/ jueves 12 de noviembre de 2015

Cura polaco: La Iglesia no mata gays como el EI, pero los mata psicológicamente

España.- Krzysztof Charamsa, el cura polaco que escandalizó alVaticano anunciando su homosexualidad, escribió un manifiesto deliberación gay con diez mandamientos dirigidos a la Iglesiacatólica para que abandone "la persecución" contra estecolectivo. "No es como el caso del Estado Islámico que persiguepersonas homosexuales matándolas. La Iglesia católica no mata alas personas, pero las mata psicológicamente", asegura Charamsa enuna entrevista con la AFP. "Las mata con su posición retrógrada,con su rechazo, con su desprecio y con las continuas enseñanzascontra los homosexuales", precisa. En un céntrico hotel del barriogótico de Barcelona, a escasos pasos de la catedral de esta ciudadespañola donde reside ahora con su pareja, Charamsa desgrana losdetalles de este "Nuevo manifiesto de liberación gay" entregado ala AFP. Lo hace vestido de calle, con una americana negra y unacamisa azul. Después de presentar a su pareja públicamente, esteantiguo alto funcionario del Vaticano y teólogo de 43 años fuesuspendido por la conferencia episcopal de Polonia y ya no puedeadministrar misa ni llevar sotana. - "Cómplice del terrorantihomosexual" - Su manifiesto es "una llamada a la Iglesiacatólica, una especie de nuevos Diez Mandamientos para aplicar eneste ámbito", explica. En él, reclama al Vaticano anular losdocumentos ofensivos de la enseñanza católica sobre las personashomosexuales, revisar la interpretación eclesial de los textosbíblicos en relación a esta materia y admitir a las personashomosexuales en el sacerdocio. Asimismo, propone iniciar undiálogo con las confesiones evangélica y anglicana, másavanzadas en el reconocimiento de los derechos homosexuales, yexige disculpas del Vaticano "por sus omisiones y silencios, suspersecuciones y crímenes realizados contra las personashomosexuales a lo largo de los siglos". Actualmente, la doctrinacatólica señala que las relaciones homosexuales "faltan de laforma humana", "son intrínsicamente desordenadas" y "contrarias ala ley natural". Pide "respeto y compasión" para ellos pero lesexige castidad. "Estos textos deben ser juzgados como ideológicos,es como decir que la Tierra es plana y no se mueve. Están máscerca de las posiciones del fundamentalismo islámico que de larazón", acusa Charamsa. La postura se basa en pequeños fragmentosde la Biblia que, en su opinión, no condenan explícitamente lahomosexualidad y deben enmarcarse "en el contexto histórico ycultural de su escritura". "Hace siglos usábamos la Biblia paradefender la esclavitud", recuerda. En su manifiesto, también exigea la Iglesia que no critique la legalización del matrimonio sexualen algunos países mientras que no condena la penalización de lahomosexualidad en decenas de países del mundo. "La Iglesiacatólica se alegra, está contenta con estos casos de persecucióny penalización porque la penalización de la homosexualidad es unaconfirmación legal de su enseñanza sobre la homosexualidad",afirma. "Hasta que no rechace y condene abiertamente estapenalización es cómplice del terror antihomosexual". - "Me sientoen paz" - Hace ya un mes que anunció públicamente suhomosexualidad, con una explosiva rueda de prensa en Roma justo eldía antes del inicio de un sínodo sobre la familia en elVaticano. Ahora vive en el barrio gay de Barcelona y no searrepiente de su decisión. Se siente "liberado", "en paz". "Ahorame siento mejor gay y más sacerdote que antes", afirma con unaamplia sonrisa. Por ahora no tiene trabajo, más allá de atenderlas numerosas entrevistas de los medios de comunicación. "Con 43años no es fácil encontrar algo", dice. Su intención es reanudarla enseñanza universitaria --era profesor de teología en Roma-- yescribir un libro sobre su experiencia como homosexual en elVaticano. Para él, su caso es ejemplo de "la eliminación ypersecución de personas gays dentro de la Iglesia". Por ello,exige que se anule la instrucción del papa Benedicto XVI en 2005conforme los curas homosexuales no deben reconocer públicamente suorientación sexual. "Ante esta instrucción, todos los curashomosexuales tienen la obligación moral de salir del armario paramostrar al Vaticano que existimos y somos buenos curas", asegura.Si los tuvieran que expulsar a todos, "sería posible que laIglesia se quedara bastante sola", advierte.

