra seguridad y salud. Con este virus se nos está advirtiendo que todos en algún momento de nuestra existencia tenemos la necesidad de Dios por un lado, en la cuestión de la mortandad que se ha llevado a algunas personas el Covid-19, entendemos que como seres humanos en algún momento vamos a fallecer.

Padre Pedro Guerrero, vicario de la Parroquia del Nuestra Señora del Carmen. Celaya, Guanajuato

Claro que sí, cuando ocurren eventos así, descubrimos la fragilidad del ser humano, muchas de las veces nos creemos todopoderosos, creemos que todo lo tenemos, fuerza, juventud y salud, todos estos ídolos que son parte de la cultura actual, pero vemos como se caen cuando sale un pequeño virus que pone de cabeza al mundo entero.

También vemos nuestra dependencia a Dios, a través de lo que está pasando muchas personas se acercan a Dios, quieren acercarse a Dios porque se replantean muchas cosas de su vida, tenemos miedo, cuando vemos la salud frágil, por ejemplo, muchas personas buscan en quien apoyarse y la iglesia tiene un apoyo para ellas ofreciéndoles a Jesucristo. Además, de que también sirve para detonar en nosotros la caridad hacia nuestros hermanos más vulnerables.

Padre Eduardo Hayen, párroco de la Catedral de Ciudad Juárez

Esta pandemia, este evento que a nivel local estamos viviendo es la gran oportunidad de discernir los tiempos ¿Qué quiere Dios para nosotros? Y pues lo que nos invita es a descubrir la fragilidad humana, la necesidad de Dios, tener hambre y sed de justicia, vivir una Semana Santa en casa, diferente, asilados, no para ver solamente la televisión, escuchar música a todo sonido, tener las convivencias, esas las podemos hacer durante el año, pero reflexionar, ¿Quiénes somos?, ¿De dónde somos?, ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos? Es lo más importante que podemos realizar en nuestros hogares. Tomar conciencia que es un tiempo de purificación, un tiempo como decían los profetas: Purifiquen sus pecados, abran el corazón al amor, la victoria de Cristo es nuestra esperanza.

Padre Roberto Guerrero Velázquez, párroco del templo de Nuestra Señora de Czestochowa, León, Guanajuato

Esto es un llamado al hombre de lo que hemos estado haciendo con la naturaleza, es importante cuidar el planeta, por ejemplo en Venecia hay imágenes impactantes al fondo de la laguna se veían delfines en el bordo que está en contacto con el mar, es un llamado fuerte de lo que estamos haciendo.

Padre Sergio Luis Montoya, rector del Templo de Santiaguito, Irapuato

No creo que la pandemia sea algo para los creyentes, más que permitirles crecer como solidaridad y sentido común como sociedad. Como iglesia no tenemos un fallo de decir, “no vamos a poder vivir la Semana Santa”, las celebraciones van más allá de la reunión de las personas en el templo.

Padre Yoshio Chao, responsable de la Parroquia del Espíritu Santo en Mexicali, BC

Estamos viviendo tiempos inéditos en los que no estábamos preparados, ni en la influenza del 2009 vivimos contingencias o indicaciones como lo estamos viviendo en esta ocasión, de hecho esta misa será en semanas la última que se celebre con pueblo aquí en la Diócesis la hacemos con alegría y nostalgia, porque sabemos, el obispo hacía referencia eso, sin los sacerdotes en la eucaristía pues la gente la va a extrañar.

De este mal, del que debemos de prevenirnos y tomar las medidas higiénicas sanitarias con responsabilidad, vamos a sacar un bien, que es el valorar la eucaristía hay personas que no se querían confesar y ahora están preguntando por la confesión porque tiene miedo a morirse y no va a ver confesiones y lo que habrá que hacer es orar, se trasmitirán las misas por plataformas en los medios digitales.

Padre Larios, coordinador de Comunicación de la Diócesis de Parral

Foto: Cuartoscuro

Pues nos recuerda que somos limitados aún con todos los avances científicos y tecnológicos en la medicina que hay, somos seres humanos, estamos limitados y somos seres finitos, esto nos ayuda a recordar que dependemos de Dios y que en él también nuestra vida tiene sentido y es una oportunidad para ir purificando de alguna forma nuestras costumbres y nuestros excesos en la realidad donde estamos, nos excedemos en el consumo de los bienes en el desgastar nuestra madre tierra, a los mismos seres humanos, esto es una oportunidad para recordar eso que no somos dioses y no tenemos nada.

Luis Miguel Pintor Paulín, vicario de la Parroquia de San Juan Bautista, San Juan Del Río, Querétaro

Creo que debemos hacer un alto y reflexionar qué estamos haciendo con la naturaleza, con la creación, con nuestras vidas. Parece que el hombre, la humanidad, hemos estado jugando y se ha divertido con su propio ser y entonces nos vienen estas cosas que nos sacuden y nos ponen a pensar a todos. Es un buen motivo para reflexionar, lástima que sea con este costo tan alto pero es una ocasión para parar y ver qué estamos haciendo de lo que el Señor puso de nuestro lado. Exhortamos a la población a cuidarse, a guardar las medidas preventivas y no olvidemos que nuestra vida está en las manos de Dios.

