/ domingo 20 de enero de 2019

Al velo de la noche, personas buscan restos de sus familiares entre cuerpos calcinados

En sus rostros mostraban signos de impotencia y cansancio pero también la esperanza de encontrar un cuerpo para darle “santa sepultura”

Todavía es de noche en San Primitivo Hidalgo. A las tres de la mañana del sábado, un grupo de 200 pobladores buscan con las luces de sus teléfonos celulares a sus hijos, hijas, nietos, sobrinos, tíos, amigos, padres, madres. En el rostro se les ve la impotencia, pero también la esperanza de encontrar un cuerpo para darle santa sepultura.

Horas antes había explotado el poliducto de Pemex en esta comunidad del Valle del Mezquital. Se respiraba enojo, miedo, tristeza y desconfianza. El presidente López Obrador ya se había retirado del lugar, y los familiares de las víctimas buscaban ingresar a la zona del siniestro, pero personal castrense se los impedía: no había todavía condiciones de acceso.

Roberto Hernández


Exigían entre gritos ver a sus familiares que había acudido a llenar la tarde del viernes bidones de gasolina que brotaba como una fuente de una toma clandestina del ducto Tuxpan-Tula.

Hasta San Primitivo llegaron habitantes de Tlahuelilpan, Presas, El Tinaco, Munitepec, Doxey y otras poblaciones, quienes fueron convocadas a través del Whatsapp: “Están regalando gasolina”. Nadie imaginó que todo se saldría de control, y que entrarían a una trampa mortal y explotaría el ducto que ha sido ordeñado por grupos del crimen organizado.

El incendio duró unas cuatro horas y el cuidado de la escena fue adecuado; nadie lograba entrar.


Algo cambió en la madrugada corrieron el rumor de que retroexcavadoras cubrían con tierra a sus seres queridos. Entonces lograron pasar un primer retén sin oposición de las fuerzas armadas, y luego un segundo muro soldados.

En escasos nueve minutos, habitantes lograron llegar hasta el terreno donde hay alfalfa sembrada y se respiraba un tufo que picaba la garganta, nariz y ojos.

De los rostros salieron muecas de tristeza, dolor y resignación ante las decenas de cuerpos calcinados. Las autoridades pedían no tocar los cadáveres ni los objetos de sus seres queridos como credenciales, celulares, dinero, carteras y todo lo que pudiera determinar su identidad.

Foto: Roberto Hernández


Sigue los detalles de la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo: Fuego, quemados y huachicol

Los hombres y mujeres se convirtieron en peritos durante un par de horas. Con la ayuda de lámparas de los celulares intentaron identificar los cuerpos quemados, carbonizados, y otros reducidos a cenizas debido a las altas temperaturas provocadas por la quema del combustible.

El frío invernal, que se asemeja al de un desierto, y una luna llena acompañaron en la búsqueda de sus seres queridos, quienes desde la mañana del sábado iban al Ministerio Público de Mixquiahuala a denunciar su desaparición en el que consideraron el accidente más grave en la historia del país.

Foto: Roberto Hernández


La recomendación de los peritos y médicos forenses de la Procuraduría General de Estado de Hidalgo fue recordar si llevaban alguna esclava, arete, anillo o algún metal que sobreviviera al fuego intenso. Pero la angustia bloqueaba los recuerdos de los afectados.

Foto: Roberto Hernández


Al Ministerio Público le informaron que había al menos 80 pobladores de San Primitivo, Tlahuelilpan, Presas, El Tinaco, Munitepec, Doxey y otras comunidades que estaban desaparecidos. Otros testigos decían que había en esa tragedia 200 personas al momento de la explosión; lo cierto es que es una tragedia que nadie olvidará.

Terrible pesadilla de padre

Jonathan Estrella, trabajador de la construcción en Tula, sabía que algo estaba mal cuando llegó a las seis de la tarde del viernes a su casa, ya que su hijo no estaba como todos los días.

Foto: Roberto Hernádez


La duda y la preocupación creció cuando oyó la explosión del poliducto Tuxpan-Tula en San Primitivo.

Estrella fue uno de los que lograron ingresar a la zona de la tragedia con su celular para buscar a su hijo de 13 años, pero no lo halló. El adolescente había dejado la secundaria para trabajar en Atitalaquia, municipio aledaño de Hidalgo.

“No puedo despertar de ese sueño”, dice con mucho cansancio, pues ya le tocó declarar ante el Ministerio Público de Mixquiahuala. Sólo le falta hacer una prueba de ADN.

El padre de un adolescente de 13 años desaparecido señaló con lágrimas que "Nos dijeron que mi hijo corrió después de la explosión, pero no aparece él ni uno de sus amigos”.

Entre llantos y tatuajes

El cuerpo de Misael Contreras Pérez estaba quemado en el campo pero su familia lo identificó desde el primer momento. “Traían un tatuaje en el pecho y brazo”, se oyen las voces de familiares. Uno de ellos lanza la lámpara del celular al cuerpo calcinado. Ellos fueron de las pocas familias que lograron saber y pedirle al Ministerio Público de Mixquiahuala entregarles el cuerpo para darle una sepultura, otros de los familiares solo recibirán cenizas.

Foto: Roberto Hernández


Todavía es de noche en San Primitivo Hidalgo. A las tres de la mañana del sábado, un grupo de 200 pobladores buscan con las luces de sus teléfonos celulares a sus hijos, hijas, nietos, sobrinos, tíos, amigos, padres, madres. En el rostro se les ve la impotencia, pero también la esperanza de encontrar un cuerpo para darle santa sepultura.

