/ domingo 3 de abril de 2016

Cuando el metabolismo no ayuda para bajar de peso

De repente un día te das cuenta que tus pantalones ya no te quedan o que se va formando un rollito de grasa en tu vientre. Sin explicarte cómo o por qué, sientes que empiezas a ganar peso. Y a pesar de que tienes cierta actividad física o comes igual que antes, la grasa se va acumulando. Es innegable que el aumento de la ingesta calórica y el sedentarismo son algunos de los elementos que dan inicio al desarrollo del sobrepeso y la obesidad. Aunado a estos, conforme aumenta la edad el metabolismo va cambiando por diversos motivos.

En ocasiones, descuidamos nuestro metabolismo desde que somos jóvenes, dejamos que nuestro cuerpo aumente su porcentaje de grasa, disminuyendo la masa muscular. Además la producción de hormonas cambia por la edad.

Ante el cambio de nuestro metabolismo, es importante considerar que podemos tener serias repercusiones, por lo que se recomienda acudir con un especialista, quien evaluará estos cambios y, en caso de requerir algún tipo de apoyo farmacológico, lo recomendará.

Cuando se habla del metabolismo, se habla de la capacidad del cuerpo para utilizar diversos procesos químicos para producir, mantener y descomponer varias sustancias, además de permitir que la energía esté disponible para las células del cuerpo.

El consumo de energía en cualquier ser humano es constante y muchas veces su actividad depende de factores genéticos, es decir por herencia, hay quienes gastan mayor cantidad de energía y otros que gastan muy poco. Un estudio señala que el cinco por ciento de personas con características corporales similares, pueden metabolizar la energía hasta un 30 por ciento más rápido. (1)

En el caso de los que no queman grasa tan eficientemente, es recomendable evaluar los hábitos alimenticios y tal vez con ejercitarse un poco más ayuden a su cuerpo a mejorar su metabolismo y por ende a bajar de peso.

- Garcinia Cambogia para la grasa abdominal

El tejido adiposo o grasa en mujeres predomina en la región inferior del cuerpo, mientras que en los varones, se aloja en la mitad superior con mayor tendencia al depósito en la región abdominal. (2) Sin embargo, en ambos casos, la grasa abdominal es un indicador que permite conocer los factores de riesgo que conlleva una persona con sobrepeso.

Para este caso en especial existen en el mercado tratamientos a base de extractos de Garcinia Cambogia, la cual ha demostrado que ayuda a combatir el peso corporal, en especial la grasa abdominal, como es el caso de Terocaps.

Su mecanismo de acción bloquea una enzima productora de triglicéridos (grasa), que evita la formación de grasa no deseada. Es el único medicamento de origen natural que está avalado por la SSA.

Cabe señalar que el eje principal para bajar de peso y regular el metabolismo, es el ejercicio y la alimentación balanceada, por lo que es recomendable planear una rutina de ejercicio y un plan de alimentación, preferentemente de la mano de un especialista.

Recuerda que no se trata de comer menos sino de comer mejor, es decir, la alimentación correcta en los horarios correctos es lo más recomendable, por lo que el desayuno es fundamental, ya que dará energía al cuerpo y este dejará de acumular grasa.

Otra de las acciones que nos ayudarán a acelerar el metabolismo, ganar masa muscular y reducir la grasa es el realizar una rutina de ejercicios. La actividad física diaria puede ser durante tu estancia en la oficina, caminar, subir y bajar escaleras, etc. Pero eso no es suficiente para quemar grasa ni para bajar de peso, por lo que el ejercicio aeróbico, como la natación, es una excelente opción para bajar de peso.

En conclusión, para activar tu metabolismo debes estar consciente y ser responsable de la cantidad de comida que consumes, de la actividad física que realizas cada día, y de tu descanso: se recomienda dormir 8 horas, lo que permitirá la regeneración celular y hará que nuestro cuerpo se proteja de la prevalencia de enfermedades.

(1) The functional significance of individual variation in basal metabolic rate.

