/ jueves 21 de marzo de 2024

Huey Tzompantli: el sorprendente muro mexica hecho con cráneos, incluso de niños

El INAH explica que los cráneos del muro corresponden a víctimas de sacrificios, a los cuales arrancó el corazón y posteriormente se les decapitó

El mundo prehispánico es uno que no deja de asombrar a los mexicanos y al mundo académico, pues constantemente hay hallazgos o novedades al respecto, tal fue el caso del Huey Tzompantli, un sorprendente muro de cráneos que fue hallado en las profundidades del Centro Histórico de la Ciudad de México.


El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) explica que Fray Bernardino de Sahagún, misionero franciscano del siglo XVI, describió dicho muro calavérico como una plataforma baja de “dos estrados y un armazón de tres postes que cargan una barra horizontal del cual están suspendidos, por las sienes, los cráneos vistos de manera frontal”.

Se aclara que los cráneos del muro, corresponden a víctimas de sacrificios, a los cuales arrancó el corazón y posteriormente se les decapitó, así también era conocido el Gran Tzompantli.

Los mexicas desollaban el cráneo y luego lo ensartaban en el muro, a través de los huesos parietales, ya fuera en una lanza o vara, formando así un Tzompantli.

El INAH explica que los cráneos no sólo se trata de restos de cuerpos, sino que se trata de "partes deificadas":

Son ixiptla, es decir, la imagen viviente del dios. Durante la Conquista, el Tzompantli abandonó su lugar como ofrenda para los dioses, para convertirse en una forma de amedrentar a los invasores INAH.


"Tanto Bernal Díaz del Castillo como Hernán Cortés, aseguraron que vieron las cabezas de sus compañeros en armas con los cabellos y las barbas muy crecidas, e incluso había cabezas de caballos".

De acuerdo con la autora Emilie Carreón Blaine, del Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM, explica que el Templo Mayor de Tenochtitlán contenía hasta ocho tzompantli, los cuales tenían una función en las ceremonias dedicadas a deidades específicas durante el año ritual mexica.

¿Dónde se encuentra el Huey Tzompantli?

Carreón narra en su texto "Tzompantli, horca y picota. Sacrificio o pena capital" que según Bernardino de Sahagún, el Huey tzompantli se trataba del más importante de Tenochtitlán. Este se localizaba delante del Templo Mayor, en dicho muro eran colocadas las cabeza de cautivos durante y tras los sacrificios de las ceremonias de Panquetzaliztli.

National Geographic explica que el Huey Tzompantli fue encontrado bajo los cimientos de una casona próxima al Templo Mayor y a la Catedral Metropolitana.

La revista especializada también detalló que el Huey Tzompantli cuenta con 6 metros de diámetro y hasta con 655 cráneos humanos unidos con cal y arcilla. Un dato sorprendente es que el 60 por ciento de los cráneos pertenecen a hombres, 38 por ciento a mujeres y el 2 por ciento a niños

¿Qué pensaron los españoles de los Tzompantlis?

La académica de la UNAM explica que el Tzompantli ha tenido diversas interpretaciones a lo largo de la historia, pues en primera instancia los conquistadores los describieron de una forma y sobre dichas descripciones se estudió dicho fenómeno.

Los conquistadores y los religiosos en sus crónicas interpretaron su función de manera variableaclara Carreón

"A pesar de que pronto comprenden que los restos humanos expuestos que ven son el resultado de los sacrificios que los indígenas hacían a sus dioses, algunos los explican como despojos de un acto de antropofagia; en tanto otros, lo perciben como un calvario, un cementerio o una sepultura".

En su texto "Tzompantli, horca y picota. Sacrificio o pena capital", se explica que los españoles también lo interpretaron como una especie de trofeo bélico o una reliquia de prisioneros de guerra.

"Las prácticas sacrificiales indígenas y las prácticas punitivas de los europeos se transformaron, cuando los conceptos divergentes de castigo y sacrificio de cada grupo chocaron, la línea conceptual que distingue la horca del tzompantli se borró." explica Carreón.

El mundo prehispánico es uno que no deja de asombrar a los mexicanos y al mundo académico, pues constantemente hay hallazgos o novedades al respecto, tal fue el caso del Huey Tzompantli, un sorprendente muro de cráneos que fue hallado en las profundidades del Centro Histórico de la Ciudad de México.


El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) explica que Fray Bernardino de Sahagún, misionero franciscano del siglo XVI, describió dicho muro calavérico como una plataforma baja de “dos estrados y un armazón de tres postes que cargan una barra horizontal del cual están suspendidos, por las sienes, los cráneos vistos de manera frontal”.

