/ miércoles 26 de agosto de 2020

Colombianos, a merced de las masacres

Bandas de narcotraficantes y guerrillas buscan sembrar el terror en las zonas alejadas; sus habitantes, indefensos

BOGOTÁ. La indefensión de las víctimas de las recientes masacres en Colombia, que dejaron 37 muertos, entre ellos varios menores, alerta sobre el creciente poder de los grupos criminales y la incapacidad del gobierno para proteger a la población en las zonas más apartadas dominadas por el narcotráfico.

“Que se haga justicia, que eso no quede impune”, reclamó ayer en Popayán, capital del departamento del Cauca, Lucila Huila, de 53 años, durante el sepelio de sus hijos Heiner y Esneider Collazos Huila, dos de los seis asesinados el pasado viernes en las afueras de la localidad de El Tambo, en el convulso departamento del Cauca.

La sensación de indefensión es la misma de las demás familias de los asesinados en siete masacres perpetradas en las dos últimas semanas y que, según el gobierno y analistas, todo apunta a que fueron cometidas por bandas de narcotraficantes para sembrar el terror en zonas alejadas en las que tienen su negocio criminal.

“Las zonas donde ocurren las masacres, no solamente en Nariño sino también en el Cauca y Arauca, son zonas neurálgicas para actividades criminales relacionadas tanto con el narcotráfico como con la minería (ilegal)”, dijo la profesora e investigadora Irene Cabrera, de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

Cabrera, experta en seguridad y conflicto armado, señaló que algunos lugares de las recientes matanzas, como la localidad de Samaniego, en el departamento de Nariño, donde el 15 de agosto fueron asesinados ocho jóvenes que hacían un asado en una casa de campo, están en zonas codiciadas por narcotraficantes, lo que expone a sus habitantes a la violencia indiscriminada.

“Zonas como Samaniego son un punto neurálgico porque constituyen tanto un corredor en términos de la conexión del Piedemonte y el Pacífico, pero también es un punto muy importante catalogado por Naciones Unidas como un enclave de consolidación de producción de coca”, afirmó.

Esa ubicación estratégica hace que en amplias zonas de Nariño y el Cauca, ambas en el suroeste y con costas sobre el océano Pacífico; Arauca y Norte de Santander, en la frontera con Venezuela, o la región antioqueña de Urabá, limítrofe con Panamá y con salida al mar Caribe, proliferen bandas de narcotraficantes en disputa con disidentes de las FARC e incluso con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Hay una miltiplicación de grupos armados. Organizaciones como los frentes Estiven González y Oliver Sinisterra, o las Guerrillas Unidas del Pacífico, formadas por disidentes de las FARC, han ocupado espacios en esa región del país en abierta disputa con la banda criminal del Clan del Golfo e incluso con el ELN.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

BOGOTÁ. La indefensión de las víctimas de las recientes masacres en Colombia, que dejaron 37 muertos, entre ellos varios menores, alerta sobre el creciente poder de los grupos criminales y la incapacidad del gobierno para proteger a la población en las zonas más apartadas dominadas por el narcotráfico.

“Que se haga justicia, que eso no quede impune”, reclamó ayer en Popayán, capital del departamento del Cauca, Lucila Huila, de 53 años, durante el sepelio de sus hijos Heiner y Esneider Collazos Huila, dos de los seis asesinados el pasado viernes en las afueras de la localidad de El Tambo, en el convulso departamento del Cauca.

La sensación de indefensión es la misma de las demás familias de los asesinados en siete masacres perpetradas en las dos últimas semanas y que, según el gobierno y analistas, todo apunta a que fueron cometidas por bandas de narcotraficantes para sembrar el terror en zonas alejadas en las que tienen su negocio criminal.

“Las zonas donde ocurren las masacres, no solamente en Nariño sino también en el Cauca y Arauca, son zonas neurálgicas para actividades criminales relacionadas tanto con el narcotráfico como con la minería (ilegal)”, dijo la profesora e investigadora Irene Cabrera, de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

Cabrera, experta en seguridad y conflicto armado, señaló que algunos lugares de las recientes matanzas, como la localidad de Samaniego, en el departamento de Nariño, donde el 15 de agosto fueron asesinados ocho jóvenes que hacían un asado en una casa de campo, están en zonas codiciadas por narcotraficantes, lo que expone a sus habitantes a la violencia indiscriminada.

“Zonas como Samaniego son un punto neurálgico porque constituyen tanto un corredor en términos de la conexión del Piedemonte y el Pacífico, pero también es un punto muy importante catalogado por Naciones Unidas como un enclave de consolidación de producción de coca”, afirmó.

Esa ubicación estratégica hace que en amplias zonas de Nariño y el Cauca, ambas en el suroeste y con costas sobre el océano Pacífico; Arauca y Norte de Santander, en la frontera con Venezuela, o la región antioqueña de Urabá, limítrofe con Panamá y con salida al mar Caribe, proliferen bandas de narcotraficantes en disputa con disidentes de las FARC e incluso con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Hay una miltiplicación de grupos armados. Organizaciones como los frentes Estiven González y Oliver Sinisterra, o las Guerrillas Unidas del Pacífico, formadas por disidentes de las FARC, han ocupado espacios en esa región del país en abierta disputa con la banda criminal del Clan del Golfo e incluso con el ELN.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Sociedad

Comité de la ONU urge a autoridades para detener desaparición forzada

Tras la visita del Comité, sus integrantes aseguraron que en México se mantiene una situación generalizada de desapariciones

Finanzas

Se desploman mercados y peso por nueva variante de Covid

La nueva variante fue detectada es Sudáfrica; expertos aseguran que es más contagiosa y se desconoce su resistencia a las vacunas

Finanzas

Plantea Coparmex aumento de 30 pesos el salario mínimo

El presidente de la Coparmex comentó que en el caso de los demás salarios es importante que reciban aumentos mínimos equivalente a la inflación

Literatura

OEM presente en la FIL 35, de regreso a la presencialidad

La OEM estará con toda su fuerza editorial de sus 47 periódicos, 43 sitios web y 24 estaciones de radio

Celebridades

Siento belleza al crear a partir de un sentimiento que no es agradable: Carlos Ballarta

El comediante de los lentes eternos reconoce que lo que menos le gusta de su profesión es el escrutinio público, aunque admite que tampoco es algo que le quite el sueño

Finanzas

A cuatro años del primer contrato petrolero, ya hay 22 privadas

De los contratos firmados entre empresas y el Estado mexicano, 70% son para exploración

Finanzas

Piden reconocer necesidad de hidrocarburos para atender demanda de energía

El consorcio internacional de asociaciones de gas natural y petróleo sostuvo que los combustibles fósiles siguen siendo necesarios para la seguridad energética

Justicia

Emiten convocatoria exclusiva de mujeres para que vigilen tribunales y juzgados del país

La convocatorio tendrá un periodo de inscripción que se llevará a cabo del 6 al 10 de diciembre de 2021

Mundo

SIP alerta por espionaje con Pegasus a 24 periodistas de El Salvador

La notificación de la firma tecnológica les advertía sobre la posibilidad de que "un atacante patrocinado por el Estado" podría estar accediendo de forma remota a sus datos confidenciales