Speakman JR1, Krol E, Johnson MS.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15674765

(2) Rev Hosp Jua Mex 2014; 81 (sup 1) s 30

(3) http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs394/es/

/arm

De repente un día te das cuenta que tus pantalones ya no te quedan o que se va formando un rollito de grasa en tu vientre. Sin explicarte cómo o por qué, sientes que empiezas a ganar peso. Y a pesar de que tienes cierta actividad física o comes igual que antes, la grasa se va acumulando. Es innegable que el aumento de la ingesta calórica y el sedentarismo son algunos de los elementos que dan inicio al desarrollo del sobrepeso y la obesidad. Aunado a estos, conforme aumenta la edad el metabolismo va cambiando por diversos motivos.

En ocasiones, descuidamos nuestro metabolismo desde que somos jóvenes, dejamos que nuestro cuerpo aumente su porcentaje de grasa, disminuyendo la masa muscular. Además la producción de hormonas cambia por la edad.

Ante el cambio de nuestro metabolismo, es importante considerar que podemos tener serias repercusiones, por lo que se recomienda acudir con un especialista, quien evaluará estos cambios y, en caso de requerir algún tipo de apoyo farmacológico, lo recomendará.

Cuando se habla del metabolismo, se habla de la capacidad del cuerpo para utilizar diversos procesos químicos para producir, mantener y descomponer varias sustancias, además de permitir que la energía esté disponible para las células del cuerpo.

El consumo de energía en cualquier ser humano es constante y muchas veces su actividad depende de factores genéticos, es decir por herencia, hay quienes gastan mayor cantidad de energía y otros que gastan muy poco. Un estudio señala que el cinco por ciento de personas con características corporales similares, pueden metabolizar la energía hasta un 30 por ciento más rápido. (1)

En el caso de los que no queman grasa tan eficientemente, es recomendable evaluar los hábitos alimenticios y tal vez con ejercitarse un poco más ayuden a su cuerpo a mejorar su metabolismo y por ende a bajar de peso.

- Garcinia Cambogia para la grasa abdominal

El tejido adiposo o grasa en mujeres predomina en la región inferior del cuerpo, mientras que en los varones, se aloja en la mitad superior con mayor tendencia al depósito en la región abdominal. (2) Sin embargo, en ambos casos, la grasa abdominal es un indicador que permite conocer los factores de riesgo que conlleva una persona con sobrepeso.

Para este caso en especial existen en el mercado tratamientos a base de extractos de Garcinia Cambogia, la cual ha demostrado que ayuda a combatir el peso corporal, en especial la grasa abdominal, como es el caso de Terocaps.

Su mecanismo de acción bloquea una enzima productora de triglicéridos (grasa), que evita la formación de grasa no deseada. Es el único medicamento de origen natural que está avalado por la SSA.

Cabe señalar que el eje principal para bajar de peso y regular el metabolismo, es el ejercicio y la alimentación balanceada, por lo que es recomendable planear una rutina de ejercicio y un plan de alimentación, preferentemente de la mano de un especialista.

Recuerda que no se trata de comer menos sino de comer mejor, es decir, la alimentación correcta en los horarios correctos es lo más recomendable, por lo que el desayuno es fundamental, ya que dará energía al cuerpo y este dejará de acumular grasa.

Otra de las acciones que nos ayudarán a acelerar el metabolismo, ganar masa muscular y reducir la grasa es el realizar una rutina de ejercicios. La actividad física diaria puede ser durante tu estancia en la oficina, caminar, subir y bajar escaleras, etc. Pero eso no es suficiente para quemar grasa ni para bajar de peso, por lo que el ejercicio aeróbico, como la natación, es una excelente opción para bajar de peso.

En conclusión, para activar tu metabolismo debes estar consciente y ser responsable de la cantidad de comida que consumes, de la actividad física que realizas cada día, y de tu descanso: se recomienda dormir 8 horas, lo que permitirá la regeneración celular y hará que nuestro cuerpo se proteja de la prevalencia de enfermedades.

(1) The functional significance of individual variation in basal metabolic rate.

Speakman JR1, Krol E, Johnson MS.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15674765

(2) Rev Hosp Jua Mex 2014; 81 (sup 1) s 30

(3) http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs394/es/

/arm