/ lunes 13 de noviembre de 2017

Exhiben colección de arte en miniatura de Carlos Monsiváis

La muestra incluyen títeres, juguetes y pequeñas obras escultóricas talladas en diversos materiales

Curada por Ana Catalina Valenzuela, la muestra El juego y el arte en miniatura, se divide en cinco núcleos: “La portentosa vida de la muerte”, “La vida es sueño y el teatro juego”, “¿Te lo cuento otra vez?”, “El juego serio de la historia” y “Los relatos de lo que no se sabe”, que incluyen títeres, juguetes y pequeñas obras escultóricas talladas en materiales como madera, hueso, pasta, piedra y marfil, entre otros.

“La miniatura, desde niño, me ha divertido enormemente, y he encontrado en ellas el antiguo placer medieval por los homúnculos, hombres diminutos que se creía que eran creados por los alquimistas en un laboratorio”, escribió Carlos Monsiváis sobre la pasión que tenía por las pequeñas obras que coleccionó y que ahora se reúnen en este recinto.

El objetivo de la muestra es revalorar el arte de los miniaturistas. “A Carlos no le gustaba el término artesanos, ni el nombre de popular, porque esto iba en detrimento de la apreciación de las obras que vamos a ver. Nosotros también queremos que se valoren como lo que son: verdaderos testimonios de arte”, puntualizó la curadora.

El cronista admiraba las pequeñas obras maestras no solo por la habilidad de los artesanos sino también por su gran valor y sentido artístico.

Curada por Ana Catalina Valenzuela, la muestra El juego y el arte en miniatura, se divide en cinco núcleos: “La portentosa vida de la muerte”, “La vida es sueño y el teatro juego”, “¿Te lo cuento otra vez?”, “El juego serio de la historia” y “Los relatos de lo que no se sabe”, que incluyen títeres, juguetes y pequeñas obras escultóricas talladas en materiales como madera, hueso, pasta, piedra y marfil, entre otros.

“La miniatura, desde niño, me ha divertido enormemente, y he encontrado en ellas el antiguo placer medieval por los homúnculos, hombres diminutos que se creía que eran creados por los alquimistas en un laboratorio”, escribió Carlos Monsiváis sobre la pasión que tenía por las pequeñas obras que coleccionó y que ahora se reúnen en este recinto.

El objetivo de la muestra es revalorar el arte de los miniaturistas. “A Carlos no le gustaba el término artesanos, ni el nombre de popular, porque esto iba en detrimento de la apreciación de las obras que vamos a ver. Nosotros también queremos que se valoren como lo que son: verdaderos testimonios de arte”, puntualizó la curadora.

El cronista admiraba las pequeñas obras maestras no solo por la habilidad de los artesanos sino también por su gran valor y sentido artístico.