/ lunes 3 de abril de 2017

Trasladan a 334 reos del Cereso de Morelia

*La tarde de ayer inició el traslado de los 334 internos al penal de mediana seguridad *Participaron en tareas fuerzas Estatal, Federal y el Ejército; verificó Derechos Humanos Por Rafael Pineda

Morelia, Mich. (OEM Infomex).- Se cumplió la promesa que realizara el Gobernador del Estado, Silvano Aureoles de reubicar a los más de 300 reos internos en el Cereso “Francisco J. Mújica” conocido como “Peni o Cereso de Morelia”, lo anterior en atención a una recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en el sentido de que el penal no cubría con la calificación mínima dentro de la evaluación que se realizó a los 11 penales de Michoacán.

Por esa razón, la tarde de este domingo, después de las 6 de la tarde un fuerte operativo de seguridad resguardaba las diez unidades de servicio turístico que se utilizaron para el traslado programado para las 21:00 horas. El convoy estuvo conformado por integrantes del Ejército Mexicano, Policía Federal, Procuraduría General de Justicia del Estado, Grupo de Operaciones Especiales así como Policía Michoacán. Fuentes de gobierno señalaron que todo transcurrió con apego a los Derechos Humanos y sin ningún incidente de relevancia.

El Centro de Reinserción Social “Gral. Francisco J. Múgica” ubicado sobre avenida Acueducto #361 de la colonia Poblado Ocolusen, termina su ciclo este domingo después de más de 50 años, reubicando a 334 internos al Cereso “Lic. David Franco Rodríguez”, donde se encontraban internos principalmente con delitos del fuero común, así como integrantes de grupos de autodefensa.

En la historia del Cereso se tienen innumerables enfrentamientos tanto en el interior como fuera de sus instalaciones, así como varios motines, cobro de cuotas y distribución de drogas, siendo que el pasado mes de febrero personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), exigió el cierre de dicho centro penitenciario después de registrar un promedio del 6.07 de calificación en la evaluación 2016 que se realizó a los penales de Michoacán.

*La tarde de ayer inició el traslado de los 334 internos al penal de mediana seguridad *Participaron en tareas fuerzas Estatal, Federal y el Ejército; verificó Derechos Humanos Por Rafael Pineda

Morelia, Mich. (OEM Infomex).- Se cumplió la promesa que realizara el Gobernador del Estado, Silvano Aureoles de reubicar a los más de 300 reos internos en el Cereso “Francisco J. Mújica” conocido como “Peni o Cereso de Morelia”, lo anterior en atención a una recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en el sentido de que el penal no cubría con la calificación mínima dentro de la evaluación que se realizó a los 11 penales de Michoacán.

Por esa razón, la tarde de este domingo, después de las 6 de la tarde un fuerte operativo de seguridad resguardaba las diez unidades de servicio turístico que se utilizaron para el traslado programado para las 21:00 horas. El convoy estuvo conformado por integrantes del Ejército Mexicano, Policía Federal, Procuraduría General de Justicia del Estado, Grupo de Operaciones Especiales así como Policía Michoacán. Fuentes de gobierno señalaron que todo transcurrió con apego a los Derechos Humanos y sin ningún incidente de relevancia.

El Centro de Reinserción Social “Gral. Francisco J. Múgica” ubicado sobre avenida Acueducto #361 de la colonia Poblado Ocolusen, termina su ciclo este domingo después de más de 50 años, reubicando a 334 internos al Cereso “Lic. David Franco Rodríguez”, donde se encontraban internos principalmente con delitos del fuero común, así como integrantes de grupos de autodefensa.

En la historia del Cereso se tienen innumerables enfrentamientos tanto en el interior como fuera de sus instalaciones, así como varios motines, cobro de cuotas y distribución de drogas, siendo que el pasado mes de febrero personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), exigió el cierre de dicho centro penitenciario después de registrar un promedio del 6.07 de calificación en la evaluación 2016 que se realizó a los penales de Michoacán.