/ jueves 15 de diciembre de 2016

Capacita guanajuatense a practicantes colombianos

Moisés García

GUANAJUATO, Gto. (OEM -Informex).- La irapuatense Andrea Adame Olivares, alumna de la Universidad de Guanajuato (UG), viajó a Colombia para capacitar a los practicantes de psicología de la Fundación Universitaria Tecnológico Comfenalco.

Durante su estancia, la pasante de la licenciatura en Enfermería y Obstetricia ayudó a estandarizar el proyecto de investigación “Uso de la retroalimentación biológica para la disminución de estrés en universitarios con bajo desempeño escolar”. Durante un mes, la guanajuatense capacitó a 15 personas del Tecnológico Comfenalco, entre ellas docentes del semillero de investigación, alumnas de alto rendimiento académico que deseaban vincularse con la investigación y los practicantes de psicología de la Fundación Universitaria en mención.

La retroalimentación biológica consiste en ver aspectos sicofisiológicos que son inconscientes para la persona y hacerlos visibles permite que el paciente observe el nivel de estrés que maneja, mediante la sudoración de la piel y la frecuencia cardiaca.

Al respecto, Adame Olivares señaló que mediante las técnicas “cognitivo-conductuales” se busca disminuir la ansiedad, estrés o depresión de los alumnos para elevar el rendimiento académico, “a través de respiración diafragmática y la retroalimentación biológica, en ocho sesiones”.

Para ello, aclaró, se utiliza el software BioGraph Infiniti, que funciona mediante sensores que detectan las respuestas fisiológicas del paciente y son instrumentos no invasivos.

En la institución colombiana, Andrea colaboró en el programa de psicología, que tiene tres turnos y más de 5 mil estudiantes, quienes comienzan la universidad a los 15 años, porque su bachillerato tiene una duración de 6 años.

“Lo que fundamentó la investigación fue la preocupación por los altos niveles de deserción escolar, se supone que sufren mucho estrés porque son muy jóvenes y consideran que la edad es un factor importante. Es mi primera experiencia, fue emocionante, el trato que me dieron los docentes fue muy grato, además quedaron muy contentas con el trabajo que realicé”, agregó.

Moisés García

GUANAJUATO, Gto. (OEM -Informex).- La irapuatense Andrea Adame Olivares, alumna de la Universidad de Guanajuato (UG), viajó a Colombia para capacitar a los practicantes de psicología de la Fundación Universitaria Tecnológico Comfenalco.

Durante su estancia, la pasante de la licenciatura en Enfermería y Obstetricia ayudó a estandarizar el proyecto de investigación “Uso de la retroalimentación biológica para la disminución de estrés en universitarios con bajo desempeño escolar”. Durante un mes, la guanajuatense capacitó a 15 personas del Tecnológico Comfenalco, entre ellas docentes del semillero de investigación, alumnas de alto rendimiento académico que deseaban vincularse con la investigación y los practicantes de psicología de la Fundación Universitaria en mención.

La retroalimentación biológica consiste en ver aspectos sicofisiológicos que son inconscientes para la persona y hacerlos visibles permite que el paciente observe el nivel de estrés que maneja, mediante la sudoración de la piel y la frecuencia cardiaca.

Al respecto, Adame Olivares señaló que mediante las técnicas “cognitivo-conductuales” se busca disminuir la ansiedad, estrés o depresión de los alumnos para elevar el rendimiento académico, “a través de respiración diafragmática y la retroalimentación biológica, en ocho sesiones”.

Para ello, aclaró, se utiliza el software BioGraph Infiniti, que funciona mediante sensores que detectan las respuestas fisiológicas del paciente y son instrumentos no invasivos.

En la institución colombiana, Andrea colaboró en el programa de psicología, que tiene tres turnos y más de 5 mil estudiantes, quienes comienzan la universidad a los 15 años, porque su bachillerato tiene una duración de 6 años.

“Lo que fundamentó la investigación fue la preocupación por los altos niveles de deserción escolar, se supone que sufren mucho estrés porque son muy jóvenes y consideran que la edad es un factor importante. Es mi primera experiencia, fue emocionante, el trato que me dieron los docentes fue muy grato, además quedaron muy contentas con el trabajo que realicé”, agregó.