/ lunes 18 de julio de 2022

Consejo de crisis climática OEM: Plantearán agenda ambiental a próximo presidente

Organizaciones civiles buscan que el próximo Presidente contemple su plan de descarbonización

El impacto del cambio climático en México, la reducción presupuestal a las instituciones de medio ambiente y las acciones del gobierno de la Cuatroté, contrarias al desarrollo sustentable, llevaron a 30 organizaciones de la sociedad civil, de académicos y especialistas a iniciar acciones para construir un plan para la descarbonización y la resiliencia al clima que será presentado a los próximos candidatos presidenciales.

En la séptima sesión del Consejo de Crisis Climática de la Organización Editorial Mexicana (OEM), presidida por Martha Ramos, directora general editorial, representantes de cinco de las organizaciones que impulsan la iniciativa coincidieron en que el país ya no puede “perder más tiempo” y tampoco “esperar a que este gobierno haga algo”, dado que el cambio climático ya provoca inundaciones y huracanes cada vez más frecuentes, pero también sequías, escasez de agua y desplazamientos de comunidades.

Te puede interesar: Consejo de crisis climática de la OEM: Tabasco quedará bajo el agua por el calentamiento global

Sandra Guzmán, coordinadora de la Agenda Internacional del Grupo de Financiamiento Climático para Latinoamérica y el Caribe (GFLAC) y consejera permanente de la OEM, indicó que México se ha comprometido en acuerdos internacionales a reducir 45 por ciento sus emisiones contaminantes a 2030 como medida para que la temperatura del planeta no exceda los 1.5 grados centígrados adicionales, pero lo que se advierte desde ahora es que no va a cumplir la meta.

Es por ello que una treintena de organizaciones se aliaron para construir el programa México Resiliente. Plan de Descarbonización y Resiliencia al Clima 2024-2030.

La especialista en financiamiento climático explicó que en la ruta para construir el plan se convocará a talleres y una consulta pública abierta para escuchar propuestas. En una segunda etapa, el próximo año, se detonarán diálogos públicos y en una tercera etapa buscarán que quien gane la elección presidencial de 2024 abrace las propuestas y las ponga en marcha de manera inmediata.

“Hemos identificado siete líneas temáticas en donde estamos trabajando. Éste no es un tema ambiental, es un tema transversal. Entonces trabajamos sobre seguridad alimentaria, agua, protección de territorios, transición energética, ciudades sostenibles, transformación del sector financiero y generación de inversión”, explicó Guzmán.

Agregó que “lo que no podemos aceptar es que llegue otro gobernante sin la atención al cambio climático como un tema central”.

Aurélien Guilabert, maestro en Gestión de Proyectos y Cooperación Internacional, fundador de Espacio Progresista, agregó que el programa se trata de una visión multisectorial al que se suman movimientos sociales como el feminista, el indígena, de la diversidad sexual y de género, todos para demandar un cambio de paradigma para nuestro desarrollo, generar conciencia y cambiar el modelo de producción y consumo.

“El plan de descarbonización tiene el objetivo de fortalecer la agenda de los partidos políticos, las candidaturas y posicionar el tema. No necesariamente enfocar la elección en una persona, es el cambio democrático que necesitamos hacer. Promover el voto informado hacia un proyecto que propone un modelo de desarrollo de país o un proyecto de organización local sobre un modelo de desarrollo sustentable. No se trata de apoyar a tal persona o a tal partido”.

También puedes leer: Por atender pandemia, México se olvidó de crisis climática

Por su parte, Jorge Villareal, de la Iniciativa Climática en México, alertó que se presentan “cambios alarmantes y atípicos” en la temperatura del mundo como consecuencia del uso del carbono y los combustibles.

Los expertos han acreditado que desde 1870 a la fecha el promedio de la temperatura subió 1.2 grados centígrados, lo cual es una cifra significativa si se compara con lo ocurrido miles de millones de años antes de este periodo.

Se han planteado acuerdos internacionales como la Cumbre de Río y el Acuerdo de Paris para hacer que el planeta no supere 1.5 grados centígrados adicionales, porque más allá de ese umbral las consecuencias serían catastróficas.

“El 1.5 grados centígrados de incremento de la temperatura ya está a la vuelta de la esquina, en 2030, cuando ocho años antes estaba en 2050 y 16 años antes estaba en 2100. Es decir, estamos acortando el tiempo donde estamos a punto de cruzar este umbral de no retorno de 1.5 grados centígrados”.

En el caso de México, lo que se ha realizado en los últimos años “no nos coloca en la trayectoria para alcanzar los objetivos planteados como país”, enfatizó.

Anaid Velasco, coordinadora de investigación del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, indicó que en los últimos tres años ha habido en México más desplazamientos internos a causa de inundaciones y tormentas que por crimen organizado.

Añadió que hasta ahora no se ha logrado que las acciones de mitigación de riesgos sean una posibilidad de inversión y negocio que permita ver al cambio climático como una acción atractiva para reducir la vulnerabilidad de grupos importantes de la población.

Finalmente, Francisco Ayala, de Huerto Roma Verde, destacó que a partir de que en el año 2004 las grandes empresas responsables de la emisión de carbono inventaron la medición de huella de carbono, se transfirió la responsabilidad de contaminación global a los individuos.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

El impacto del cambio climático en México, la reducción presupuestal a las instituciones de medio ambiente y las acciones del gobierno de la Cuatroté, contrarias al desarrollo sustentable, llevaron a 30 organizaciones de la sociedad civil, de académicos y especialistas a iniciar acciones para construir un plan para la descarbonización y la resiliencia al clima que será presentado a los próximos candidatos presidenciales.

