/ jueves 11 de abril de 2024

[Entrevista] El auge, caída y regreso de Juan Cirerol

Con una carrera llena de satisfacciones, pero no exenta de tropiezos, el artista vuelve a la escena mientras reflexiona sobre su pasado, presente y futuro

Considerado como uno de los primeros cantautores mexicanos que fusionó la música norteña y el country con un espíritu decididamente punk, el cantautor originario de Mexicali habla de cómo fue su ascenso en la música y el oscuro episodio en el que un tuit desafortunado respecto a la CDMX que le costó retirarse de la música.

Ahora regresa más maduro y esperando el momento para grabar un nuevo disco producido por él mismo, como nos cuenta en esta conversación.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes sobre cultura

Hoy es común escuchar a cantantes norteños que fusionan su estilo con otros géneros, pero cuando tú debutaste en 2008 muy pocos estaban haciendo eso. ¿Te consideras un pionero en ese sentido?

Pues es un fenómeno extraño y estoy orgulloso de ser calificado como uno de los que ahí comenzaban, con esa onda de utilizar la música tradicional mexicana para hacer un nuevo rock o un nuevo punk. Y de pronto pues ya hay algunos autores que me reconocen y otros que imagino que no, pero pues es un fenómeno muy curioso el que se utilice esta música tradicional para hacer nuevos géneros.

A veces los primeros en llegar no necesariamente son los que más disfrutan de las mieles del éxito, ¿crees que algo así te ha pasado?

Probablemente. Digamos que el crecimiento en mi carrera ha sido más dosificado que en el caso de otros, porque mi música es como más de culto, ¿no? Y me gusta, estoy orgulloso de eso… No me siento frustrado ni nada por seguir en un nivel más de culto o más underground. Sigo disfrutando mucho del éxito que tengo con mi público, con el que estoy año con año y que sigue asistiendo a nuestros eventos y nos sigue dando una plataforma en donde seguir existiendo.


Hablando de otros cantautores, ¿qué te parece que de pronto Carin León ya le esté abriendo conciertos a los Rolling Stones?

Sí, yo lo comencé a ver desde que los Tigres del Norte tocaron en el Vive Latino, y creo que yo soy también un ejemplo de eso, de que en las tocadas de rock ya comiencen a sonar corridos y canciones rancheras. Yo me siento parte de esa misma evolución, aunque tampoco me siento como el dirigente de algo, simplemente soy parte de todo eso y del mismo hecho de que incluso se haya convertido en una moda.

Ligado a eso también está el fenómeno de los corridos tumbados, que al volverse tan populares también han estado rodeados de mucha polémica. ¿Qué opinas de ello?

Para mí a Natanael Cano es un músico súper importante, porque fue de los primeros que cambiaron toda la configuración de la música, no había nadie que sonara así, tan diferente con una fusión de la música mexicana con el trap y el reggaeton, así que está chido… Y también está bastante alejado de la música ranchera que oíamos, como la de Carlos y José o de Ramón Ayala.


No me siento frustrado por seguir en un nivel más underground. Sigo disfrutando mucho del éxito que tengo con mi público


¿Y qué opinión te merece el fenómeno de Peso Pluma?

Se me hace una persona que junta todas las características para ser la estrella que es. Tiene la voz, la imagen, las canciones y el talento. A mí en lo personal pues no me gusta tanto esa imagen del chavo con el puro micrófono, porque yo soy más de ver guitarreros y de la bohemia, los bajo sextos y los conjuntos con acordeón, pero me parece absolutamente genial esa revolución de la música, es algo muy importante.


Caos y mala conducta

Regresando a tu música, hace unos meses falleció Carlos Navarrete, “El Bona”, con quien grabaste el disco Ofrenda Al Mictlán (2009), que te abrió muchas puertas. ¿Recuerdas cómo fue aquella grabación? Porque tengo entendido que fue puro caos y diversión.

Sí, mi carrera comenzó de manera muy caótica, pero muy bonita a la vez, porque un día llegué a la Ciudad de México, conocí a “El Bona” y grabamos todas las canciones que yo había compuesto, y de repente pues había por ahí una azotea en la colonia Condesa donde fui a tocar y se llenó. Ahí mis grandes promotores fueron bandas como Vicente Gayo y Hong Kong Blood Opera… Y de ahí para arriba, porque me metieron al Vive Latino y comenzó la grabación de otros discos. Yo siempre llegaba a grabar al natural, sólo me ponían un micrófono, grababa la canción y ya luego le daban forma con el máster y el mix… Fue el momento en que también empezó a salir Carla Morrison y todo eso.