Se aclara que los cráneos del muro, corresponden a víctimas de sacrificios, a los cuales arrancó el corazón y posteriormente se les decapitó, así también era conocido el Gran Tzompantli.

Los mexicas desollaban el cráneo y luego lo ensartaban en el muro, a través de los huesos parietales, ya fuera en una lanza o vara, formando así un Tzompantli.

El INAH explica que los cráneos no sólo se trata de restos de cuerpos, sino que se trata de "partes deificadas":

Son ixiptla, es decir, la imagen viviente del dios. Durante la Conquista, el Tzompantli abandonó su lugar como ofrenda para los dioses, para convertirse en una forma de amedrentar a los invasores INAH.


"Tanto Bernal Díaz del Castillo como Hernán Cortés, aseguraron que vieron las cabezas de sus compañeros en armas con los cabellos y las barbas muy crecidas, e incluso había cabezas de caballos".

De acuerdo con la autora Emilie Carreón Blaine, del Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM, explica que el Templo Mayor de Tenochtitlán contenía hasta ocho tzompantli, los cuales tenían una función en las ceremonias dedicadas a deidades específicas durante el año ritual mexica.

¿Dónde se encuentra el Huey Tzompantli?

Carreón narra en su texto "Tzompantli, horca y picota. Sacrificio o pena capital" que según Bernardino de Sahagún, el Huey tzompantli se trataba del más importante de Tenochtitlán. Este se localizaba delante del Templo Mayor, en dicho muro eran colocadas las cabeza de cautivos durante y tras los sacrificios de las ceremonias de Panquetzaliztli.

National Geographic explica que el Huey Tzompantli fue encontrado bajo los cimientos de una casona próxima al Templo Mayor y a la Catedral Metropolitana.

La revista especializada también detalló que el Huey Tzompantli cuenta con 6 metros de diámetro y hasta con 655 cráneos humanos unidos con cal y arcilla. Un dato sorprendente es que el 60 por ciento de los cráneos pertenecen a hombres, 38 por ciento a mujeres y el 2 por ciento a niños

¿Qué pensaron los españoles de los Tzompantlis?

La académica de la UNAM explica que el Tzompantli ha tenido diversas interpretaciones a lo largo de la historia, pues en primera instancia los conquistadores los describieron de una forma y sobre dichas descripciones se estudió dicho fenómeno.

Los conquistadores y los religiosos en sus crónicas interpretaron su función de manera variableaclara Carreón

"A pesar de que pronto comprenden que los restos humanos expuestos que ven son el resultado de los sacrificios que los indígenas hacían a sus dioses, algunos los explican como despojos de un acto de antropofagia; en tanto otros, lo perciben como un calvario, un cementerio o una sepultura".

En su texto "Tzompantli, horca y picota. Sacrificio o pena capital", se explica que los españoles también lo interpretaron como una especie de trofeo bélico o una reliquia de prisioneros de guerra.

"Las prácticas sacrificiales indígenas y las prácticas punitivas de los europeos se transformaron, cuando los conceptos divergentes de castigo y sacrificio de cada grupo chocaron, la línea conceptual que distingue la horca del tzompantli se borró." explica Carreón.

CDMX

Fuertes lluvias inundan las calles de Iztapalapa y Tláhuac

Reportes del C5 muestran varias calles anegadas, lo cual ha complicado el tráfico en la zona

Justicia

Capturan a presunto responsable de ataque al periodista Güero Hans en Caborca, Sonora

Jesús Eduardo “N”, alias “El Chino Cuajo”, de 22 años fue detenido a bordo de una Suburban, en el que viajaba con otro individuo que logró escapar en el momento

Sociedad

Rescatan a 107 refugiados que se encontraban en Tzanembolóm, Chiapas

La operación tuvo como objetivo principal el rescate de cerca de 107 personas que habían permanecido durante 10 días en una escuela primaria local refugiados de la inseguridad

Finanzas

México tiene que revisar su comercio con China porque no es recíproco: SHCP

En el mismo tenor, hizo hincapié en que “estamos dependiendo demasiado de productos básicos de nuestros hogares de China”

Mundo

Decomisan 10 kilos de metanfetamina a ciudadano chino en aeropuerto de la Ciudad de México

La Semar informó este sábado que, el pasado jueves, personal naval perteneciente a la Unidad Naval de Protección Aeroportuaria (UNAPAP) llevó a cabo la detención del ciudadano chino

CDMX

Cumplimentan dos órdenes de captura contra Miguel N, presunto feminicida serial de Iztacalco

También se le formuló la imputación y se obtuvo su vinculación a proceso con la medida cautelar de prisión preventiva