/ viernes 3 de diciembre de 2021

Pie de Nota | Ómicron y las piedras del infinito

Bastó que la OMS dijera que ésta era una variable "de preocupación" para que Wall Street se derrumbara y unos cuantos países cerraran

Como si secuaz de Thanos se tratase, la nueva variante del Covid-19, Ómicron –vaya nombre–, llega ahora a amenazar con desaparecer de un chasquido la frágil normalidad que hemos logrado ir construyendo en los últimos meses.

Bastó que la OMS dijera que ésta era una variable "de preocupación" para que Wall Street se derrumbara y unos cuantos países cerraran completamente fronteras. Tras un par de semanas de buenas noticias en América, el bicho vuelve a ocupar buena parte de la atención.

➡️ Creadores de Sputnik V podrían adaptar vacuna para variante Ómicron en 45 días

Por supuesto, la prensa mexicana no podía dejar pasar la oportunidad y en la mayoría de diarios la noticia tuvo al menos un llamado en portada. Un periódico al cual le tengo especial cariño y que no quemaré se aventó la puntada de poner en ocho columnas en tono sombrío: "Covid se reaviva bajo una nueva identidad, ahora es Ómicron".

Siendo críticos, esta atención mediática responde principalmente más a una falta de noticias por el cierre de año que por una situación de salud crítica.

Revisando las comunicaciones de la OMS básicamente se sabe nada de la mutación, si es más contagiosa, si pega más duro a la salud o la efectividad de las vacunas ya aplicadas contra ella. La recomendación para los países es estar atentos sin alguna medida radical a las que ya están implementadas.

Al momento de escribirle esto se habían detectado casos de Ómicron en 19 países de todos los continentes. Muy probablemente cuando lo lea se habrán sumado más a la lista sin descartar la posibilidad de que ya haya llegado a tierras tenochas y ni lo sepamos. Es cuestión de tiempo con turistas de todo el mundo retomando sus planes.

La pregunta es si nos van a volver a encerrar dadas las noticias recientes o si nos vamos a dejar. Me inclino a pensar que no en ambas cuestiones.

Ahora Ómicron es el principal villano, como ayer lo era la variante Delta que se convirtió en la principal fuente de contagio actual y pese a la cual la vida ha ido retomando el curso en hogares y lugares de trabajo.

De hecho, hay otras cinco variantes del Covid-19 que "preocupan" a la OMS: la Mu, la Lambda, la Beta, la Alpha y la Gamma; piedras del infinito que ni una mísera nota breve en web se han ganado.

➡️ Los síntomas de Ómicron, la variante Covid-19: sin pérdida de olfato ni cansancio extremo

Y acá andamos, en general, ya como si nada.

Recientemente Melina Cruz, fundadora del marketplace de servicios de limpieza, Homely, le platicaba a quien escribe que durante los primeros meses de pandemia en el 2020 la empresa tuvo que virar rápidamente al negocio de las sanitizaciones profesionales mientras las personas se encerraron a cal y canto.

Compró galones de desinfectante especializado, entrenó a una cuadrilla de trabajadoras del hogar para eliminar al virus más necio y eso le permitió hacer crecer su negocio en aquellos días aciagos.

Sin embargo, con el tiempo, el servicio ha ido quedando en desuso, la sanitización de espacios llegó a representar el 50% de los ingresos de la empresa y si hoy son el 5% es mucho.

"Las personas se han dado cuenta de que, pues sí, el virus sigue ahí, pero ya no se puede vivir así", relató para nuestra sección de Disruptores en la OEM.

¿Sí se acuerda que el año pasado nos peleábamos por el papel de baño, desinfectantes, alcohol en todas las presentaciones, oxigenadores, plásticos, guantes, cubrebocas Kn95 y por esos estúpidos tapetitos desinfectantes que sólo estorbaban?

¿Dónde quedó ese miedo que nos empujó a llenarnos de basura y a pagar precios absurdos por ella?

Irónicamente esta semana se recordó el Día Mundial del Sida el cual se estima quitó la vida a 680 mil personas sólo el año pasado, según la ONUSida. A nadie se le prohibió tener sexo o salir de su casa, viajar y mucho menos se llevó la portada de periódicos.

Si algo me queda de aprendizaje de esta pandemia es que el pánico al fin del mundo es relativo.

Tiempos raros, sin duda.


Como si secuaz de Thanos se tratase, la nueva variante del Covid-19, Ómicron –vaya nombre–, llega ahora a amenazar con desaparecer de un chasquido la frágil normalidad que hemos logrado ir construyendo en los últimos meses.

Bastó que la OMS dijera que ésta era una variable "de preocupación" para que Wall Street se derrumbara y unos cuantos países cerraran completamente fronteras. Tras un par de semanas de buenas noticias en América, el bicho vuelve a ocupar buena parte de la atención.

➡️ Creadores de Sputnik V podrían adaptar vacuna para variante Ómicron en 45 días

Por supuesto, la prensa mexicana no podía dejar pasar la oportunidad y en la mayoría de diarios la noticia tuvo al menos un llamado en portada. Un periódico al cual le tengo especial cariño y que no quemaré se aventó la puntada de poner en ocho columnas en tono sombrío: "Covid se reaviva bajo una nueva identidad, ahora es Ómicron".

