/ martes 27 de julio de 2021

"Tenemos miedo": Magdalena de Kino, de pueblo mágico a pueblo fantasma

En anonimato, una habitante de Magdalena relata el temor que viven día a día, ante la serie de enfrentamientos armados, incendios y la presencia de sicarios

El sonido de las ráfagas de armas de fuego arrebató la tranquilidad de los habitantes del municipio de Magdalena de Kino, Sonora, pues durante seis días no han cesado los enfrentamientos entre el narco. Las calles se llenaron de plomo, los establecimientos cerraron sus puertas desde temprano y los pobladores permanecieron en sus hogares para resguardarse de las diversas balaceras.

Hace algunos años una mujer migró a Sonora para establecerse en un lugar más seguro para vivir; llegó a Magdalena con su familia en busca de mejores oportunidades, sin embargo, encontró un sitio donde el narcotráfico se ha apoderado de los sueños de las personas.

“Sí ha estado complicada la situación, es un pueblo mágico lo que debería significar que es tranquilo, la gente es servicial, trabajadora, pero últimamente ha estado difícil porque la inseguridad está a la orden del día, sales en la mañana con la bendición de Dios para no encontrarte con un carro del narco, mostrando la mejor cara a pesar de las circunstancias, nos ha tocado vivirlo cerca, en la plaza, en la casa”, mencionó de manera anónima a El Sol de Hermosillo.

En punto de las 7:00 de la mañana, la mujer camina diariamente hacia su trabajo mientras se percata de cómo las tiendas se encuentran cerradas, las calles solitarias y sólo se escucha el cantar de los animales, al llegar a su lugar se coloca detrás del mostrador y los balazos inician, desde el interior se logran escuchar los gritos de angustia de la gente que está alrededor.

“Es algo que no se había visto en Magdalena, como pueblo perdemos todos, esta situación da mucho miedo, el que tengas que estar en un lugar de trabajo, salir y no saber a dónde voltear, ir apurada para no encontrarte con un sicario que te vaya a levantar, una compañera dejó sola a sus hijas en casa y cerca de ahí había una balacera, fue muy difícil no poderle ayudar, no podíamos salir”, expresó con la voz entrecortada.

Cada día incrementa el riesgo de caminar por las calles, la gente continúa trabajando pese a la situación, necesitan llevar el sustento a casa, van seis días de terror en el municipio, el primer sonido que escucha al despertar no son pájaros cantando sino el de las ráfagas de fuego.

“Nos ha tocado atender a personas en el negocio, corremos el riesgo de que nos pase algo, está muy mal la situación, estamos con mucho temor de encontrarnos con una camioneta de los sicarios de regreso, hace unos meses me encontré con una y se me quedaron viendo, pero me vieron con el uniforme del trabajo y se fueron, me dio mucho miedo”, narró.

El fin de semana pasado, del 24 y 25 de julio, los establecimientos cerraron sus puertas desde las 11:30 de la mañana debido al miedo que ocasionó presenciar los enfrentamientos que realizaban a la vuelta de la esquina, la plaza se encontraba solitaria, no había visitantes, todos se resguardaron en sus hogares y rezaban por su vida.

“Se han escuchado rumores que un civil murió por una bala perdida, iba caminando y le tocó, pero no sabemos más del tema, a veces se pone un poco tranquilo pero la gente, principalmente los vendedores están pendientes por si pasa algo para volver a cerrar todo y resguardarse, está un poco calmado porque dicen que se fueron a Ímuris, pero van a seguir más fuertes, nosotros nos enteramos por la gente que tiene vínculos con estas personas, les avisan y la gente comienza a tomar cartas en el asunto”, explicó.

Ante esta situación, la mujer, quien pidió el anonimato, urgió el apoyo a las autoridades y regresar la seguridad a los habitantes del municipio.

El caminar por las calles se ha convertido en un peligro, el miedo se ha apoderado de las personas, la tranquilidad ya no existe al igual que los visitantes de lo que era un orgullo de Sonora, un pueblo mágico lleno de historia y cosas bonitas por ofrecer.


Magdalena de Kino es visitado por turista por su cultura, sus artesanías y en especial porque ahí se encuentra el templo de Santa María Magdalena, un lugar emblemático para los seguidores del padre Francisco Eusebio Kino, uno de los principales misioneros de la zona norte de Sonora.



Conoce más del tema en nuestro podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music

El sonido de las ráfagas de armas de fuego arrebató la tranquilidad de los habitantes del municipio de Magdalena de Kino, Sonora, pues durante seis días no han cesado los enfrentamientos entre el narco. Las calles se llenaron de plomo, los establecimientos cerraron sus puertas desde temprano y los pobladores permanecieron en sus hogares para resguardarse de las diversas balaceras.

Hace algunos años una mujer migró a Sonora para establecerse en un lugar más seguro para vivir; llegó a Magdalena con su familia en busca de mejores oportunidades, sin embargo, encontró un sitio donde el narcotráfico se ha apoderado de los sueños de las personas.