Padre Rafael González, parroquia de María Madre de la Iglesia, Xalapa, Veracruz

Con información de

Katz Cubero / El Sudcaliforniano

Manuel Cosme / El Sol de México

Ana Medina / El Sol del Bajío

Paloma Sánchez / El Heraldo de Chihuahua

Rosario Bareño / El Occidental

Mariela Tapia / La Voz de la Frontera

Rosy Reyes / El Sol de Parral

Christian Rendón / El Sol de León

El Sol de San Juan Del Río

Brenda Herrera / El Heraldo de Juárez

Karla Cancino / Diario de Xalapa

¿CUÁLES SON LOS MODERNOS FARISEOS DE LOS QUE LA IGLESIA DEBE ALEJARSE?

Hay que entender que la Iglesia no se aleja de nadie, la Iglesia llama a la conversión, actitudes de fariseos que en el grupo de Jesús eran aquellos que se sentían buenos, en el mundo hay mucha gente soberbia que se cree buena, no solo en la Iglesia católica, sino en cualquier grupo social, esos son los nuevos fariseísmos, aquellos que se creen que cumplen, que se creen buenos y discriminan a los demás. El mensaje de la Iglesia es para todos dentro y fuera de ella: hay estos nuevos fariseísmos, en pocas palabras los soberbios.

Padre Larios, Coordinador de Comunicación de la Diócesis de Parral, Chihuahua

Son las personas que tienen esa máscara distinta, que en el camino van pregonando el amor, que pueden decir muchas cosas, pero actuar otras diferentes, en el camino van pregonando quizá la bondad, el amor, respeto, al final se violan estos con los actos que promueven.

Padre Alfredo Aguilar Ruiz, La Paz, BCS

El “fariseísmo” moderno está también en los políticos cuyo discurso va por un lado y su vida va por otro, cuando las promesas son ambiciosas pero sus resultados son muy pobres o cuando nos damos cuenta que no sostienen sus ideales y que los atrapa el poder, la ambición, la corrupción y la mentira. (…) Creo que cuando hay actores políticos y gobernantes que, ya instalados en el poder, critican las anteriores administraciones o incluso se burlan de la corrupción en la que cayeron otros están muy propensos a caer en lo mismo o en cosas peores como lamentablemente estamos viendo en este gobierno.

Padre José Juan Sánchez Jácome, párroco de la iglesia San José, Xalapa, Veracruz

Los modernos fariseos, el Papa en una de sus cartas, hablaba de dos erigías que se han renovado, la Iglesia como es el neohegelianismo y neo gnosticismo, que a grande rasgos significan desviaciones y excesos en la fe. Desde un exceso de piedad infundado hasta un desprecio de la piedad, es muy común en estos fieles hacerlo, en este tiempo en que ha sido la emergencia sanitaria se ha sugerido por ejemplo la comunión en la mano y mucha gente alegando una piedad excesiva, ha despreciado esto, llegando a decir que es indigno, es un sacrilegio, que es algo que Dios no quiere y es algo falso. En este tiempo nos hemos dado cuenta que si hay esa tendencia a un exceso de piedad infundada y no una sana piedad, sino una sana piedad infundada e irrazonable, también nos damos cuenta del otro extremo que es el desprecio total a lo sagrado y a Dios, entonces si son dos excesos que hemos notado en la comunidad y estos son modernos fariseos y tendencias de la Iglesia.

Luis Miguel Pintor Paulín, vicario de la Parroquia de San Juan Bautista, San Juan Del Río, Querétaro

Los fariseos eran los acérrimos seguidores de la ley, pero el detalle era que se olvidaban de la esencia que es la caridad y el amor al prójimo. Basándonos en esto, los modernos fariseos son quienes no aman a los demás, quienes no hacen el bien, son las personas que no saben salvaguardar el orden. Hay creyentes que caen en malos pasos y en la violencia, la Iglesia no excluye a nadie, nuestro señor Jesucristo nos dejó en claro que se aborrece el pecado, pero no al pecador, a ellos se les invita a que se conviertan, regresen al orden y no vuelvan a cometer actos ilícitos.

Padre Pedro Guerrero, vicario de la Parroquia del Nuestra Señora del Carmen, Celaya, Guanajuato

Bueno, la palabra fariseo significa en la Biblia una persona que conoce perfectamente la ley, lo que tiene que hacer, pero lamentablemente nunca lo cumple. Entonces, fariseo, en el sentido pasado, presente o futuro, es toda aquella persona que no vive de acuerdo a como predica, no vive de acuerdo a como se supone tiene que vivir, de acuerdo a las leyes, a los preceptos, a los dogmas, de acuerdo a lo que cada persona cree.

