/ jueves 26 de septiembre de 2019

Carrie Lam dialogó con hongkoneses, en medio de una grave crisis política

La líder y sus colaboradores se enfrentaron a un público que plasmó su insatisfacción con la forma en la que su Ejecutivo ha gestionado el actual movimiento de protesta

Hong Kong.- La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, se enfrentó hoy a un torrente de preguntas críticas por parte de ciudadanos descontentos durante la primera sesión de diálogo con la gente, en medio de una grave crisis política en esta ciudad semiautónoma china.

Este "diálogo comunitario" comenzó a las 19.00 hora local (11.00 GMT) en un estadio de la isla de Hong Kong, y a él acudieron unos 130 ciudadanos hongkoneses que plantearon preguntas a Lam y a cuatro de sus ministros.

Foto: Reuters

La líder, de 62 años de edad, y sus colaboradores se enfrentaron a un público que plasmó su insatisfacción con la forma en la que su Ejecutivo ha gestionado el actual movimiento de protesta antigubernamental, que surgió en junio.

La policía local también figuró entre los principales objetos de crítica.

Cerca de un 80% de los participantes -escogidos aleatoriamente por un ordenador- en el evento, que duró dos horas, formularon preguntas críticas con las autoridades hongkonesas.

Cada uno tuvo tres minutos para hablar, y muchos reclamaron a sus gobernantes que establezcan un órgano independiente para que investigue los eventos que rodean al actual movimiento de protesta antigubernamental, especialmente la supuesta brutalidad policial.

Uno de los que tuvieron la oportunidad de preguntar, un trabajador de banca, dijo: "Lo que me rompe el corazón no es cómo los manifestantes han dañado algunas instalaciones e infraestructuras, sino cómo la policía ha invertido el bien y el mal... Hoy, nuestros jóvenes salen (a las calles) por la democracia y su sociedad, pero lo hacen a un alto precio".

Otro, padre de tres hijos, indicó que su niño de cuatro años le preguntó si debería confiar todavía en la policía de Hong Kong, y aseguró sobre Lam: "Es como mi esposa cuando cocina un plato e insiste en que es delicioso y me dice que me lo coma... pero a mí no me gusta".

Una de las asistentes no se cortó a la hora de hablar con Lam, a la que exigió que dimitiese por ser la "máxima responsable" de lo que ha ocurrido en Hong Kong en estos últimos meses.

En su respuesta a las preguntas de los ciudadanos, la política aseguró que es consciente de que la gente ha perdido la confianza en ella y en la policía, y mostró su esperanza de que un "diálogo comunitario" continuo sea capaz de acabar con los problemas.

Sobre las reclamaciones populares de un órgano independiente de investigación, Lam afirmó que ha tomado nota de las peticiones de la gente y que su Gobierno "tiene la determinación de hacer frente a las exigencias".

"La única diferencia entre nosotros es qué medida usar (para tratar las quejas sobre la policía). Hemos aumentado la transparencia e invitado a expertos extranjeros a unirse" al mecanismo existente que fiscaliza al cuerpo policial, insistió la líder.

Durante su discurso de apertura, una sonriente Lam había dicho que "el diálogo no es una acción de relaciones públicas. Se trata de buscar cambios, de hacer que Hong Kong, la ciudad a la que amamos, sea un lugar mejor. Quizá lleve tiempo, pero tenemos que empezar con ello".

Celebrado en el estadio Reina Isabel, construido durante la etapa colonial británica, el evento forma parte de las medidas anunciadas el pasado 4 de septiembre por Lam para tratar de apaciguar el descontento social, a las que también se sumó su inesperado anuncio de que retira formalmente el polémico proyecto de ley de extradición.

El diálogo de hoy fue la primera vez que Lam trató directamente con ciudadanos de a pie en Hong Kong desde que, hace más de cien días, comenzó el multitudinario movimiento de protesta, causado por el citado proyecto, que hacía temer la deportación a la China continental de disidentes políticos refugiados en esta ciudad.

Más de 20 mil ciudadanos hongkoneses se habían inscrito para el evento, pero el número máximo de participantes fue limitado a 150, pese a que el estadio tiene una capacidad para dos mil.

La seguridad en las inmediaciones del complejo fue numerosa. Durante la tarde, agentes antidisturbios introdujeron en el estadio armas de control de masas como espray de pimienta o gas lacrimógeno.

Asimismo, se prohibió a los asistentes que entrasen con paraguas, máscaras antigás o cascos, algunos de los objetos que suelen portar los manifestantes.

En la zona, las clases en los colegios terminaron antes y algunas tiendas cerraron, y a última hora de la tarde unas 100 personas se congregaron en las afueras del estadio cantando eslóganes como "Apoyad a Hong Kong, luchad por la libertad", a las que se fueron uniendo cada vez más mientras se celebraba la sesión de diálogo.

Hong Kong.- La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, se enfrentó hoy a un torrente de preguntas críticas por parte de ciudadanos descontentos durante la primera sesión de diálogo con la gente, en medio de una grave crisis política en esta ciudad semiautónoma china.

Este "diálogo comunitario" comenzó a las 19.00 hora local (11.00 GMT) en un estadio de la isla de Hong Kong, y a él acudieron unos 130 ciudadanos hongkoneses que plantearon preguntas a Lam y a cuatro de sus ministros.

Foto: Reuters

La líder, de 62 años de edad, y sus colaboradores se enfrentaron a un público que plasmó su insatisfacción con la forma en la que su Ejecutivo ha gestionado el actual movimiento de protesta antigubernamental, que surgió en junio.

La policía local también figuró entre los principales objetos de crítica.