Horas antes había explotado el poliducto de Pemex en esta comunidad del Valle del Mezquital. Se respiraba enojo, miedo, tristeza y desconfianza. El presidente López Obrador ya se había retirado del lugar, y los familiares de las víctimas buscaban ingresar a la zona del siniestro, pero personal castrense se los impedía: no había todavía condiciones de acceso.

Roberto Hernández


Exigían entre gritos ver a sus familiares que había acudido a llenar la tarde del viernes bidones de gasolina que brotaba como una fuente de una toma clandestina del ducto Tuxpan-Tula.

Hasta San Primitivo llegaron habitantes de Tlahuelilpan, Presas, El Tinaco, Munitepec, Doxey y otras poblaciones, quienes fueron convocadas a través del Whatsapp: “Están regalando gasolina”. Nadie imaginó que todo se saldría de control, y que entrarían a una trampa mortal y explotaría el ducto que ha sido ordeñado por grupos del crimen organizado.

El incendio duró unas cuatro horas y el cuidado de la escena fue adecuado; nadie lograba entrar.


Algo cambió en la madrugada corrieron el rumor de que retroexcavadoras cubrían con tierra a sus seres queridos. Entonces lograron pasar un primer retén sin oposición de las fuerzas armadas, y luego un segundo muro soldados.

En escasos nueve minutos, habitantes lograron llegar hasta el terreno donde hay alfalfa sembrada y se respiraba un tufo que picaba la garganta, nariz y ojos.

De los rostros salieron muecas de tristeza, dolor y resignación ante las decenas de cuerpos calcinados. Las autoridades pedían no tocar los cadáveres ni los objetos de sus seres queridos como credenciales, celulares, dinero, carteras y todo lo que pudiera determinar su identidad.

Foto: Roberto Hernández


Sigue los detalles de la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo: Fuego, quemados y huachicol

Los hombres y mujeres se convirtieron en peritos durante un par de horas. Con la ayuda de lámparas de los celulares intentaron identificar los cuerpos quemados, carbonizados, y otros reducidos a cenizas debido a las altas temperaturas provocadas por la quema del combustible.

El frío invernal, que se asemeja al de un desierto, y una luna llena acompañaron en la búsqueda de sus seres queridos, quienes desde la mañana del sábado iban al Ministerio Público de Mixquiahuala a denunciar su desaparición en el que consideraron el accidente más grave en la historia del país.

Foto: Roberto Hernández


La recomendación de los peritos y médicos forenses de la Procuraduría General de Estado de Hidalgo fue recordar si llevaban alguna esclava, arete, anillo o algún metal que sobreviviera al fuego intenso. Pero la angustia bloqueaba los recuerdos de los afectados.

Foto: Roberto Hernández


Al Ministerio Público le informaron que había al menos 80 pobladores de San Primitivo, Tlahuelilpan, Presas, El Tinaco, Munitepec, Doxey y otras comunidades que estaban desaparecidos. Otros testigos decían que había en esa tragedia 200 personas al momento de la explosión; lo cierto es que es una tragedia que nadie olvidará.

Terrible pesadilla de padre

Jonathan Estrella, trabajador de la construcción en Tula, sabía que algo estaba mal cuando llegó a las seis de la tarde del viernes a su casa, ya que su hijo no estaba como todos los días.

Foto: Roberto Hernádez


La duda y la preocupación creció cuando oyó la explosión del poliducto Tuxpan-Tula en San Primitivo.

Estrella fue uno de los que lograron ingresar a la zona de la tragedia con su celular para buscar a su hijo de 13 años, pero no lo halló. El adolescente había dejado la secundaria para trabajar en Atitalaquia, municipio aledaño de Hidalgo.

“No puedo despertar de ese sueño”, dice con mucho cansancio, pues ya le tocó declarar ante el Ministerio Público de Mixquiahuala. Sólo le falta hacer una prueba de ADN.

El padre de un adolescente de 13 años desaparecido señaló con lágrimas que "Nos dijeron que mi hijo corrió después de la explosión, pero no aparece él ni uno de sus amigos”.

Entre llantos y tatuajes

El cuerpo de Misael Contreras Pérez estaba quemado en el campo pero su familia lo identificó desde el primer momento. “Traían un tatuaje en el pecho y brazo”, se oyen las voces de familiares. Uno de ellos lanza la lámpara del celular al cuerpo calcinado. Ellos fueron de las pocas familias que lograron saber y pedirle al Ministerio Público de Mixquiahuala entregarles el cuerpo para darle una sepultura, otros de los familiares solo recibirán cenizas.

Foto: Roberto Hernández


Política

Asesinan a Ignacio Montoya, ex alcalde de Maravatío, Michoacán

Ignacio Montoya se encontraba en un negocio de su propiedad cuando sujetos armados dispararon contra él

Política

Calendario para foros de la reforma al Poder Judicial podría aprobarse el miércoles: Mier

Ignacio Mier anunció que empezarán las discusiones que permitan en paralelo informar a los ciudadanos y avanzar en el proceso legislativo de las reformas constitucionales

Metrópoli

Buscadores reclaman búsqueda de padres e hijos desaparecidos

Algunos papás prefirieron no celebrar el Día del Padre, con la finalidad de reclamarle al gobierno que haga su trabajo

Política

Abuchean a gobernadores del PRI y AMLO los defiende: ya pasó la elección, ahora unidad

AMLO aseguró que los partidos son "una parte" y el gobierno es "todo" por lo que pueden trabajar en conjunto

Mundo

México rechaza firmar declaración conjunta en la Cumbre de la Paz

En la Cumbre de la Paz, México exigió que las negociaciones involucren a Rusia y sean bajo el paraguas de la ONU

Política

PAN y PRI rechazan foros simulados de Morena para reformar Poder Judicial

Los dirigentes del PRI y el PAN coincidieron en que reformar el Poder Judicial solo será una politización extrema