Padre José de Jesús Aguilar, colonia San Rafael, CdMx

Foto: Cuartoscuro

En primer lugar, la Iglesia no podría alejarse de nadie, la Iglesia llama a la conversión a todos, ciertamente el fariseo es una persona que la relacionamos con la hipocresía, personas que dice creer o que se dan golpes de pecho en el templo, pero que en verdad no vive la fe que profesan, entonces no es que la Iglesia se aleje de estas personas, la Iglesia quiere ayudar a estas personas a descubrir su verdadera fe, a descubrir a Dios para poder transformar su persona. La Iglesia no nos aleja, la Iglesia nos acerca para quitarnos a todos lo fariseo.

Padre Eduardo Hayen, párroco de la Catedral de Ciudad Juárez

Las modernas actitudes farisaicas, actuales, son las mismas actitudes con las que Jesús se encontró con hombres de su tiempo, personajes públicos que les gustaba que la gente los alabara porque se creían buenos, pero en realidad transmitían una cosa y en el fondo hacían otra.

Padre Roberto Guerrero Velázquez, párroco del templo de Nuestra Señora de Czestochowa, León, Guanajuato

Son más bien actitudes de que empiecen a sentirse más y mejor que los demás, ser despiadado, indiferente, estos son los modernos fariseos, más que personas son actitudes.

Padre Juan Javier Padilla Cervantes, párroco de Nuestra Señora del Divino Amor de la Arquidiócesis de Guadalajara

Hoy en día siguen siendo sobre todo las tendencias de los pensamientos que tienden como a la división, al distanciamiento y al aislamiento, todas esas motivaciones a ensimismarse a no compartir y no cuidar el sentido común, el bienestar común y la paz que se debe de generar alrededor de uno.

Padre Yoshio Chao, responsable de la Parroquia del Espíritu Santo en Mexicali, BC

Los nuevos fariseos son aquellos que se preocupan más por cumplir normas que por poner a la persona al centro, hay gente que piensa que por ir a misa es suficiente, hay gente que piensa que por no comer carne los viernes es suficiente, ellos se quedan en normas y no están preocupados por las personas, son los que viven de apariencias ante los demás.

Padre Sergio Luis Montoya, rector del Templo de Santiaguito, Irapuato, Guanajuato

Foto: Cuartoscuro

¿SEMANA SANTA SE HA VUELTO EQUIVALENTE A VACACIONES, FIESTAS, DESTRAMPE?

La invitación este año es que recuerden que no es un periodo vacacional sino de cuarentena, deben cumplir las medidas de seguridad que la Secretaría de Salud indica, estar en oración en sus hogares y aprovechar para que se unan en familia.

Padre Pedro Guerrero, vicario de la Parroquia del Nuestra Señora del Carmen, Celaya, Guanajuato

Ciertamente ha faltado esa formación a la comunidad y se toma así, por ejemplo, antes no se prendía ni el radio, habiendo silencio total e incluso en la semana Santa no se hacían ni ceremonias de 15 años, matrimonios y ese tipo de eventos.

Toda la cuaresma no es para celebrar una Semana Santa, son para celebrar el gran misterio de la pasión, muerte y resurrección de Cristo, entonces a veces viven los tiempos individuales, no está mal, pero se pierde el fin.

Padre Juan Manuel Molina, párroco de la Iglesia San Juan de los Lagos de Mexicali, BC

Para algunos católicos, que no tienen otro tiempo de vacaciones, esto puede ser una etapa en que se puede convivir perfectamente la etapa de descanso con la etapa de oración y acercamiento a Dios. No está peleado el descanso con el acercamiento a Dios.

Padre José de Jesús Aguilar, colonia San Rafael, CdMx

Yo creo que no para todos, siempre hemos tenido modelos de bautizados ejemplares, prueba de ellos son todos los que están alrededor de la representación del Viacrucis que en muchos lugares de nuestras parroquias, de nuestra diócesis hay una participación no solamente de actores, sino de files que asisten, los mismos oficios que se realizan hay una participación y es evidente la gente que participa desde el Domingo de Ramos y en los oficios. Yo no diría que son vacaciones para todos, más bien vuelvo al punto anterior, la catequesis, quien está catequizado y convencido de su fe la vive.

Ezequiel Muñoz García, asesor espiritual de la peregrinación de mujeres al Tepeyac de la Diócesis de Querétaro

La Semana Santa para muchos es una experiencia muy viva. La experiencia que se tiene entre los jóvenes, sobre todo, los misioneros. Muchos jóvenes principalmente de escuelas católicas –aquí en Chihuahua particularmente de La Salle como de otras- que van a las misiones a las comunidades rurales, con la gente sencilla. Y gracias a Dios se vive esta experiencia de fe. Pero también es cierto, no podemos negar ese otro aspecto, que hay muchos que aprovechan este tiempo de Semana Santa, como vacaciones de primavera, y entonces, desgraciadamente, al amparo de las celebraciones de estos, días santos, se cometen muchas cosas impropias que cuestionan la manear cómo hemos evangelizado.