Cerca de un 80% de los participantes -escogidos aleatoriamente por un ordenador- en el evento, que duró dos horas, formularon preguntas críticas con las autoridades hongkonesas.

Cada uno tuvo tres minutos para hablar, y muchos reclamaron a sus gobernantes que establezcan un órgano independiente para que investigue los eventos que rodean al actual movimiento de protesta antigubernamental, especialmente la supuesta brutalidad policial.

Uno de los que tuvieron la oportunidad de preguntar, un trabajador de banca, dijo: "Lo que me rompe el corazón no es cómo los manifestantes han dañado algunas instalaciones e infraestructuras, sino cómo la policía ha invertido el bien y el mal... Hoy, nuestros jóvenes salen (a las calles) por la democracia y su sociedad, pero lo hacen a un alto precio".

Otro, padre de tres hijos, indicó que su niño de cuatro años le preguntó si debería confiar todavía en la policía de Hong Kong, y aseguró sobre Lam: "Es como mi esposa cuando cocina un plato e insiste en que es delicioso y me dice que me lo coma... pero a mí no me gusta".

Una de las asistentes no se cortó a la hora de hablar con Lam, a la que exigió que dimitiese por ser la "máxima responsable" de lo que ha ocurrido en Hong Kong en estos últimos meses.

En su respuesta a las preguntas de los ciudadanos, la política aseguró que es consciente de que la gente ha perdido la confianza en ella y en la policía, y mostró su esperanza de que un "diálogo comunitario" continuo sea capaz de acabar con los problemas.

Sobre las reclamaciones populares de un órgano independiente de investigación, Lam afirmó que ha tomado nota de las peticiones de la gente y que su Gobierno "tiene la determinación de hacer frente a las exigencias".

"La única diferencia entre nosotros es qué medida usar (para tratar las quejas sobre la policía). Hemos aumentado la transparencia e invitado a expertos extranjeros a unirse" al mecanismo existente que fiscaliza al cuerpo policial, insistió la líder.

Durante su discurso de apertura, una sonriente Lam había dicho que "el diálogo no es una acción de relaciones públicas. Se trata de buscar cambios, de hacer que Hong Kong, la ciudad a la que amamos, sea un lugar mejor. Quizá lleve tiempo, pero tenemos que empezar con ello".

Celebrado en el estadio Reina Isabel, construido durante la etapa colonial británica, el evento forma parte de las medidas anunciadas el pasado 4 de septiembre por Lam para tratar de apaciguar el descontento social, a las que también se sumó su inesperado anuncio de que retira formalmente el polémico proyecto de ley de extradición.

El diálogo de hoy fue la primera vez que Lam trató directamente con ciudadanos de a pie en Hong Kong desde que, hace más de cien días, comenzó el multitudinario movimiento de protesta, causado por el citado proyecto, que hacía temer la deportación a la China continental de disidentes políticos refugiados en esta ciudad.

Más de 20 mil ciudadanos hongkoneses se habían inscrito para el evento, pero el número máximo de participantes fue limitado a 150, pese a que el estadio tiene una capacidad para dos mil.

La seguridad en las inmediaciones del complejo fue numerosa. Durante la tarde, agentes antidisturbios introdujeron en el estadio armas de control de masas como espray de pimienta o gas lacrimógeno.

Asimismo, se prohibió a los asistentes que entrasen con paraguas, máscaras antigás o cascos, algunos de los objetos que suelen portar los manifestantes.

En la zona, las clases en los colegios terminaron antes y algunas tiendas cerraron, y a última hora de la tarde unas 100 personas se congregaron en las afueras del estadio cantando eslóganes como "Apoyad a Hong Kong, luchad por la libertad", a las que se fueron uniendo cada vez más mientras se celebraba la sesión de diálogo.

Finanzas

Munet no resaltará plan energético: Enrique Ochoa Reza

La participación empresarial es importante en la construcción del Museo afirma el exfuncionario

México

EU dona 3 mdd a México para manejo de pandemia

Sobre la segunda fase de la estrategia, afirmó que consiste en integrar de forma más amplia la reactivación económica

Política

Gobernador de BC gastó 700 mil pesos en promoción por Facebook

La plataforma de Mark Zuckerberg inició con el proceso de transparencia de gastos de anuncios políticos y sociales en su red

Sociedad

Comunidades indígenas, condenadas al rezago educativo

Las autoridades de las regiones más apartadas en el territorio nacional, pronostican un mayor atraso en la educación de niños, niñas y jóvenes pues el modelo a distancia dejó enormes lagunas en los alumnos y, gracias a la pandemia, aumentó la deserción escolar

Sociedad

El reto de la educación a distancia

La emergencia sanitaria puso a maestros, alumnos y autoridades en una emergencia educativa, ya que en la mayor parte del territorio nacional no estaban preparados para cambiar el esquema tan rápidamente

Sociedad

Regreso a clases en la nueva normalidad

El próximo 24 de agosto se inicia el nuevo ciclo escolar, pero alumnos, padres y hasta maestros no están muy seguros de lo que enfrentarán en el arranque que será a distancia y luego transitará a un programa híbrido o escalonado

Mundo

EU y China trasladan guerra a turbia senda

Trump veta a TikTok y WeChat, anuncian movilizaciones militares por Taiwán y sancionan a funcionarios de Hong Kong

Sociedad

UNAM exhibirá casos de acosadores

El Consejo Universitario aprobó la expulsión de los alumnos que acosen a sus compañeras y la destitución del personal académico

Finanzas

Munet no resaltará plan energético: Enrique Ochoa Reza

La participación empresarial es importante en la construcción del Museo afirma el exfuncionario