Después firmaste con Universal Music, y en ese momento daba la impresión de que ya te la estabas creyendo, ¿cierto?

Sí, ya era un momento muy diferente ahí y fueron tiempos en los que me costó mucho trabajo enfocar mi mente a las cosas técnicas; no lograba entender bien cómo se hacían algunas cosas o porque se hacían… Como que no lograba conectar con algunas cosas. En esa época también se me veía como un personaje que estaba muy en la fiesta y todo eso, siendo que en general estaba en mi casa, escribiendo mucho. Pero siempre como que mi imagen en los medios era esa. Y pues ahora ahí vamos, avanzando. Volvemos a la Ciudad de México y seguimos reuniendo al público poco a poco.


Este año retomó el ritmo de su carrera, con varias presentaciones en vivo y esporádicos lanzamientos de canciones nuevas


En 2017 ocurrió el terremoto de en la CDMX y vino también un tuit que quizá nunca olvidarás, porque generó mucho rechazo hacia ti… ¿Cuál es tu reflexión, ahora que ha pasado el tiempo?

Pues sí, tenía yo una mala conducta, era como el alumno que tiene una mala conducta en el salón y lo tuve que aceptar, es lo que hay que hacer cuando sabes que te estás equivocando y traté de arreglar lo que estaba en mis manos, hubo mucho rechazo en las redes sociales, aunque en la vida real todos me siguieron tratando muy bien.


Pero sí dejaste de venir a la Ciudad de México.

Sí, por respeto. E intenté salirme de esto un rato y desarrollar otros trabajos. Pero no podía mantener a mi familia de esa manera, así que dije: Voy a tener que solucionar los problemas que tengo en la música, porque aparte tenía ganas de seguir cantando, así que hice todo lo que debía en un video para disculparme con los medios y con el público… La conducta que uno tiene a veces, pues no es la ideal y yo sí era un poco caótico en mi manera de hacer las cosas.


¿Cuánto duró ese receso de la música?

Fueron como tres años en los que yo este estuve trabajando en otras cosas, y me la pasé bien también. Ya luego cuando regresé a la Ciudad de México y vi que el público me trató muy bien, pues me sentí muy agradecido y contento, lo cual creo que también es un motivo para seguir haciendo cosas a nivel más profesional.

El regreso

Desde hace unos meses, Juan ha retomado su actividad prácticamente de manera total y se mantiene activo publicando algunos materiales esporádicamente, compartiendo noticias en sus redes sociales y tocando en varias ciudades.

Ahora te vemos más sereno, quizá más centrado o maduro. ¿Cómo te sientes?

Sí, pues es que era un diablillo y tuve que aceptarlo. Ya después me calmé, porque además pasaba mucho tiempo aislado, no hablaba con otros músicos, pero bueno, esos ya son temas más de psicológicos, ¿no? Que no tienen que ver con la música…


Aunque sí podrían influir en lo que haces

En la escritura, sí, pero pues ya, ahora convivo más con la gente, convivo más con las personas.

Del archivo de El Sol de México: Juan Cirerol compartirá escenario con Ximena Sariñana y Jay de la Cueva

También el ritmo con el que venías publicando nueva música ha bajado un poco.

Sí, quizás ese trabajo de dar a conocer nueva música tal vez ha sido más pausado, porque he querido hacerlo poquito a poco, no he querido acelerarme porque quiero hacer algo de calidad, y tampoco he querido comprometerme con alguna empresa para que me grabe. Más bien quiero juntar un presupuesto para producir un material bien hecho, por el momento creo que esa es la opción más sensata para mí.


Gracias, Juan. ¿Hay algo más que le quieras comunicar a la gente?

Agradecer siempre por el apoyo de todas esas personas que siempre me escribieron y que me decían: “Échale ganas, te queremos ver en tal ciudad, vuelve”, todos ellos saben quiénes son… Les agradezco mucho que siempre estén al pendiente y a todo el público nuevo que pueda llegar también, aquí estamos para servirles, en la Ciudad de México y en todos lados en donde nos van saliendo presentaciones.


Ingresa a nuestro canal de Youtube para ver esta entrevista y escuchar a Juan Cirerol con su guitarra en mano.




Considerado como uno de los primeros cantautores mexicanos que fusionó la música norteña y el country con un espíritu decididamente punk, el cantautor originario de Mexicali habla de cómo fue su ascenso en la música y el oscuro episodio en el que un tuit desafortunado respecto a la CDMX que le costó retirarse de la música.