Siendo críticos, esta atención mediática responde principalmente más a una falta de noticias por el cierre de año que por una situación de salud crítica.

Revisando las comunicaciones de la OMS básicamente se sabe nada de la mutación, si es más contagiosa, si pega más duro a la salud o la efectividad de las vacunas ya aplicadas contra ella. La recomendación para los países es estar atentos sin alguna medida radical a las que ya están implementadas.

Al momento de escribirle esto se habían detectado casos de Ómicron en 19 países de todos los continentes. Muy probablemente cuando lo lea se habrán sumado más a la lista sin descartar la posibilidad de que ya haya llegado a tierras tenochas y ni lo sepamos. Es cuestión de tiempo con turistas de todo el mundo retomando sus planes.

La pregunta es si nos van a volver a encerrar dadas las noticias recientes o si nos vamos a dejar. Me inclino a pensar que no en ambas cuestiones.

Ahora Ómicron es el principal villano, como ayer lo era la variante Delta que se convirtió en la principal fuente de contagio actual y pese a la cual la vida ha ido retomando el curso en hogares y lugares de trabajo.

De hecho, hay otras cinco variantes del Covid-19 que "preocupan" a la OMS: la Mu, la Lambda, la Beta, la Alpha y la Gamma; piedras del infinito que ni una mísera nota breve en web se han ganado.

➡️ Los síntomas de Ómicron, la variante Covid-19: sin pérdida de olfato ni cansancio extremo

Y acá andamos, en general, ya como si nada.

Recientemente Melina Cruz, fundadora del marketplace de servicios de limpieza, Homely, le platicaba a quien escribe que durante los primeros meses de pandemia en el 2020 la empresa tuvo que virar rápidamente al negocio de las sanitizaciones profesionales mientras las personas se encerraron a cal y canto.

Compró galones de desinfectante especializado, entrenó a una cuadrilla de trabajadoras del hogar para eliminar al virus más necio y eso le permitió hacer crecer su negocio en aquellos días aciagos.

Sin embargo, con el tiempo, el servicio ha ido quedando en desuso, la sanitización de espacios llegó a representar el 50% de los ingresos de la empresa y si hoy son el 5% es mucho.

"Las personas se han dado cuenta de que, pues sí, el virus sigue ahí, pero ya no se puede vivir así", relató para nuestra sección de Disruptores en la OEM.

¿Sí se acuerda que el año pasado nos peleábamos por el papel de baño, desinfectantes, alcohol en todas las presentaciones, oxigenadores, plásticos, guantes, cubrebocas Kn95 y por esos estúpidos tapetitos desinfectantes que sólo estorbaban?

¿Dónde quedó ese miedo que nos empujó a llenarnos de basura y a pagar precios absurdos por ella?

Irónicamente esta semana se recordó el Día Mundial del Sida el cual se estima quitó la vida a 680 mil personas sólo el año pasado, según la ONUSida. A nadie se le prohibió tener sexo o salir de su casa, viajar y mucho menos se llevó la portada de periódicos.

Si algo me queda de aprendizaje de esta pandemia es que el pánico al fin del mundo es relativo.

Tiempos raros, sin duda.


Justicia

Corte Interamericana condena a México por “graves falencias” en caso de Digna Ochoa

En este caso el Estado mexicano tuvo "numerosas falencias en el manejo de la escena del crimen", señaló la Corte Interamericana

Finanzas

Es oficial regularización de autos chocolate en 10 estados del norte

La medida busca fomentar la regularización de vehículos usados de procedencia extranjera que se circulen en el país

CDMX

Se registra incendio en fábrica de bicicletas en Azcapotzalco

Bomberos de la CDMX informan que el incendio ya fue confinado, pero se siguen realizando labores en la zona

Sociedad

#Soy Bajo Observación | ¿Qué tan pro LGBT+ somos en México?

El 30% de la población en México se identifica con alguna preferencia LGBT+

Gossip

En defensa de la libertad de expresión

La cineasta Juliana Fanjul presenta un documental que sigue la lucha de Carmen Aristegui, tras la censura que sufrió en 2015

Mundo

#Soy | Kannazuki no Miko rompe las barreras del idioma

Se trata del primer anime protagonizado por lesbianas que es doblado al idioma español

Realeza

El príncipe Carlos desea tener a sus nietos de vuelta en casa

El heredero a la corona británica extiende una invitación a su hijo y nuera a que se alojen en su casa la próxima vez que visiten el Reino Unido

Mundo

#Soy | Joyería que conecta con lo más profundo

“Alba” la nueva colección de joyería de Sangre de mi Sangre presenta piezas inspiradas en el renacimiento y la naturaleza

Gossip

Christina Aguilera rinde homenaje a Chavela Vargas y Vicente Fernández

La cantante se reencuentra con el idioma español en el lanzamiento de La fuerza, el primero de tres EP’s; incluye el tema La reina que dedica al Charro de Huentitán