Pbro. Gustavo Sánchez Prieto, rector del Santuario de San Judas Tadeo, en el ejido Tomás García, de la zona rural del municipio de Chihuahua

Para una mentalidad secular, que no vive en lo religioso la Semana Santa es un tiempo de vacaciones, relajamiento y descanso; ciertamente, eso también para nosotros lo es, es un tiempo de descanso, pero nosotros los católicos, practicantes y creyentes, lo vivimos descansando en Dios. Es válido tomarse un descanso, pero sin olvidarnos de la práctica religiosa, porque son las fiestas religiosas más importantes del año.

Padre Eduardo Hayen, párroco de la Catedral de Ciudad Juárez

Con las debidas proporciones, la gente prefiere descansar en estos días, pero en comparación a otras fiestas, en la Iglesia vemos en estos días a más jóvenes, adolescentes, niños.

Padre Juan Javier Padilla Cervantes, párroco de Nuestra Señora del Divino Amor de la Arquidiócesis de Guadalajara

Realmente son muchos los factores que propician que la Semana Santa, la Semana Mayor para los católicos vaya perdiendo su auténtico sentido, el tiempo vacacional del turismo, aprovechan, oferta atractivo paquetes para el esparcimiento, existen nuevos espacios de esparcimiento y relajación humana, hay muchísima apatía a los (eventos) religiosos.

Padre Roberto Guerrero Velázquez, párroco del templo de Nuestra Señora de Czestochowa, León, Guanajuato

No necesariamente. Es un periodo vacacional común, al contrario, creo que más bien cada vez está adquiriéndose mayor conciencia de que es un periodo de que la semana como para permanecer con mayor quietud, reflexión, convivencia, estar en familia.

Padre Yoshio Chao, responsable de la Parroquia del Espíritu Santo en Mexicali, BC

Sí y eso no lo podemos evitar. No podemos prohibir que vayan de vacaciones porque mucha gente aprovecha ese tiempo porque no tienen otros tiempos para vacacionar. Es bueno que lo tomen como descanso, pero que no se olviden que donde estén siempre habrá una iglesia cercana, habrá un Viacrucis en la playa, podrán pasar a un sagrario a hacer oración o ir a alguna de las celebraciones de la Semana Santa. Si hay distractores y para los que se van, es imposible que nosotros nos pongamos apostrofarios y cada quien puede hacer lo que la conciencia les dicte.

Padre Rafael González, parroquia de María Madre de la Iglesia, Xalapa, Veracruz

Foto: Archivo Cuartoscuro

¿EL AYUNO Y LA ABSTINENCIA SON MEJOR APROVECHADOS POR QUIENES VENDEN PESCADOS Y MARISCOS QUE POR LOS PESCADORES DE ALMAS?

Muy posiblemente sí, aunque está bien que las personas que se dedican a la venta de pescados y mariscos les vaya bien, nuestro señor es un Dios misericordioso, y mientras a la gente le vaya bien en su trabajo, en lo que hace, todos ganamos, porque estamos bien con Dios. Nuestro templo tiene las puertas abiertas a quienes deseen venir, quienes quieran abrir su corazón y acercarse con fe a nuestro señor.

Padre Alfredo Aguilar Ruiz, La Paz, BCS

No tengo el dato preciso, porque yo no me dedico a la compra y venta de mariscos, pero los sacerdotes seguimos pescando a las almas, ayudando a los que tienen la necesidad de Dios.

Padre Pedro Guerrero, vicario de la Parroquia del Nuestra Señora del Carmen. Celaya, Guanajuato

Efectivamente no se trata de un cambio en el menú de nuestra mesa (…) El tapabocas que tanto nos insisten, sobre todo para los que se encuentran vulnerables y enfermos es ese guardar silencio, dejar a un lado las palabras agresivas, el ayuno, la abstinencia de cerrar nuestra boca, ser más prudentes, de tener esa capacidad de escuchar al interpretar los signos de los tiempos.

Padre Roberto Guerrero Velázquez, párroco del templo de Nuestra Señora de Czestochowa, León, Guanajuato

Qué bueno que los establecimientos comerciales se encargan de hacer publicidad, al tiempo de la Cuaresma, como cambio de dieta, cambio de menú. Es un reflejo cómo el ambiente cultural en el que nos movemos está impregnado de experiencia católica. Pero es al mismo tiempo un reto, una lástima advertir que en muchas ocasiones se ha quedado solamente en lo folclórico, en lo dietético y se ha perdido la dimensión espiritual. La Sagrada Escritura es muy clara, cuando nos llama por principio de cuentas Jesús mismo, a hacer penitencia, y los salmos: por ejemplo, el Salmo 50, el Salmo 49, llamadas muy bonitas y la predicación de los profetas Jonás, Isaías, que nos están llamando a convertir, a cambiar el corazón, no simplemente la dieta.

Pbro. Gustavo Sánchez Prieto, rector del Santuario de San Judas Tadeo en el ejido Tomás García, del municipio de Chihuahua

La Iglesia propone que esta cuaresma sea un tiempo de penitencia, un tiempo en el que nos hacemos algunas privaciones voluntarias y sacrificios, en vista de ir ordenando nuestra vida, ir quitándola de cosas superficiales y de placeres que pueden ser hasta nocivos, y para no dejarnos atrapar, la iglesia llama e invita a ciertas prácticas devocionales para poder purificarnos en el corazón.

