/ jueves 15 de febrero de 2018

El mundo de la realeza

Este 14 de febrero ha fallecido, tras una agonía, el príncipe Enrique de Dinamarca, esposo de la reina Margarita II, a quien le envío mis condolencias y a la familia real. Yo conocí a la pareja en el museo de Antropología aquí, en la ciudad de México, cuando sus majestades realizaban una visita de Estado.

Enrique dio siempre una apariencia de intelectual, tanto literato como poeta. Su alteza real, como sabemos, quiso ser rey, pero, como yerno de rey, solo fue príncipe consorte.

Enrique era esposo, súbdito, padre, abuelo y suegro. Era un excelente diplomático que trabajó mucho por Dinamarca, su patria adoptiva, ya que él nació en Francia.

Entre otros idiomas, hablaba el chino, ya que era políglota. En una ocasión la pareja fue a China y el príncipe, viendo la incomodidad diplomática, se paró y dio un discurso en chino al que todo el mundo aplaudió.

No era discreto y cometió errores y al parecer, tuvo pleitos con su esposa, la reina. Este tipo de situación de problema se debió a que la misma monarquía le negó el título igualitario de rey, es decir, rey consorte. Y he de protestar no ante su viuda, la reina, sino ante todo sistema monárquico. Se discriminó a Enrique, como a Felipe de Edimburgo, Claus de Holanda y en el caso de una mujer, la princesa Salma de Marruecos, esposa del rey de Marruecos, ya que ellos no tienen o tuvieron el título de rey o reina.




Escribió poemas, libros, dedicó su servicio “diplomático” por decirlo así, a Dinamarca. Se llegó a jubilar y ahora, este 14 de febrero, día de los enamorados, deja viuda a una reina, a una esposa enamorada de su marido pese a que tuvieron problemas como pareja por el título.

¿Qué se puede decir de un hombre que fue un ser humano con defectos y virtudes, con la capacidad de hacer muchas cosas, de dedicarse también a parte de su deber a sus viñedos, a su familia?

Últimamente se encontraba grave tras padecer demencia según la casa real y un tumor pulmonar benigno. Se encontraba en el Hospital desde el 28 de enero hasta que fue trasladado al castillo Fredensborg, donde falleció.

En una conferencia de prensa de esta mañana en Copenhague, la corte real danesa anunció que el funeral del príncipe tendrá lugar el martes 20 de febrero en la iglesia del palacio Christiansborg .

El servicio fúnebre comenzará a las 11:00 a.m. y solo lo atenderán familiares cercanos y amigos. No será un funeral estatal.

El cuerpo del príncipe será transportado desde el Palacio de Fredensborg a Amalienborg el jueves por la mañana, con miembros de su familia inmediata siguiendo en coche. El coche fúnebre recorrerá brevemente Fredensborg como una "despedida".

El viernes a las 18:00 hora local, su cuerpo será trasladado a la iglesia del palacio Christiansborgpara un Castrum Doloris. La familia real visitará la iglesia el sábado entre las 10am y las 12pm.

De acuerdo con los deseos del Príncipe, su cuerpo será incinerado, con la mitad de sus cenizas repartidas por el mar danés y la otra mitad enterrada en el jardín privado del Palacio Fredensborg.

Habrá poco acceso de la prensa al funeral, dijo la Corte.

Deseo que con estas breves palabras rendirle un homenaje al hombre que no pudo ser rey, pero fue el marido de la reina danesa y que dejó todo por ella. Descanse en paz.


Este 14 de febrero ha fallecido, tras una agonía, el príncipe Enrique de Dinamarca, esposo de la reina Margarita II, a quien le envío mis condolencias y a la familia real. Yo conocí a la pareja en el museo de Antropología aquí, en la ciudad de México, cuando sus majestades realizaban una visita de Estado.

Enrique dio siempre una apariencia de intelectual, tanto literato como poeta. Su alteza real, como sabemos, quiso ser rey, pero, como yerno de rey, solo fue príncipe consorte.

Enrique era esposo, súbdito, padre, abuelo y suegro. Era un excelente diplomático que trabajó mucho por Dinamarca, su patria adoptiva, ya que él nació en Francia.

Entre otros idiomas, hablaba el chino, ya que era políglota. En una ocasión la pareja fue a China y el príncipe, viendo la incomodidad diplomática, se paró y dio un discurso en chino al que todo el mundo aplaudió.

No era discreto y cometió errores y al parecer, tuvo pleitos con su esposa, la reina. Este tipo de situación de problema se debió a que la misma monarquía le negó el título igualitario de rey, es decir, rey consorte. Y he de protestar no ante su viuda, la reina, sino ante todo sistema monárquico. Se discriminó a Enrique, como a Felipe de Edimburgo, Claus de Holanda y en el caso de una mujer, la princesa Salma de Marruecos, esposa del rey de Marruecos, ya que ellos no tienen o tuvieron el título de rey o reina.




Escribió poemas, libros, dedicó su servicio “diplomático” por decirlo así, a Dinamarca. Se llegó a jubilar y ahora, este 14 de febrero, día de los enamorados, deja viuda a una reina, a una esposa enamorada de su marido pese a que tuvieron problemas como pareja por el título.

¿Qué se puede decir de un hombre que fue un ser humano con defectos y virtudes, con la capacidad de hacer muchas cosas, de dedicarse también a parte de su deber a sus viñedos, a su familia?

Últimamente se encontraba grave tras padecer demencia según la casa real y un tumor pulmonar benigno. Se encontraba en el Hospital desde el 28 de enero hasta que fue trasladado al castillo Fredensborg, donde falleció.

En una conferencia de prensa de esta mañana en Copenhague, la corte real danesa anunció que el funeral del príncipe tendrá lugar el martes 20 de febrero en la iglesia del palacio Christiansborg .

El servicio fúnebre comenzará a las 11:00 a.m. y solo lo atenderán familiares cercanos y amigos. No será un funeral estatal.

El cuerpo del príncipe será transportado desde el Palacio de Fredensborg a Amalienborg el jueves por la mañana, con miembros de su familia inmediata siguiendo en coche. El coche fúnebre recorrerá brevemente Fredensborg como una "despedida".

El viernes a las 18:00 hora local, su cuerpo será trasladado a la iglesia del palacio Christiansborgpara un Castrum Doloris. La familia real visitará la iglesia el sábado entre las 10am y las 12pm.

De acuerdo con los deseos del Príncipe, su cuerpo será incinerado, con la mitad de sus cenizas repartidas por el mar danés y la otra mitad enterrada en el jardín privado del Palacio Fredensborg.

Habrá poco acceso de la prensa al funeral, dijo la Corte.

Deseo que con estas breves palabras rendirle un homenaje al hombre que no pudo ser rey, pero fue el marido de la reina danesa y que dejó todo por ella. Descanse en paz.


miércoles 19 de septiembre de 2018

El mundo de la realeza

viernes 14 de septiembre de 2018

El mundo de la realeza

miércoles 12 de septiembre de 2018

El mundo de la realeza

viernes 07 de septiembre de 2018

El mundo de la realeza

viernes 31 de agosto de 2018

El mundo de la realeza

viernes 24 de agosto de 2018

El mundo de la realeza

miércoles 22 de agosto de 2018

El mundo de la realeza

viernes 17 de agosto de 2018

El mundo de la realeza

viernes 10 de agosto de 2018

El mundo de la realeza

miércoles 08 de agosto de 2018

El mundo de la realeza

Cargar Más