En la séptima sesión del Consejo de Crisis Climática de la Organización Editorial Mexicana (OEM), presidida por Martha Ramos, directora general editorial, representantes de cinco de las organizaciones que impulsan la iniciativa coincidieron en que el país ya no puede “perder más tiempo” y tampoco “esperar a que este gobierno haga algo”, dado que el cambio climático ya provoca inundaciones y huracanes cada vez más frecuentes, pero también sequías, escasez de agua y desplazamientos de comunidades.

Te puede interesar: Consejo de crisis climática de la OEM: Tabasco quedará bajo el agua por el calentamiento global

Sandra Guzmán, coordinadora de la Agenda Internacional del Grupo de Financiamiento Climático para Latinoamérica y el Caribe (GFLAC) y consejera permanente de la OEM, indicó que México se ha comprometido en acuerdos internacionales a reducir 45 por ciento sus emisiones contaminantes a 2030 como medida para que la temperatura del planeta no exceda los 1.5 grados centígrados adicionales, pero lo que se advierte desde ahora es que no va a cumplir la meta.

Es por ello que una treintena de organizaciones se aliaron para construir el programa México Resiliente. Plan de Descarbonización y Resiliencia al Clima 2024-2030.

La especialista en financiamiento climático explicó que en la ruta para construir el plan se convocará a talleres y una consulta pública abierta para escuchar propuestas. En una segunda etapa, el próximo año, se detonarán diálogos públicos y en una tercera etapa buscarán que quien gane la elección presidencial de 2024 abrace las propuestas y las ponga en marcha de manera inmediata.

“Hemos identificado siete líneas temáticas en donde estamos trabajando. Éste no es un tema ambiental, es un tema transversal. Entonces trabajamos sobre seguridad alimentaria, agua, protección de territorios, transición energética, ciudades sostenibles, transformación del sector financiero y generación de inversión”, explicó Guzmán.

Agregó que “lo que no podemos aceptar es que llegue otro gobernante sin la atención al cambio climático como un tema central”.

Aurélien Guilabert, maestro en Gestión de Proyectos y Cooperación Internacional, fundador de Espacio Progresista, agregó que el programa se trata de una visión multisectorial al que se suman movimientos sociales como el feminista, el indígena, de la diversidad sexual y de género, todos para demandar un cambio de paradigma para nuestro desarrollo, generar conciencia y cambiar el modelo de producción y consumo.

“El plan de descarbonización tiene el objetivo de fortalecer la agenda de los partidos políticos, las candidaturas y posicionar el tema. No necesariamente enfocar la elección en una persona, es el cambio democrático que necesitamos hacer. Promover el voto informado hacia un proyecto que propone un modelo de desarrollo de país o un proyecto de organización local sobre un modelo de desarrollo sustentable. No se trata de apoyar a tal persona o a tal partido”.

También puedes leer: Por atender pandemia, México se olvidó de crisis climática

Por su parte, Jorge Villareal, de la Iniciativa Climática en México, alertó que se presentan “cambios alarmantes y atípicos” en la temperatura del mundo como consecuencia del uso del carbono y los combustibles.

Los expertos han acreditado que desde 1870 a la fecha el promedio de la temperatura subió 1.2 grados centígrados, lo cual es una cifra significativa si se compara con lo ocurrido miles de millones de años antes de este periodo.

Se han planteado acuerdos internacionales como la Cumbre de Río y el Acuerdo de Paris para hacer que el planeta no supere 1.5 grados centígrados adicionales, porque más allá de ese umbral las consecuencias serían catastróficas.

“El 1.5 grados centígrados de incremento de la temperatura ya está a la vuelta de la esquina, en 2030, cuando ocho años antes estaba en 2050 y 16 años antes estaba en 2100. Es decir, estamos acortando el tiempo donde estamos a punto de cruzar este umbral de no retorno de 1.5 grados centígrados”.

En el caso de México, lo que se ha realizado en los últimos años “no nos coloca en la trayectoria para alcanzar los objetivos planteados como país”, enfatizó.

Anaid Velasco, coordinadora de investigación del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, indicó que en los últimos tres años ha habido en México más desplazamientos internos a causa de inundaciones y tormentas que por crimen organizado.

Añadió que hasta ahora no se ha logrado que las acciones de mitigación de riesgos sean una posibilidad de inversión y negocio que permita ver al cambio climático como una acción atractiva para reducir la vulnerabilidad de grupos importantes de la población.

Finalmente, Francisco Ayala, de Huerto Roma Verde, destacó que a partir de que en el año 2004 las grandes empresas responsables de la emisión de carbono inventaron la medición de huella de carbono, se transfirió la responsabilidad de contaminación global a los individuos.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Finanzas

Inversionistas retiran hasta 12 mil mdp en bonos del gobierno tras la elección

En los próximos meses, el entorno político podría representar un mayor peso frente al rendimiento que ofrecen los bonos del gobierno, indicaron analistas

CDMX

Adaptan Chapultepec al cambio climático: reforestan con especies resistentes al calor

El bosque está listo para enfrentar los pronósticos de sequía y calor que le esperan a la capital del país

Sociedad

Baja confianza y consumo de noticias entre los mexicanos, advierte Instituto Reuters

Las plataformas digitales ya ganan terreno frente a la televisión, medios impresos y se le pone más atención a influencers que a editores

Finanzas

Demanda de créditos para vivienda se contrae 21%

Para este año se prevé una demanda de 735 mil solicitudes para financiamiento, según SHF

CDMX

ONG rescata registro de niños en situación de calle que la CDMX quería borrar

La ONG ganó un juicio para preservar el archivo de infancias en situación de calle que iba a borrar la Sibiso

Mundo

México rechaza firmar declaración conjunta en la Cumbre de la Paz

En la Cumbre de la Paz, México exigió que las negociaciones involucren a Rusia y sean bajo el paraguas de la ONU