Padre Eduardo Hayen, párroco de la Catedral de Ciudad Juárez

Roberto Hernández

Es triste porque desvirtuas el sentido, algunos dicen que no come carne el viernes pero se comen sus mariscos con su cerveza y eso ya no tiene el espíritu de sacrificio, no tiene nada de malo tomarte una cerveza o dos, pero desdibujamos y vaciamos el contenido real de estos días, ya no es el espíritu de sacrificio.

Padre Sergio Luis Montoya, rector del Templo de Santiaguito, Irapuato

No creo. Creo que cada vez captamos y entendemos más que el ayuno va a más allá de solo lo comestible, más bien va en orientación a la abstinencia de aquello que no nos ayuda a concentrarnos o a poder centrarnos en aquello que es más importante.

Padre Yoshio Chao, responsable de la Parroquia del Espíritu Santo en Mexicali, BC

El ayuno y la abstinencia son normas generales que tiene la Iglesia, pero que en la particularidad de cada país, cada región van cambiando, por eso la Conferencia del Episcopado de México y además la pobreza que existe, pues ve que no es tan riguroso el realizar el ayuno y asistencia de esta forma, es más bien, el privarse de alguna cosa que representa un gusto, un sacrificio y tener una incidencia social, que ayude este sacrificio a quien más lo necesita.

Padre Luis Miguel Pintor Paulín, vicario de la Parroquia de San Juan Bautista en San Juan del Río, Querétaro

El consumo sí se ha desvirtuado porque lejos de ser actos penitenciales se convierten en banquetes para quienes pueden porque incluso con vino o cerveza lo acompañan. No digo que esto sea malo, sino que desvirtúan la idea inicial. Pero si nosotros nos atenemos al ayuno y la abstinencia podemos ver que, desde las culturas más ancestrales, los han tenido como una fuente de energía espiritual y el cristianismo lo ponen muy en alto.

Padre Rafael González, parroquia de María Madre de la Iglesia. Xalapa, Veracruz

Foto: Cuartoscuro

¿QUÉ TAN LEJOS VE A LA IGLESIA DE LAS REDES SOCIALES? ¿IMAGINA UN EVANGELIO DE YOUTUBE, FACEBOOK O INSTAGRAM?

La iglesia no está peleada con la nueva tecnología, ahora con todo esto de Facebook y las redes sociales podemos llegar a mas creyentes, a más fieles, los medios de comunicación pueden llegar a ser una gran ventaja para la iglesia, sólo que por el momento quien sienta en su corazón acercarse a la iglesia, al templo, puede hacerlo. Nosotros tenemos esa labor en nuestras manos de atender a la gente que lo necesite. No creo que estemos tan lejos de ser alcanzados por las redes sociales, sin embargo no creo que sea todavía el tiempo para dar un evangelio en Youtube o Facebook, todo a su debido tiempo.

Padre Alfredo Aguilar Ruiz, La Paz, BCS

La Iglesia no se mueve por el marketing y nuestra filosofía no es utilizar los mecanismos modernos de la publicidad para atraer a los feligreses porque las cosas de Dios crecen en silencio y por contagio, es decir, por el testimonio que nosotros pudiéramos dar con la integridad de vida. No hay propiamente una directriz pastoral en nuestras diócesis en donde se privilegie la evangelización por medio de las redes sociales. De manera estructural ahí nos está faltando ser más puntuales, pero de manera personal hay muchísimas iniciativas. Algunos tenemos nuestra página de Facebook, Twitter, algunos incursionan en el Instagram, tenemos páginas web, blogs y muchas expresiones personales, pero nos falta una estructura más sólida que capte y que pueda potenciar el uso de las redes sociales. Yo comparto la fe y acompaño espiritualmente a mucha gente por medio del Twitter y del Facebook, pero tengo pendiente la transmisión de la misa.

José Juan Sánchez Jácome, párroco de la iglesia San José, Xalapa, Veracruz

La Iglesia aprovecha no solamente el púlpito, sino también todos los escritos que se hacen en distintas instituciones eclesiásticas, los retiros, los encuentros y sobre todo las redes sociales para que la gente comprenda más, en primer lugar, el significado de la Cuaresma y la Semana Santa; en segundo lugar, ya comprendiéndolos, asista; y en tercer lugar los goce.

Padre José de Jesús Aguilar, colonia San Rafael, CdMx

Creo que necesitamos generar espacios, estrategias que lleguen al corazón de cada ser humano, que lleguen a su conciencia y no se limiten a prácticas externas. Creo que aún no hemos logrado que nuestra presencia en las redes sociales sea totalitaria, pero creo que sí hay muy buenos avances, hay espacios y realidades que como iglesia sí hemos sabido aprovechar para brindar el evangelio. Sí es una buena alternativa y sumamente necesaria.

Padre Daniel Millán, rector del Seminario Mayor de Hermosillo

Esto es algo que se necesita más que nunca, es más sencillo llegar a más personas a través de los medios de comunicación, porque facilita las cosas incluso en tiempos. Afortunadamente la Iglesia ya tiene todas esas redes sociales.