Ahora regresa más maduro y esperando el momento para grabar un nuevo disco producido por él mismo, como nos cuenta en esta conversación.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes sobre cultura

Hoy es común escuchar a cantantes norteños que fusionan su estilo con otros géneros, pero cuando tú debutaste en 2008 muy pocos estaban haciendo eso. ¿Te consideras un pionero en ese sentido?

Pues es un fenómeno extraño y estoy orgulloso de ser calificado como uno de los que ahí comenzaban, con esa onda de utilizar la música tradicional mexicana para hacer un nuevo rock o un nuevo punk. Y de pronto pues ya hay algunos autores que me reconocen y otros que imagino que no, pero pues es un fenómeno muy curioso el que se utilice esta música tradicional para hacer nuevos géneros.

A veces los primeros en llegar no necesariamente son los que más disfrutan de las mieles del éxito, ¿crees que algo así te ha pasado?

Probablemente. Digamos que el crecimiento en mi carrera ha sido más dosificado que en el caso de otros, porque mi música es como más de culto, ¿no? Y me gusta, estoy orgulloso de eso… No me siento frustrado ni nada por seguir en un nivel más de culto o más underground. Sigo disfrutando mucho del éxito que tengo con mi público, con el que estoy año con año y que sigue asistiendo a nuestros eventos y nos sigue dando una plataforma en donde seguir existiendo.


Hablando de otros cantautores, ¿qué te parece que de pronto Carin León ya le esté abriendo conciertos a los Rolling Stones?

Sí, yo lo comencé a ver desde que los Tigres del Norte tocaron en el Vive Latino, y creo que yo soy también un ejemplo de eso, de que en las tocadas de rock ya comiencen a sonar corridos y canciones rancheras. Yo me siento parte de esa misma evolución, aunque tampoco me siento como el dirigente de algo, simplemente soy parte de todo eso y del mismo hecho de que incluso se haya convertido en una moda.

Ligado a eso también está el fenómeno de los corridos tumbados, que al volverse tan populares también han estado rodeados de mucha polémica. ¿Qué opinas de ello?

Para mí a Natanael Cano es un músico súper importante, porque fue de los primeros que cambiaron toda la configuración de la música, no había nadie que sonara así, tan diferente con una fusión de la música mexicana con el trap y el reggaeton, así que está chido… Y también está bastante alejado de la música ranchera que oíamos, como la de Carlos y José o de Ramón Ayala.


No me siento frustrado por seguir en un nivel más underground. Sigo disfrutando mucho del éxito que tengo con mi público


¿Y qué opinión te merece el fenómeno de Peso Pluma?

Se me hace una persona que junta todas las características para ser la estrella que es. Tiene la voz, la imagen, las canciones y el talento. A mí en lo personal pues no me gusta tanto esa imagen del chavo con el puro micrófono, porque yo soy más de ver guitarreros y de la bohemia, los bajo sextos y los conjuntos con acordeón, pero me parece absolutamente genial esa revolución de la música, es algo muy importante.


Caos y mala conducta

Regresando a tu música, hace unos meses falleció Carlos Navarrete, “El Bona”, con quien grabaste el disco Ofrenda Al Mictlán (2009), que te abrió muchas puertas. ¿Recuerdas cómo fue aquella grabación? Porque tengo entendido que fue puro caos y diversión.

Sí, mi carrera comenzó de manera muy caótica, pero muy bonita a la vez, porque un día llegué a la Ciudad de México, conocí a “El Bona” y grabamos todas las canciones que yo había compuesto, y de repente pues había por ahí una azotea en la colonia Condesa donde fui a tocar y se llenó. Ahí mis grandes promotores fueron bandas como Vicente Gayo y Hong Kong Blood Opera… Y de ahí para arriba, porque me metieron al Vive Latino y comenzó la grabación de otros discos. Yo siempre llegaba a grabar al natural, sólo me ponían un micrófono, grababa la canción y ya luego le daban forma con el máster y el mix… Fue el momento en que también empezó a salir Carla Morrison y todo eso.

Después firmaste con Universal Music, y en ese momento daba la impresión de que ya te la estabas creyendo, ¿cierto?

Sí, ya era un momento muy diferente ahí y fueron tiempos en los que me costó mucho trabajo enfocar mi mente a las cosas técnicas; no lograba entender bien cómo se hacían algunas cosas o porque se hacían… Como que no lograba conectar con algunas cosas. En esa época también se me veía como un personaje que estaba muy en la fiesta y todo eso, siendo que en general estaba en mi casa, escribiendo mucho. Pero siempre como que mi imagen en los medios era esa. Y pues ahora ahí vamos, avanzando. Volvemos a la Ciudad de México y seguimos reuniendo al público poco a poco.