España.- Krzysztof Charamsa, el cura polaco que escandalizó alVaticano anunciando su homosexualidad, escribió un manifiesto deliberación gay con diez mandamientos dirigidos a la Iglesiacatólica para que abandone "la persecución" contra estecolectivo. "No es como el caso del Estado Islámico que persiguepersonas homosexuales matándolas. La Iglesia católica no mata alas personas, pero las mata psicológicamente", asegura Charamsa enuna entrevista con la AFP. "Las mata con su posición retrógrada,con su rechazo, con su desprecio y con las continuas enseñanzascontra los homosexuales", precisa. En un céntrico hotel del barriogótico de Barcelona, a escasos pasos de la catedral de esta ciudadespañola donde reside ahora con su pareja, Charamsa desgrana losdetalles de este "Nuevo manifiesto de liberación gay" entregado ala AFP. Lo hace vestido de calle, con una americana negra y unacamisa azul. Después de presentar a su pareja públicamente, esteantiguo alto funcionario del Vaticano y teólogo de 43 años fuesuspendido por la conferencia episcopal de Polonia y ya no puedeadministrar misa ni llevar sotana. - "Cómplice del terrorantihomosexual" - Su manifiesto es "una llamada a la Iglesiacatólica, una especie de nuevos Diez Mandamientos para aplicar eneste ámbito", explica. En él, reclama al Vaticano anular losdocumentos ofensivos de la enseñanza católica sobre las personashomosexuales, revisar la interpretación eclesial de los textosbíblicos en relación a esta materia y admitir a las personashomosexuales en el sacerdocio. Asimismo, propone iniciar undiálogo con las confesiones evangélica y anglicana, másavanzadas en el reconocimiento de los derechos homosexuales, yexige disculpas del Vaticano "por sus omisiones y silencios, suspersecuciones y crímenes realizados contra las personashomosexuales a lo largo de los siglos". Actualmente, la doctrinacatólica señala que las relaciones homosexuales "faltan de laforma humana", "son intrínsicamente desordenadas" y "contrarias ala ley natural". Pide "respeto y compasión" para ellos pero lesexige castidad. "Estos textos deben ser juzgados como ideológicos,es como decir que la Tierra es plana y no se mueve. Están máscerca de las posiciones del fundamentalismo islámico que de larazón", acusa Charamsa. La postura se basa en pequeños fragmentosde la Biblia que, en su opinión, no condenan explícitamente lahomosexualidad y deben enmarcarse "en el contexto histórico ycultural de su escritura". "Hace siglos usábamos la Biblia paradefender la esclavitud", recuerda. En su manifiesto, también exigea la Iglesia que no critique la legalización del matrimonio sexualen algunos países mientras que no condena la penalización de lahomosexualidad en decenas de países del mundo. "La Iglesiacatólica se alegra, está contenta con estos casos de persecucióny penalización porque la penalización de la homosexualidad es unaconfirmación legal de su enseñanza sobre la homosexualidad",afirma. "Hasta que no rechace y condene abiertamente estapenalización es cómplice del terror antihomosexual". - "Me sientoen paz" - Hace ya un mes que anunció públicamente suhomosexualidad, con una explosiva rueda de prensa en Roma justo eldía antes del inicio de un sínodo sobre la familia en elVaticano. Ahora vive en el barrio gay de Barcelona y no searrepiente de su decisión. Se siente "liberado", "en paz". "Ahorame siento mejor gay y más sacerdote que antes", afirma con unaamplia sonrisa. Por ahora no tiene trabajo, más allá de atenderlas numerosas entrevistas de los medios de comunicación. "Con 43años no es fácil encontrar algo", dice. Su intención es reanudarla enseñanza universitaria --era profesor de teología en Roma-- yescribir un libro sobre su experiencia como homosexual en elVaticano. Para él, su caso es ejemplo de "la eliminación ypersecución de personas gays dentro de la Iglesia". Por ello,exige que se anule la instrucción del papa Benedicto XVI en 2005conforme los curas homosexuales no deben reconocer públicamente suorientación sexual. "Ante esta instrucción, todos los curashomosexuales tienen la obligación moral de salir del armario paramostrar al Vaticano que existimos y somos buenos curas", asegura.Si los tuvieran que expulsar a todos, "sería posible que laIglesia se quedara bastante sola", advierte.

Finanzas

Los inversionistas "no le creen" a AMLO: Marco Oviedo

El economista señala que la posible victoria del tabasqueño en las elecciones, ha generado incertidumbre en los mercados

Justicia

¿Dónde están las casas de César Duarte de El Paso, Texas?

Son tres las viviendas del exgobernador de Chihuahua, que han sido ubicadas y valuadas en millones de dólares

Política

PGR descarta que procesos contra exgobernadores sea por elecciones

El procurador Alberto Elías Beltrán, dijo que los trabajos son exhaustivos y se apegan conforme a derecho para solicitar una extradición

Mundo

Los últimos tres años han sido los más calurosos, revela la ONU

Según un reporte del organismo internacional, las altas temperaturas aumentan a un ritmo excepcional

Mundo

Se avecina la parálisis del gobierno estadounidense

La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha entrado en choque debido al tema en apoyo de los dreamers

Mundo

Ayuda para migrantes es destruida por la Patrulla Fronteriza de EU

La organización No Más Muertes ha grabado como inutilizan el agua, los víveres y las cobijas que dejan para los indocumentados

Sociedad

Población de EU y México desea continuar con el TLCAN

Un sondeo demostró que el 62% de los mexicanos considera que el acuerdo comercial ha sido bueno para le economía

Justicia

¿Dónde están las casas de César Duarte de El Paso, Texas?

Son tres las viviendas del exgobernador de Chihuahua, que han sido ubicadas y valuadas en millones de dólares

Política

Chihuahua frena su propio Sistema Estatal Anticorrupción

Esa entidad y Tlaxcala, son las únicas del país que no han armonizado sus leyes locales con el nuevo Sistema