Padre Pedro Guerrero, vicario de la Parroquia del Nuestra Señora del Carmen. Celaya, Guanajuato

La campaña está desde el púlpito y ahora desde los medios de comunicación y las redes que también usamos, pero es como el llamado de la campana: suena y viene a misa quien quiere. La iglesia llama, muchos responden y muchos no. Si se ocupan las plataformas, la iglesia universal las tiene, las diócesis las tienen y las parroquias las tenemos y llegamos a muchos fieles. Yo lo he realizado dando misa en la radio que la inicié en Xalapa, lo hice por 12 años consecutivos y aún lo hago.

Padre Rafael González, parroquia de María Madre de la Iglesia, Xalapa, Veracruz

Gracias a Dios, en la misma Iglesia, especialmente, la Pastoral Juvenil, las nuevas generaciones, que logran conjugar el adelanto científico y tecnológico con la experiencia de fe, aprovechan esto, y podrá advertir que tanto en el Youtube, como en el Whatsapp se multiplican los mensajes evangelizadores. Desgraciadamente, así como nos llegan muchos mensajes bonitos, hay que lamentar que también circula mucha basura. Es parte del reto que viene desde el mismo evangelio: el trigo y la cizaña, florecen, crecen juntos. Pero estamos llamados a vivir la alegría de nuestra fe, aprovechar los recursos con los que se cuentan ahora y dejar aquello que va contrario al evangelio.

Pbro. Gustavo Sánchez Prieto, rector del Santuario de San Judas Tadeo, en el ejido Tomás García, del municipio de Chihuahua

Más que marketing en el entendido comercial y empresarial, en la iglesia es un marketing religioso y conectarse con la gente y conocer sus necesidades y responder a ellas. La iglesia ya utiliza estas formas para comunicarse, no está lejos de las redes sociales y para comunicarse lo hace también a través de estos medios digitales.

Padre Juan Javier Padilla Cervantes, párroco de Nuestra Señora del Divino Amor de la Arquidiócesis de Guadalajara

La Iglesia no hace proselitismo, la Iglesia anuncia y, tenemos que ser mas creativos en como anunciar con nuevas formas el mismo mensaje. El Obispo ha tomado iniciativas importantes, está transmitiendo la misa por los diversos medios electrónicos a las siete de la noche, tenemos un contacto telefónico del Obispo con feligreses con mas de 3 mil personas donde el envía el Evangelio diario.

Padre Sergio Luis Montoya, rector del Templo de Santiaguito, Irapuato

Hay muchos sacerdotes que estamos presentes en redes sociales, que usamos estos medios para poder llegar a nuestros fieles, ellos siguen a sacerdotes, predicadores, a personas que comunican la fe de manera muy ingeniosa y creativa a través de las redes sociales, la iglesia está muy cercana a las redes sociales, el Papa Francisco utiliza las mismas redes para poder compartir sus mensajes.

Padre Eduardo Hayen, párroco de la Catedral de Ciudad Juárez

En estos tiempos desde luego tenemos que aprovechar lo que el Papa y nuestro Obispo aquí local, don Alfonso dice que tenemos que entrar en una nueva evangelización, caminar juntos de manera sinodal y sobre todo ser más coherente con la vida. (…) Desde luego que tenemos ahora los medios sociales, las plataformas digitales, etcétera, los medios de comunicación que socializan las buenas noticias los debemos de aprovechar por este tiempo solamente pues vamos a tener que usar estos medios de evangelización visual y auditiva para que las personas que de verdad lo piden, mucha gente mientras que va camino, los enfermos que están en casa lo pueden aprovechar muy bien.

Padre Roberto Guerrero Velázquez, párroco del templo de Nuestra Señora de Czestochowa, León, Guanajuato

Foto: AFP

Como Iglesia no es que tengamos que ir hacia las redes sociales hoy en día, abarcan a la iglesia, como que no hay realidades que no sean abarcadas por las redes, creo que por el contrario, todos los usuarios tenemos más acceso a la Iglesia, a la misma evangelización, a la catequesis a través de las redes sociales

Padre Yoshio Chao, responsable de la Parroquia del Espíritu Santo en Mexicali, BC

Pues ya existe, lo malo es que hemos ido despacio, mientras la tecnología y los medios avanzan de forma rápida, vertiginosa, nosotros como comunidad creyente vamos despacio, entonces sí, ya podemos difundir el Evangelio a través de las redes y de los medios aunque vamos muy atrás, lo importante es no olvidar la esencia del Evangelio, siempre será la comunicación de persona a persona, nunca de dispositivo a dispositivo aunque se emplee uno de ellos, siempre será imaginario pensar que detrás de un dispositivo hay una persona, entonces el Evangelio tiene esa característica de fluir a través de estos medios novedosos que nos van a ayudar mucho en esta contingencia.

