/ sábado 28 de septiembre de 2019

Con enfrentamientos, "celebran" Revolución de los Paraguas en Hong Kong

Hong Kong atraviesa desde principios de junio su peor crisis política desde su retrocesión a Pekín en 1997

La policía de Hong Kong empleó cañones de agua este sábado para dispersar a un grupo de manifestantes que lanzaba cócteles Molotov contra el edificio de la Oficina de enlace, que alberga dependencias del Gobierno central chino.

Decenas de miles de hongkoneses se habían reunido para conmemorar el quinto aniversario del Movimiento de los Paraguas, campaña fallida en favor de la democracia, que sentó las bases para las protestas masivas que actualmente envuelven el centro financiero.

Hong Kong atraviesa desde principios de junio su peor crisis política desde su retrocesión a Pekín en 1997, con acciones y reuniones casi a diario.

El sábado por la noche, miles de personas se reunieron en el mismo lugar donde había comenzado el 28 de septiembre de 2014 el Movimiento de los Paraguas, ocupación pacífica del corazón de la megalópolis que duró 79 días.

Foto: AFP

Este movimiento comenzó cuando la policía utilizó gas lacrimógeno contra una pequeña reunión de estudiantes cerca del Consejo Legislativo ("LegCo"), el parlamento local. Los manifestantes se protegieron abriendo sus paraguas, objeto que se convirtió en el emblema de la contestación.

En aquel entonces, la multitud exigía un verdadero sufragio universal para la elección de sus dirigentes. Sin embargo, a pesar de la magnitud de esta movilización pacífica, Pekín no hizo ninguna concesión.

Cinco años después, la excolonia británica vive una vez más una grave crisis política.

Lucha a largo plazo

"Creo que la gente está preparada para una lucha a largo plazo, porque no es fácil arrancar la democracia al Partido Comunista Chino", aseguró Yuan, ingeniera de 29 años. En 2014 Yuan se mantuvo al margen de las acciones pero este año se sintió obligada a manifestar debido a la actitud de la policía local.

Las manifestaciones que se han producido desde principios de junio han degenerado en frecuentes enfrentamientos violentos entre las fuerzas del orden y los grupos radicalizados.

Apoyada por cañones de agua, la policía ha hecho un uso muy importante de gases lacrimógenos y balas de goma contra radicales que no dudan en arrojar a su vez ladrillos y cócteles molotov.

"El comportamiento de la policía fue uno de los catalizadores", afirma Yuan, haciendo referencia a las acusaciones generalizadas de brutalidad policial lanzadas por los manifestantes.

Foto: AFP

Fracaso del pacifismo

Esta movilización pretende también denunciar las injerencias cada vez más fuertes de Pekín en los asuntos de su región semiautónoma, violando, según los manifestantes, el famoso principio "Un país, dos sistemas" que había presidido la retrocesión.

"Si las reivindicaciones de los hongkoneses hubiesen sido satisfechas con acciones pacíficas, racionales y no violentas no habríamos necesitado utilizar métodos tan radicales", dijo un estudiante de 20 años se hacía llamar Chan.

El domingo se han previsto reuniones en la antigua colonia británica con motivo de un día mundial contra el totalitarismo.

Los manifestantes han planeado numerosas acciones hasta el martes, día en que la China popular celebrará el 70º aniversario de su fundación, con un gran desfile militar.

La policía de Hong Kong empleó cañones de agua este sábado para dispersar a un grupo de manifestantes que lanzaba cócteles Molotov contra el edificio de la Oficina de enlace, que alberga dependencias del Gobierno central chino.

Decenas de miles de hongkoneses se habían reunido para conmemorar el quinto aniversario del Movimiento de los Paraguas, campaña fallida en favor de la democracia, que sentó las bases para las protestas masivas que actualmente envuelven el centro financiero.

Hong Kong atraviesa desde principios de junio su peor crisis política desde su retrocesión a Pekín en 1997, con acciones y reuniones casi a diario.

El sábado por la noche, miles de personas se reunieron en el mismo lugar donde había comenzado el 28 de septiembre de 2014 el Movimiento de los Paraguas, ocupación pacífica del corazón de la megalópolis que duró 79 días.