Este año retomó el ritmo de su carrera, con varias presentaciones en vivo y esporádicos lanzamientos de canciones nuevas


En 2017 ocurrió el terremoto de en la CDMX y vino también un tuit que quizá nunca olvidarás, porque generó mucho rechazo hacia ti… ¿Cuál es tu reflexión, ahora que ha pasado el tiempo?

Pues sí, tenía yo una mala conducta, era como el alumno que tiene una mala conducta en el salón y lo tuve que aceptar, es lo que hay que hacer cuando sabes que te estás equivocando y traté de arreglar lo que estaba en mis manos, hubo mucho rechazo en las redes sociales, aunque en la vida real todos me siguieron tratando muy bien.


Pero sí dejaste de venir a la Ciudad de México.

Sí, por respeto. E intenté salirme de esto un rato y desarrollar otros trabajos. Pero no podía mantener a mi familia de esa manera, así que dije: Voy a tener que solucionar los problemas que tengo en la música, porque aparte tenía ganas de seguir cantando, así que hice todo lo que debía en un video para disculparme con los medios y con el público… La conducta que uno tiene a veces, pues no es la ideal y yo sí era un poco caótico en mi manera de hacer las cosas.


¿Cuánto duró ese receso de la música?

Fueron como tres años en los que yo este estuve trabajando en otras cosas, y me la pasé bien también. Ya luego cuando regresé a la Ciudad de México y vi que el público me trató muy bien, pues me sentí muy agradecido y contento, lo cual creo que también es un motivo para seguir haciendo cosas a nivel más profesional.

El regreso

Desde hace unos meses, Juan ha retomado su actividad prácticamente de manera total y se mantiene activo publicando algunos materiales esporádicamente, compartiendo noticias en sus redes sociales y tocando en varias ciudades.

Ahora te vemos más sereno, quizá más centrado o maduro. ¿Cómo te sientes?

Sí, pues es que era un diablillo y tuve que aceptarlo. Ya después me calmé, porque además pasaba mucho tiempo aislado, no hablaba con otros músicos, pero bueno, esos ya son temas más de psicológicos, ¿no? Que no tienen que ver con la música…


Aunque sí podrían influir en lo que haces

En la escritura, sí, pero pues ya, ahora convivo más con la gente, convivo más con las personas.

Del archivo de El Sol de México: Juan Cirerol compartirá escenario con Ximena Sariñana y Jay de la Cueva

También el ritmo con el que venías publicando nueva música ha bajado un poco.

Sí, quizás ese trabajo de dar a conocer nueva música tal vez ha sido más pausado, porque he querido hacerlo poquito a poco, no he querido acelerarme porque quiero hacer algo de calidad, y tampoco he querido comprometerme con alguna empresa para que me grabe. Más bien quiero juntar un presupuesto para producir un material bien hecho, por el momento creo que esa es la opción más sensata para mí.


Gracias, Juan. ¿Hay algo más que le quieras comunicar a la gente?

Agradecer siempre por el apoyo de todas esas personas que siempre me escribieron y que me decían: “Échale ganas, te queremos ver en tal ciudad, vuelve”, todos ellos saben quiénes son… Les agradezco mucho que siempre estén al pendiente y a todo el público nuevo que pueda llegar también, aquí estamos para servirles, en la Ciudad de México y en todos lados en donde nos van saliendo presentaciones.


Ingresa a nuestro canal de Youtube para ver esta entrevista y escuchar a Juan Cirerol con su guitarra en mano.




Sociedad

Granizada en Puebla: videos y fotos de la tormenta que tiró árboles

Inundaciones, caída de árboles y daños en espectaculares fueron parte del saldo que dejó la fuerte lluvia

Mundo

Sólo Francia e Israel estuvieron en contacto con la familia de Orión: vocero

El ejercito israelí halló sin vida al mexicano que fue secuestrado por Hamas

Metrópoli

Suspenden contingencia ambiental en el Valle de México

Esta contingencia que inició el miércoles a las 3:00 de tarde fue la décima durante el año

CDMX

¡Saca el ventilador! CDMX reporta nuevo récord de calor

Investigadores de la UNAM aseguran que "2024 será el año más cálido que se haya vivido en la historia de la capital del país"

República

Velan en NL a los 9 muertos del accidente en mitin de Jorge Álvarez Máynez

La Fiscalía de Nuevo León ya solicitó información de la empresa que instaló el escenario que se desplomó durante el mitin de MC

Finanzas

Fallece Arganis Díaz Leal, exsecretario de Comunicaciones y Transportes

En el gobierno de AMLO, Díaz Leal estuvo al frente de la dependencia por dos años, pero dejó el cargo por motivos de salud