Padre Luis Miguel Pintor Paulín, vicario de la Parroquia de San Juan Bautista en San Juan del Río, Querétaro

El papa Benedicto XVI y el papa Francisco ya decían que la iglesia no puede ser confundida como un grupo social, a nosotros nos mueve la fe, lo que hace la iglesia es evangelizar, hay otras herramientas como el marketing digital, campañas publicitarias en Facebook, lo utilizan mucho los jóvenes para sus actividades pero no son la herramienta el medio, no es lo que garantiza los frutos en la evangelización.

La evangelización es sobre todo por el testimonio y se da a través de todos estos medios digitales, si utilizamos muchos medios pero no son aquellos que van a dar los frutos que uno espera, porque veces el testimonio de una persona en silencio puede transformar muchos corazones y el grito de muchos puede no convencer a nadie.

Padre Larios, coordinador de Comunicación de la Diócesis de Parral

Ya se tiene la práctica, varias diócesis, la misma diócesis de Querétaro comparte el evangelio día con día, dejar la celebración, se comparte la reflexión para dar una aplicación general, ya cada cual escuchando el evangelio aplica acorde a la situación que se está viviendo, pero creo que no estamos ajenos, al contrario estamos integrados, los mismos fieles están dentro de las redes sociales y es un compartir y llegamos incluso a personas que no tienen la oportunidad por diversos motivos de acercarse a la eucaristía por medio del Facebook o Twitter.

Padre Ezequiel Muñoz García, asesor espiritual de la peregrinación de mujeres al Tepeyac de la Diócesis de Querétaro

Foto: Cuartoscuro

EL CORONAVIRUS AFECTA LOS ACTOS DE ESTA SEMANA SANTA, ¿ESTE TIPO DE PANDEMIAS NOS DICEN ALGO A LOS CREYENTES?

Nos dicen muchísimo. Desde luego que no es un castigo de Dios y no podemos interpretar en esos términos lo que está pasando pero, para el creyente, nada pasa desapercibido y creo que en este ambiente de preocupación e incertidumbre tenemos que dar una mirada profunda para saber todo lo que hemos hecho mal y para lamentar los errores que hemos cometido. Todo el deterioro y desastre que hay a distintos niveles nosotros los hemos causado.

Esto es una llamada de atención para regresar a Dios y para regresar a los valores, a cuidar nuestras tradiciones religiosas y de sentirnos orgullosos de las familias que son las que están dado la cara y sacando adelante en estos días de contingencia y el miedo que nos rebasa en muchas maneras.

Padre José Juan Sánchez Jácome, párroco de la iglesia San José, Xalapa, Veracruz

Ya nos afectó de manera colectiva, pero cada persona puede entrar en reflexión. Aquí lo más importante es salvaguardar nuestra seguridad y salud. Con este virus se nos está advirtiendo que todos en algún momento de nuestra existencia tenemos la necesidad de Dios por un lado, en la cuestión de la mortandad que se ha llevado a algunas personas el Covid-19, entendemos que como seres humanos en algún momento vamos a fallecer.

Padre Pedro Guerrero, vicario de la Parroquia del Nuestra Señora del Carmen. Celaya, Guanajuato

Claro que sí, cuando ocurren eventos así, descubrimos la fragilidad del ser humano, muchas de las veces nos creemos todopoderosos, creemos que todo lo tenemos, fuerza, juventud y salud, todos estos ídolos que son parte de la cultura actual, pero vemos como se caen cuando sale un pequeño virus que pone de cabeza al mundo entero.

También vemos nuestra dependencia a Dios, a través de lo que está pasando muchas personas se acercan a Dios, quieren acercarse a Dios porque se replantean muchas cosas de su vida, tenemos miedo, cuando vemos la salud frágil, por ejemplo, muchas personas buscan en quien apoyarse y la iglesia tiene un apoyo para ellas ofreciéndoles a Jesucristo. Además, de que también sirve para detonar en nosotros la caridad hacia nuestros hermanos más vulnerables.

Padre Eduardo Hayen, párroco de la Catedral de Ciudad Juárez

Esta pandemia, este evento que a nivel local estamos viviendo es la gran oportunidad de discernir los tiempos ¿Qué quiere Dios para nosotros? Y pues lo que nos invita es a descubrir la fragilidad humana, la necesidad de Dios, tener hambre y sed de justicia, vivir una Semana Santa en casa, diferente, asilados, no para ver solamente la televisión, escuchar música a todo sonido, tener las convivencias, esas las podemos hacer durante el año, pero reflexionar, ¿Quiénes somos?, ¿De dónde somos?, ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos? Es lo más importante que podemos realizar en nuestros hogares. Tomar conciencia que es un tiempo de purificación, un tiempo como decían los profetas: Purifiquen sus pecados, abran el corazón al amor, la victoria de Cristo es nuestra esperanza.

Padre Roberto Guerrero Velázquez, párroco del templo de Nuestra Señora de Czestochowa, León, Guanajuato

Esto es un llamado al hombre de lo que hemos estado haciendo con la naturaleza, es importante cuidar el planeta, por ejemplo en Venecia hay imágenes impactantes al fondo de la laguna se veían delfines en el bordo que está en contacto con el mar, es un llamado fuerte de lo que estamos haciendo.

