/ miércoles 21 de abril de 2021

¿Les habrá dado toloache?

Algo parecido se especula en relación a AMLO, en cuanto al servilismo de su mayoría congresista y de “su” Presidente de la Suprema Corte de Justicia, como se pensaba que “Martita” Sahagún le daba a Vicente Fox, en su tórrido romance. Sin “poción amorosa” de por medio, es inconcebible creer que estos seguidores de la 4T, actúen en calidad de perros falderos.

Se destaza la Constitución, aunque, honor a quien honor merece, en el asunto del Ministro Zaldívar. Pablo Gómez lo rebatió.

Incitados por el gurú de Palacio, aprueban Reformas violatorias de la Carta Magna, atentan contra los Derechos Humanos y atropellan la dignidad de los Mexicanos, aunque la primera a la que atacan es la suya propia.

Escupen leyes al vapor, a las que no les mueven ni una coma, de acuerdo a las órdenes de quien se enfunda más y más en el papel de dictador. Fuera de toda realidad, su protagonismo y narcisismo le llena el espejo, en el que se contempla como a una deidad. Sus últimos videos, en los que aparece junto a un árbol en su rancho, hablan del montaje teatral, con el que disfraza su inestabilidad emocional, manjar de psiquiatra.

Si él está trepado en el Olimpo, qué decir de diputados y senadores de los que, dentro de los muchos que llegaron por arte de Birbiloque, había un grupúsculo rescatable, del que nada queda.

Empezaron con la Reforma a la Ley de Energía Eléctrica, expropiadora, violatoria del Tratado de Libre Comercio y, lo más grave, empoderando a una CFE estatal, que, cuando menos había conseguido algo más de eficiencia.

Siguieron con la Ley de Hidrocarburos, la misma línea y ¡Oh aberración!, la de los datos biométricos a los usuarios de celulares y, la abominación pura, el alargarle la permanencia como Presidente de la Corte, al ministro Zaldívar –con minúsculas-, dos años.

Se ha ido contra la inversión privada, nacional e internacional. Contra la ecología, a pesar de la amenaza del cambio climático. Contra la obligación de darle a la sociedad servicios de primera y contra su cartera, porque incrementará –como ya lo hacen-, los pagos de la factura.

En el campo de los hidrocarburos se alienta un retroceso incomprensible. Mientras en el Orbe se sustituye el uso del petróleo –gasolina-, aquí se fomenta. Estulticia pura de dinosaurios ignorantes, ajenos a la ciencia, a la tecnología, a los avances.

Lo de los datos biométricos, exigencia de totalitaristas. Ningún enclave democrático demanda que un ciudadano aporte su iris, su cara, sus huellas digitales, para tener una línea telefónica. Un padrón que, el mentiroso cotidiano dice que es para garantizar “seguridad”, cuando irá a dar a manos de delincuentes, que todavía incrementarán sus crímenes. La 4T lo usará para vigilarnos y enterarse hasta de la hora en la que comemos un pistache.

Lo de la Suprema Corte, igual de grave. El interfecto se abre la puerta a su demencial aspiración, de quedarse en Palacio (¿Se habrá enterado que fue motivo de una Revolución?) Inaudito el que Zaldívar aceptara esta ignominia. Estará satisfecho de su papel de marioneta, ajeno a que, el prestigio de una vida se va al basurero de la historia, que tarde o temprano, habrá de juzgarlo.

catalinanq@hotmail.com

@catalinanq

El antígeno se usa al gusto y capricho del emperador de palacio, con fines propagandísticos y la prohibición férrea de que alguien más meta la mano en el tema, lo que facilitaría la operatividad y la cantidad de individuos vacunados, en el menor tiempo.

Algo parecido se especula en relación a AMLO, en cuanto al servilismo de su mayoría congresista y de “su” Presidente de la Suprema Corte de Justicia, como se pensaba que “Martita” Sahagún le daba a Vicente Fox, en su tórrido romance. Sin “poción amorosa” de por medio, es inconcebible creer que estos seguidores de la 4T, actúen en calidad de perros falderos.

Se destaza la Constitución, aunque, honor a quien honor merece, en el asunto del Ministro Zaldívar. Pablo Gómez lo rebatió.

Incitados por el gurú de Palacio, aprueban Reformas violatorias de la Carta Magna, atentan contra los Derechos Humanos y atropellan la dignidad de los Mexicanos, aunque la primera a la que atacan es la suya propia.

Escupen leyes al vapor, a las que no les mueven ni una coma, de acuerdo a las órdenes de quien se enfunda más y más en el papel de dictador. Fuera de toda realidad, su protagonismo y narcisismo le llena el espejo, en el que se contempla como a una deidad. Sus últimos videos, en los que aparece junto a un árbol en su rancho, hablan del montaje teatral, con el que disfraza su inestabilidad emocional, manjar de psiquiatra.

Si él está trepado en el Olimpo, qué decir de diputados y senadores de los que, dentro de los muchos que llegaron por arte de Birbiloque, había un grupúsculo rescatable, del que nada queda.

Empezaron con la Reforma a la Ley de Energía Eléctrica, expropiadora, violatoria del Tratado de Libre Comercio y, lo más grave, empoderando a una CFE estatal, que, cuando menos había conseguido algo más de eficiencia.

Siguieron con la Ley de Hidrocarburos, la misma línea y ¡Oh aberración!, la de los datos biométricos a los usuarios de celulares y, la abominación pura, el alargarle la permanencia como Presidente de la Corte, al ministro Zaldívar –con minúsculas-, dos años.

Se ha ido contra la inversión privada, nacional e internacional. Contra la ecología, a pesar de la amenaza del cambio climático. Contra la obligación de darle a la sociedad servicios de primera y contra su cartera, porque incrementará –como ya lo hacen-, los pagos de la factura.

En el campo de los hidrocarburos se alienta un retroceso incomprensible. Mientras en el Orbe se sustituye el uso del petróleo –gasolina-, aquí se fomenta. Estulticia pura de dinosaurios ignorantes, ajenos a la ciencia, a la tecnología, a los avances.

Lo de los datos biométricos, exigencia de totalitaristas. Ningún enclave democrático demanda que un ciudadano aporte su iris, su cara, sus huellas digitales, para tener una línea telefónica. Un padrón que, el mentiroso cotidiano dice que es para garantizar “seguridad”, cuando irá a dar a manos de delincuentes, que todavía incrementarán sus crímenes. La 4T lo usará para vigilarnos y enterarse hasta de la hora en la que comemos un pistache.

Lo de la Suprema Corte, igual de grave. El interfecto se abre la puerta a su demencial aspiración, de quedarse en Palacio (¿Se habrá enterado que fue motivo de una Revolución?) Inaudito el que Zaldívar aceptara esta ignominia. Estará satisfecho de su papel de marioneta, ajeno a que, el prestigio de una vida se va al basurero de la historia, que tarde o temprano, habrá de juzgarlo.

catalinanq@hotmail.com

@catalinanq

El antígeno se usa al gusto y capricho del emperador de palacio, con fines propagandísticos y la prohibición férrea de que alguien más meta la mano en el tema, lo que facilitaría la operatividad y la cantidad de individuos vacunados, en el menor tiempo.

ÚLTIMASCOLUMNAS