“Sí ha estado complicada la situación, es un pueblo mágico lo que debería significar que es tranquilo, la gente es servicial, trabajadora, pero últimamente ha estado difícil porque la inseguridad está a la orden del día, sales en la mañana con la bendición de Dios para no encontrarte con un carro del narco, mostrando la mejor cara a pesar de las circunstancias, nos ha tocado vivirlo cerca, en la plaza, en la casa”, mencionó de manera anónima a El Sol de Hermosillo.

En punto de las 7:00 de la mañana, la mujer camina diariamente hacia su trabajo mientras se percata de cómo las tiendas se encuentran cerradas, las calles solitarias y sólo se escucha el cantar de los animales, al llegar a su lugar se coloca detrás del mostrador y los balazos inician, desde el interior se logran escuchar los gritos de angustia de la gente que está alrededor.

“Es algo que no se había visto en Magdalena, como pueblo perdemos todos, esta situación da mucho miedo, el que tengas que estar en un lugar de trabajo, salir y no saber a dónde voltear, ir apurada para no encontrarte con un sicario que te vaya a levantar, una compañera dejó sola a sus hijas en casa y cerca de ahí había una balacera, fue muy difícil no poderle ayudar, no podíamos salir”, expresó con la voz entrecortada.

Cada día incrementa el riesgo de caminar por las calles, la gente continúa trabajando pese a la situación, necesitan llevar el sustento a casa, van seis días de terror en el municipio, el primer sonido que escucha al despertar no son pájaros cantando sino el de las ráfagas de fuego.

“Nos ha tocado atender a personas en el negocio, corremos el riesgo de que nos pase algo, está muy mal la situación, estamos con mucho temor de encontrarnos con una camioneta de los sicarios de regreso, hace unos meses me encontré con una y se me quedaron viendo, pero me vieron con el uniforme del trabajo y se fueron, me dio mucho miedo”, narró.

El fin de semana pasado, del 24 y 25 de julio, los establecimientos cerraron sus puertas desde las 11:30 de la mañana debido al miedo que ocasionó presenciar los enfrentamientos que realizaban a la vuelta de la esquina, la plaza se encontraba solitaria, no había visitantes, todos se resguardaron en sus hogares y rezaban por su vida.

“Se han escuchado rumores que un civil murió por una bala perdida, iba caminando y le tocó, pero no sabemos más del tema, a veces se pone un poco tranquilo pero la gente, principalmente los vendedores están pendientes por si pasa algo para volver a cerrar todo y resguardarse, está un poco calmado porque dicen que se fueron a Ímuris, pero van a seguir más fuertes, nosotros nos enteramos por la gente que tiene vínculos con estas personas, les avisan y la gente comienza a tomar cartas en el asunto”, explicó.

Ante esta situación, la mujer, quien pidió el anonimato, urgió el apoyo a las autoridades y regresar la seguridad a los habitantes del municipio.

El caminar por las calles se ha convertido en un peligro, el miedo se ha apoderado de las personas, la tranquilidad ya no existe al igual que los visitantes de lo que era un orgullo de Sonora, un pueblo mágico lleno de historia y cosas bonitas por ofrecer.


Magdalena de Kino es visitado por turista por su cultura, sus artesanías y en especial porque ahí se encuentra el templo de Santa María Magdalena, un lugar emblemático para los seguidores del padre Francisco Eusebio Kino, uno de los principales misioneros de la zona norte de Sonora.



Conoce más del tema en nuestro podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music

Elecciones 2024

Martí Batres presenta decálogo para veda electoral

El jefe de Gobierno aseguró que continuarán con la entrega de programas sociales, que no deberán contener imágenes ni colores de algún partido político

Elecciones 2024

En 90 días le voy a dar la vuelta a la contienda presidencial: Jorge Álvarez Máynez

Jorge Álvarez Máynez aseguró que recorrerá todo el país para conocer de viva voz los problemas que tiene la gente

Sociedad

Detienen en Apatzingán a dos presuntos delincuentes relacionados con El Mencho

Los arrestos se lograron gracias a denuncias de ciudadanos, quienes indicaron los puntos donde se encontraban los presuntos integrantes del CJNG

Elecciones 2024

Violencia en Motozintla, Chiapas, desalienta la participación como funcionarios de casilla

Por miedo habitantes de Motozintla, contemplan la posibilidad de abstenerse de votar en las elecciones de 2024

Sociedad

Ataque en discoteca de Cuernavaca deja múltiples muertos y heridos

Al menos tres personas muertas y un número aún no determinado de lesionados dejó un ataque perpetrado contra una discoteca en Cuernavaca

Metrópoli

Así quieren los candidatos convencer a chilangos

Las plataformas de Clara Brugada, Salomón Chertorivski y Santiago Taboada plantean propuestas en seguridad, agua, entre otros temas