/ lunes 16 de octubre de 2017

Como director opino ESTO

Semana de Clásico, encuentro que fue aplazado por el sismo del pasado 19 de septiembre. Era un duelo en sábado por la noche que le abría una gran oportunidad al Rebaño de reponerse y comenzar a repuntar en el Apertura 2017, sobre todo por la fuerza anímica que podría significar un triunfo sobre las Águilas, pero resulta que para la reprogramación de la visita al Azteca, que será este miércoles por la noche, el campeón llega más golpeado: viene de sufrir una derrota frente al Morelia, que prácticamente lo dejó fuera de la Liguilla.

Lo ocurrido no deja de ser un fracaso, sobre todo porque Chivas pensó que podía pelear por un bicampeonato, que se convirtió en un sueño imposible, además de que le abre la oportunidad al América de tomar ventaja en el número de títulos de Liga. Las Águilas vienen de ganar otro Clásico, triunfo que significó un paso decisivo hacia la fiesta grande. El equipo de Miguel Herrera llegará motivado al Clásico y si ya le ganó a Pumas, también al Cruz Azul, sólo le falta liquidar a Chivas para llevarse los tres Clásicos en una misma temporada.

Vencer a los tapatíos en el Azteca significaría asegurar la Liguilla, al igual que el Monterrey, líder de la competencia, que no afloja el paso y que quiere cerrar como superlíder, situación que todavía no está resuelta, aunque es complicado que Rayados suelte la cima. Su siguiente partido es contra el Puebla, que recién cambió de técnico y que está en los últimos lugares junto a Chivas y Pumas. Con una combinación de resultados, América podría mandar al Guadalajara al fondo de la tabla. Duro golpe para el orgullo de un campeón en crisis.

Semana de Clásico, encuentro que fue aplazado por el sismo del pasado 19 de septiembre. Era un duelo en sábado por la noche que le abría una gran oportunidad al Rebaño de reponerse y comenzar a repuntar en el Apertura 2017, sobre todo por la fuerza anímica que podría significar un triunfo sobre las Águilas, pero resulta que para la reprogramación de la visita al Azteca, que será este miércoles por la noche, el campeón llega más golpeado: viene de sufrir una derrota frente al Morelia, que prácticamente lo dejó fuera de la Liguilla.

Lo ocurrido no deja de ser un fracaso, sobre todo porque Chivas pensó que podía pelear por un bicampeonato, que se convirtió en un sueño imposible, además de que le abre la oportunidad al América de tomar ventaja en el número de títulos de Liga. Las Águilas vienen de ganar otro Clásico, triunfo que significó un paso decisivo hacia la fiesta grande. El equipo de Miguel Herrera llegará motivado al Clásico y si ya le ganó a Pumas, también al Cruz Azul, sólo le falta liquidar a Chivas para llevarse los tres Clásicos en una misma temporada.

Vencer a los tapatíos en el Azteca significaría asegurar la Liguilla, al igual que el Monterrey, líder de la competencia, que no afloja el paso y que quiere cerrar como superlíder, situación que todavía no está resuelta, aunque es complicado que Rayados suelte la cima. Su siguiente partido es contra el Puebla, que recién cambió de técnico y que está en los últimos lugares junto a Chivas y Pumas. Con una combinación de resultados, América podría mandar al Guadalajara al fondo de la tabla. Duro golpe para el orgullo de un campeón en crisis.

lunes 18 de diciembre de 2017

Como director opino ESTO

lunes 11 de diciembre de 2017

Como director opino ESTO

lunes 04 de diciembre de 2017

Como director opino ESTO

lunes 27 de noviembre de 2017

Como director opino ESTO

lunes 13 de noviembre de 2017

Como director opino ESTO

lunes 06 de noviembre de 2017

Como director opino ESTO

lunes 30 de octubre de 2017

Como director opino ESTO

lunes 23 de octubre de 2017

Como director opino ESTO

lunes 16 de octubre de 2017

Como director opino ESTO

lunes 09 de octubre de 2017

Como director opino ESTO

Cargar Más