/ domingo 30 de abril de 2017

Descubre la embajada rusa

CARMEN SANCHEZ El excelentísimo embajador de Rusia en México, Eduard Malayán, abrió las puertas de su residencia y fue el amable anfitrión que presentó una serie de fotografías acerca de los habitantes de la casona de la colonia Hipódromo Condesa en el siglo pasado, lo que resultó un viaje nostálgico y documental del majestuoso inmueble.

EMBAJADOR EDUARD Malayán

“Historia de la Embajada de Rusia-Historia de la familia” es el nombre de la exhibición que reunió alrededor de 20 imágenes de la historia de la casa que desde 1940 alberga la sede diplomática de la otrora Unión Soviética y que antaño fue ocupada por la mencionada dinastía. El antecedente de esta muestra se da cuando miembros de la familia Gómez de Parada se ponen en contacto con el embajador Malayán para otorgarle parte del acervo fotográfico de la estirpe, el cual se montó en caballetes para que en el lobby del inmueble fueran apreciadas por los visitantes.

LA FAMILIA Gómez Parada realizó un recorrido por las actuales instalaciones de la embajada Rusa donde habitó la familia a principios de siglo

“La idea es que las nuevas generaciones de la familia que no habían visitado la casa, la conocieran”, expresó Lucía Gómez de Parada de Guinness, quien fue una de las entusiastas promotoras de esta idea que se hizo una realidad con la recepción que ofreció el diplomático en la cual se ofrecieron delicias gastronómicas.

Con los miembros de la dinastía reunida, entre ellos Lorenza Gómez de Parada, Eduard Malayán pronunció en la escalinata de la casona un discurso en inglés donde manifestó que estaba seguro de los fuertes sentimientos que movían a parte de la familia que habían vivido en la casa e invitó a todos a recorrer la magnífica construcción con sus muebles antiguos y majestuosos.

“HISTORIA DE la Embajada de Rusia-Historia de la familia” es la exposición que se mostró en la sede diplomática con imágenes de una familia de abolengo

En cuanto al origen del inmueble, que se ubica cerca de Circuito interior, según información que proporcionó la embajada Rusa, se remonta a los siglos XVIII-XIX cuando las familias nobles de México construían en Tacubaya sus fincas, sin escatimar dinero en la decoración lujosa de las casas, parques y jardines.

CARMEN SANCHEZ El excelentísimo embajador de Rusia en México, Eduard Malayán, abrió las puertas de su residencia y fue el amable anfitrión que presentó una serie de fotografías acerca de los habitantes de la casona de la colonia Hipódromo Condesa en el siglo pasado, lo que resultó un viaje nostálgico y documental del majestuoso inmueble.

EMBAJADOR EDUARD Malayán

“Historia de la Embajada de Rusia-Historia de la familia” es el nombre de la exhibición que reunió alrededor de 20 imágenes de la historia de la casa que desde 1940 alberga la sede diplomática de la otrora Unión Soviética y que antaño fue ocupada por la mencionada dinastía. El antecedente de esta muestra se da cuando miembros de la familia Gómez de Parada se ponen en contacto con el embajador Malayán para otorgarle parte del acervo fotográfico de la estirpe, el cual se montó en caballetes para que en el lobby del inmueble fueran apreciadas por los visitantes.

LA FAMILIA Gómez Parada realizó un recorrido por las actuales instalaciones de la embajada Rusa donde habitó la familia a principios de siglo

“La idea es que las nuevas generaciones de la familia que no habían visitado la casa, la conocieran”, expresó Lucía Gómez de Parada de Guinness, quien fue una de las entusiastas promotoras de esta idea que se hizo una realidad con la recepción que ofreció el diplomático en la cual se ofrecieron delicias gastronómicas.

Con los miembros de la dinastía reunida, entre ellos Lorenza Gómez de Parada, Eduard Malayán pronunció en la escalinata de la casona un discurso en inglés donde manifestó que estaba seguro de los fuertes sentimientos que movían a parte de la familia que habían vivido en la casa e invitó a todos a recorrer la magnífica construcción con sus muebles antiguos y majestuosos.

“HISTORIA DE la Embajada de Rusia-Historia de la familia” es la exposición que se mostró en la sede diplomática con imágenes de una familia de abolengo

En cuanto al origen del inmueble, que se ubica cerca de Circuito interior, según información que proporcionó la embajada Rusa, se remonta a los siglos XVIII-XIX cuando las familias nobles de México construían en Tacubaya sus fincas, sin escatimar dinero en la decoración lujosa de las casas, parques y jardines.