Padre Sergio Luis Montoya, rector del Templo de Santiaguito, Irapuato

No creo que la pandemia sea algo para los creyentes, más que permitirles crecer como solidaridad y sentido común como sociedad. Como iglesia no tenemos un fallo de decir, “no vamos a poder vivir la Semana Santa”, las celebraciones van más allá de la reunión de las personas en el templo.

Padre Yoshio Chao, responsable de la Parroquia del Espíritu Santo en Mexicali, BC

Estamos viviendo tiempos inéditos en los que no estábamos preparados, ni en la influenza del 2009 vivimos contingencias o indicaciones como lo estamos viviendo en esta ocasión, de hecho esta misa será en semanas la última que se celebre con pueblo aquí en la Diócesis la hacemos con alegría y nostalgia, porque sabemos, el obispo hacía referencia eso, sin los sacerdotes en la eucaristía pues la gente la va a extrañar.

De este mal, del que debemos de prevenirnos y tomar las medidas higiénicas sanitarias con responsabilidad, vamos a sacar un bien, que es el valorar la eucaristía hay personas que no se querían confesar y ahora están preguntando por la confesión porque tiene miedo a morirse y no va a ver confesiones y lo que habrá que hacer es orar, se trasmitirán las misas por plataformas en los medios digitales.

Padre Larios, coordinador de Comunicación de la Diócesis de Parral

Foto: Cuartoscuro

Pues nos recuerda que somos limitados aún con todos los avances científicos y tecnológicos en la medicina que hay, somos seres humanos, estamos limitados y somos seres finitos, esto nos ayuda a recordar que dependemos de Dios y que en él también nuestra vida tiene sentido y es una oportunidad para ir purificando de alguna forma nuestras costumbres y nuestros excesos en la realidad donde estamos, nos excedemos en el consumo de los bienes en el desgastar nuestra madre tierra, a los mismos seres humanos, esto es una oportunidad para recordar eso que no somos dioses y no tenemos nada.

Luis Miguel Pintor Paulín, vicario de la Parroquia de San Juan Bautista, San Juan Del Río, Querétaro

Creo que debemos hacer un alto y reflexionar qué estamos haciendo con la naturaleza, con la creación, con nuestras vidas. Parece que el hombre, la humanidad, hemos estado jugando y se ha divertido con su propio ser y entonces nos vienen estas cosas que nos sacuden y nos ponen a pensar a todos. Es un buen motivo para reflexionar, lástima que sea con este costo tan alto pero es una ocasión para parar y ver qué estamos haciendo de lo que el Señor puso de nuestro lado. Exhortamos a la población a cuidarse, a guardar las medidas preventivas y no olvidemos que nuestra vida está en las manos de Dios.

Padre Rafael González, parroquia de María Madre de la Iglesia, Xalapa, Veracruz

Con información de

Katz Cubero / El Sudcaliforniano

Manuel Cosme / El Sol de México

Ana Medina / El Sol del Bajío

Paloma Sánchez / El Heraldo de Chihuahua

Rosario Bareño / El Occidental

Mariela Tapia / La Voz de la Frontera

Rosy Reyes / El Sol de Parral

Christian Rendón / El Sol de León

El Sol de San Juan Del Río

Brenda Herrera / El Heraldo de Juárez

Karla Cancino / Diario de Xalapa

Justicia

Enfrentamientos no ceden en Chihuahua, van más de mil homicidios en el año

Persisten los ataques de los grupos delincuenciales contra cuerpos de seguridad, los últimos en Cuauhtémoc, que dejaron cuatro muertos, entre ellos un agente estatal de investigación

CDMX

Denuncian asilo ante Fiscalía de CDMX por muerte de huésped

La familia de Simona Marín exige que se investigue por qué no les reportaron a tiempo sobre su salud

Ciencia

En riesgo, el futuro de la ciencia en México

La amenaza de un recorte surge en el contexto de una contingencia a la que el propio Cinvestav está combatiendo

Sociedad

#Data | Los lugares de vicio y deporte que deben esperar

Según datos del INEGI, existen en el país 30 mil 600 centros nocturnos y bares, así como 22 mil 900 gimnasios

CDMX

Denuncian asilo ante Fiscalía de CDMX por muerte de huésped

La familia de Simona Marín exige que se investigue por qué no les reportaron a tiempo sobre su salud

CDMX

En 2021, primeras líneas del Cablebús

El titular de la Secretaría de Obras y Servicios precisó que las Líneas 1 y 2, llevan un avance del 70 y 50 por ciento respectivamente

Finanzas

Disruptores | Apperto: el tango de la ciudad pequeña

La plataforma de comercio digital busca llegar a esos centros urbanos que no están en el mapa de Uber, Rappi o Nubank

Sociedad

Urge programa de regularización para estudiantes: Sylvia Schmelkes

La expresidenta del desaparecido INEE propone que por los efectos de la pandemia, los estudiantes no obtengan calificación y que todos pasen de grado

Política

[Exclusiva] Slim impulsa norma para certificar al INE

Se busca aplicar un sistema de gestión de la calidad en la organización de procesos electorales