Foto: AFP

Este movimiento comenzó cuando la policía utilizó gas lacrimógeno contra una pequeña reunión de estudiantes cerca del Consejo Legislativo ("LegCo"), el parlamento local. Los manifestantes se protegieron abriendo sus paraguas, objeto que se convirtió en el emblema de la contestación.

En aquel entonces, la multitud exigía un verdadero sufragio universal para la elección de sus dirigentes. Sin embargo, a pesar de la magnitud de esta movilización pacífica, Pekín no hizo ninguna concesión.

Cinco años después, la excolonia británica vive una vez más una grave crisis política.

Lucha a largo plazo

"Creo que la gente está preparada para una lucha a largo plazo, porque no es fácil arrancar la democracia al Partido Comunista Chino", aseguró Yuan, ingeniera de 29 años. En 2014 Yuan se mantuvo al margen de las acciones pero este año se sintió obligada a manifestar debido a la actitud de la policía local.

Las manifestaciones que se han producido desde principios de junio han degenerado en frecuentes enfrentamientos violentos entre las fuerzas del orden y los grupos radicalizados.

Apoyada por cañones de agua, la policía ha hecho un uso muy importante de gases lacrimógenos y balas de goma contra radicales que no dudan en arrojar a su vez ladrillos y cócteles molotov.

"El comportamiento de la policía fue uno de los catalizadores", afirma Yuan, haciendo referencia a las acusaciones generalizadas de brutalidad policial lanzadas por los manifestantes.

Foto: AFP

Fracaso del pacifismo

Esta movilización pretende también denunciar las injerencias cada vez más fuertes de Pekín en los asuntos de su región semiautónoma, violando, según los manifestantes, el famoso principio "Un país, dos sistemas" que había presidido la retrocesión.

"Si las reivindicaciones de los hongkoneses hubiesen sido satisfechas con acciones pacíficas, racionales y no violentas no habríamos necesitado utilizar métodos tan radicales", dijo un estudiante de 20 años se hacía llamar Chan.

El domingo se han previsto reuniones en la antigua colonia británica con motivo de un día mundial contra el totalitarismo.

Los manifestantes han planeado numerosas acciones hasta el martes, día en que la China popular celebrará el 70º aniversario de su fundación, con un gran desfile militar.

México

México supera las 52 mil muertes por coronavirus

En las últimas 24 horas se reportaron 6 mil 495 contagios para un acumulado de 475 mil 902 casos positivos de Covid-19

Sociedad

“Estamos en la pelea por el agua”, reiteran agricultores de Chihuahua

Aseguran que de continuar el trasvase de las presas Madero y Boquilla se va a generar un problema social

CDMX

CJNG suma a bandas para crecer en CDMX

Un ejemplo es la Fuerza Anti Unión, que es una de sus células, dice Eduardo Guerrero, de Seguridad Lantia

Sociedad

Bachilleres buscan alternativas en espera del semáforo verde

Preocupados por la salud y seguridad de los alumnos, las instituciones educación media planean estrategias encaminadas al cuidado de la salud emocional tanto de estudiantes como del personal académico y administrativo

Doble Vía

Va la UNAM por revolucionar la industria automotriz

En la Unidad de Control de Emisiones del Instituto de Ingeniería trabajan para desarrollar este proyecto

Política

Respetará INE impugnaciones en Coahuila e Hidalgo

El legislador señaló que en Morena consideran que las autoridades sanitarias deben de pronunciarse al respecto y decir si hay o no condiciones paracelebrar elecciones

Justicia

Investiga FGR a Jesús Orta por presunto lavado de dinero

Otros 19 exfuncionarios de la extinta Policía Federal también están en la mira; juez definirá caso

Sociedad

Distribuyen casi 200 mil anticonceptivos para prevenir embarazos no deseados

El Consejo Nacional de Población reveló que 9.4% de jóvenes embarazadas de 15 años o más fueron víctimas de abuso sexual

Cultura

Impacta recorte a INAH; conservación de museos, en riesgo

El gobierno recortó en 75% los gastos de operación de varios organismos, entre ellos el INAH. Este tijeretazo afectaría la operación de 194 zonas arqueológicas, 162 museos y 515 monumentos históricos del país